Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
52

La gran historia de la lengua de Molière

Por Raquel, publicado el 24/06/2017 Blog > Idiomas > Francés > Todo lo que Debéis Saber Sobre el Francés

Todo el mundo sabe alguna que otra cosa sobre la lengua francesa. Sin haber recibido clases de francés, todos sabemos decir alguna palabrilla o frase suelta, ya sea porque la hemos leído en algún libro, la hemos oído en alguna película o visto en algún anuncio.

Sin embargo, ¿de verdad podemos decir que conocemos su historia? El francés y el español en origen eran la misma lengua (latín), pero cada una fue siguiendo su camino hasta constituirse como los idiomas independientes que conocemos en la actualidad.

Hay muchas variedades de francés en todo el mundo y se trata de un idioma que guarda muchas similitudes con otras lenguas, como el portugués, el español, el catalán o el italiano, por el mismo motivo que mencionábamos antes: son todas lenguas romances.

En este artículo nos proponemos enseñaros la apasionante historia de la lengua francesa.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

La historia del francés a través de los siglos

En la actualidad, en pleno siglo XXI, el francés es uno de los idiomas más relevantes del planeta. Con más de 274 millones de hablantes en todo el mundo, la lengua de Molière sigue siendo predominante en el seno de muchas organizaciones internacionales como Naciones Unidas o la Unión Europea.

Entre todas las lenguas extranjeras, el francés es una de las preferidas por estudiantes de todo el mundo, que sienten auténtica pasión por su fonética, su vocabulario, su gramática, etc. El francés se aprende tanto como primera lengua (o lengua maternal) como segunda (idioma extranjero) en una grandísima cantidad de países repartidos por todos los continentes.

Pero antes de llegar hasta donde ha llegado, este idioma ha seguido un larguísimo recorrido lleno de peripecias y aventuras. Hagamos un pequeño viaje en el tiempo para descubrir, de la mano de la historia de Francia, la historia de su lengua.

En el siglo I a.C., el ejército romano, bajo el mando de Julio César, llegó a tierras galas. A su paso, los soldados y comerciantes fueron imponiendo su idioma, el latín vulgar. A pesar de que el galo y el latín vulgar compartían muchas similitudes en materia de sintaxis o morfología, por ejemplo, el latín se fue asimilando poco a poco, con el paso de los siglos. En un primer momento se utilizó como lengua escrita, especialmente en el ámbito administrativo, dado que el galo, que conservaba una tradición predominantemente oral, no se escribía.

Así, podemos decir que la historia de la lengua francesa comienza con la llegada del latín, pero no debemos olvidar que, el territorio que actualmente ocupa Francia, siglos atrás estaba poblado por distintos grupos étnicos que también dejaron su huella en el idioma. Hablamos de celtas, aquitanos, ligures y griegos, cuyas lenguas fueron desapareciendo a causa de la colonización romana y la implantación del latín, pero cuyas influencias todavía se perciben en el francés moderno, especialmente en topónimos y términos agrícolas.

El francés evolucionó con su país. La historia de Francia es, en cierto modo, la historia de su idioma.

El declive del Imperio romano trajo consigo la llegada de varios pueblos germánicos, como los francos (que se asentaron en el norte del territorio), los visigodos (que se establecieron en el sur) y los burgundios, (que se asentaron en la zona este); por no olvidar a los celtas británicos, que ocuparon algunas zonas del noroeste de la Galia, o a los vikingos, que se establecieron en la región de Normandía. Por supuesto, cada pueblo hablaba su propio idioma y tan solo el bretón predominó en el territorio hasta la actualidad, hasta lo que conocemos hoy en día como el bretón moderno.

En consecuencia, el idioma hablado en el norte de la Galia fue durante mucho tiempo una mezcla del latín y el fráncico (con influencias de otras lenguas). En la zona sur, la evolución fue un tanto distinta y dio pie a lo que actualmente conocemos como la langue d’oc, un idioma que hablan unos 2 millones de personas al sur del Loira en Francia, en los Valles Occitanos de Italia y en el Valle de Arán y el Pirineo leridano en España.

No es fácil indicar con exactitud cuándo el latín vulgar dejó de ser latín y se convirtió en francés, pero podemos decir que ocurrió entre los siglos VI y IX, cuando comenzaron a aparecer obras literarias y textos en un idioma romance.

A partir del siglo XI se comienza a consolidar el francés antiguo, que siguió evolucionando hasta el francés moderno. Entre los siglos XVIII y XIX, el francés comenzó a consolidarse como el idioma por excelencia en las cortes europeas.

¿Se hablan otros idiomas en Francia?

Como habéis visto, el francés que conocemos hoy en día surgió como fruto de la evolución y la confluencia de varios idiomas que le fueron dando las características tan distintivas que muestra en la actualidad. Podemos aprender francés en el colegio y en el instituto, por Internet (gracias a los muchísimos cursos de francés online), en escuelas de idiomas, en universidades o en estancias de inmersión lingüística.

Podemos aprender francés en Francia (en París, Marsella, Lille…), en Canadá, en Marruecos, en el Líbano… Hay muchísimos países a loa que podemos ir para conseguir las competencias necesarias para convertirnos en auténticos bilingües.

De todos modos, debéis saber que en Francia no se habla únicamente francés. Por sorprendente que a muchos les pueda resultar, en nuestro país vecino se hablan otras lenguas. De hecho, ¡hasta compartimos idiomas! En el sur de Francia encontraréis también hablantes de euskera y catalán. Por otra parte, también se habla occitano, provenzal, alsaciano y bretón, entre otros.

El francés no es el único idioma de Francia. En otras regiones de Francia, como Normandía, se hablan otros idiomas.

Si bien es cierto que los idiomas regionales que se hablan al otro lado de los Pirineos no gozan del estatus que pueden tener el gallego, el catalán o el euskera en España, no debemos olvidar que también existen.

Las variantes del francés

Entre los siglos XV y XVI, los conquistadores franceses llegaron a las costas del Nuevo Mundo y se asentaron en los territorios que actualmente ocupan Quebec y Montreal. Así llegó la primera colonia francesa, en Nueva Escocia, que se fundó en 1604, unos años antes de que se fundase Quebec. Tiempo después, los colonos franceses pusieron pie en el continente africano y se asentaron en territorios del norte, el oeste y el centro.

Toda esta expansión explica por qué el francés en la actualidad es uno de los idiomas más extendidos del planeta, ya que se habla en 22 países distintos repartidos por todo el mundo.

Aprender francés supone también interesarse por los distintos acentos y variantes del idioma, como las variantes africanas o canadienses. ¿Que si son muy diferentes? Cada una tiene algunos términos y estructuras propias, derivados de la influencia de otras lenguas cercanas. Para que os hagáis una idea, en Costa de Marfil, por ejemplo, se utilizan como «une go» (una chica o novia), «chicotter» (golpear) o «le pia» (dinero), aunque en contextos formales suelen recurrir a los términos equivalentes propios del francés neutro.

Aprender francés significa aprender sus distintas variedades con el fin de que podáis desplazaros por todo el mundo y seáis capaces de manejaros con diferentes francófonos. Para ello, todo lo que debéis hacer es armaros de un buen diccionario y poneros en contacto con un profesor que sepa explicaros todos los matices y diferencias relevantes para vuestro aprendizaje.

¿Mejor aprender francés o portugués?

El francés y el portugués tienen muchos puntos en común y son dos idiomas muy enseñados en nuestro país (¡lo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que son nuestros vecinos!).

En Internet podemos encontrar un sinfín de métodos gratuitos para aprender francés, conocer la historia de Francia y entender la relevancia de la lengua de Molière en el panorama internacional. ¡Y lo mismo ocurre con el portugués!

Las gramáticas francesa y portuguesa son muy parecidas. De hecho, algunas palabras francesas tienen unas similitudes pasmosas con otras del portugués.

Dos países vecinos: ¿qué idioma aprender? ¿Mejor aprender francés o portugués?

Al igual que para aprender francés, existen muchísimos motivos de peso para aprender portugués. Del mismo modo que Francia es uno de los principales destinos turísticos de los españoles, Portugal es un país que recibe cada año la visita de muchísimos españoles que quieren descubrir sus encantos. Además, muchas empresas españolas tienen base en Portugal, con lo que la opción de buscar trabajo en el país vecino es también muy interesante. Por otra parte, el portugués cuenta con 200 millones de hablantes en todo el mundo.

Frases útiles en francés

Hay un amplísimo abanico de opciones para aprender un idioma extranjero: viajes de inmersión lingüística, estancias de prácticas, clases particulares, escuelas de idiomas, aplicaciones móviles… Cada palabra que aprendáis será como una pequeña victoria.

¿Qué palabras y frases del francés son más útiles para nuestro día a día?

Para empezar, lo más básico es saber saludar: «Bonjour», «Ça va?», «Comment allez-vous?», «Salut», «Au revoir», «On se voit demain»…

Otros indispensables: «oui», «merci», «s’il vous plaît», «de rien», «je suis désolé(e)», «excusez-moi»…

Para presentaros: «Je m’appelle…», «Je suis espagnol(e)», «J’ai X ans»…

Aprended a presentaros en francés. Lo esencial es que empecéis por saber cómo presentaros en francés.

¿Qué más conocimientos básicos debéis adquirir? Pues estaría bien que aprendieseis a hacer preguntas, mostraros de acuerdo o en desacuerdo, pedir indicaciones para llegar a algún sitio, saber defenderos en un hotel o en un restaurante… Elementos imprescindibles para un primer contacto con nativos en un país francófono.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *