El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

¿Qué formación seguir para ser profesor particular de italiano?

Por Coral el 04/11/2016 Blog > Idiomas > Italiano > ¿Qué Perfiles/Diplomas Hacen Falta para Dar Clases de Italiano?
Índice

¿Hay que presentar un perfil bien preciso a nuestros futuros alumnos de clases de italiano particulares? ¿Hay que estar en posesión de uno o varios diplomas en concreto?

O, por el contrario, ¿es posible ponerse a enseñar sin poseer ninguna formación profesional en materia de enseñanza, de idiomas ni de lengua italiana en concreto?

Preguntas que necesariamente te surgen si tu ambición es formar parte del universo apasionante de las clases particulares…

Superprof te da las respuestas aquí.

El éxito increíble de las clases particulares

Como completo de salario, a tiempo parcial o a tiempo completo, quieres ser profesor particular. Más exactamente: profesor de italiano a domicilio.

Una decisión comprensible dado que el mercado de las clases particulares a domicilio experimenta actualmente un incremento espectacular.

Las plataformas que proponen la referenciación de profesores en toda España se multiplican en la actualidad, a semejanza de Superprof. Y sobre todo, son cada vez más los profesores, en toda la península, que quieren lanzarse a esta singular aventura de la enseñanza.

¿Pero, cuáles son entonces los perfiles de profesor de italiano y profesor particular hoy en día? ¿Cuáles son los diplomas de unos y otros? ¿Qué formación profesional?

1. Estudiante de idiomas

Compaginar trabajo y estudios. Enseñar idiomas en paralelo a tus estudios: ¡un caso muy frecuente!

Sin ningún menosprecio, si tuviéramos que « jerarquizar » desde abajo, o al menos desde la juventud y una experiencia un poco más justa, podríamos empezar evidentemente por hablar de los estudiantes.

Muy a menudo, los profesores-estudiantes realizan estudios superiores cuando deciden ponerse a enseñar italiano. La mayor parte del tiempo para pagar sus estudios o simplemente para cubrir sus necesidades.

Evidentemente, no todo el mundo puede ser estudiante-profesor de italiano. Resulta por ejemplo difícil encontrar la relación entre un estudiante en escuela de ingenieros y la enseñanza de la lengua de Dante.

El perfil de los profesores es por tanto simple.

Se encuentran a menudo o realizando un grado o un máster de:

  • Grado en Estudios Italianos,
  • Traducción e Interpretación.

Dos diplomas que cubren un amplio panel de clases de idiomas y sobre todo, de competencias lingüísticas que transmitir a los alumnos que quieran aprender a hablar italiano.

Comenzando por la gramática italiana, evidentemente (adverbios, alfabeto italiano, adjetivo, pronombre, adjetivos calificativos, pronombre posesivo, plural… Pero también todo lo relativo a la conjugación (verbo, tiempo), al vocabulario italiano (palabras, frase, expresión), a la pronunciación, la expresión oral, escrita, la comprensión oral… etc.

Estos diplomas universitarios permiten también a los estudiantes detenerse en lo relativo a la civilización y la cultura italianas. Como la música, la cocina, la historia del arte e incluso el cine italiano.

En resumen, amplios conocimientos que podrás luego transmitir a alumnos en formación continua (colegio, instituto) o formación profesional (clases para adultos, clases nocturnas, cursos de verano…).

2. El bilingüe español-italiano y profesor autodidacta

Pasemos ahora a una categoría muy distinta de formador…

Este último ya no es estudiante. Además, puede que no sea necesariamente joven. Puede tratarse de un profesor de lengua italiana asalariado en una empresa, mayor o incluso jubilado, ¡por qué no!

Su perfil: bilingüe español e italiano.

Su objetivo: servirse de sus amplios conocimientos de la lengua de Dante para improvisarse como profesor particular. Una disciplina por la que siente un gran interés y que representa además un complemento salarial a su sueldo.

Profesor particular bilingüe. ¡Aprovecha tu bilingüismo!

Podemos hablar en este caso de autodidactas.

Este tipo de profesor de italiano se distingue por el hecho de que no posee ningún diploma en relación con la enseñanza de la lengua italiana. Aunque también puede ser que haya cursado una licenciatura en filología italiana o traducción, pero que la continuación de su carrera profesional le haya alejado de esta vía.

Por el contrario, hoy en día puede proponer un perfil de profesor bilingüe de italiano a sus futuros alumnos. Gracias a sus competencias lingüísticas obtenidas principalmente a lo largo de un viaje por Italia de varios meses o años (Pisa, Venecia, Roma, Toscana, Cerdeña, etc.) o gracias a una estancia lingüística tras haber realizado un curso de italiano en Italia por ejemplo.

El italiano no es por tanto su lengua materna en absoluto, pero su dominio es tal que puede permitirse hoy en día dar clases de italiano a aquellos que desean conocer hablar este idioma.

En clases intensivas, varias veces a la semana, o llevando a cabo un programa más sencillo. Si no ha aprendido a tener un enfoque pedagógico y didáctico de la enseñanza, digamos que se ha formado por su cuenta, sobre el terreno.

¿Por qué no tú?

3. Clases de italiano: el nativo italiano

Este se parece mucho al perfil que acabamos de describir más arriba, a diferencia de que este último es nativo italiano.

Y a decir verdad, con este tipo de perfil, ¡ninguna necesidad de diploma o de formación para demostrar su valor! El simple dominio, perfecto, de la lengua italiana y de sus diferentes registros (culto, familiar, argot, profesional, comercial, etc.) es suficiente para muchos padres.

Nativo italiano. ¡Qué agradable sorpresa!

Sin embargo, es casi indispensable dominar, por otro lado, la lengua española igualmente. Porque aunque muchos cursos de idiomas (en la escuela oficial de idiomas, en academias, en la escuela o en clases particulares) se hacen 100% en lengua extranjera, es evidentemente primordial poder comprender las preguntas de los alumnos.

Y sobre todo, saber responder y explicar tu razonamiento en español.

Este tipo de perfil nativo italiano está muy buscado por los padres, que prefieren a veces confiar en este tipo de profesor antes que en un docente hispanófono, aunque su formación sea por ejemplo en ciencias medioambientales.

Desarrollaremos esta parte un poco más adelante, pero si un profesor de italiano nativo posee además un grado o un máster en educación, tendrá entonces todo el arsenal necesario para complacer a sus futuros alumnos y a sus padres (en el caso de los adolescentes).

4. Profesor de italiano titulado

Volvamos justamente al caso de los profesores de italiano que ejercen en una escuela pública (colegio, instituto, universidad) del Ministerio de Educación y Cultura. Pero que, para tener un complemento salarial o, por qué no, reconvertirse en el ámbito de las clases particulares, decide probar como profesor particular.

Son muy numerosos entre los profesores que cuenta por ejemplo Superprof actualmente. Ya sea en italiano como en otros idiomas, en matemáticas, lengua, apoyo escolar, ciencias, preparación a los exámenes, historia, etc.

¡Y tienen todo el derecho!

¿Pero, qué formación profesional han recibido estos profesores?

Tomemos primero el ejemplo de un profesor titular. Hablamos de una persona que ejerce en el colegio o el instituto. Justo en el momento en el que se comienza el aprendizaje de lenguas y desarrollamos las bases.

Para ser profesor titular es indispensable para empezar tener un grado. No hay ninguna imposición con respecto a la carrera. Pero, como habrás visto, para ser profesor de lengua italiana, es preferible orientarse hacia un grado en Estudios Italianos o en Traducción e Interpretación.

¿Qué hacer a continuación? En un primer momento, se puede hacer o un master relacionado con la enseñanza o con la lengua italiana, que pueden servirte para perfeccionar tus conocimientos del idioma y permitirte así convertirte en profesor mediante una oposición.

5. El profesor de italiano doctorado

 

Alternar clases de italiano particulares y en la universidad. En paralelo a las lecciones de italiano en la facultad, un profesor puede perfectamente enseñar en el sector privado.

Evidentemente, poseer este estatus permite también ser profesor de italiano a domicilio. Y, además, aplicar un coste horario consecuente.

Permite también enseñar tanto en el instituto como en la enseñanza superior.

Para presentar este estatus ante tus futuros alumnos, es necesario realizar un doctorado y presentar una tesis ante un tribunal.

 

 

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Coral
Soy traductora y profesora de idiomas. Me encanta viajar, leer, ver series y documentales.