El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Profesor a domicilio: ¿el trabajo ideal para estudiantes?

Por Marisol el 22/11/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Manual de Instrucciones para Estudiantes: Dar Clases Particulares
Índice

«Nada es demasiado difícil para los jóvenes», dijo el célebre filósofo griego Sócrates. Claro que él probablemente no tuvo que trabajar para financiar sus estudios como hacen muchos estudiantes hoy en día. Los que pueden seguir confiando en sus padres en términos financieros también suelen tener que considerar buscarse un trabajo para ganar un poco de dinero extra.

Si eres estudiante de Bachiller o universitario o si estás pensando en entrar en una escuela superior, no siempre es fácil tener un trabajo temporal y sacarse los estudios al mismo tiempo. Sin embargo, la experiencia profesional que aporta y el placer de ganar un sueldo a fin de mes harán que tengas una buena experiencia de ese primer trabajo. ¡Y además tendrás un dinero extra para llegar a fin de mes!

Por eso estás pensando en mandar currículums para conseguir un trabajo a tiempo parcial, pero ¿no sabes qué trabajo para estudiantes quieres ejercer? ¿Y si das clases particulares?

ser profesor particular Sí, trabajar cuando se es estudiante puede ser difícil, ¡pero también tiene muchas ventajas!

Como estudiante, estás especializado en una materia (o más), así que podrías aprovechar tus habilidades para dar clases particulares a los estudiantes que las necesiten.

Ya sean clases de Lengua, de Física y Química o clases de Inglés (si eres bilingüe tras haber pasado una estancia en el extranjero, por ejemplo), la profesión de profesor a domicilio puede adaptarse perfectamente a tu horario de estudio.

Pagar tus estudios siendo profesor a domicilio

En España, hay muchos estudiantes que dan clases particulares a alumnos de un nivel más bajo que el suyo para pagarse los estudios y tener un sueldo que les permita cubrir sus gastos. Esto es normal teniendo en cuenta las dificultades financieras que sufre la mayoría de los españoles, y de las que los estudiantes por desgracia no se libran.

ser profesor mientras estudias ¿Cansado de comer pasta? ¿Y si te conviertes en profesor particular?

Dar clases particulares a domicilio es la solución que eligen muchos jóvenes para evitar comer solamente pasta con tomate desde el día 15 de cada mes, entre ellos los estudiantes de educación superior.

Si eres estudiante y buscas una forma de llegar a fin de mes, las clases particulares tienen muchas ventajas:

  • La flexibilidad de horario que ofrecen las clases particulares, lo cual te permite elegir tú mismo el número de horas que quieres impartir
  • La oportunidad de repasar los conceptos básicos de tu campo de especialidad enseñando a tus alumnos y haciéndoles progresar
  • Unas condiciones ideales de trabajo, en un entorno tranquilo que permite que tus alumnos mejoren sin que acumules demasiado cansancio, que es perjudicial para tus estudios
  • El placer de transmitir tus conocimientos a un alumno y participar activamente en su aprendizaje y su desarrollo.

Un trabajo para estudiantes mejor pagado que otros

Sin embargo, no se puede negar: el sueldo sigue siendo la principal motivación de los estudiantes que quieren encontrar un trabajo. Y de nuevo, la profesión profesor particular es ideal en ese sentido.

En Superprof, por ejemplo, el precio medio de una hora de clase de matemáticas en Madrid es de 13 € y de guitarra es de 17 €.

ser profesor particular Puedes dar clases de Filosofía, Geografía e Historia ¡e incluso clases de guitarra!

Es mucho más que la cantidad que se cobra por hora teniendo el salario mínimo (unos 5 €), que es el que tendrá un estudiante que tiene un contrato de trabajo como vendedor en una tienda de moda o en restauración.

El sector de los grandes distribuidores también ofrece a los estudiantes muchas oportunidades para trabajar los fines de semana y durante las vacaciones escolares. También hay un gran número de empleos para estudiantes en el sector del telemarketing y la venta a puerta fría. Sin embargo, el salario que ofrecen estos trabajos también equivale al salario mínimo.

Entre los sectores que reclutan estudiantes, la entrega a domicilio atrae hoy en día a muchos jóvenes, especialmente con el auge de empresas como Just Eat o Deliveroo. No suelen pagar mucho y además tienes que soportar la monotonía y la fatiga que conlleva este tipo de empleos.

Por tanto, la profesión de profesor particular es sin duda un trabajo para estudiantes mejor pagado que otros.

Las clases particulares en negro: mala idea

No es buena idea que ejerzas como profesor particular a domicilio y cobres en negro. Es cierto que no tendrás que pagar impuestos y que muchos lo hacen, pero las consecuencias son muy serias.

Recuerda que estás construyendo tu futuro y tu carrera. Tener problemas con la ley antes de entrar en la vida laboral puede ser algo muy perjudicial para tu inserción profesional, sobre todo porque algunas profesiones requieren que no tengas antecedentes penales.

ser profesor particular Es mejor empezar tu vida laboral sin antecedentes penales, ¿no?

Y si hablamos de antecedentes penales, es porque defraudar a la Hacienda Pública es un delito fiscal. Para el delito de defraudación, regulado en el artículo 305 del Código Penal de España, se prevé una pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la cuantía dejada de ingresar.

Además, recuerda que si decides convertirte en profesor cobrando en negro, no tendrás derecho a paro y no contribuirás a la jubilación. Seguro que la jubilación te parece algo muy lejano, ¡pero llega mucho más rápido de lo que piensas!

Todos estos riesgos seguro que te convencen para no cobrar en negro. Pero entonces, ¿cómo se puede dar clases particulares a domicilio de forma legal y cómo se pueden declarar los ingresos? Tienes varias soluciones para dar clases particulares legalmente y, por tanto, tranquilamente.

¿Hace falta hacerse autónomo para dar clases particulares?

Convertirte en autónomo cuando se quiere dar clases particulares para complementar tus ingresos no es una obligación, pero es una opción totalmente factible. Tienes varias opciones disponibles.

Hacerte autónomo

Para darte de alta como autónomo, tienes que hacer dos cosas: darte de alta en Hacienda de forma gratuita, presentando el modelo 037, y darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), presentando el modelo TA0521 en una administración de la Seguridad Social.

Hoy en día, si no has estado de alta como autónomo en los últimos cinco años, te puedes beneficiar de la tarifa plana de la Seguridad Social: 50 € los seis primeros meses y descuentos sobre la tarifa normal hasta el mes 30.

De esta manera, eres tu propio jefe y puedes elegir a tus alumnos y la frecuencia de las clases; puedes fijar tú mismo tus tarifas, y obtienes el derecho a tener una pensión, paro y bajas por maternidad o enfermedad.

Ten en cuenta que tendrás que declarar el IVA cada tres meses rellenando el modelo 303, en caso de que tus clases no estén exentas, y el modelo 130 si más del 70% de tus facturas van sin retención del IRPF.

No darte de alta en la Seguridad Social si facturas menos del SMI

Un problema bastante común es el de las personas que ejercen una actividad por cuenta propia, pero dudan entre hacerse autónomos o no por su bajo nivel de ingresos, lo cual les impide pagar la cuota de autónomos, o al menos que les compense.

Afortunadamente en 2007 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que establecía que no era necesario darse de alta como autónomo si los ingresos eran inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (9080,40 € al año).

Esto solo te exime de darte de alta en la Seguridad Social, pero no en Hacienda, con lo que igualmente deberás declarar tus impuestos (IVA, IRPF, Renta).

Trabajar en una academia

La última opción que te proponemos para dar clases particulares es trabajar en una academia de apoyo escolar o de idiomas a tiempo parcial. Para ello, como en cualquier trabajo, tendrás que mandar tu currículum, pasar una entrevista y acordar las condiciones de trabajo.

Entre las ventajas que tiene este trabajo está la de que no tendrás que preocuparte de buscar alumnos, porque se encarga la propia academia, ni de los quebraderos de cabeza que a veces da el hecho de ser autónomo (darse de alta, cuota de autónomo, declaración de impuestos…).

Por otro lado, también tiene algunos inconvenientes, como que no podrás fijar tú mismo los precios de tus clases, ni elegir a tus alumnos ni la frecuencia de las clases, ni serás tu propio jefe.

Tú eliges la manera de ejercer como profesor autónomo e impartir clases particulares a domicilio, ¡pero que sea siempre legal!

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Marisol
Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.