El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Se acerca la Selectividad? ¡He aquí algunos consejos!

Por Raquel el 04/05/2016 Blog > Idiomas > Inglés > Consejos para Preparar el Examen de Selectividad de Inglés
Índice

En este artículo os proponemos algunos consejos para que deis lo mejor de vosotros en la prueba de selectividad, pero también para que aprendáis inglés de una manera más efectiva a lo largo de vuestros estudios.

Repasad en grupo para el examen

Por lo general, este es el consejo más fructífero. De todos modos, tened cuidado y no os juntéis únicamente con vuestro grupo de amigos. Al fin y al cabo, el objetivo es trabajar. Intentad «asociaros» con alumnos que sean organizados y trabajadores.

Practicar inglés en grupo, revisar temas de gramática y hablar unos con otros os ayudará a cubrir algunas lagunas. De hecho, en un grupo de estudiantes, cada uno tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Los que sean buenos redactando, podrán ayudaros con la parte escrita; aquellos que sientan que la gramática ya no les esconde ningún secreto, podrán ayudaros con el razonamiento lógico que os permite construir las frases de una manera u otra.

Trabajar con un grupo de estudio. Una idea: repasar el examen en grupo.

Si creéis que trabajar en grupo será una pérdida de tiempo, pensáoslo dos veces. Puede que sea toda una ventaja: esos momentos que perdéis intentando entender algo, puede ser tiempo que ganéis si os lo explica un compañero rápidamente.

Hablad en inglés siempre que podáis

A la mayoría de alumnos de instituto le da vergüenza hablar en inglés porque lo relacionan con hablar en un aula repleta. Los acentos, los diptongos, la entonación… Hay muchos obstáculos lingüísticos que, algunos, por timidez, jamás se atrevieron a sortear delante de las juiciosas miradas de sus compañeros de clase. Sin embargo, con vistas al examen de selectividad, hay que intentar perder la vergüenza. Al principio, hablar en inglés no es algo improvisado, sino que requiere cierta reflexión y para eso hay que saber cómo materializar las ideas en un idioma que no es nuestra lengua materna.

Hablar inglés al máximo. Hablad inglés siempre que sea posible.

Nuestro consejo es, por tanto, que practiquéis inglés al máximo. No todo el mundo puede permitirse pasar los fines de semana en Londres, por lo que hay que buscar otras soluciones. Si tenéis la oportunidad de vivir en una ciudad de estudiantes (como Salamanca, Granada, Madrid o Barcelona, entre otras muchas), aprovechad la oportunidad para quedar con algún estudiante Erasmus anglófono en algún bar o cafetería. Siempre es más fácil hablar en otro idioma en un ambiente distendido. Además, así practicaréis también la comprensión oral.

Por otra parte, estos estudiantes a veces también se ofrecen a dar clases o hacer intercambios lingüísticos, por lo que no os resultará difícil encontrar algún anuncio cerca de las universidades (especialmente en las de idiomas). Así, ganaréis confianza y fluidez, sin duda. De todos modos, si preferís no salir de casa, podéis probar la versión online. Con una búsqueda en Google de “habar inglés online”, seguro que encontráis algún resultado de páginas especializadas que os ponen en contacto con anglófonos a través de Skype.

Completad vuestros apuntes con información de Internet

En internet podéis encontrar un sinfín de páginas de referencia con recursos de lo más variados que os servirán para practicar, aprender y repasar. Podréis consultar todas vuestras dudas sobre vocabulario, conjugaciones, gramática, redacción, etc. Además, muchas de estas páginas ponen a vuestra disposición ejercicios que se corrigen automáticamente justo después de que los hayáis hecho, con lo que podéis ver exactamente en qué debéis seguir trabajando y qué es lo que ya tenéis dominado.

Juegos para practicar inglés

Como ya sabéis, Internet nos ofrece una red infinita de recursos didácticos para todos los niveles. Con una breve búsqueda encontraréis fácilmente páginas de ejercicios similares a los que os podríais encontrar en el examen de Selectividad. Así que no dudéis en echarles un vistazo, ya que pueden ser una forma más entretenida de repasar.

Inmersión lingüística total: libros, series y películas

Está claro que la mejor forma de aprender un idioma es a través de la inmersión lingüística. Lo malo es que, con la Selectividad por delante, es un tanto complicado ir a pasar unos meses en Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda… ¡Pero que no cunda el pánico! No hace falta irse muy lejos para vivir esta inmersión.

Ya hemos mencionado la importancia de hablar inglés siempre que sea posible, pero hay otras muchas cosas que podemos hacer en nuestro día a día para estar en contacto con el idioma. En primer lugar, podemos empezar por leer algún libro, revista, blog, periódico, etc. Hay millones de páginas web en Internet con temas de lo más variados (deportes, cultura, cine, ciencia, actualidad…) que nos pueden servir para leer un poquito cada día. Y ¿por qué no enfrascarnos en la apasionante historia de una novela? Puede que las primeras páginas resulten un poco difíciles, pero en cuanto se coge carrerilla, la lectura se vuelve muy fluida.

Un libro en inglés para aprender. ¿Por qué no una obra de Agatha Christie?

Aparte de leer, también es buena idea ver películas o series de televisión. Buscad vuestras series o pelis favoritas en VO y dedicad un ratillo a que vuestro oído se acostumbre.

Ver series para practicar. Ver series es una gran forma de sumergirse en el idioma y la cultura.

Como veis, no hay que viajar cientos de kilómetros para vivir una inmersión lingüística. Con tiempo, voluntad y conexión a Internet podemos hacer virguerías.

Practicad la redacción en inglés

Todos los profesores están de acuerdo en que aprender un idioma extranjero supone ante todo hacer un esfuerzo para que nuestro cerebro piense de otra manera. La traducción literal de español a inglés no funciona casi nunca, porque la lengua de Shakespeare tiene una gramática y unas reglas muy distintas, por lo que las frases se construyen de manera diferente.

Para preparar mejor la parte de redacción, es esencial tener en cuenta estos aspectos para no escribir un texto en un inglés completamente deficiente. Además, saber hablar inglés no implica saber escribirlo…

Leer el periódico... ¡en inglés! Leed la prensa en inglés para estar al día y aprender.

Por tanto, practicad la redacción en inglés para vuestro examen de selectividad. Preparad una lista de conectores que os permitan dar más soltura a vuestros textos, por ejemplo. Y recordad que leer libros, artículos o periódicos en inglés siempre es una gran ayuda.

Apuntaos a unas clases particulares

¿Y qué es lo mejor para que las tengáis todas con vosotros en el examen de Selectividad? Pues ya seáis estudiantes buenos, medios o con dificultades, la ayuda de un profesor particular sólo puede ser buena.

Para encontrar a un profesor cerca de vuestra casa, podéis consultar nuestra página de Superprof.es.

Los profesores están para ayudar. Siempre podéis contactar con un profesor que os ayude.

Los profesores particulares os hacen trabajar a fondo durante una hora o más. Mientras que vuestros profesores del instituto tienen que hacer malabares para controlar clases de treinta alumnos, un profesor particular está ahí para ti exclusivamente. Es la forma ideal de asegurar vuestros puntos fuertes y reforzar los débiles (¡e incluso hacer que seáis bilingües!)

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Raquel
Traductora de inglés, francés y español. Profesora entusiasta, devoradora compulsiva de series de televisión y apasionada del mundo Disney. "Aprende a enseñar y enseñando aprenderás".

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz