Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué apuntarse a clases de matemáticas?

Por Ana, publicado el 14/03/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > Diez Razones para Apuntarse a Clases de Matemáticas

Todos hemos tenido una relación de amor-odio con las matemáticas en algún momento de nuestra vida.
Y todos tenemos preferencias: álgebra, trigonometría, geometría, ecuaciones de segundo grado, probabilidad…
Es una disciplina importante para estudiar y formular problemas, pero tambien para aprender a desmontar las cosas y entender cómo se estructura nuestro mundo.
Las matemáticas son muy útiles en un múltiples áreas, tales como la contabilidad, la restauración y el comercio, así como la química, la física y las ciencias sociales.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Dificultades que podemos encontrar en las matemáticas

Según vuestro nivel de matemáticas, vuestras dificultades pueden tener diversos orígenes.

Clases particulares de mates ¿Problemas con las matemáticas?

Por tanto, es posible que tengáis:
• Problemas de conocimiento de la materia: no os habéis aprendido o no habéis entendido la lección.
• Problemas de memorización: las matemáticas os exigen aprender algunas cosas de memoria, especialmente las fórmulas y los teoremas.
• Dificultades terminológicas: tenéis falta de vocabulario específico para comprender adecuadamente los enunciados.
• Confusión de conceptos: no sabéis qué regla aplicar en situaciones concretas.
• Dificultades en el razonamiento: os es imposible construir un razonamiento matemático, tenéis falta de lógica.
• Dificultades de representación: en ocasiones, encontráis dificultades a la hora de representar correctamente un objeto en el espacio
• En otros casos, simplemente tenéis miedo a las matemáticas.

¿Por qué recibir clases de matemáticas?

Hemos visto que las dificultades que hay detrás de los suspensos continuados en matemáticas pueden ser diversas. Por este motivo, apuntarse a clases de matemáticas puede resultar de gran ayuda.
Las matemáticas son una materia muy útil: las utilizamos a diario, ya sea en nuestros estudios, en el trabajo o en nuestro día a día.

Profes particulares de matemáticas Hacer ejercicios en clases de matemáticas

Los objetivos de las clases de matemáticas son los siguientes:

  • Repasar los contenidos de la asignatura
  • Colmar lagunas o trabajar los puntos más débiles
  • Consolidar lo que ya se conoce y profundizar
  • Preparar diferentes exámenes y controles
  • Y, por último, ¡ser un hacha en mates!

Escoger un buen profesor de matemáticas

La fórmula más utilizada es la de las clases “en negro”, cuyos precios rondan los 15€ euros por hora. ¿Cómo escoger un buen profesor? Un profesional sabrá hacer un primer balance de vuestras lagunas y carencias en matemáticas, con el fin de evaluar vuestros conocimientos y adaptar su método de trabajo a vosotros.

Profesor particular de matemáticas Mejorar en mates con clases particulares

Si queréis evitar búsquedas innecesarias, acudid a las múltiples compañías privadas que exisiten, o dirigíos hacia plataformas de apoyo escolar reconocidas: ambas se comprometen a seleccionar a los profesores adecuados.

Por qué ir a clases de matemáticas

Aquí encontraréis 10 razones, como mínimo, por las cuales deberíais recibir clases de matemáticas.
No volveréis a estar solos ante vuestros problemas
Efectivamente, tendréis a alguien a vuestro lado y, sobre todo, acabaréis con vuestras dificultades en matemáticas.
El profesor va a tranquilizaros, explicaros y reformular los conceptos que os parezcan complicados o que no hayáis comprendido bien.
Su objetivo es hacer desaparecer todas vuestras dificultades, ya sean acerca de términos matemáticos, conceptos, razonamientos o bien de representación.

1º Tendréis un programa hecho a vuestra medida

Con el apoyo y el ánimo de un profesor particular a vuestro lado, podréis disfrutar de un programa personalizado.
El profesor va a diagnosticar vuestros problemas: intentará entender vuestras dificultades y retomará las bases que no hayáis asimilado.
Según vuestro ritmo y vuestra cadencia de trabajo, obtendréis las clases que os corresponden.

2º Seréis capaces de razonar mejor y de entender el mundo

Si recibís clases de mates, podréis poner en práctica vuestra capacidad de expresión y de razonamiento, lo que os ayudará a mejorar vuestras capacidades sociales, pero también a desarrollar vuestra capacidad de reflexión y a aprender rápidamente algunos conocimientos prácticos que necesitaréis en el futuro.
Aprenderéis a distinguir lo que conocéis con seguridad de aquello que no sabéis con certeza.
Las clases de matemáticas ayudan a entender el mundo en el que vivimos, así que seréis capaces de participar en él, pensar cambios y compartir este lenguaje común con otras personas.

3º Seréis capaces de trabajar en diferentes áreas

¡Pues claro! Las matemáticas pueden aplicarse en numerosos campos profesionales: contabilidad, electricidad, medicina, hostelería, restauración, agronomía, albañilería, etc.

Las matemáticas son una competencia muy demandada.

4º Vuestros compañeros no os molestarán

La estructura de las clases en colegios e institutos no permite, por desgracia, encargarse de todos los alumnos, por lo que es posible que desconectemos —especialmente cuando tenemos un nivel bajo en matemáticas—.
Falta de atención, cansancio, desmotivación, miedo a que nuestros compañeros nos estén observando… Existen mil y un motivos para perder el hilo en matemáticas.
Con las clases particulares, podréis tener a vuestro profesor sólo para vosotros. Él os dedicará toda su atención: verá vuestras necesidades y vuestras metas, pero también vuestros puntos fuertes y débiles.
Si tenéis cualquier pregunta, podréis hacerla sin ningún temor a que otros os miren.

5º Vais a utilizar el método que más os convenga

A veces, el ritmo en el colegio o en el instituto es demasiado rápido, y los métodos de aprendizaje no convienen a todos los alumnos por igual.
En una clase particular o en pequeños grupos, el profesor podrá retomar el curso, así como las nociones que se han visto anteriormente.
Si realizáis los ejercicios precisos y lo hacéis de manera progresiva, muy pronto os daréis cuenta de que, lo que os parecía inalcanzable, es finalmente factible.

6º Volveréis a confiar en vosotros mismos

En el plano psicológico, vais a volver a confiar en vosotros y en vuestras capacidades.
Vais a descubrir que no sois malos en matemáticas, que es posible aprender, e incluso disfrutar con esta asignatura.
¡El álgebra y la probabilidad ya no tendrán secretos para vosotros!

7º Disfrutarés de clases baratas y de calidad

Con el fin de responder a las necesidades de todo el mundo, sin importar cuál sea su situación financiera, las clases de matemáticas ya no están reservadas para las clases pudientes.
Si os inscribís en plataformas de apoyo escolar especializado en matemáticas o comparáis diferentes ofertas, vais a daros cuenta de que es posible recibir clases de matemáticas sin tener que vaciar vuestra cuenta bancaria.
Las tarifas oscilan entre los 10 y 25 € por hora, y la primera clase suele ser gratuita (clase de prueba).

8º Obtendréis clases efectivas

La efectividad de las clases de matemáticas en los cursos de apoyo escolar —ya seamos estudiantes de ESO y Bachillerato, o estemos recibiendo cursos para adultos— reside precisamente en la competencia del profesor de matemáticas que hayamos contratado.

Este debe estar en posesión de algún diploma y tener experiencia dando clases de matemáticas.

Si el profesor no posee ninguna de estas dos características, el alumno estará perdiendo el tiempo y su trabajo será contraproducente.

En una plataforma como Superprof, la selección de los profesores es un proceso en el que ponemos mucho cuidado.

9º Podéis escoger entre diferentes opciones

Si el estudiante no obtiene resultados al cabo de un mes o dos, es preferible cambiar la estructura de las clases o incluso de profesor.

La mayoría de los cursos de matemáticas suelen ser clases particulares o en grupos, pero también es posible realizar cursos intensivos de corta duración con el fin de ver o repasar algunos conceptos en concreto.

Mientras que las clases en grupo están pensadas para alumnos con un nivel medio que necesitan subir la media o quieren sacar sobresaliente en el examen, las clases particulares están mucho más aconsejadas y adaptadas para alumnos que van arrastrando la materia.

10. Disponéis de varios tipos de clases de matemáticas

Tenéis tres posibilidades a la hora de recibir clases de matemáticas: las clases particulares, los cursos intensivos y los talleres.

Las clases particulares ofrecen la posibilidad de un seguimiento continuado: un profesor independiente se desplaza hasta vuestro domicilio. Si habéis recurrido a una plataforma de apoyo escolar, el profesor habrá sido seleccionado por este organismo.

Los cursos intensivos están pensados para aquellos que están verdaderamente motivados o para los que están dispuestos a sacrificar sus vacaciones, por ejemplo.

Mates intensivo Curso intensivo de matemáticas en grupo

El alumno llega a una academia y repasa las matemáticas en un pequeño grupo, de dos a cuatro horas al día. Daos cuenta de que esta fórmula también existe para recibir clases justo antes de la vuelta al cole, para recuperar el nivel.

Los talleres de técnicas de estudio están de moda últimamente: os enseñarán a organizaros. Durante el curso escolar, se reúne a los estudiantes en pequeños grupos para aprender a perfeccionar sus métodos de trabajo, con ejercicios para reforzar la teoría.

Existen otras fórmulas para recibir cursos de matemáticas:

  • Los cursos en línea
  • Los cursos por correspondencia
  • Clases semanales de apoyo
  • La asistencia escolar personalizada
  • Los campamentos de verano

Como podemos ver, las clases de matemáticas son inevitables sea cual sea el nivel en el que está el alumno. En primaria, las matemáticas son uno de los pilares de la enseñanza y del aprendizaje básico; en la ESO, un suspenso en matemáticas puede suponer que el alumno repita el curso entero y, en Bachillerato, son la base del resto de asignaturas (especialmente en las ramas de ciencias sociales, naturales y tecnológicas).

Sea cual sea el caso, las clases de matemáticas deben ser impartidas por un profesional que posea auténticas competencias en la materia. Para que un estudiante logre aprobar, lo que el profesor nunca debe hacer es menospreciarlo o decirle que las matemáticas no son lo suyo, ya que eso sólo va a desmotivarlo. Lo que sí debe hacer es animarlo a reflexionar sobre lo que no va bien y ayudarle a superarlo.

Recibir clases de matemáticas no es algo de lo que sentirse avergonzado. Más bien, al contrario: es algo que demuestra que somos honestos con nosotros mismos, que reconocemos nuestras lagunas y nuestras debilidades en algunos puntos concretos, y que tratamos de ponerles remedio con el apoyo de un profesional.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *