Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
1

Sacar el máximo rendimiento de las clases particulares de alemán

Por Coral, publicado el 28/07/2016 Blog > Idiomas > Alemán > ¿Cómo Aprovechar al Máximo las Clases Particulares de Alemán?

¿Ir a clases particulares? Está bien.

¿Ser capaz de aprovechar al máximo? ¡Es aún mejor!

¿Has decidido aprender alemán en España con un profesor porque no tenías la posibilidad de hacer una estancia lingüística o estudiar en Alemania?

¿No te veías capacitado para perfeccionar tu aprendizaje del alemán en línea de forma autónoma?

Has elegido por tanto la opción de las clases particulares individuales para aprender alemán, y tienes ganas de sacarle el máximo rendimiento a tus lecciones.

La lengua alemana puede parecer complicada en un primer momento porque no se asemeja a nuestra lengua materna.

Sin embargo, después de haber elegido al profesor particular adaptado a tu perfil y a tu nivel de lengua, pronto vas a darte cuenta de lo rápido que progresas.

Sobre todo si haces todo lo posible para utilizar de la mejor manera tus clases de lengua.

Un poco de rigor, un ritmo regular, mucha metodología y el placer de aprender alemán: estos son todos nuestros consejos para optimizar tu aprendizaje de la lengua de Goethe.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Estar atento y ser riguroso durante las clases

La atención es el elemento más importante durante las clases de lenguas vivas.

William James, considerado el fundador de la psicología cognitiva moderna, decía que la atención es la facultad de educación por excelencia.

Más recientemente, estudios realizados han demostrado que el 80% del aprendizaje se realiza durante las clases.

Has decidido asistir a clases intensivas de alemán como lengua extranjera, en el marco de una formación profesional o bien como refuerzo escolar para aprobar un examen.

Si eres el tipo de persona al que le cuesta quedarse quieto en un sitio, tendrás que adoptar una buena higiene de vida.

Haz como si estuvieras en plena preparación para la selectividad: come sano, practica un ejercicio físico, duerme como mínimo ocho oras al día.

Las capacidades del cuerpo y de la mente están estrechamente ligadas: si cuidas del primero, ¡harás progresar a la segunda!

¿Por qué no hacer algunos ejercicios de respiración antes de que llegue tu profesor de alemán?

Te ayudarán a no disiparte y a mejorar tu compresión.

Apaga tu móvil, el ordenador y la televisión con el fin de aprender en un entorno adecuado.

Todos estos ingredientes son la clave para una clase ideal.

Tu atención se dirigirá así únicamente a lo que te dice tu profesor.

Para aprender la gramática alemana, entender el principio de las declinaciones e incrementar tu vocabulario, hace falta rigor.

Cuida tus cuadernos de clase, utiliza colores: ¡te darán más ganas de volverlos a abrir para revisar!

Además, este rigor te servirá para mejorar la pronunciación oral.

Observarás también los progresos en tu facilidad para hablar alemán.

Ser más atento y riguroso durante tu formación en alemán tendrá también una ventaja nada desdeñable: tu formador lo notará.

Cuanto más motivado te vea, más ganas tendrá de implicarse para hacerte descubrir la lengua alemana.

Hacerle todas las preguntas necesarias a tu profesor

Ningún profesor puede pretender saberlo todo, pero rara vez se podrán cuestionar sus conocimientos, sobre todo cuando se trata de aprender una lengua.

¡Hazle todas las preguntas que se te ocurran! No olvides que no hay ninguna pregunta idiota y que cada pregunta te ayuda a aprender las lecciones.

¿Tienes una duda sobre una palabra de vocabulario alemán?

¡Pregúntale!

No tiene que darte corte preguntar. Hacer preguntas durante las clases para aprender el vocabulario alemán.

¿No entiendes uno de los ejercicios de alemán que te propone?

¡Interrógale!

Tienes que acordarte siempre de que su objetivo es enseñarte alemán rápida y eficazmente.

En efecto, para que resulte óptimo, un curso ha de ser interactivo.

Tienes por tanto un papel que desempeñar.

La participación es una de las piezas claves de la instrucción de lenguas extranjeras.

Aprovecha también las clases de lengua germánica para saber más sobre el país.

Comprender una lengua, es también aprender su cultura, su historia, sus detalles.

Ya se trate de un nativo alemán, de un profesor hispano alemán o de un bilingüe, puedes apostar a que tu profesor conoce bien Alemania.

Y su objetivo es transmitirte sus conocimientos.

No dudes en tener una conversación en alemán con él para que te cuente el día a día de sus habitantes, sus costumbres…

Si ha decidido dar clases particulares, es porque le gusta enseñar: ¡recuérdalo!

Pedir un balance después de cada clase

Tu profesor de alemán está ahí para dar fe de tu progreso.

Numerosos profesores lo proponen espontáneamente, pero si no fuera el caso, pídele que te envíe un balance personalizado por semana, después de cada clase de repaso.

Esta síntesis debe retomar las palabras del vocabulario alemán que has aprendido, las lecciones de gramática descubiertas y los ejercicios realizados, así como tus esfuerzos en expresión oral.

También tiene que mostrar las nociones aprendidas, las que hay que revisar y los objetivos de la siguiente clase.

Este balance puede resultarte de gran utilidad durante tus clases de lengua alemana, sobre todo en el contexto del refuerzo escolar.

Para empezar, te permitirá constatar el avance de tu aprendizaje.

Después de cada clase, podrás situar tus nuevos conocimientos y conocer los siguientes.

¡Es una excelente manera de seguir motivado!

En efecto, no nos damos siempre cuenta solos de los progresos efectuados cuando se aprende una lengua viva.

Tener una opinión externa es una auténtica ventaja y puede convertirse en una fuente de motivación.

Sobre todo si esta opinión viene de tu profesor de alemán.

Esto te dará ganas de aprender siempre más y de seguir hacia adelante en tu aprendizaje del alemán.

Revisar de forma cotidiana las lecciones aprendidas

Si eres estudiante, debes oírlo a menudo: hay que revisar regularmente para aprender bien.

Si por el contrario, trabajas y has decidido ir a clases de alemán para desarrollar tu carrera internacional, la idea de revisar puede parecerte lejana.

En ambos casos, e incluso si aprendes alemán en un curso de tardes solo por darte el gusto, ¡revisa las lecciones aprendidas entre las clases!

Mencionábamos antes que el 80% de una lección se aprende durante la clase.

¿Y qué es del 20% restante?

Es importante estudiar lo que has dado en clase. ¿Cómo revisar mejor las clases particulares?

¡Eso depende del rigor que concedas a tus revisiones del idioma!

Retoma regularmente las lecciones estudiadas con tu profesor de alemán para asimilarlas mejor.

No dudes en hacer fichas de revisión, te ayudarán a clasificar tus conocimientos correctamente.

También se recomienda hacer ejercicios de alemán con el fin de revisar la gramática, la conjugación, el vocabulario.

En efecto, entrenarse es siempre eficaz.

Cuando decides comenzar un deporte, el primer entrenamiento es siempre el más difícil.

Sufres durante, tienes agujetas después…

Pero poco a poco, estos síntomas desaparecen. Tu cuerpo se habitúa y el placer se acentúa.

¡Tu cerebro funciona de la misma forma! ¿No se habla de “ejercicio mental”?

Así, la primera clase y las primeras revisiones no serán precisamente las más evidentes.

Pero practicando regularmente y estimulando tus capacidades cognitivas, tu aprendizaje del idioma alemán será más rápido y más eficaz.

Practicar alemán fuera de las clases

Para optimizar al máximo tus lecciones de alemán, una práctica regular fuera de las clases particulares resulta esencial.

Existen numerosas opciones, no te queda más que elegir la que mejor se adapte a tu perfil y a tus expectativas.

Si tienes la suerte de tener a una persona nacida en Alemania o perfectamente bilingüe en tu entorno, no dudes en expresarte hablando alemán con ella.

Puedes también dirigirte a un instituto cultural oficial como el Goethe Institut para conocer alemanes, o bien a un centro hispano alemán.

Comunicar es un modo muy eficaz para perfeccionar la fluidez al oral y aprender nuevas palabras.

Practica alemán para mejorar al oral. ¿Cómo practicar la lengua alemana para optimizar tus clases particulares?

¿Has previsto irte próximamente de viaje?

Puedes ir a uno de los seis países de la Unión Europea cuya lengua oficial es el alemán, o incluso ir a pasar una semana en una escuela de idiomas en Alemania para asistir a cursos de verano.

¡Practicarás alemán de forma intensiva!

Internet también puede ser una forma de entrenarse: dirígete a un sitio de alemán gratuito.

Son numerosos los que proponen clases de alemán en línea, acompañadas de ejercicios interactivos que pueden hacerte practicar.

No dudes sobre todo a aprender en el día a día: ver películas alemanas en V.O., leer libros o artículos de prensa alemana.

Cuanto más oigas hablar alemán, ¡más ideal será tu comprensión de la lengua!

Todas las ocasiones en las que practiques alemán serán ventajosas para tus clases particulares.

Tu profesor de alemán notará cada vez más tu progreso.

Él te da clases de alemán y tú te encargas de ponerlas en práctica.

Puede que incluso te empuje a hacer un examen de lengua para acreditar oficialmente tu nivel.

Las clases particulares, como habrás podido comprobar, ¡es un auténtico trabajo en equipo!

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *