Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son las características de la lengua de Goethe?

Por Marisol, publicado el 20/04/2017 Blog > Idiomas > Alemán > El Alemán, una Lengua Germánica

Si te has decidido a aprender a hablar alemán, seguro que te interesa la gramática y el vocabulario de la lengua de Goethe, las conjugaciones, las declinaciones, qué diccionario de alemán puedes comprar… En definitiva, ¡lo quieres saber todo sobre el alemán!

Se suelen tomar clases en una escuela de idiomas o con un profesor particular. También se puede optar por estudiar en una universidad alemana o vivir en una ciudad alemana.

Pero a veces nos olvidamos de descubrir el origen y la historia de la lengua extranjera que estudiamos y, sin embargo, el aprendizaje de una lengua extranjera implica comprender todas las facetas del dialecto. Es descubrir una cultura, un estilo de vida, una historia.

¿Quieres aprender alemán rápidamente para trabajar en Alemania? ¿Ya eres prácticamente bilingüe, pero quieres mejorar tus habilidades lingüísticas? ¡Nunca es demasiado tarde para descubrir los orígenes de la lengua alemana!

A primera vista, se podría pensar que decir que el alemán es una lengua germánica es redundante, pero vas a ver que no es así.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

 ¿De dónde provienen las lenguas germánicas?

Las lenguas germánicas son una rama de las lenguas indoeuropeas. Esta familia incluye la mayoría de las lenguas que se hablan hoy en día en Europa, pero no solo eso. El persa, el hindi, las lenguas muertas de origen latino o incluso una lengua vernácula como el bretón pertenecen al mismo grupo.

Historia del alemán Todas las lenguas europeas tienen un origen común.

¿Te has preguntado alguna vez por qué encontramos similitudes en palabras de idiomas que parecen totalmente diferentes? ¡Esto se debe a que tienen un origen común! Por eso decimos madre en español, mother en inglés, Mutter en alemán y madar en persa.

La mayoría de los lingüistas están de acuerdo en que todas las lenguas vienen de un dialecto que apareció antes incluso de la escritura y que ahora está extinta: el protoindoeuropeo.

Sin embargo, aún hoy en día, las hipótesis difieren en cuanto a la procedencia geográfica de esta lengua prehistórica. Mientras que algunos creen que el protoindoeuropeo comenzó a transmitirse al sureste de Europa (al sur del Danubio), otros sostienen que su origen se sitúa en Anatolia, entre el este de Turquía y Azerbaiyán.

Sin documentos es imposible confirmar con certeza ninguna de estas hipótesis. Sin embargo, los científicos fueron capaces de determinar parte del vocabulario protoindoeuropeo que evoca la fauna y la flora del sur del Cáucaso, lo cual corroboraría la segunda hipótesis.

Hay que señalar que aunque existió un lenguaje común indoeuropeo, nunca hubo un pueblo indoeuropeo. La distribución de esta lengua se llevó a cabo a través de conquistas y tiempo.

Historia del alemán El alemán pertenece al grupo de las lenguas germánicas.

Puede que te preguntes cómo el alemán y las demás lenguas indoeuropeas se separaron para convertirse en las lenguas que conocemos hoy en día. Es imposible saber con exactitud cómo se dividió este idioma para dar a luz a todas las ramas actuales.

Sea como sea, esta diversificación comenzó a aparecer hace 6500 años. Actualmente, reconocemos doce grupos pertenecientes a esta familia lingüística. Entre ellos, se encuentra el grupo germánico a la que pertenecen el alemán, el inglés, el islandés o el neerlandés. El español proviene de las lenguas itálicas y pertenece al subgrupo de las lenguas romances, como el francés y el italiano, entre otros.

En la actualidad, tres mil millones de personas hablan una lengua proveniente de esta gran familia. Entre ellos, 450 millones de personas hablan una lengua germánica.

Las características comunes a las lenguas germánicas

Entre los idiomas provenientes del indoeuropeo, las lenguas germánicas no son las que tienen la mayor cantidad de similitudes a pesar de su relación obvia. De hecho, un español y un italiano (lenguas itálicas) se entenderán más fácilmente que un alemán y un inglés.

Sin embargo, como todos ellos tienen la misma lengua común, las lenguas germánicas como el alemán tienen características comunes. Si estudias alemán, te habrás dado cuenta de que ciertas palabras o frases son extrañamente similares al inglés.

Historia del alemán ¿Cuáles son las similitudes en la gramática de las lenguas germánicas?

Además del vocabulario y la gramática, la principal característica común de estas lenguas se encuentra en la expresión oral. La fonética es similar, sobre todo por el famoso acento tónico. Si vas a clases de alemán, seguro que es una de las primeras cosas que aprendiste. Se trata de hacer hincapié en una sílaba concreta de cada palabra, por lo general en la primera.

También habrás descubierto la existencia de verbos débiles y verbos fuertes. De hecho, representan una de las características más importantes de la conjugación alemana. También los llaman a veces «verbos regulares» y «verbos irregulares», como en inglés. Por lo tanto, todas las lenguas germánicas tienen dos clases de verbos.

En cuanto a la conjugación germánica, las lenguas originales de esta familia solo tenían dos formas verbales: el presente y el pretérito. Por el contrario, idiomas como el español, el italiano o el portugués poseen una gran cantidad de tiempo y modos.

Hoy en día, es evidente que estos idiomas utilizan más tiempos verbales, pero se trata de un cambio «reciente». Por eso algunas de estas lenguas utilizan modales para hablar en futuro como el inglés o el neerlandés. En alemán, a veces basta con poner un complemento de tiempo que expresa el futuro y mantener el verbo de la oración en presente.

La historia del alemán

El alemán es una de las lenguas germánicas más habladas. De hecho, lo hablan cien millones de personas.

El gótico es la base del alemán, teoría confirmada por el filólogo Jacob Grimm y otros grandes expertos en filología.
Hubo tres períodos históricos después del gótico que marcaron la historia de la lengua alemana: el alto alemán antiguo (del siglo VII al XII), el alto alemán medio (del siglo XII al XVI) y el alto alemán moderno (hasta la actualidad).

Historia del alemán La palabra «alemán» aparece por primera vez en el 786.

El alto alemán moderno, que se corresponde con el alemán actual, se desarrolló a través de la expansión de la religión protestante. Sin embargo, está relacionado sobre todo con el alemán literario.

Las características del alemán

El alemán es una lengua germánica rica y variada. Si no es tu lengua materna, puede que tengas ciertas dificultades para aprender este idioma, ya que tiene algunas características muy diferentes de las lenguas romances como el español.

En primer lugar, los alemanes construyen las frases «al revés». Por lo menos, al revés que nosotros. De hecho, en español, se construye una oración partiendo de lo esencial para luego decir lo secundario. ¡En alemán es exactamente lo contrario!

Por otro lado, las declinaciones, aunque no existen en español, son una de las características de las lenguas indoeuropeas como el latín y el alemán. Esto demuestra una vez más que el alemán es una lengua germánica, ya que el acusativo, el dativo, el genitivo y el nominativo eran una de las bases comunes de las lenguas germánicas. Hoy en día, solo el islandés y el alemán conservan las declinaciones.

Por último, la precisión es otra característica importante del alemán. Al descubrir la lengua de Goethe, te darás cuenta enseguida de lo exacta que es. Los alemanes tienen una palabra para todo. Por ejemplo, un Geisterfahrer es un conductor que va en sentido contrario. No hay un equivalente en español.

Como ves, el alemán es un idioma fascinante, tanto en lo que respecta a su riqueza como a su historia. ¡Seguro que no deja de sorprenderte!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *