Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

5 razones para lanzarse a aprender la lengua de Confucio

Por Coral, publicado el 06/04/2017 Blog > Idiomas > Chino > ¿Por qué Aprender Chino?

« La vida, es abrirse a los demás, no encerrarse en sí mismo », Laurent Gounelle, escritor francés.

Para demostrar su apertura y descubrir un idioma misterioso, los estudiantes españoles han hecho del chino la 5ª lengua más estudiada en los centros escolares.

Un entusiasmo que se explica por la cultura china, pero también por su sistema lingüístico tan particular: deseosos de aprender el significado de los ideogramas, los españoles parten al encuentro de nuestros amigos asiáticos gracias, por ejemplo, a estancias lingüísticas.

Si asistes a clase con un profesor particular de chino, es posible dominar la fonética y el acento chino en menos de un año.

Descubramos juntos las razones de empezar a ir a clases de chino.

Las ventajas de aprender la lengua asiática

Sea cual sea el idioma elegido, el hecho de abrirse a una nueva cultura a través del aprendizaje de una lengua presenta ventajas considerables para la mente.

Según un estudio del Journal of Neuroscience de 2015, los bilingües tendrían una mejor flexibilidad cognitiva y utilizarían menos energía en cumplir una tarea que sus congéneres que no hablan más que su lengua materna.

La lengua china en concreto es una herramienta milagro para hacer trabajar el cerebro: sus locutores se verían afectados por la enfermedad de Alzheimer mucho más tarde, ya que los caracteres chinos fortalecen la memoria.

Aprende a escribir ideogramas chinos. El arte de la caligrafía ayuda a desarrollar el sentido artístico.

Los caracteres kanji, kana y katakana no solo sirven para escribir, ni mucho menos.

El dominio de la escritura china permite descubrir el arte de su caligrafía, que desarrolla el sentido creativo y la habilidad.

Hay mil y una razones para aprender a hablar chino: detrás de la supuesta dificultad del idioma se esconde un lenguaje repleto de antiguas referencias culturales.

Para comprender estas referencias, hace falta conocer los caracteres: se estima que para comprender el chino de la vida cotidiana, basta con conocer entorno a 3.000 ideogramas.

A un ritmo regular, un español puede obtener un muy buen nivel de chino en tan solo un año.

Además, la lengua china no tiene conjugaciones. Formar frases en chino es por tanto muy más sencillo que escribir o hablar español.

Aprender chino para trabajar en China

Hoy en día, los empleadores favorecen la movilidad en los CV: los jefes españoles valoran los viajes con finalidad profesional.

China es EL destino por excelencia para demostrar una mentalidad abierta. Si te interesa hacer carrera en el comercio, este mercado en plena expansión es una etapa obligatoria.

Cada vez más españoles sueñan con aprender chino para encontrar empleo en China.

China se ha convertido en uno de los países preferidos por los estudiantes, con un incremento considerable de salidas con destino al país del dragón.

Las universidades chinas dan prioridad a los graduados. Más vale por tanto tener estudios:

  • Un grado en Traducción e Interpretación con especialidad en chino, para conocer mejor el idioma y sus giros, así como las costumbres asiáticas.
  • Un grado en Estudios de Asia Oriental, mención China, para un mayor conocimiento del país, tanto académico como científico y focalizado en el aspecto comercial y un vocabulario chino adaptado a los intercambios internacionales.

Las universidades españolas promueven los intercambios entre ambos países: es por tanto más sencillo poder realizar una estancia en China y conseguir posteriormente un empleo en el país asiático.

Obtener trabajo en China. El hombre de negocios más rico de China se llama Rong Yiren y posee más de mil millones de dólares. ¿Y si el próximo fueras tú?

¡Luego habrá que solicitar un visado Z para trabajar en China con total legalidad!

Para hacerse sitio en el mercado de trabajo chino, hay que dar prioridad a ciertas competencias para estar en consonancia con los ámbitos de especialización del país:

  • El turismo chino,
  • Las nuevas tecnologías (móviles, ordenadores, tabletas, etc.),
  • Los videojuegos,
  • El cine,
  • El comercio en línea.

Tener experiencia en uno de estos mercados será un valor que los empleadores chinos tendrán muy en cuenta: si eres bilingüe y tienes un buen conocimiento del comercio europeo y asiático, te resultará más fácil destacar.

Para dominar bien la lengua de Confucio, es primordial conocer el acento chino, las tradiciones chinas y los tonos del mandarín: con el fin de hacerse comprender por los comerciales asiáticos, o dirigir un equipo, la comunicación oral es indispensable.

Aprender chino para descubrir una cultura ancestral

Aprender un idioma, ¡es ante todo descubrir una nueva cultura!

Para aprender mandarín y la historia de China, más vale pasar por un profesor particular nativo: si no levantas la cabeza de tu diccionario chino-español, ¡corres el riesgo de no dejarte seducir por la cultura asiática!

Es verdad que China fascina: el país es conocido por su doctrina « zen » y por la belleza de sus paisajes y su arquitectura.

Lo primero que nos llama la atención es el aspecto religioso.

En China, las espiritualidades son múltiples y se inscriben en diferentes doctrinas:

  • El taoísmo,
  • El confucianismo,
  • El budismo,
  • El maniqueísmo,
  • La astrología china,
  • El Feng shui, etc.

China posee incluso su propia mitología, en la que cada Dios se presenta como un antiguo soberano que hubo reinado en el país.

Estudiar la teología china permite entender mejor las características de los ideogramas.

Por ejemplo, el ideograma chino 藥, tiene su origen en el dios Shénong, llamado también « el labrador divino », y significa las plantas que curan, ya que Shénong es el pionero de las técnicas agrícolas en China.

Además de las religiones, China tiene fama por sus artes sofisticados y en ocasiones difíciles de dominar para los europeos.

Especialidades culinarias chinas. El arte de la cocina es una auténtica disciplina en China.

Por esta razón existen en España numerosas escuelas especializadas en las artes chinas:

  • Las artes marciales,
  • La medicina china y la acupuntura,
  • El Taï Chi y el Qi Gong (yoga chino),
  • El origami chino,
  • El Feng shui,
  • La cerámica china.

El aprendizaje de la lengua y la cultura china se hace a medida que avanzan las enseñanzas lingüísticas. El alumno podrá así descifrar las tradiciones del país asiático y facilitar sus viajes al extranjero.

Aprender chino para visitar China

La China es el 4º país más visitado del mundo y es uno de los polos principales del turismo mundial internacional, ya que los ciudadanos de todo el mundo se apresuran por descubrir la Gran Muralla China o los rascacielos de Hong Kong…

Durante un sondeo realizado en 2015, Pass Planet solicitó a sus internautas que pusieran nota a las mejores atracciones chinas:

  1. Los paisajes: 17,35/20,
  2. La cocina china: 17,10/20,
  3. La seguridad: 16,93/20
  4. Las atracciones turísticas: 16,30/20,
  5. La relación calidad/precio: 16,06/20,
  6. Las oportunidades culturales: 14,63/20,
  7. Las compras: 14,61/20,
  8. Los costes del viaje: 14,38/20,
  9. La actitud de los chinos « Han »: 14,06/20.

Para evitar pasar por un turista, dominar la lengua supone una gran ventaja que permite a los españoles visitar la China profunda sin pasar por los famosos viajes organizados.

En China, como en la mayoría de países turísticos, los vendedores a menudo están de acuerdo en regatear: aquí, ¡no es chapurreando inglés que vas a poder ahorrarte unos cuantos yuanes!

Hablar chino permite comunicarse directamente con los autóctonos sin recurrir a un traductor físico o numérico.

Visitar China y sus maravillas. ¿Quién no ha soñado con contemplar la gran muralla china con sus propios ojos?

Mientras te paseas por las calles de Shanghái o de Pekín, podrás descubrir lugares inaccesibles a los turistas monolingües y comprender los paneles y otras indicaciones viales sin ni siquiera tener que pedir indicaciones. ¡Una nueva forma de descubrir China de otra manera gracias a las clases de chino!

Ir a clases de chino también nos permite comprender mejor el lenguaje corporal de nuestros amigos asiáticos.

En efecto, algunos gestos difieren de los nuestros: es el caso del signo de la cifra 2, que significa 8 en China.

Los hablantes de chino no tendrán ese problema: poco importa el lenguaje corporal, sabrán hacerse entender utilizando el idioma tonal chino.

Ya sea para una estancia lingüística, para estar con una familia de acogida china o simplemente para un viaje turístico, el aprendizaje del pinyin, de la pronunciación del chino y de los resortes de la cultura china (las fórmulas de cortesía, por ejemplo), serán indispensables para que tu viaje sea un éxito.

Aprender chino por estudiar un idioma muy alejado del nuestro

El interés principal del aprendizaje del chino es el de elegir una lengua diametralmente opuesta a las lenguas latinas que nos resultan tan familiares.

Contrariamente al francés o al italiano, en los que podemos adivinar el sentido de tal o cual palabra gracias a las raíces comunes con el español, aquí es imposible hacer trampa.

Los caracteres chinos deben estudiarse uno a uno, y eso no es todo: los ideogramas tienen a veces (si no todo el tiempo) varios sentidos.

Por ejemplo, el ideograma significa a la vez hacer, aparecer, redactar, obra, trabajo  y considerar…

Contrariamente al español, el chino utiliza tonos para la pronunciación oral: además de los caracteres, habrá que recordar su significación, porque según el tono utilizado, ¡la palabra cambia por completo!

El idioma chino emplea tonos. ¡Atención a las fluctuaciones vocales cuando hables chino! Según tu entonación, cambia el sentido.

Para facilitar el aprendizaje, la gran mayoría de profesores particulares de chino utilizan el pinyin. Este sistema de romanización permite a los locutores españoles visualizar la escritura españolizada y poder revisar de forma más eficaz sus tonos.

Para dominar el idioma chino, tan alejado del español, aquí tienes algunos consejos:

  • Visualizar los signos: los caracteres representan a veces escenas. Con un poco de imaginación, resulta más fácil memorizar los ideogramas importantes.
  • Entrenarse en practicar los tonos: los cuatro tonos de la lengua china resultan a veces difíciles de dominar para los españoles. Lo mejor es entrenarse con palabras sencillas, como « ma ».
  • Preparar fichas nemotécnicas: los ideogramas son tan numerosos que es casi imposible eludir las fichas de revisión. Cuidado con no olvidar los signos ya aprendidos con un ritmo regular.
  • Hablar con nativos: la teoría está bien, la práctica, ¡es mejor! Si no tienes amigos chinos, busca un correspondiente chino, o mejor, busca un profesor de chino nativo.

Con todos estos consejos, ¡tienes todo lo necesario para lanzarte y empezar las clases de mandarín!

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz