El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

Trucos para sacar provecho de tus clases de árabe

Por Lara el 22/10/2016 Blog > Idiomas > Árabe > ¿Cómo Aprovechar al Máximo las Clases de Árabe?
Índice

Poco después del verano y de la vuelta al cole, te has puesto a estudiar árabe. Una vez a la semana, un profesor particular te da clases de árabe a domicilio.

Recibir clases particulares es la mejor manera de aprender a hablar como un egipcio nativo. Y te gusta, porque desde las primeras clases has sentido que te entiendes bien con este profesor.

Aunque no todo ocurre siempre como uno espera:

Tienes dificultades para concentrarte, problemas de atención o sufres dificultades a la hora de escuchar y de memorizar.

Sin embargo, sientes que podrías progresar incluso más rápido.

¿Tu hijo tiene dificultades con las clases particulares de árabe y esto afecta su gusto por aprender?

¿Por qué la formación en árabe es considerada por mi profesor como algo más beneficioso que aprender alemán o portugués?

¿Cómo aprender el árabe formal de la forma más óptima posible?

¿Cómo sacar provecho de mis clases de lengua árabe o de un programa intensivo?

Bueno, hay trucos para optimizar los progresos y para que aproveches mejor tus clases particulares de árabe.

Superprof enumera las principales técnicas que tienes que adoptar para aprender árabe de forma eficaz «poniendo toda la carne en el asador».

Prepara tu cuerpo para las clases particulares de árabe

Es de sobra conocido que un alumno con predisposición y que escucha a su profesor ya ha realizado entre el 50% y el 80% del trabajo que el árabe requiere.

Preparar el cuerpo para estudiar árabe Aprender árabe, un «yoga» para el cerebro, el cual necesita que todo el cuerpo esté al 100% durante las clases particulares

Una escucha activa durante la clase permite al estudiante retener los conceptos más rápidamente: cuando relea sus apuntes, el esfuerzo de memorización se verá acelerado.

Para optimizar su aprendizaje, hay que estar dispuesto a aprender a hablar árabe de la forma más óptima posible.

De esta manera, conviene preparar al organismo para recibir clases de árabe.

·                                 Dormir bien

Si recibes clases intensivas de árabe antes de un examen, clases para adultos con vistas a una entrevista de trabajo o una formación profesional, es importante dormir bien la noche previa a la clase.

El sueño ayuda enormemente a la concentración durante la clase. Por lo tanto, adopta el ritmo de sueño que mejor te siente: duerme bien, ni mucho, ni poco.

·                                 Hidratarse con regularidad

La ciencia determina que el esfuerzo de concentración, anterior a la memorización de nueva información, es más fácil cuando la persona se hidrata regularmente.

Por lo que es importante que bebas mucha agua para evitar el cansancio, los dolores de cabeza y la disminución de tu rendimiento. Varios estudios han constatado que las personas bien hidratadas trabajan mejor que las que no beben el agua suficiente.

·                                 Comer de forma adecuada

Para estar en buena forma física y escuchar con atención durante tu clase, hay que comer bien. Esto alimenta a tu cerebro con nutrientes. Comer saludablemente (fruta, verdura, proteínas), y de forma razonable te ayudará a aprender árabe.

·                                 Oxigenar tu cuerpo

Si padeces ansiedad o crisis de autoestima, te puede venir bien hacer ejercicio físico. Hacer un poco de deporte oxigena el organismo. Tendrás que esforzarte menos para escuchar a tu profe de árabe, y aprenderás más rápidamente lo que te explique.

·                                 Eliminar toda fuente de distracción

Con el fin de que centres tu atención en el cuerpo y no en un tercer elemento, tienes que eliminar las fuentes de distracción y permanecer concentrado. Las técnicas de meditación pueden ayudarte a eliminar el flujo de pensamientos externos, negativos o positivos.

Si estás pensando en un fragmento de piano de J.S. Bach que vas a tocar después de tu clase de árabe, tu capacidad de retención se ralentizará.

Esto puede parecer evidente: apaga la televisión, el ordenador, el móvil. Crea un ambiente de aprendizaje óptimo para sacar provecho de tus clases, es lo más básico para conseguir aprender esta lengua.

El árabe puede parecer difícil: aprender el alfabeto, la escritura y la gramática…

Por lo tanto, es importante contar con constancia y determinación. Para aprender a leer, escribir y hablar como un egipcio, no olvides tomar apuntes durante tus clases.

Tu profesor particular no estará siempre detrás de ti para guiarte.

Si estás atento, eres riguroso y escuchas, no solo tus esfuerzos se verán recompensados – mejorarás tu pronunciación y la escritura – pero también tu profesor se sentirá muy motivado por tu motivación: ¡es un círculo virtuoso que se automantiene!

Estar centrado en el momento presente y en tu clase, te harán inevitablemente participar en la misma. Tu inversión personal hará que tu esfuerzo de memorización sea más fácil y tendrás la sensación de que todo fluye solo.

No tengas miedo a preguntar a tu profesor

No olvides que tu profesor no va a  juzgarte: todas las preguntas son buenas, no hay preguntas estúpidas.

Sobre todo, si estás empezando a aprender árabe: todas las preguntas son adecuadas para que puedas adquirir tus primeros conocimientos.

Si te falta vocabulario, si tienes una pregunta relativa a la pronunciación de una letra o un olvido en cuanto al significado de una palabra, si es un buen profesor particular, tu profe de árabe te responderá de manera clara y pedagógica.

La plataforma Superprof te puede ayudar a encontrar a tu profesor particular de árabe.

Para aprender árabe de forma eficaz y rápida, no hay que pasar las preguntas por alto: a menudo lo que ocurre es que el alumno no hace una pregunta por miedo a la reacción de los demás.

Es un error, ya que las preguntas sin respuesta ralentizan tu proceso de aprendizaje del árabe y de cualquier otra asignatura.

Aunque tu profesor no pueda responder inmediatamente – esto puede ocurrir, él no tiene una ciencia infusa para todo -, pídele que se informe para darte la respuesta durante la próxima clase.

Tu formación en árabe será más fácil si en la clase hay interacción.

La clase particular no es una clase magistral de universidad: si participas, si haces preguntas a tu profesor, memorizarás más rápidamente lo esencial de las respuestas.

También es un medio para mejorar tu expresión oral. El cerebro interioriza de forma más rápida el vocabulario y la pronunciación árabe si repites el oral.

No olvidemos que la lengua árabe es una lengua oral, un idioma que se habla en voz alta.

Otro aspecto fundamental para la optimización de tus clases particulares: entender que la lengua y la cultura forman parte de tu aprendizaje del árabe.

Pregúntale sobre la cultura de los países árabes-musulmanes, su historia, sus costumbres, los usos y tradiciones árabes, los temas de actualidad.

Si el árabe es la lengua materna de tu profesor, te responderá de corazón y te informará sobre su civilización, lengua y cultura árabe.

Si todavía no lo ha hecho, pídele que te dé ejercicios de repaso en cada clase para mantenerte al día e introducir la regularidad en tu trabajo.

El balance al final de las clases, los ejercicios de vocabulario, la gramática y el aprendizaje del alfabeto deberían hacerte progresar aún más rápido y autoalimentar tu motivación.

Trabajar las clases de árabe con regularidad

Es casi una perogrullada: para aprender bien a hablar árabe, hay que trabajar y practicar regularmente.

Es muy importante que revises lo que has visto entre dos clases.

Trabajo regular del árabe Para que recibir clases de árabe sea algo eficaz, es importante repasar con frecuencia las clases anteriores

Relee tus apuntes, utiliza los soportes didácticos que te proporciona el profesor, practica en voz alta las palabras de vocabulario difíciles de pronunciar.

Si tienes clases por la tardes después del trabajo, clases intensivas antes de un examen o sesiones entre las clases de la universidad, te será de gran ayuda encontrar un momento apropiado para revisar esta lengua.

Por supuesto, hay que imponer la disciplina en los repasos de las clases de árabe, además de lo que ya se hizo la jornada anterior.

Pero, entre nosotros, ¿qué mejor por las noches para tu cerebro que: practicar, repasar ejercicios, leer y hablar árabe o es mejor apoltronarse en el sofá para ver un programa de entretenimiento muy poco enriquecedor?

Los repasos estimulan tu cerebro, y como consecuencia, tus dotes cognitivas.

Los primeros esfuerzos son los más eficaces, pero una vez pasada esta fase, la dificultad y tu nivel del idioma aumentarán.

Imponerse un ritmo diario de trabajo también permite superar las dificultades y ganar confianza en uno mismo.

Encuentra un momento sin distracción externa – aíslate de los demás en casa –  y repasa las clases, según la técnica de memorización que mejor te funcione – auditiva o visual.

De la misma manera que para las clases de música – piano, guitarra, canto, batería o violín -, más vale repasar de treinta minutos a una hora al día, más que intentar asimilar la información dos horas antes de la clase privada.

El cerebro es un músculo maleable que hay que trabajar, machacar, desglosar y repetir, más que tratar de ingerir todo de golpe.

Y verás que tras algunas semanas, tus esfuerzos se verán recompensados y crearás muchos automatismos.

En la medida en la que conserves el gusto y el placer por aprender y aumentar tus competencias lingüísticas, tu regularidad te ayudará incluso a practicar árabe fuera de las clases.

Practicar árabe fuera de las clases particulares

No lo hubieras imaginado hace algunos meses, pero ahora deseas que llegue la hora de la clase particular y desde entonces, tienes ganas de practicar árabe en cualquier momento.

Práctica árabe fuera de las clases ¿Repasar fuera de las clases semanales?Es posible, leyendo la prensa árabe los domingos en la playa, por ejemplo

Bueno, es posible incluso en España. Aquí tienes cómo practicar árabe fuera de tus clases particulares:

·                                 Aprende árabe en línea, si eres asiduo al refrán «sarna con gusto no pica», y siempre que lo quieras: opta por el método Busuu, un sitio web  para aprender árabe en línea de forma eficaz.

·                                 Lee la prensa árabe: los periodistas escriben en árabe formal. Leer la prensa egipcia, por ejemplo, te ayudará a aprender el alfabeto. Incluso si no entiendes lo que lees en un primer momento, te será de ayuda para leer la escritura árabe.

·                                 Escuchar las noticias egipcias en la televisión estimulará tu oído y tu comprensión oral en árabe.

·                                   Mantén una conversación con un amigo, una persona cercana a tu entorno que hable fluidamente la lengua, o bien si conoces a alguna persona nativa u originaria de un país árabe. Es perfecto si deseas dominar la gramática o llegar a ser bilingüe.

  • Organiza una estancia lingüística o un viaje en un país magrebí, por ejemplo. Esta será la ocasión para perfeccionar tu nivel, mientras tienes la impresión de estar de vacaciones. ¿De qué te han servido tus clases particulares de árabe?

Has aumentado tus capacidades de concentración, tus resultados escolares han mejorado, has aprendido una nueva lengua, has ganado confianza en ti mismo y de ahora en adelante te puedes comunicar en árabe y entender una conversación en esta lengua en la televisión, en un país magrebí o en Egipto.

También puedes estudiar árabe de forma más profesional gracias a tus conocimientos, etapa clave para convertirte en profesor y enseñar árabe a los alumnos de colegios o institutos.

¿Quién hubiera imaginado que las clases particulares de árabe transformarían tu carrera profesional?

¿Quieres saber más sobre las tarifas de las clases particulares de árabe?

 

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Lara
Traductora y profesora de idiomas. Me encanta viajar, leer y conocer lugares y personas que aporten cosas nuevas y positivas a mi vida.