Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo enseñar chino mandarín sin título?

Por Raquel, publicado el 29/04/2017 Blog > Idiomas > Chino > ¿Podemos Convertirnos en Profesores de Chino sin Diploma?

Ya seáis chinos de nacimiento, estudiantes de chino mandarían o bilingües, seguro que tenéis algunas cosas en común:

  • Vuestra pasión por China.
  • Su fascinante historia.
  • Su cultura.
  • Su (o quizás, «sus») idioma(s)…

Quizás queréis convertiros en profesores de chino, pero no habéis seguido los estudios necesarios para poder hacerlo profesionalmente. Gracias a la globalización, el chino se ha convertido en un idioma de futuro. Durante los últimos años, ha ido aumentando la demanda de clases de la lengua de Confucio; de hecho, se calcula que hoy en día son miles los estudiantes que desean estudiar chino.

Entonces, si de verdad tenéis ganas de compartir vuestros conocimientos sobre y vuestra pasión por China a través de unas clases de idioma, no os rindáis. Hay muchas posibilidades a vuestro alcance, desde dar clases a domicilio hasta trabajar en centros formativos.

Así pues, con este artículo, Superprof os desvelará algunas de esas posibilidades.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿A  partir de qué edad se pueden dar clases particulares de chino?

De forma legal, se pueden dar clases particulares a partir de los 16 años, a condición de que se tenga la autorización de los padres/tutores y de un inspector. Entonces, en teoría, se pueden clases de chino aunque estés en el instituto. En la práctica, sin embargo, los jóvenes que se aventuran a dar clases suelen dar clases de refuerzo o de ayuda a los deberes a niños más jóvenes que ellos.

Con respecto a la enseñanza de chino, antes de lanzarse, hay que tener una buena base, pero también hay que tener un cierto grado de madurez para poder demostrar que se tiene una metodología. De la misma manera, hay que dominar el tema para poder ofrecer una educación personalizada y eficiente.

Al fin y al cabo, el chino es un idioma totalmente opuesto al nuestro y eso plantea una serie de dificultades. Por ejemplo, entre las muchas a las que tendremos que enfrentarnos, encontramos:

  • El aprendizaje de los caracteres y del vocabulario chinos.
  • La caligrafía y la escritura china.
  • La pronunciación y las distintas tonalidades (porque, en función del tono, la frase puede cambiar completamente de sentido).
  • La estructura gramatical propia.

Por eso, antes de meterse en la boca del lobo, lo mejor es haber estudiado el idioma durante unos cuantos años, para tener un buen nivel y hablar chino de forma fluida. Si queréis ofrecer cursos de chino a domicilio, tendréis que cumplir los siguientes requisitos:

  1. Poder demostrar el nivel que tenéis  para saber concretamente qué podéis ofrecerle a vuestros alumnos (a través del HSK, por ejemplo).
  2. Saber a qué tipo de alumnos podéis ayudar en función de vuestras competencias.

Los nativos pueden sumergiros en la cultura. Un profesor nativo puede haceros viajar con sus historias.

De todas maneras, podéis dar clase igualmente aunque no dispongáis del diploma ideal de profesor de chino.

¿Cuáles son los perfiles de los profesores de chino?

¿Quiénes son los profesores de chino que dan clase fuera de los centros de enseñanza?

No hay que tener diploma para compartir la pasión por el chino y para transmitir vuestros conocimientos lingüísticos. Por ejemplo, en Superprof tenemos varios tipos de perfiles de profesores de chino:

Los nativos

En España, ya hay más de 200 000 chinos establecidos y una buena parte de esa cifra son profesores en potencia.

Pequeña recapitulación: Las relaciones diplomáticas entre España y la República Popular de China empezaron en 1973, pero ya en 1961 había más de 100 chinos en toda España. Con el paso de los años, las relaciones se han ido reforzando, y la creación del Foro España-China de 2003 no ha hecho más que favorecer la llegada de chinos a España.  En la actualidad, las comunidades de chinos se encuentran en Madrid, Cataluña, Comunidad Valencia y Andalucía, principalmente, y el progreso de las relaciones comerciales ha permitido que varias generaciones de chinos se hayan establecido ya en nuestro país.

Por eso, los nativos (o descendientes de nativos) enseñan (y con razón) chino. Son unos candidatos geniales porque dominan a la perfección su lengua materna (caligrafía, pronunciación, tonos, fonética, estructura gramatical, etc.), y porque pueden compartir su cultura, sus tradiciones, su historia y dar trucos para familiarizarse progresivamente con los matices del chino mandarín. Si queréis progresar a la hora de hablar chino, un profesor nativo os ayudará a pronunciar como debe ser.

Los estudiantes chinos

Es una de las comunidades más grandes de estudiantes en España y la gran mayoría vienen a estudiar un grado universitario (escuelas de ingeniería, grados de comercio, doctorados, etc.).

Durante los últimos años, el número de estudiantes chinos en España no ha dejado de crecer, algo que resulta ser genial para aquellos que busquen un profesor particular de chino. Para ellos, las clases particulares son un medio para:

  • Conseguir un ingreso extra.
  • Integrarse y desarrollar una red de conocidos.
  • Lograr más experiencia para su CV.
  • Desarrollar competencias metodológicas.

Los estudiantes de chino

Hay un gran número de estudiantes universitarios de chino que sueñan con trabajar como profesores, ¿qué mejor para ellos que tener una primera experiencia como profesores dando clases particulares de chino a otros alumnos?

Los profesores son un apoyo y una guía para el aprendizaje. La caligrafía requiere mucha práctica, por lo que un profesor particular os sería de gran ayuda.

Con este perfil, los estudiantes de chino siempre encuentran alumnos. De hecho, los primeros años de aprendizaje de chino necesitan mucha motivación y perseverancia y, a menudo, los alumnos necesitan a un profesor que vaya a su ritmo y los anime a progresar. Al contrario de lo que sucede con el inglés o el español, para los padres de los alumnos el chino es un misterio impenetrable. Por eso, con la gran cantidad de alumnos que quieren aprender chino, las clases particulares de chino tienen muchísimo futuro.

Los bilingües de español y chino

Los bilingües, enamorados de China y de todo lo que tenga que ver con ella, también tienen mucho que ofrecer. Puede que sean antiguos expatriados, apasionados del mundo chino o profesores acreditados, pero tienen la ventaja de que entienden a la perfección las dificultades a las que se enfrentan los alumnos.

Dependiendo de la necesidad de los alumnos, este tipo de profesores particulares puede ser muy útil. Un antiguo expatriado comprenderá perfectamente la situación de un trabajador que se vaya a expatriar también y le ayudará tanto a la hora de practicar el idioma como a la hora de facilitarle su adaptación al país.

Ya lo sabéis: cada profesor tiene sus características  y es él el que tiene que ponerlas en práctica para encontrar a los alumnos a los que más pueda ayudar. Una de las principales cualidades de un profesor de chino es su implicación y sus ganas de transmitir el conocimiento. Tal y como reza el proverbio chino:

«Dime algo y lo olvidaré; enséñame algo y lo recordaré; hazme partícipe de algo y lo aprenderé».

Si tenéis un profesor empático y que tenga una buena metodología, no tardaréis en ver progresos.

Ser profesor de chino en centros de enseñanza

¿Queréis dar clases en una institución aunque ya estéis dando clases particulares?

Tenéis que entender que se trata de un enfoque metodológico totalmente distinto. Pasamos de una enseñanza individual a la interacción con un grupo de alumnos, que no tienen ni la misma facilidad, ni la misma implicación, ni la misma motivación.

Entonces, ¿estáis preparados para internaros en este mundo?

Aunque no tengáis el máster de profesorado, podéis dar clases de chino en algún centro de formación.

¿Cómo es la contratación de este tipo de profesores?

Se trata de un puesto en centros de idiomas o academias. Tras solicitar el puesto, si vuestro perfil es el adecuado y se abre un puesto en vuestro campo, podéis empezar las clases rápidamente. Tendréis que tener mucha motivación porque no es fácil pasar a dar clases grupales de la noche a la mañana.

Luchad para ser profesores de chino. Este gato de la buena suerte os ayudará a conseguir vuestro objetivo: ser profesores de chino.

Una vez en el puesto, podéis preparar el máster de profesorado para tener el diploma y optar a unas oposiciones o trabajar en colegios privados (donde dicho Máster suele ser un requisito indispensable). En cualquier caso, si tenéis la oportunidad, será una buena oportunidad y una gran experiencia para saber si estáis preparados para la profesión. De hecho, con estas condiciones, podrás ver cómo es la vida del profesor y todo lo que el día a día implica, con sus ventajas y sus desventajas.

¿Qué nivel hace falta para enseñar chino?

La primera condición para enseñar chino es justificar un buen nivel de práctica y, para ejercer la docencia de manera profesional, tenéis que tener un buen nivel en vuestro campo, en este caso, el chino.

Como profesor particular, no se exige ningún nivel, pero serán los alumnos los que escogerán el perfil que más les convenza en función de sus propios criterios. Para valorar vuestras capacidades, conviene que podáis justificar un buen nivel de práctica y que hagáis valer vuestras competencias metodológicas.

Ser profesores particulares es una opción estupenda. Las clases particulares son una opción perfecta para ejercer la docencia.

Para esto, lo mejor que podéis hacer es:

  • Mencionar los estudios de chino que habéis seguido.
  • Comentar vuestras experiencias en China (expatriación, intercambios universitarios, etc.).
  • Aprobar el HSK, la prueba de nivel de chino por excelencia a nivel internacional, que equivale al TOEFL de inglés o al Goethe del alemán.

También podéis presentar vuestros métodos pedagógicos, el tipo de curso que pretendéis seguir y el perfil de los alumnos a los que podéis ayudar.

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *