El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Pruebas de selectividad: examen de inglés

Por Raquel el 20/08/2016 Blog > Idiomas > Inglés > ¿En qué Consisten las Pruebas de Selectividad de Inglés?
Índice

Todo el mundo hoy en día es consciente de la inmensa importancia que tiene la lengua de Shakespeare en nuestra vida tanto personal como profesional. Así, muchos alumnos quieren esforzarse al máximo para sacar una buena nota en esta materia en Selectividad, ya que así pondrán poner a prueba su nivel y se animarán a apuntarse a algún otro examen oficial (FCE, TOEFL…) más adelante.

No obstante, para sacar buena nota, hay que aprender a gestionar bien el tiempo y desarrollar unas buenas competencias lingüísticas. De todos modos, algo incluso más importante que estudiar, es saber cómo preparar el examen y, sobre todo, saber en qué consiste. Así que en este artículo empezaremos por lo más básico.

¿Qué es la Selectividad?

Como seguramente ya sabéis, la Selectividad no es otra cosa que un conjunto de exámenes que ponen a prueba los conocimientos y competencias de los alumnos en distintas materias con el fin de evaluar su nivel de capacitación para comenzar unos estudios universitarios después del Bachillerato. Así, estos exámenes también reciben el nombre de Pruebas de Acceso a Estudios Universitarios o Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU).

Consejos de selectividad Sacar una buena nota en selectividad

Fase General

Desde la reforma de 2010, la Selectividad consta de dos fases (una general obligatoria y otra específica voluntaria) evaluadas sobre un total de 15 puntos. La parte general consta de 4 pruebas (5 en el caso de las Comunidades Autónomas con lenguas cooficiales):

  • Lengua Española y Literatura
  • Historia o Filosofía
  • Lengua Extranjera (Inglés es la más común)
  • (Lengua cooficial, en el caso de haberla)
  • Asignatura escogida por el alumno

En esta fase se puede obtener un máximo de 10 puntos.

Fase Específica

Ahora vamos con la parte más complicada. La fase específica voluntaria puede constar de un máximo de 4 pruebas, de las que solo computarán las dos en las que el alumno haya obtenido mayor nota. Estas dos notas se multiplicarán cada una por 0,1 o 0,2 dependiendo de las ponderaciones, que varían en función de los estudios que quiera cursar cada alumno y de la Comunidad Autónoma o la Universidad en las que quiera estudiar, por lo que debéis siempre consultar los listados de ponderaciones para ver qué asignaturas os convienen

Así explicado puede parecer mucho más complejo de lo que es en verdad. Lo veréis más claro con un ejemplo: imaginad que queréis estudiar Derecho en Madrid; en ese caso, sería interesante que escogieseis Griego, Latín o Literatura Universal porque, según el listado de ponderaciones de las universidades madrileñas, esas asignaturas ponderan 0,2, mientras que otras como Dibujo Técnico tan solo valen 0,1. Es decir, si elegís Griego en la fase específica y sacáis un 9, vuestra nota total de selectividad aumentará en 1,8 (9×0,2). De este modo, si en la fase general sacáis un 8, vuestra nota total será de 9,8 (8 de la fase general + 1,8 de la fase específica ya ponderada).

Estudia con modelos de examen Practica modelos de exámenes de años anteriores

¿Qué conclusiones sacamos de este batiburrillo?

Pues bien, nuestro consejo es el siguiente: reconoced vuestras fortalezas y debilidades a la hora de escoger asignaturas. ¿Por qué? Pues porque si se os da particularmente bien una materia y además os pondera 0,2 para los estudios universitarios que queréis cursar, lo mejor es que la seleccionéis para la fase específica y así aumentéis vuestra nota. Sin embargo, si hay alguna asignatura optativa que os cuesta un poco más, podéis escogerla para la última prueba de la fase general y así no os arriesgaréis a que vuestra media empeore.

Lo dicho, es cuestión de pensarlo con cuidado y cabeza.

¿En qué consiste el examen de inglés?

Ya hemos comentado que los exámenes varían en función de las Comunidades Autónomas. Así que tendréis que acostumbraros a un tipo u otro de examen dependiendo de dónde vayáis a hacer las pruebas. Lo mejor es que busquéis en Internet ejemplos de pruebas de otros años para practicar en casa y así familiarizaros con el tipo de ejercicios. Debéis tener en cuenta que tenéis un límite de tiempo, así que cuantos más exámenes similares hayáis hecho, más fácil os resultará gestionar el tiempo.

A pesar de las diferencias, podemos comentaros algunos rasgos generales. Para empezar, cada prueba ofrece al alumno dos opciones, de modo que podéis echarles un ojo rápidamente a ambas y decantaros por la que os parezca más sencilla o por la que creáis que podéis hacer mejor.

  • Os encontraréis con un texto breve (de unas 300 palabras) acompañado de una serie de preguntas de comprensión (que pueden ser de redactar o de responder con “TRUE”· o “FALSE” y justificar la respuesta).
  • Un ejercicio para buscar en el texto los sinónimos de una lista de palabras.
  • Un ejercicio de gramática para reformular una serie de frases o rellenar los huecos con las palabras (verbos, adverbios, pronombres…) más adecuadas.
  • Un ejercicio de redacción sobre un tema específico.

Nuestro consejo a la hora de escoger una opción u otra es que elijáis la que tenga una redacción más fácil de abordar, ya que este ejercicio es el que vale más puntos. Eso sí, cuanto más fácil sea la redacción, más difíciles serán el texto y las preguntas de gramática.

Tener cuidado con el tiempo Saber gestionar el tiempo

En definitiva, los exámenes de Selectividad no ponen solo a prueba vuestros conocimientos y competencias, sino también vuestra capacidad de autoevaluación, así como vuestra gestión de los nervios y el tiempo. Son un conjunto de elementos que debéis saber encajar para dar lo mejor de vosotros.

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...
Raquel
Traductora de inglés, francés y español. Profesora entusiasta, devoradora compulsiva de series de televisión y apasionada del mundo Disney. "Aprende a enseñar y enseñando aprenderás".

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz