Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Por qué aprender francés?

Por Raquel, publicado el 25/06/2017 Blog > Idiomas > Francés > Motivos Para Animarse a Aprender Francés

En España, los estudiantes de Secundaria tienen que aprender dos lenguas extranjeras. En general, la primera lengua extranjera suele ser el inglés, mientras que el francés suele ser el principal idioma escogido como segunda lengua.

Por otra parte, como el francés y el español comparten una raíz común, para los españoles es más sencillo aprender francés que alemán, ruso o chino, ya que se trata de una lengua mucho más «trasparente». Al fin y al cabo, las reglas gramaticales y léxicas tienen muchas similitudes.

Con práctica, esfuerzo y dedicación, podéis llegar a ser completamente bilingües. Una inversión perfecta en relación tiempo/beneficio.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Aprender francés: diversos objetivos

Para estudiar un año en el extranjero, es necesario tener unas ciertas bases mínimas (o incluso un nivel avanzado) para que todo vaya sobre ruedas. Así, podréis disfrutar al máximo de vuestra experiencia y aprender todavía más.

En lo que respecta a una estancia laboral en el extranjero, hablar francés os permitirá encontrar trabajo en empresas nacionales e internacionales, para lo que podréis hacer entrevistas presenciales o a distancia (telefónicas o por Skype). Muchas empresas españolas buscan personas que hablen francés porque pretenden expandir sus fronteras y abrirse a otros mercados.

Si lo que queréis es realizar un viaje de carácter turístico, hablar francés os permitirá integraros por completo en el país y su cultura. Con el francés, tenéis acceso a más de 20 países, presentes en todos los continentes, y con culturas y tradiciones muy distintas que os abrirán la mente y os darán una perspectiva muy distinta de la vida.

¿Por qué ir a clases de francés?

Ya sea por clases de refuerzo, para mejorar vuestro nivel, para preparar un viaje a Marruecos o irse a vivir a Canadá, las clases de francés serán una opción estupenda.

El gusto por los idiomas es el motivo número uno. ¿No os gustaría saber francés?

Cierto es que un ordenador con Internet os permite acceder a un número casi ilimitado de recursos de aprendizaje (vídeos, podcasts, libros, ejercicios, películas, música…). Así, si contáis con la fuerza de voluntad y la disciplina necesarios, podéis aprender de manera autodidacta.

Algunos enlaces de utilidad

En YouTube podéis encontrar una gran cantidad de canales dedicados únicamente a la enseñanza de francés como lengua extranjera. Además, los vídeos suelen estar divididos en por tema, de modo que podéis elegir los que más os interesen en función de vuestras necesidades y expectativas.

YouTube también os permite escuchar música en francés «avec les paroles» (con letra) y ver películas subtituladas. Podéis empezar por películas subtituladas en español, luego en francés y, cuando os sintáis lo suficientemente cómodos, podéis probar a eliminar los subtítulos.

Yabla es una página que ofrece vídeos de todo tipo (conversación, viajes…) que pueden ir acompañados de subtítulos en español o francés.

Babbel, por otro lado, os ofrece una metodología de lo más completa (vocabulario, gramática, artículos de actualidad, juegos…).

Estos ejercicios están pensados, sobre todo, para ayudar a los alumnos a desarrollar su comprensión, tanto escrita como oral; así como a aprender vocabulario y reglas gramaticales. No obstante, lo más probable es que no tengan la oportunidad de aprender a expresarse y se bloqueen. Es como si un alumno tuviese todos los ingredientes para cocinar un plato, pero no conociese la receta.

Para optimizar el tiempo de estudio, es necesario equilibrar el nivel de comprensión con el de expresión. Cuanto más aprendáis, más debéis practicar para digerir las nociones aprendidas e asimilarlas con mayor facilidad.

Del mismo modo, un alumno que practica sin estudiar en absoluto la parte teórica de una lengua, solamente aprenderá las palabras más utilizadas y su registro será mucho más pobre.

Por eso, creemos que estos soportes son más bien complementos para unas clases en las que los alumnos puedan desarrollar su expresión oral y escrita.

¿Clases de francés en grupo o individuales?

Las clases en grupo tienen muchas ventajas, pero, dada la heterogeneidad de los alumnos y el poco tiempo del que dispone cada uno para expresarse, las clases particulares acaban siendo mucho más eficaces.

Las clases particulares son perfectas para aprender de manera eficaz. ¿Son mejores las clases individuales o grupales?

Existen clases particulares «gratuitas». Podéis aprender francés si buscáis a alguien con quien realizar un tándem lingüístico, por ejemplo: si buscáis a un francés que quiera aprender español, podéis enseñaros sendos idiomas mutuamente. ¿Por qué no le echáis un ojo a mylanguageexchange.com?

Sin embargo, este tipo de clases son sobre todo útiles para practicar. Debéis tener en cuenta que vuestro interlocutor no es un docente especializado con una metodología propia. Aunque hable el idioma, no tiene por qué saber explicároslo, del mismo modo que quizás vosotros tampoco sabríais explicarle las diferencias entre «por» y «para». Ser nativo de un idioma no supone conocer su lingüística.

Las clases particulares con un profesor certificado son la solución más eficaz

Los profesores están ahí para ayudar a los alumnos a cumplir sus objetivos y a adaptarse a sus necesidades específicas.

Existen tantas formas de aprender y tantas metodologías, que resulta fácil perderse. Si un alumno tiene que aprobar un examen, por ejemplo, el profesor sabrá cómo ayudarle a prepararlo de la mejor manera posible. Si necesita presentarse a una entrevista de trabajo, tratarán de repasar el vocabulario más específico al sector de la actividad y practicar las respuestas. Si lo que quiere es viajar en vacaciones, practicarán conversaciones propias del día a día.

El profesor se encarga de acompañar al alumno durante las clases y durante su trabajo personal. Le ofrece un ritmo de trabajo personal y los materiales necesarios adaptados a su modo de aprendizaje.

Profesores de francés: una ayuda adaptada a las necesidades de los alumnos

Durante las clases de francés, los profesores ayudan a los alumnos a expresarse, les corrigen los errores, mejoran su pronunciación y les dan las explicaciones gramaticales necesarias. También les ofrecen actividades y ejercicios en función de los aspectos que quieran o deban desarrollar.

La dimensión psicológica del aprendizaje de francés

El aprendizaje de un idioma también tiene una dimensión psicológica. Muchas veces, nuestra negatividad acaba minando nuestra capacidad de aprendizaje.

En los centros escolares, los profesores suelen tener una treintena de alumnos en cada clase, cada uno con un nivel. Además, suelen contar con muy pocas horas mensuales para trabajar con ellos, de modo que la mayoría enseguida se desmotivan.

Así, tras varios años de clases, son muy pocos los que de verdad logran expresarse en francés.

Los profesores están ahí para ayudar a los alumnos a evitar los bloqueos, a que pierdan el miedo a cometer errores. Por eso, lo más importante en una clase de francés (o de cualquier idioma) es que los alumnos se animen a hablar unos con otros y lo disfruten.

Cómo aprender francés

Cuando pensamos en aprender un idioma, se nos vienen al pensamiento los ejercicios de gramática y las interminables listas de vocabulario. No obstante, el vocabulario y la gramática no constituyen más que una ínfima parte del aprendizaje de un idioma. Aprender una lengua supone practicar, hablar, escuchar, escribir y leer. Una palabra que no se utiliza es una palabra que se olvida.

La motivación es imprescindible para aprender un idioma. El aprendizaje de un idioma requiere tiempo y esfuerzo.

Para muchos, aprender un idioma supone dedicarle un tiempo extra del que no disponen, lo que representa un gran esfuerzo. Si somos un poco astutos, podemos minimizar este esfuerzo si llevamos a cabo unos «hábitos de sustitución». ¿A qué nos referimos? A pequeños gestos que nos pueden ayudar en nuestro aprendizaje: en lugar de ver una película en español, podemos verla en francés con subtítulos, por ejemplo. En vez de mirar a las musarañas durante los trayectos en metro o bus, podemos escuchar podcasts en francés.

Clases en línea con un profesor nativo

El aprendizaje de un idioma se hace todavía más natural si se desarrolla con un profesor nativo que no habla vuestra lengua materna. De este modo, os obligáis a hacer todo lo posible para daros a entender en francés. Además, la ventaja de un profesor nativo es que os puede explicar a la perfección su cultura (música, películas, historia…), sus tradiciones y costumbres, con lo que podéis adquirir una perspectiva más completa del idioma.

La interacción alumno-profesor es diferente porque ambos provienen de culturas distintas. Los gestos, las expresiones y las formas de hablar de cada uno crean una combinación única.

Los profesores particulares también os pueden ayudar a aprender distintos registros del francés en función de vuestras necesidades u objetivos.

Los alumnos son más curiosos y se animan a interactuar con el profesor particular de francés

Dada su naturaleza, las clases particulares están pensadas para adaptarse por completo a cada uno de los alumnos. Las clases por webcam tienden a ser más económicas porque ahorran a los profesores los gastos de desplazamiento.

Por menos de 100€ al mes, podéis recibir dos horas de clases semanales. Los profesores también pueden realizar seguimientos de sus alumnos aunque estén de viaje, de modo que se garantiza la continuidad del aprendizaje.

El francés es un idioma precioso. ¡Animaos a aprender francés!

Las clases de francés online suelen desarrollarse a través de Skype (con sonido y vídeo) y de Google Drive. De este modo, el profesor y el alumno pueden escribir sobre el mismo documento. Los profesores pueden completar las clases con imágenes y vídeos extraídos de Internet, lo que enriquece todavía más el aprendizaje. Una manera estupenda de aprender interactuando.

Si queréis aprender francés por webcam, echadle un vistazo a los muchísimos perfiles disponibles en Superprof.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *