Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo prepararse el GMAT?

Por Ana, publicado el 02/05/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > Todo lo que Hay que Saber para Aprobar el GMAT

El Graduate Management Admission Test (GMAT) es un examen estandarizado de origen estadounidense que se realiza por completo en inglés.

Va dirigido principalmente a los estudiantes anglófonos y consta de dos secciones: una parte de lengua y otra de matemáticas.

Pero, ¿cómo prepararse el GMAT? ¿Existe métodos o consejos útiles?

Presentación del GMAT

Antes de empezar a prepararse para el GMAT, primero hay que saber bien de qué se trata.

Este examen mide la aptitud para cursar estudios de administración y gestión. Si tras haber estudiado matemáticas no tienes muy claro qué hacer, el GMAT puede ser una posibilidad interesante para triunfar en los negocios.

El GMAT ¿Qué es el GMAT?

El examen dura 3h30 y se divide de la siguiente manera:

  • 75 minutos para responder a 37 preguntas cuantitativas.
  • 75 minutos para responder a 41 preguntas de vocabulario.
  • 30 minutos para responder a 2 pruebas de redacción analítica (matemáticas aplicadas a los negocios, en definitiva).

El examen GMAT evalúa tus habilidades a la hora de razonar, según los criterios de las diversas escuelas de comercio y del mundo de los negocios.

La sección cuantitativa mide tu capacidad de razonar y de resolver problemas de manera “cuantitativa”. Resulta imperativo poseer conocimientos de aritmética, álgebra y geometría.

La parte de lengua sirve no solo para medir tu capacidad a la hora de leer y comprender un texto, sino también para ampliar y corregir dicho texto, y para transmitir su significado por escrito en inglés.

Finalmente, la parte de redacción analítica mide tu capacidad para interpretar y analizar datos procedentes de distintas fuentes para resolver un problema.

Los estudiantes que han realizado un bachillerato científico pueden orientarse hacia este examen. Estos alumnos están generalmente mejor preparados que los demás para la parte matemática, pero no hay que olvidar la sección de lengua.

El resultado más alto son 800 puntos, y el mínimo para obtenerlo son 200.

La particularidad del GMAT

La peculiaridad del GMAT radica en que la dificultad de las preguntas se adapta a cada nivel.

Se trata de una prueba “computarizada adaptativa”.

¿Cómo funciona?

En cada una de las dos grandes partes, la primera pregunta suele ser de dificultad intermedia. Si respondes correctamente, la siguiente pregunta será más difícil.

Pero, si tu respuesta es incorrecta, es posible que la siguiente pregunta sea más sencilla.

Así ocurrirá a lo largo de todo el cuestionario: de esta manera el programa podrá determinar tu nivel de dificultad y atribuirte una nota acorde con ello.

La nota del GMAT resulta crucial a la hora de presentar tu candidatura para realizar el MBA (Master of Business Administration = Máster en Administración y Dirección de Empresas). Como consecuencia, cuanta más puntuación obtengas en el examen, más oportunidades tendrás de ser admitido.

Los 4 pilares para una buena preparación del GMAT

Dedicar tiempo a repasar

El examen GMAT no es algo sin relevancia que se puede tomar a la ligera, al contrario.

Tienes que repasar diariamente durante un periodo de 3 a 4 meses.

Prepararse para el GMAT Una buena preparación es esencial para el GMAT.

Es importante que repases los conocimientos fundamentales, ya que algunas preguntas de matemáticas son del nivel de la ESO.

Entrenarse con las herramientas adecuadas

En internet abundan las herramientas en línea con las que puedes entrenarte como si fuera el mismo día del examen.

La página www.mba.com está totalmente dedicada a la preparación del GMAT.

Puedes utilizar tu ordenador para familiarizarte con el examen y comprender mejor cómo funciona. Así ganarás en confianza, eficacia y precisión.

La ayuda de un profesional

Una opción, por supuesto, es entrenarte y prepararte tú solo delante de tu pantalla o estudiando con libros relacionados.

Pero, ya que la preparación se extiende durante varios meses y es necesario dedicarle tiempo cada día, ¿por qué no acudir a alguien para que te ayude?

Clases particulares para el GMAT Las clases particulares son una herramienta de éxito para el GMAT.

Puedes contactar con un organismo privado para que te ayuden: los cursos resultan más estimulantes y además te impondrán un ritmo de trabajo, lo cual es especialmente importante si tienes problemas a la hora de organizarte.

Además, con un organismo privado como las  plataformas de apoyo escolar tienes la ventaja de las clases particulares; es decir, que se adaptarán a lo que buscas.

Algunas escuelas ofrecen apoyo como complemento al estudio.

Establecer una estrategia

Lo hemos visto antes, el GMAT es un examen adaptativo; es decir, que cada respuesta acertada aumenta la dificultad de la pregunta siguiente.

Para lograr tus objetivos y aprobar el test, tienes que establecer una estrategia para marcar la diferencia: debes estar muy atento a las 10 primeras preguntas, aprender a gestionar el tiempo entre las preguntas difíciles y las fáciles,  y detectar las preguntas “experimentales” que no puntúan mucho.

Todos estos reflejos te ayudarán a ganar puntos.

Otros consejos para preparar el GMAT

Si existiera un único consejo para prepararse el GMAT, sería el de practicar; lo que es aplicable a todos los tipos de ejercicios.

Tienes la posibilidad de utilizar modelos de examen corregidos: realiza cada ejercicio varias veces para comprender bien cómo funcionan y saber identificar el tipo de pregunta. Poco a poco lograrás adquirir automatismos.

Tener claro tu nivel

A continuación, debes tener muy claro de qué nivel partes para poder situarte.

Utiliza la página web www.mba.com o prueba con los diferentes ejercicios que encontrarás en Internet y aclárate sobre tu nivel.

Si tu nivel es más bajo de lo que pensabas, existen 3 posibilidades:

  • Tu nivel de inglés no es lo suficientemente bueno para aprobar el GMAT: tendrás que ir a clases para mejorar tu nivel. La solución más rápida y eficaz en este caso es la de apuntarte a clases particulares de inglés. El profesor se adaptará a tu programa y a tus necesidades y expectativas, a la vez que sabrá detectar tus lagunas.

Si trabajas de manera regular con un profesor particular, tendrás la seguridad de realizar verdaderos progresos.

  • Tu nivel de inglés es muy bueno, pero no estás acostumbrado a este tipo de preguntas. En este caso también debes practicar, acostumbrarte a leer y a responder en este estilo de examen.
  • Tienes el nivel necesario para la parte de lengua, pero no para la cuantitativa. Tienes que repasar las matemáticas y, especialmente, las nociones elementales en geometría y álgebra.

Practice test

Se trata de un examen en blanco.

Practicar con exámenes ¡Practica con exámenes reales!

Al principio puede resultar intimidante, pero es una etapa esencial para enfrentarte al verdadero examen.

Varias páginas web ofrecen estos exámenes para practicar, pero, si es posible, evita la de la página web Kaplan, que no refleja adecuadamente la realidad de las puntuaciones que obtienen los alumnos el día del examen oficial.

Una vez que sepas tu resultado, podrás más o menos determinar la cantidad de trabajo que te espera.

Con una buena estrategia y preparación, échale unas 200 horas de trabajo para aumentar en 100 puntos tu resultado.

Para la expresión escrita

  • Entrénate para escribir lo más rápido posible en el teclado; si no, perderás tiempo inútilmente.
  • Lee a menudo la prensa anglófona para adquirir vocabulario y nuevos automatismos. Abónate a blogs y a las páginas y cuentas de los principales diarios en las redes sociales.
  • Aprende vocabulario que sabes que podrás utilizar. Céntrate especialmente en los conectores, como moreover (además) o nonetheless (sin embargo), que demuestran soltura a la hora de expresarse. De esta forma ganarás puntos.

Para las preguntas de opción múltiple

  • Dedica más tiempo a las primeras preguntas, que suelen ser determinantes. Así, según el sistema adaptativo, tu nota dependerá del número de respuestas correctas que puedas acertar seguidas antes de equivocarte.
  • Acostúmbrate a responder a este tipo de preguntas, no dudes en elegir por eliminación.
  • Aprende a gestionar el tiempo. Como este el limitado, si ves que no consigues responder una pregunta, intenta hacerlo tras haber eliminado las respuestas menos plausibles y pasa a la siguiente.

Controla el tiempo ¡No pierdas ni un segundo!

  • Domina a la perfección las fórmulas matemáticas básicas sobre las áreas y los volúmenes, sobre el cálculo de los perímetros, los porcentajes y las ecuaciones con dos incógnitas.
  • Consulta el léxico del vocabulario matemático básico y el de las mates aplicadas a las finanzas. Mejor evitar dar una mala respuesta debido a una mala interpretación o porque no has entendido el significado de una palabra.

Para la parte de lengua

  • Lee atentamente los enunciados, ya que a veces varias preguntas pueden tener que ver con un solo texto.
  • Lee y escucha todo lo que puedas en inglés: películas, documentales, libros (electrónicos)… Cuanto más entrenes tu cerebro para reconocer esta lengua, mejor podrás integrarla en tu manera de expresarte.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz