Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Reconocer el ritmo de una pieza de guitarra

Por Coral, publicado el 11/07/2016 Blog > Música > Guitarra > ¿Cómo Identificar la Rítmica a la Guitarra?

Cuando comenzamos con la guitarra, nos damos rápidamente cuenta de que hay que conocer las bases: saber leer las notas, leer una tablatura, reconocer las notas de la guitarra, manejar la púa, aprender a tocar con los dedos, conocer los principales acordes mayores y menores, etc.

Pero, mientras que en una partitura o tablatura se proponen piezas bajo forma de secuencias de acordes, nos damos cuenta de que falta una noción importante: la rítmica.

¿Cómo identificar la rítmica de una pieza? ¿Todos los guitarristas son capaces? ¿Existen tutoriales de guitarra?

¿Qué modalidades seguir para conseguirlo?

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Generalidades sobre la rítmica

Estructura musical de una pieza

Sea cual sea la música que interpretas, has de saber que esta se compone de 2 elementos esenciales, a saber, las notas y el ritmo.

Si ya sabes todo sobre la guitarra y los guitarristas, es un hecho ya asimilado, ¿verdad?

En efecto, con las notas, es muy sencillo, las reconoces fácilmente, desfilan por tu mente cuando cantas o cuando tocas, adquieren particular relevancia con la música clásica.

Encuentra el ritmo de un tema. Descompón la estructura de tu pieza para encontrar la rítmica.

En cuanto al ritmo, te afecta físicamente, es el que te va a dar ganas de bailar, moverte, es como una música interna que va a sacudirte.

Particularmente en el rock, pop, funk y en las músicas modernas en las que encontramos ritmos reconocibles.

Por otro lado, la rítmica es también una cuestión de motivación a la guitarra.

2 opciones par encontrar una rítmica

Si deseas saber cómo aprender a tocar la guitarra e interpretar la rítmica de una pieza, no hay muchas opciones posibles:

  • Puedes ir a una tienda de música o pedir por Internet el “songbook” oficial y reproducir exactamente lo que oyes.
  • O vas a tener que trabajar tu oído musical, tendrás que entrenarte a reconocer ritmos y sobre todo a reproducirlos a la guitarra.
Una tercera opción podría ser ir a clases de guitarra, pero incluso así, la paciencia y el tiempo de dedicación harán más que la fuerza o el ímpetu.
Si eliges comprar un songbook de tu pieza favorita, no es muy complicado. Basta con encontrar las partituras y tablaturas de guitarra que corresponden exactamente a tu pieza y dedicarle tiempo a descifrar la escritura del ritmo.
Si por el contrario, optas por afinar tu oreja musical, esto va a requerir más tiempo y experiencia.
Menos mal que existen trucos para superar la prueba con dignidad.

Los 3 pilares de la rítmica

Antes que nada, hay que saber que para tocar una pieza y hacer sonar los acordes a la guitarra, no hay que considerar que existe únicamente una rítmica correcta y que todas las demás son falsas.

Leer y tocar acordes a la guitarra es un elemento esencial.

A menudo hay decenas de maneras de interpretar y de dar ritmo a una música y según el estilo que deseemos darle, sonará más o menos bien.

Pero para dar vida y cuerpo a tu música, dominar el ritmo es un requisito nada despreciable.

Este aprendizaje de la rítmica se articula alrededor de 3 puntos cruciales que son el pie, la mano derecha y la cabeza.

Pilar número 1: el pie

En efecto, uno de los elementos para encontrar el ritmo de una pieza va a ser saber utilizar tu pie como es debido.

Es el que nos sirve de fundación, que da el tempo y que será una auténtica referencia rítmica.

El trabajo con el pie es simple porque basta con que marques el compás. Es imperativo que ese movimiento se repita de manera regular y sobre todo que no se pare nunca.

Incluso si al principio necesitas prestar atención al movimiento del pie, lo olvidarás rápidamente con la experiencia.

Puedes marcar la medida con el pie que elijas a partir del momento en que estés a gusto.

Ciertos guitarristas alternan incluso los dos pies en el transcurso de una pieza.

Sin embargo, hay 2 reglas a seguir para marcar el ritmo con el pie:

  • Un solo pie marca el ritmo cada vez
  • El pie golpea el suelo a cada tiempo.
¿Un ejemplo? Tomemos una pieza a tiempos (llamada también en 4/4) en la que vas a contar 1, 2, 3, 4.
Utilizando un metrónomo y ajustándolo en 60, eso viene a ser una pulsación por clic.
Cada vez que el clic del metrónomo suene, da un golpe en el suelo con el pie.
Entre dos clics, tu pie sube o baja.
Es extremadamente importante golpear con el pie en el momento que el metrónomo hace clic.

Pilar número 2: la mano derecha

La mano derecha es la mano que rasguea las cuerdas de la guitarra.

Esta mano está influida por los movimientos del pie y como este, no debe nunca dejar de marcar el ritmo a la guitarra.

Cuando tu pie sube, la mano derecha sube e inversamente cuando el pie desciende.

Pase lo que pase, sigue sistemáticamente los movimientos de tu pie.

¿Qué hacer? Tomando el ejemplo precedente, conservas el metrónomo a 60 y comienzas a marcar el ritmo con el pie, un clic (golpe) por minuto.

Una vez que tu pie esté sincronizado con el ritmo, puedes sincronizar la mano derecha con el pie.

Pilar número 3: la cabeza

Por supuesto, ¡imposible aprender la rítmica de una pieza sin utilizar tu cerebro!

¿Pero que tiene que hacer el cerebro para apropiarse de la rítmica? Su trabajo es sencillísimo: debe contar hasta 4.

La rítmica y la música Escucha todos los estilos musicales para fijarte en el ritmo.

Si retomamos el ejemplo del metrónomo a 60 y de una pieza de 4 tiempos (lo cual es el caso del 90% de las piezas de rock, blues, pop y folk), tu pie y tu mano marcan la medida y la misma velocidad.

Tu cabeza va a contar las veces en las que tu pie va a tocar el suelo con una regularidad ejemplar e ininterrumpida: 1, 2, 3, 4, 1, 2, 3, 4, 1, etc.

Gracias a este método tan sencillo, sabrás siempre cuál es el primer tiempo.

Consejos para encontrar siempre la rítmica de una pieza

Además de los diversos procedimientos técnicos de interpretación y mecánicos, he aquí algunos consejos que harán seguro que encuentres la rítmica de tu pieza favorita.

La interpretación

Como hemos señalado anteriormente, la rítmica no es algo que existe de manera única.

Es un elemento que hay que tener en cuenta para modificar la interpretación de una pieza y así apropiártela.

Puedes darte cuenta escuchando una pieza de música con momentos únicamente instrumentales: la rítmica evoluciona a menudo a lo largo de una misma pieza.

Con frecuencia, la rítmica utilizada durante la primera estrofa es diferente de la de la tercera.

De hecho, los músicos y el cantante interpretan la pieza principalmente, la tocan de forma distinta en ciertos pasajes con respecto a la versión original.

La importancia de la rítmica en la interpretación. Aprópiate del ritmo para compartir la música.

Esta diferencia de ritmo es todavía más evidente en las interpretaciones en directo.

Así que, recuerda: no hay una sola rítmica a seguir sino varias según tus ganas o el momento.

No tocar rítmicas originales

Cuando empezamos con la guitarra, a menudo tenemos ganas de reproducir el ritmo de nuestros temas favoritos, de intentar reproducir exactamente el ritmo original.

Pero eso lleva tiempo, trabajo, paciencia y perseverancia para lograrlo.

Comienza por elegir temas sencillos con un ritmo sencillo y aumenta la dificultad a medida que progreses.

¡Acuérdate de que no tocas en las mismas condiciones que el o la que ha grabado su álbum!

Toma en cuenta el contexto

Cuando decides reproducir la rítmica de una canción, toma en cuenta el contexto en el que se tocó el tema que quieres interpretar.

A menudo, un grupo tradicional está compuesto por 2 guitarras, un bajo, un teclado a veces, una batería, una voz y puede que otros instrumentos.

Con semejante configuración, las guitarras se ven obligadas a tener ritmos sencillos para dejar espacio a todos los demás instrumentos.

Te encuentras por tanto tocando un ritmo un poco soso, sin gran interés.

Busca por tanto una rítmica más dinámica, más evolucionada y que suene bien tocando solo la guitarra.

Hacer interpretaciones personales

Incluso cuando quieres retomar temas conocidos, ya sea escuchando un CD o mirando un vídeo en YouTube, no conseguirás nunca reproducir exactamente el mismo ritmo y la misma nota.

Cada músico tiene su manera de tocar, cada uno pone su alma, sus influencias.

Aprende desde ahora a interpretar tú mismo los temas, a tener la libertad de modificar el ritmo para adaptarte a tus ganas del momento.

Cuanto mejor sepas gestionar esto, más interesante será escuchar tus interpretaciones.

Interpreta a tu manera. Tómate tu tiempo par escuchar bien la rítmica de un tema.

No dudes en explorar, en intentarlo por ti mismo:  cuanto más trabajes, más evidente te resultará y más reflejos tendrás.

Ya seas un principiante con la guitarra o un guitarrista avezado, el trabajo y la práctica son los 2 componentes esenciales para tocar bien.

De todos modos, lleva cuidado y no toques cualquier cosa: hay ritmos que suenan muy mal en ciertos temas.

Tendrás que tomar en consideración el número de tiempos por medida para encontrar el ritmo adecuado.

Como vemos, la cuestión de la rítmica es muy importante para tocar o interpretar una pieza musical que incluya la guitarra: ciertos géneros musicales como el rock o el blues otorgan una gran importancia al ritmo para aportar una dinámica a su música y si no lo tomas en cuenta en tu interpretación y modificas el ritmo, puede que el tema resulte irreconocible.

¿Pero a lo mejor todavía no has comprado tu primera guitarra? ¿O deseas empezar con los arpegios?

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *