Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

¿Qué contiene la oferta de prestaciones que propone mi entrenador personal?

Por Coral, publicado el 17/05/2017 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > Los Servicios Propuestos por los Gimnasios

« La paciencia es la clave del bienestar ».


Lo creamos o no, esta máxima del profeta Mahoma ilustra bien nuestro mensaje del día: la práctica de ejercicio contribuye al bienestar, pero hay que ser pacientes -y regulares- para recoger los primeros frutos.

Es un hecho demostrado, el deporte mejora la condición física y la salud mental.

Pero hay que cuidar las posturas que tomamos para evitar hacer movimientos en falso, y hay que saber dosificar la alimentación.

De ahí el interés de solicitar la valoración de un entrenador deportivo en el gimnasio: se trata de un profesional del deporte y la nutrición, un entrenador personal que establece un programa adaptado y personalizado para su cliente.

Los motivos y los resultados esperados pueden ser diferentes:

  • Ganar confianza en uno mismo y sentirse mejor,
  • Ganar en motricidad,
  • Tonificarse,
  • Perder peso,
  • Ganar musculatura, etc.

Para lograr nuestros objetivos, es fundamental saber qué prestación será la mejor.

En los gimnasios se proponen numerosas prestaciones: nutrición, bebidas, clases colectivas o entrenamiento individual, relajación, hammam, sauna, etc.

Y eso nos viene que ni pintado, porque en Superprof vamos a analizar el conjunto de servicios que proponen los centros deportivos.

Aprender cómo cuidar tu nutrición en el gimnasio

Tener una actividad física o ir a clases de puesta en forma implica indudablemente adoptar un buen régimen alimenticio.

Comida sana para mantenerse en forma. El kebab, uno de los enemigos del deportista: demasiado salado, exceso de grasas animales, seguro que todas esas calorías no van a reafirmar la piel…

No hay que comer en un fast-food después de haber entrenado. Además, ¡no se debería comer en los fast-food, sin más!

La nutrición es fundamental para estar en forma y tener buena salud. Por eso hay cada vez más gimnasios que integran el plan nutricional en sus prestaciones.

En el gimnasio, los deportistas podrán aprender a alimentarse bien.

Por ejemplo, comer proteínas vegetales permite generar músculo: espirulina, lentejas, quinoa, legumbres, tofu… ¡son alimentos más ricos en proteínas que un filete de ternera!

A propósito de las bebidas estimulantes

Si bien hay salas que venden bebidas estimulantes, habría que desconfiar porque son incompatibles y no aptas para la práctica del deporte.

El consumo de bebidas estimulantes puede provocar problemas graves para la salud -como heridas, problemas digestivos, cardiológicos y neurológicos- y está desaconsejado en la práctica de una actividad física prolongada.

¿Qué beber entonces para aumentar el tono muscular?

¡Habrá que optar por bebidas energéticas!

Sin acidificantes, colorantes ni conservantes, se trata de bebidas isotónicas que tienen una composición nutricional adaptada y que responden a una reglamentación muy específica.

Las bebidas energéticas, o bebida dietética con aporte glucídico, contienen aportes en vitaminas y minerales -magnesio, potasio, vitaminas C y proteínas- necesarios para que los deportistas se encuentren en forma, progresen y alcancen sus objetivos de rendimiento.

Por el contrario, las bebidas estimulantes -como el Red Bull, por ejemplo-, está desaconsejado antes, durante y después del esfuerzo.

Supone para el deporte lo que el McDonald’s para la gastronomía…

Las clases colectivas en el gimnasio

Ya sea la fuerza, el rendimiento, la tonicidad, una pérdida de peso, mejorar la silueta o la flexibilidad lo que motiva tomar la decisión de apuntarse a un gimnasio, existen muchos tipos de clases colectivas adaptadas a todos los niveles.

Ventajas e inconvenientes de los gimnasios. Hacer deporte en grupo en un espacio fitness es particular: no es caro, pero hay que saber abstraerse del resto para concentrarse en uno mismo.

Entre el refuerzo muscular (para modelar la silueta), las clases de baile para divertirse al ritmo de músicas populares y las clases de relajación y stretching, hay una decena de clases colectivas, muy solicitas en los gimnasios:

  • El Step: una clase colectiva bailada con un step, un escalón de plástico de 10 a 15 cm de altura, sobre el que se sube y baja al ritmo del grupo. Clase ideal para desarrollar la coordinación, la respiración y el sentido del ritmo.
  • El Low Impact Aerobic: una clase bailada al ritmo de la música, pero sin accesorios. Todo es en el suelo, sin ningún salto, y por tanto, sin riesgo de lesiones o esguinces. Es un entrenamiento cardio que permite gastar muchas calorías, solicita los músculos superiores e inferiores del cuerpo. Adaptado para aquellas personas con sobrepeso, que sufren problemas articulares o de avanzada edad, porque, como su nombre indica, es poco agresivo. Ideal para ponerse en forma poco a poco, hacer refuerzo muscular y mejorar el sistema cardiovascular.
  • El High Impact Aerobic: ideal para quemar energía, es una clase colectiva bastante intensa, para practicantes de fitness de nivel avanzado. Para adelgazar y mejorar las capacidades cardiovasculares.
  • El Body Combat: método que se inspira de movimientos de varias artes marciales, como el karate, el boxeo, el taekwondo. Un entrenador establece las coreografías y hace trabajar ejercicios de refuerzo muscular (flexiones, abdominales, estiramientos). Un buen método para recuperar la tonicidad y la resistencia cardiaca,
  • Spinning: un método basado en el entrenamiento en bicicleta estática. La cadencia de pedaleo se define según el ritmo de la música, ideal para muscular las piernas, glúteos y abdominales,
  • La Zumba: una clase bailada muy festiva que hace trabajar la totalidad del cuerpo,
  • El Body Pump: se trata de una clase de musculación en sala. Se usan barras y pesas para desarrollar la musculatura y las capacidades cardiovasculares,
  • El Body Balance: entrenamiento suave, inspirado del yoga, para mejorar la flexibilidad y el equilibrio. Esta clase utiliza métodos de relajación como el Taï Chi, el Yoga o el método Pilates, y alterna con ejercicios de respiración, refuerzo muscular, equilibrio y estiramientos,
  • El Body Sculpt: una clase de refuerzo muscular para ganar tono.

El entrenamiento personalizado

Mejor aún que una clase colectiva, una clase individual permite un auténtico seguimiento adaptado a cada uno.

En el gimnasio, un profesional -entrenador personal- establece un plan de progresión individualizado en función del nivel de la persona y permite un uso idóneo de los accesorios y de las máquinas.

Vigila las posturas corporales y dirige la hoja de ruta, el plan de progresión de su alumno.

Para lograr obtener resultados -adelgazar, ganar musculatura, mejorar las capacidades cardiovasculares, alimentarse mejor, etc.-, es la mejor fórmula.

¡Pero es también la más cara! Cada uno tiene que ver lo que prefiere, evidentemente.

Footing en grupo en el exterior

A menudo hablamos de clases en el gimnasio, de musculación, step, Crossfit, pero olvidamos también a menudo que el footing es un excelente entrenamiento cardiovascular.

El footing en exterior, en una pista para este fin, constituye un buen calentamiento, hace sudar y eliminar las toxinas, contribuyendo a modelar la silueta.

Hacer footing en grupo permite correr a un ritmo lento para estimular las capacidades respiratorias. El hecho de que se practique en grupo, ayuda a motivarse.

Más vale comenzar poco a poco con pequeños trayectos (no hacer más de veinte minutos) al principio y aumentar progresivamente la cadencia.

Es fundamental estirarse siempre después de un entrenamiento y beber mucha agua para rehidratar el organismo.

Utensilios para medir

Cuando se empieza una actividad física y deportiva, hace falta adquirir toda una serie de accesorios y útiles para medir el rendimiento.

Consejos útiles para deportistas. ¿Salud delicada? Antes de realizar esfuerzos intensos, comprobar el sistema cardiovascular puede suponer tu salvación.

Ya sea para estar en el gimnasio o en el exterior, es necesario tener un reloj y un cronómetro.

También podemos pensar en un podómetro.

El tapiz para el suelo es fundamental, por ejemplo para hacer abdominales, glúteos y estiramientos, o la célebre posición de yoga « saludo al sol ».

En la sala del gimnasio, podemos usar también:

  • La bola suiza o «gym ball», ideal para pilates,
  • Las pesas, para ganar musculatura
  • Los elásticos, para los estiramientos y para trabajar la elasticidad,
  • Los anillos de pilates,
  • El TRX (dos correas con asas) para hacer ejercicios musculares en suspensión,
  • Bancos y barras de musculación,
  • El step,
  • La comba,
  • Remos, cinta y steppers,
  • Los electroestimuladores,
  • El pulsómetro.

La sauna

La mayoría de gimnasios en centros de spa están cada vez más equipados con saunas.

La sauna comporta múltiples beneficios, sobre todo para la musculación y el bienestar corporal, es beneficioso después del deporte.

Relajación y bienestar gracias al deporte. Tras el esfuerzo, sauna y hammam ayudan a evacuar las toxinas del cuerpo, tanto para debutantes como para los deportistas de alto nivel.

¿Por qué?

Porque ayuda a que el cuerpo se recupere.

El cuerpo transpira mucho porque los poros de la piel, sometidos a mucho calor, se abren. El flujo sanguíneo se acelera y el oxígeno circula mejor por el cuerpo.

Nos invade una sensación de relax -normalmente-, al tiempo que la sauna ayuda a nuestro cuerpo a eliminar las toxinas mediante la transpiración.

Además, hacer una sesión de sauna contribuye a dormir con mayor facilidad, para estar en forma al día siguiente. Es por tanto una excelente actividad entre dos entrenamientos deportivos.

Toallas y vestuarios

¿Tienes ganas de hacer aquagym, cross training, trabajar los pectorales o estimular tus capacidades cardiovasculares pero el gimnasio que más te gusta está a la otra punta de la ciudad?

¿No te apetece estar una hora en el coche de vuelta empapado de sudor?

¡Ningún problema!

La mayoría de gimnasios están equipados de vestuarios y de duchas para enjuagarse después del entrenamiento.

Qué deporte y qué gimnasio elegir. Taquillas, duchas y sanitarios: los gimnasios proponen diferentes prestaciones.

Por lo general, el abono mensual comprende el acceso a los vestuarios, las taquillas y las duchas individuales.

Más vale informarse de las condiciones del abono, pero lo mejor es que lleves tu propia toalla y tu gel para estar seguro de volver limpio a casa.

Reducir el coste del gimnasio por llevar clientes

La mayoría de empresarios y entrenadores personales que abren sus propia sala lo han comprendido: para llenar su hoja de pedidos e incluso para darse a conocer, hay que fidelizar al cliente.

Para lograrlo, los gimnasios proponen a menudo a sus clientes reducciones en sus abonos -con o sin permanencia- si por su mediación se inscribe alguien cercano, un miembro de su familia, un amigo o algún conocido.

Con este sistema, todo el mundo sale beneficiado: la empresa, que sin captación activa, alcanza una clientela complementaria superior gracias al marketing de red y aumenta el crecimiento potencial de sus ingresos, y el cliente, que paga menos por los mismos servicios.

Así, conseguir que alguien de nuestro entorno se matricule puede suponer la obtención de un acceso gratuito al gimnasio durante uno o dos meses.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz