El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Cuáles son las composiciones para piano más difíciles de interpretar?

Por Coral el 10/06/2016 Blog > Música > Piano > Las 10 Composiciones para Piano Más Difíciles
Índice

Cuando empezamos a tocar el piano, la mayor parte del tiempo el objetivo es evidentemente progresar lo más rápidamente y lo mejor posible.

Queremos adquirir unas bases sólidas para poder tocar las obras que nos gustan.

Y seamos claros, la mayoría de pianistas quieren tocar las composiciones que han escuchado y que les gustaría interpretar, o simplemente una melodía legendaria, para hacer como los mejores.

Pero un pianista tiene personalidad, orgullo. Para probar su valor, va a buscar también obras difíciles, incluso muy difíciles. No van a ser necesariamente las que más le gustan personalmente, pero van a dar un status, un rango, a aquel que las interprete.

Estas composiciones difíciles pueden clasificarse de diferentes maneras.

Vamos a pasar revista a las composiciones clásicas, populares, conocidas o desconocidas.

Y verás que después, te pondrás seguramente delante del teclado para aprender una, o incluso todas.

¡Cuando leas este artículo, comprenderás mejor cómo convertirte en un virtuoso del piano!

Desarrollar su potencial ¿Te convertirás en un virtuoso del piano?

La música clásica y las composiciones para virtuosos

Se suele decir que las obras de música clásica, compuestas por los mejores pianistas del mundo, son las más difíciles de interpretar. Afortunadamente, muchas de estas obras clásicas se utilizan también para el aprendizaje del piano. Pero evidentemente, algunas hacen honor a su reputación.

Quinta sinfonía de Beethoven (1804-1808)

Una obra legendaria, compuesta por un músico genial. Probablemente ya hayas escuchado sus notas en las películas El día más largo o La fiebre del sábado noche.

Compuesta por cuatro movimientos (Allegro con Brio, Andante con moto, Scherzo y le Finale), y de una duración aproximada de 40 minutos, la quinta sinfonía de Beethoven es una de las obras maestras del austríaco.

La composición de esta música se hizo durante las guerras napoleónicas, mientras que Austria era invadida por Francia.

En cuanto a Beethoven, que por entonces estaba en la treintena, se veía cada vez más afectado por la sordera.

Algunos años más tarde, esta sinfonía se designó como una obra de referencia, y una de las más populares de la música clásica.

La influencia de la música clásica Beethoven ha inspirado a numerosos artistas. John Travolta es testigo

Sonata para piano nº 18 en re mayor (W.A. Mozart)

Resulta inútil presentar a Mozart, considerado por muchos como el mayor virtuoso de la historia. Por su precocidad, pero igualmente por la dificultad y la complejidad de sus composiciones (quién no recuerda su famosa La Flauta Mágica, opera de más de dos horas).

Las sonatas para piano de Mozart se cuentan entre las más difíciles de interpretar.

La 18 presenta un panel técnico impresionante, con su alternancia de ritmos, los cambios de digitaciones y de velocidades.

Se puede decir que se es un pianista con grandes capacidades cuando se dominan las sonatas de Mozart, y en concreto la 18.

El Bolero de Maurice Ravel (1928)

Sin duda uno de los ballets más bellos del siglo XX. Una hermosa melodía que te transporta, de una duración de unos 15 minutos.

La melodía se repite regularmente durante la obra pero las variaciones en crescendo y en orquestación dan a esta singular obra un aspecto original, único.

Tan único que a día de hoy es la pieza de ballet más representada en las grandes óperas mundiales desde 1930, e incluso durante eventos como la Copa del Mundo de 1998 o la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Sotchi en 2014.

La Toccata en Re Menor de Jean Sebastian Bach (1703-1707)

Todo el mundo ha escuchado ya esta música, la música de referencia escrita para órgano de Bach. Creada en tres episodios, tardó cuatro años en escribirse. Controvertida en sus inicios ya que fue revindicada por el escandaloso compositor Ringck y después por Kelliner, se le atribuye definitivamente a Bach siendo él joven.

Rápidamente adoptada por la cultura popular, el siglo XX le ofrece un aspecto intemporal a esta pieza, que escuchamos en Fantasía, 20.000 Leguas de viaje submarino, El Padrino, El Aviador o en Piratas del Caribe.

Desde las primeras notas del comienzo es una melodía tan hermosa como difícil con las aceleraciones y su adaptación para piano.

La variedad y la dificultad al servicio del éxito

Las composiciones populares son parte integrante de la cultura musical. Y contrariamente a lo que se podría pensar, estas obras pueden entrañar una gran dificultad y necesitan las aptitudes y cualidades indispensables de un pianista.

Life on Mars de David Bowie (1971)

Qué decir de esta canción, que ha pasado a otra dimensión tras el fallecimiento de David Bowie a principios de este año. Uno de sus mayores éxitos, basado en una melodía pianística sencilla, pero de una rara intensidad.

Si bien puede considerarse repetitiva, esta música reposa sobre su intensidad, sobre el hecho de hacer subir la intensidad en crescendo.

Lo que da al final una melodía de culto, de la que resulta difícil transcribir la emoción.

Es necesario un cierto tiempo de práctica al piano. Es una música difícil de interpretar.

El Duque Blanco Los más grandes artistas del siglo XX eran pianistas de alto nivel. David Bowie es un ejemplo.

Georgia On My Mind de Ray Charles (1960)

Los pianistas que se interesan por la cultura musical en torno a su instrumento saben que el jazz es un género aparte, que no resulta accesible a todo el mundo. Y Ray Charles es probablemente el mayor virtuoso en este campo. No solo porque era ciego. Su música, muy difícil de transcribir, rebosa de plenitud y es intemporal.

Esta es una de las obras románticas más memorables de Ray Charles. La dificultad de esta composición no reside en su ritmo, sino en la misma melodía.

Para interpretar esta pieza, hay que sentirla, comprenderla. Y tener plena consciencia del sentido y la letra. Con Ray Charles, las dos van unidas. En eso reside la dificultad.

Las grandes, pero difíciles, bandas sonoras

Desde hace algunos años han adquirido una nueva dimensión, ya que cuentan tanto como la película a la que acompañan, las bandas sonoras tenían que figurar en este palmarés.

Son técnicamente de muy alto nivel, requieren una gran maestría al piano.

Cuando se quiere aprender piano, a menudo es algo que hemos decidido escuchando este tipo de música.

Y a menudo, el objetivo es aprender rápidamente para llegar a tocar esas obras lo antes posible.

Música de película Las bandas sonoras, imprescindibles, a menudo se componen al piano.

Comptine d’un autre été (Yann Tiersen)

Nadie ha olvidado esta melodía para piano y acordeón de una de las películas más populares estrenada en 2003, Amelie.

Esta melodía compuesta por uno de los mejores pianistas del mundo, Yann Tiersen, es muy difícil por una razón particular: es una pieza para zurdos.

Y como el 75% de pianistas son diestros, esta pieza adquiere otra dimensión. Necesita de un entrenamiento específico en la digitación, para poder adaptarse a esta pieza. Entre la dificultad de tocar una pieza para zurdos y la rapidez que requiere, la dificultad es doble.

Una obra magnífica que aconsejo.

Fly (Banda Sonora de Intocable, de Ludovico Einaudi)

Todos hemos dejado caer una lagrimita al escuchar esta música sublime. Una melodía relativamente rápida y muy ritmada. Esta pieza necesita destreza y una textura musical relativamente suave. Es evidente que no resulta accesible a todo el mundo.

Es una música basada en la velocidad de los encadenamientos, arpegios y acordes. Pero todo esto con una gran emoción y delicadeza de una pieza sublime, que queda inscrita como uno de los grandes momentos de la música cinematográfica.

La gran importancia de las bandas sonoras La música juega un papel importante en el éxito de una película. Intocable es la prueba.

Banda sonora de Interestelar (Hans Zimmer)

Cómo hablar de las piezas de piano difíciles pero inigualables sin hablar del maestro Hans Zimmer. Digno sucesor de John Williams, el alemán es LA referencia en materia de música cinematográfica.

Y lo menos que se puede decir, es que con la banda sonora de Interestelar lo ha dado todo. Una música continuada, con aceleraciones rítmicas y melódicas.

Es una pieza con una gran fuerza y en crescendo.

Como en no pocas composiciones de Hans Zimmer, la base de sonidos no es técnicamente de muy alto nivel. Son los cambios rítmicos y las variaciones de sonoridad los que hacen de esta pieza un modelo de la música cinematográfica.

El piano es un instrumento prestigioso, ¡hay que hacerle honor!

Atreverse con las piezas difíciles para aprender a tocar el piano

Tocar el piano con composiciones difíciles es aprender tus límites musicales. Y sobre todo, es la ocasión de progresar rápidamente.

En este caso, no es ni el conservatorio ni la teoría musical o el solfeo los que te harán progresar, sino tu motivación.

Así que ponte al piano y a practicar la clave de sol y de fa.

El solfeo y los acordes no tendrán ya ningún secreto para ti.

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 3,25 sobre 5 entre 4 votos)
Loading...
Coral
Soy traductora de textos y audiovisual de inglés y francés. Subtitulo series, películas y documentales para Netflix y en mi (poco) tiempo libre me encanta viajar y disfrutar de mi familia y amigos.

Dejar un comentario

avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
Swom Fernandez
Invitado

¿Una cancion de D Bowie como las más difíciles de interpetar? Me parece que estás súper mal. ¿Dónde está Liszt? Música de películas? Vaya vaya…

Eva
Admin

Gracias por abrir el debate, Swom :)

wpDiscuz