Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo prepararse el examen de mates del graduado en ESO?

Por Ana, publicado el 15/03/2016 Blog > Apoyo escolar > Mates > Aprobar el Examen de Mates del Graduado en ESO

La nueva reforma educativa ha introducido cambios considerables en el sistema escolar español. Se elimina así la selectividad, pero se incluyen otros tres exámenes; el segundo al que deben enfrentarse los alumnos es el de graduado en ESO, al terminar el cuarto año de la Educación Secundaria Obligatoria.

En esta prueba se evalúan las materias troncales y algunas específicas.

De entre todas, las mates siguen siendo una de las más temidas por los alumnos.

Para aprobar este examen, el estudiante debe dominar la geometría, el álgebra y sus teoremas, las fórmulas, los productos notables, la estadística, la probabilidad… en fin, todo lo visto en clase de mates.

El programa resulta bastante amplio y en él figuran numerosos temas aprendidos a lo largo de los cuatro años de ESO.

Examen de mates para sacarse el graduado Cómo prepararse para el Día D

A fin de prepararse y aprobar el examen de graduado en ESO, especialmente para la prueba de mates, resulta fundamental ser organizado, planificarse bien y ser metódico.

Basta con olvidar un concepto importante o pasar por alto un capítulo para que, el día del examen, el estrés te supere y te bloquees delante de la hoja en blanco.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Las mates en la ESO

Para prepararse bien el examen de matemáticas y obtener el graduado en ESO, hay que conocer bien el programa de estudios de la Educación Secundaria Obligatoria.

El programa de matemáticas

En primer lugar, encontramos la parte “numérica”: en ella se estudian temas como los números relativos, las reglas de cálculo elemental, las fracciones, las potencias, la factorización o las ecuaciones.

Después, le sigue todo lo relativo a las ecuaciones y las funciones para poder explicar las normas de proporcionalidad: funciones lineales, afinas, porcentajes y estadísticas.

Otra parte importante del programa es la geometría: se revisan los conocimientos aprendidos en años anteriores, y en 4º también aparecen nuevos conceptos que deberás dominar, como el teorema de Pitágoras, el de Tales, la trigonometría y los vectores.

El objetivo de los exámenes no es ni mucho menos pillarte o castigarte; estos recogen las nociones fundamentales que se han visto en las clases de matemáticas.

Si te has aprendido las lecciones, si has comprendido lo esencial y si has retenido los puntos clave, no hay razón para alarmarse por la posible dificultad del examen.

Organizarse

Para los exámenes de ESO resulta esencial organizarse, y más especialmente para el de matemáticas, cuyo programa es bastante amplio.

Es la clave del éxito frente a este examen.

¿Cómo proceder, pues?

Rodearse de buenas condiciones de trabajo

Aunque parezca evidente, siempre es bueno recordar que solo en condiciones favorables realizaremos una buena labor.

Aíslate en un lugar tranquilo (normalmente tu habitación) y, sobre todo, desconecta cualquier posible fuente de distracción durante 1 hora: ordenador, teléfono o televisión.

Es mejor no dejarse tentar por aquello que pueda minar tu concentración.

Digerir las clases

Puede sonar extraño, pero este verbo ofrece una buena idea de lo que hay que hacer.

Durante el cuarto año y también durante los anteriores, has adquirido muchísimos conocimientos.

Por ello, es necesario aprender a seleccionarlos y a agruparlos, a saber distinguir lo esencial de lo prescindible.

Hay que saber reconocer las ideas principales de un tema y sus aplicaciones fundamentales.

Una vez realizada esa primera selección, aprende los puntos esenciales por categorías, en grupos de 5 o 6 elementos.

Importante: debes aprender de memoria los conceptos, fechas, teoremas y definiciones; es la única forma efectiva de hacerlo.

Repítelos tantas veces como sea necesario e intenta buscar trucos para retenerlos.

Si los aprendes de memoria luego te resultará más sencillo utilizarlos en el momento oportuno.

Estructurar las ideas

No siempre resulta fácil retener todo en matemáticas; por ello, debes intentar crear enlaces para relacionar unas ideas con otras.

Puedes utilizar frases como “esto es como…” o “esto me recuerda a…” y, automáticamente, tu memoria ordenará la nueva información en el lugar adecuado.

Para memorizar mejor los nuevos conocimientos, el cerebro necesita clasificar la información e ilustrarla: imagina, por ejemplo, en qué situaciones necesitarías una determinada fórmula.

¿De qué manera podría aparecer este concepto en el examen? ¿Con qué puede estar relacionado?

Desarrollar tus conocimientos

Nuestro cerebro posee una amplía capacidad de almacenamiento; basta con apretar el botón adecuado para activar la respuesta correcta.

La memoria es como salir a correr: al principio te resulta complicado, pero más tarde coges el ritmo.

Estudiar mates para el graduado Desarrolla tus capacidades al máximo

En este caso es lo mismo: con más práctica, tu cerebro optimizará su capacidad de retención. Cuanto más aprendes, más memorizas.

Antes de coger tus apuntes o de comprobar la solución en un libro, intenta recordar todo lo que has retenido hasta el momento. Después, confirma la respuesta por si tienes que corregir o completar.

En matemáticas es fundamental practicar, una y otra vez; repetir los ejercicios hasta que logres desenvolverte con soltura.

Las distintas fórmulas para prepararse la prueba de matemáticas

Las fichas

Este método resulta muy útil, ya que eres tú mismo el encargado de crear tu propia receta de éxito.

Clases de mates antes del graduado Escribir y esquematizar los contenidos te ayudará a fijarlos

Con estas fichas, vas a aprender y  retener fácilmente conceptos, y vas a refrescar ideas sin tan siquiera darte cuenta.

Para el programa de ESO podemos seleccionar 10 fichas recapitulativas:

  • Ficha 1: análisis numérico (fracciones, potencias)
  • Ficha 2: cálculo literal con ecuaciones e inecuaciones
  • Ficha 3: problemas relacionados con la aritmética
  • Ficha 4: estadística (medias, medianas, gráficos)
  • Ficha 5: geometría (teorema de Pitágoras y de Tales)
  • Ficha 6: trigonometría (calcular de longitudes y ángulos)
  • Ficha 7: probabilidad
  • Ficha 8: ángulos y polígonos
  • Ficha 9: funciones (afines, lineales, constantes y porcentajes, representación gráfica)
  • Ficha 10: espacio (calcular áreas y volúmenes)

Modelos de las pruebas

Para aprobar el examen de graduado en ESO, no existen temas que haya que estudiar y otros que poder pasar por alto: se debe estudiar y repasar todo, asimilarlo y comprenderlo. Solo así lograrás mejorar en matemáticas.

Durante los cuatro años de ESO, debes aprender a estructurar lo aprendido en las clases de mates y a repasar los temas frecuentemente  para ir adquiriendo conocimientos sólidos.

Para comprobar si dominas todos estos temas, puedes utilizar los modelos de pruebas del graduado en ESO.

Cuando hayas aprendido un concepto o un capítulo, evalúate a ti mismo con los ejercicios que se ofrecen en los modelos de examen para comprobar si has asimilado todo correctamente.

Si practicas con estos ejemplos, comprenderás un poco mejor lo que los correctores esperan de ti. Aunque cada año los exámenes cambien, siempre hay conceptos claves que se repiten.

Con estos modelos de examen podrás evaluar tu nivel, darte cuenta de tus errores y comprender el origen de estos.

Los test en línea

Con Internet, también es posible prepararse el examen delante de la pantalla del ordenador, de la tableta, o incluso del smartphone.

Existen varias páginas webs que ofrecen test para repasar y determinar tu nivel en matemáticas y ayudarte a repasar.

Generalmente, estas pruebas son gratis y no es necesario realizar ninguna inscripción.

Tras realizar el test, suele aparecer una nota como resultado de las preguntas acertadas.

Si no estás del todo satisfecho y quieres perfeccionar tus conocimientos, puedes volver a hacerlo hasta que hayas retenido todas las ideas.

Estos test rápidos te ayudan a evaluarte a ti mismo para saber en qué temas debes incidir cuando repases.

Aunque a priori parezca un método más dinámico que las tradicionales fichas para memorizar las clases de mates, estos test son la prueba de que es posible aprender divirtiéndose, ya que, de esta forma, la memoria trabaja con más facilidad.

Un profesor particular

Finalmente, si tienes la oportunidad, puedes contactar con un profesor particular que proponga clases a domicilio.

Ya sea para trabajar sobre un tema en concreto o sobre varios, durante uno o seis meses, este tipo de preparación es el que suele dar los mejores resultados.

Clases particulares de matemáticas Recurre a las clases particulares para una preparación personalizada

El profesor puede ser tanto un estudiante de universidad como un profesor de matemáticas ya retirado.

Lo importante es que domine a la perfección todos los contenidos de matemáticas de la ESO, y que esté disponible para ayudarte a  preparar el examen.

El profesor irá a tu casa, valorará tu nivel de mates, detectará tus lagunas y tus puntos fuertes, y sobre todo sabrá escucharte.

Se adaptará a tus necesidades y expectativas para aprovechar al máximo vuestras sesiones.

Si estás en bachillerato, consulta nuestro artículo sobre cómo prepararse las mates en bachillerato.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *