El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

La evolución y los orígenes del alemán

Por Coral el 13/06/2016 Blog > Idiomas > Alemán > Descubre la Fabulosa Historia de la Lengua Alemana
Índice

El alemán es, hoy en día, una lengua importante mundialmente, con más de 100 millones de germanófonos. Ocupa un lugar central en la Unión Europea, como la lengua más hablada en Europa.

Es una lengua germánica, como el inglés, el alemán tiene la reputación de ser un idioma difícil de aprender, por 5 razones principales:

  1. La creación de la lengua alemana se articula en torno a diminutivos y palabras compuestas, lo que la convierte en una lengua de síntesis.
  2. Como el latín, el alemán requiere sólidas bases gramaticales, dada su declinación que indica la función de la palabra en la frase y que cambia su terminación: nominativo, genitivo, dativo y acusativo.
  3. El alemán es una lengua cuya comprensión debe hacerse de forma global, dada la posición del verbo al final de la frase, lo que dificulta su traducción.
  4. La presencia del género neutro se añade al masculino y el femenino.
  5. Es difícil adquirir el acento alemán al principio del aprendizaje de la lengua. El acento tónico se fundamenta en el radical mientras que en las lenguas latinas, como el español, la entonación se sitúa a menudo en mitad o al final de la palabra.

Para comprender sus fundamentos, hay que recorrer la historia de la lengua alemana, cuyos inicios remontan al 1200 a.C.

Las sólidas bases del alemán datan de la Edad Media.

Después, distinguimos entre el alto alemán y el bajo alemán. El alemán tal como lo conocemos se estableció como la lengua utilizada en varias capitales europeas a partir del siglo XIX.

Los primeros fundamentos de la lengua alemana

Según la enciclopedia Universalis, hacia el 1200 a.C., los ancestros germanos ocupaban la península de Dinamarca, en Jutlandia, y hablaban una lengua surgida de un dialecto indoeuropeo, mezcla de latín, celta y sánscrito.

Esta última es la lengua de los textos religiosos hindús y budistas. Esta mezcla es el germánico, del que no queda ningún rastro escrito dada su antigüedad.

La pertenencia a las lenguas germánicas del siglo I al V después de Cristo

La historia de la lengua alemana está marcada por 2 mutaciones consonánticas, que son modificaciones fonéticas de consonantes.

La primera tiene lugar a lo largo del primer siglo antes de Cristo y permite la transformación del dialecto indoeuropeo en germánico común y en armenio.

Historia de la lengua alemana No le darás ni una clase de alemán a este burgundio.

La lengua germánica está compuesta por varios dialectos:

  • El gótico, en la categoría de lenguas germánicas del este, que fue la lengua de los góticos, los vándalos y los burgundios. Es una lengua muerta desde el siglo IV.
  • El anglo-frisón, el germano-neerlandés con el bajo alemán, el neerlandés y el flamenco, el alto alemán con el luxemburgués, el fráncico del Mosela y el alemán superior en las lenguas germánicas del oeste.
  • El islandés, el noruego, el feroés, el danés y el sueco en las lenguas germánicas del norte.

Hoy en día, entre la familia de lenguas germánicas, se cuenta el inglés, el alemán, el neerlandés, muy próximo del idioma alemán, dialectos como el frisón o el sajón que se hablan en los Países Bajos y en Alemania, el luxemburgués, el sueco, el danés, el noruego, el islandés y el feroés.

Más sorprendente, surgido del bajo alemán, el afrikáans forma parte de las lenguas germánicas habladas en Sudáfrica y en Namibia.

También en EE.UU., con el alemán de Pensilvania y la comunidad amish, fundada sobre las bases del alemán.

El antiguo alto alemán (Althochdeutsch) del 750 a 1050

La segunda mutación consonántica tuvo lugar entre los siglos IV y VIII. Conllevó una segunda modificación fonética de las consonantes y del conjunto del léxico del alto alemán antiguo.

Estos cambios han sido explicados por la ley de Grimm, que era un filólogo alemán que consiguió explicar las evoluciones lingüísticas. Fue completada por la ley de Verner.

Compleja, esta última explica que las consonantes oclusivas se transforman en consonantes fricativas, lo que cambia la pronunciación de una palabra.

Así, pasamos de una toma importante de aire y una expulsión inmediata para una consonante oclusiva, a un flujo de aire aspirado y expirado para una consonante fricativa.

La palabra alemán aparece por la primera vez en un documento del año 786.

A lo largo de la Edad Media, no existía un código unificado para la escritura de la lengua, por lo que se considera el alto alemán antiguo como un conjunto de dialectos germánicos: antiguo franconio occidental, antiguo franconio meridional, antiguo bávaro y antiguo alemánico.

Los escritos que se conservan son esencialmente textos religiosos, incluso si hay algunos textos profanos como encantos mágicos o los Juramentos de Estrasburgo. El primer texto en alto alemán descubierto es el codex Abrogans, un glosario bilingüe en latín.

El alto alemán medio de 1050 a 1350 (Mittelhochdeutsch)

A lo largo del sigo X, la producción de textos germanófonos disminuye sensiblemente y no es hasta a partir de 1050 que aparecen nuevos escritos en lengua alemana.

Ancestro de la lengua alemana actual, el alto alemán medio está compuesto por múltiples dialectos locales, como los dialectos suevos y franconios orientales.

Hay una auténtica cesura entre el antiguo alto alemán y el alto alemán medio, en los escritos, en el sentido de que el latín era la lengua del escrito en los siglos X y XI.

Debemos la mayor parte de textos en alto alemán medio escritos entre 1150 y 1250 a la literatura cortesana de un estilo caballeresco, bajo el reino de los Hohenstaufen.

Los orígenes del alemán El nacimiento del alto alemán.

El alto alemán medio va a dar nacimiento al alto alemán precoz (Frühneuhochdeutsch) cuyo uso se extendió de 1350 a 1650.

El bajo alemán

Si el alto alemán se hablaba mayoritariamente en el sur de Alemania y se considera como la lengua del escrito, Schriftsprache, el bajo alemán era la lengua del norte del país. Relegada a lengua de las clases populares, con un lenguaje menos culto, el bajo alemán está conformado por varios dialectos, el bajo franconio de los Países Bajos y de Flandes, el neerlandés y el frisón que, retomado por los Sajones de Gran Bretaña en la Edad Media, va a derivar en la formación del inglés.

La evolución del bajo alemán se va a mezclar al alto alemán durante el Sacro Imperio Romano Germánico, y luego va a pasar al rango de dialecto en el siglo XVII.

Contrariamente a lo que se cree, no es el bajo alemán el que va a dar origen al bajo alemán medio, sino el antiguo sajón o bajo sajón hablado al norte de Alemania. Hablado del siglo IX al XII, esta lengua germánica occidental dará igualmente origen al inglés actual, junto con el antiguo frisón y el antiguo inglés.

El bajo alemán medio se habla del 1100 al 1500 aproximadamente, a orillas del mar del Norte y del mar Báltico. Sabemos que se desarrolló de forma escrita pero no se guardan restos escritos oficiales. El bajo alemán medio es el ancestro del bajo alemán moderno.

El alemán estándar (Hochdeutsch)

Es por medio de la religión protestante que se va a utilizar el alemán estándar en las escuelas y se va a ayudar a retornar a la población germanófona al norte de Alemania.

Entre 1520 y 1535, Martín Lutero traduce el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento al alemán. Hasta 1850, en el sur del territorio alemán, se aprendía como una lengua extranjera.

Lutero traductor de textos religiosos Martín Lutero, traductor del Nuevo Testamento al alemán.

En el siglo XIX, el alemán se convierte en la lengua del comercio por excelencia. Con el reino del Impero Austrohúngaro en Europa central, el alemán se hablaba en las ciudades: Praga, Budapest, Bratislava, Zagreb y Ljubljana, mientras que el medio rural conserva su dialecto.

El diccionario de los hermanos Grimm de 16 tomos, clasifica entre 1852 y 1860 el conjunto del vocabulario alemán.

La influencia del latín en la lengua alemana

Aunque no sea una lengua de origen latino, el alemán se ha visto sometido a la influencia del latín, dominante en el resto de Europa.

Esta influencia, aunque mínima en comparación con el español, el italiano o el francés, está presente como consecuencia de la invasión romana al conjunto del territorio, para constituir el Imperio Romano, con vocabulario en el campo de la guerra y las innovaciones tecnológicas.

El latín va a aumentar su influencia con la multiplicación de monasterios y la expansión de la cristiandad, y conocerá su momento de gloria a lo largo del Renacimiento, a través de las obras humanistas.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora de textos y audiovisual de inglés y francés. Subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.