El blog al que le gustan los profes, los alumnos, las clases particulares y el intercambio de saberes

El manual de uso para los que quieren convertirse en profesor a domicilio

Por Marisol el 02/12/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > ¿Quién Puede Dar Clases Particulares?
Índice

En España, cada vez se recurre más a las clases particulares, ya sea para aprobar un examen, mejorar las notas, prepararse unas oposiciones, mejorar en un idioma, etc. Además, los adultos también recurren a las clases particulares para impulsar sus carreras profesionales aprendiendo un idioma extranjero, por ejemplo.

Dar clases particulares Ser profesor particular es una buena idea, pero ¿quién puede ejercer la profesión?

Paralelamente, también son muchos los que quieren ser profesores a domicilio. Ya sea para conseguir un dinero extra o para trabajar a tiempo completo, las clases particulares resultan atractivas por varias razones:

  • el salario (si tienes estudios superiores y experiencia en la enseñanza, puedes cobrar tus clases a unos precios muy beneficiosos para ti)
  • la libertad de elegir a tus alumnos y tus horarios
  • la satisfacción de ver a tu alumno evolucionar con tus enseñanzas

Te apasiona tu especialidad, tienes habilidades para la enseñanza, pero ¿no sabes si eres apto para impartir clase? ¿Cómo se puede saber quién puede dar clases particulares?

Después de leer este artículo, ¡lo sabrás todo sobre el perfil que hay que tener y los pasos que hay que seguir para enseñar tu materia a tus futuros estudiantes!

Soy autodidacta, ¿puedo dar clases particulares?

Con la aparición de los grupos de intercambio de conocimiento como las conferencias TED o los cursos MOOC, las redes sociales de aprendizaje o los tutoriales de YouTube, ¡son muchos los que deciden aprender por su cuenta!

Uno podría pensar de forma espontánea que un autodidacta no tiene legitimidad para impartir conocimientos a un estudiante, pero en realidad, los autodidactas tienen un deseo insaciable de aprender y pueden proporcionarle a su alumno un aprendizaje diferente.

Su metodología puede ser menos académica que la de un profesor con estudios académicos, pero su enseñanza puede ser apasionante, divertida y muy constructiva. El investigador, escritor y pedagogo francés Philippe Meirieu cree que «el único aprendizaje verdadero es la autoformación».

Dar clases particulares Aunque hayas aprendido tú solo, ¡eso no te impide enseñar!

Por tanto, sí, un autodidacta puede ser profesor particular a domicilio. ¿Has aprendido todo por tu cuenta y no tienes ningún título, pero quieres transmitir tus conocimientos? Pues puedes compartirlos sin ningún problema con estudiantes que quieren mejorar en la disciplina que tú impartes.

Solo hay que tomar el ejemplo de los profesores de idiomas nativos que hablan español, pero que no es su lengua materna, que nacieron en el extranjero y son bilingües. ¿Crees que no están cualificados para enseñar su propio idioma? ¡Al contrario! Para progresar en la expresión oral, ¿qué hay mejor que recibir clases de conversación con un nativo?

Y este ejemplo puede servir para otras muchas disciplinas. Por ejemplo, una persona que haya aprendido a tocar la guitarra por sí mismo y que la controla después de años de práctica podrá impartir muy buenas clases de guitarra.

El único requisito es ser un apasionado de la materia que se imparte porque la pasión puede llegar a ser la mejor ventaja para dar clases.

Es cierto que contar con un título está muy valorado en este sector, pero los autodidactas no se quedan atrás. Cuando estés seguro de convertirte en profesor, simplemente tienes que seguir estos pasos:

  • escribir un anuncio y fijar tus tarifas
  • responder rápidamente a los alumnos
  • desplazarte a la casa de tu alumno
  • proponer una prueba de nivel durante la primera clase
  • fijar con él los objetivos

Cómo convertirse profesor a domicilio siendo autónomo

Eres docente, un apasionado de tu especialidad (la filosofía, las matemáticas o la guitarra, por ejemplo) y quieres impartir clases particulares, así que has pensado en ser profesor autónomo.

No te aconsejamos que des clases particulares y cobres en negro, porque en caso de que Hacienda te haga una inspección, te caerá una buena multa. Por tanto, es mejor que trabajes de forma legal dándote de alta en la Seguridad Social y declarando tus impuestos. Pero no sabes por dónde empezar.

Dar clases particulares ¿Quieres tener la independencia que implica ser profesor autónomo?

Para darte de alta como autónomo, tienes que hacer dos cosas:

  • Darte de alta en Hacienda, presentando el modelo 037 para darte de alta en el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas). Es gratuito y a partir de este momento podrás empezar tu actividad y emitir facturas. Se puede presentar telemáticamente de forma muy rápida.
  • Después, tienes que darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), presentando el modelo TA0521 en una administración de la Seguridad Social junto con una fotocopia de tu DNI y fotocopia del alta en Hacienda.

Hoy en día, si no has estado de alta como autónomo en los últimos cinco años, te puedes beneficiar de la tarifa plana de la Seguridad Social:

  • Los primeros seis meses: se paga una cuota fija de 50 euros mensuales, lo que supone un ahorro de 217 € sobre la tarifa normal (267 €).
  • Del mes 7 al 12: una reducción del 50% sobre la base de cotización mínima. Se paga 133 euros al mes (ahorro de 133 €).
  • Del mes 13 al 18: una reducción del 30%. Se paga 186 euros (ahorro de 80 €).
  • Del mes 19 al 30: se mantiene la reducción especial del 30%, pagando 186 euros al mes (ahorro de 80 €), que es únicamente aplicable a los trabajadores menores de 30 años y las trabajadoras menores de 35 años.

En cuanto a las declaraciones de impuestos, tendrás que presentar cada trimestre el modelo 303, así como su modelo anual 390, para declarar el IVA. Con respecto al IRPF, si más del 70% de tus facturas son con retención de IRPF, no hará falta que presentes cada trimestre el modelo 130. Si por el contrario más del 70% de tus facturas van sin retención, sí estarás obligado a presentarlo en Hacienda.

Pero no te preocupes, cuando hagas unos cuantos, te parecerá lo más sencillo del mundo y lo rellenarás en 5 minutos. Además, se pueden presentar cómodamente por Internet, en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. ¡Así que no dudes en lanzarte!

Instrucciones de uso para estudiantes: dar clases particulares

Hoy en día, en España hay muchos estudiantes que tienen que financiarse sus propios estudios: la matrícula, el alquiler, la comida… Por tanto, encontrar un trabajo temporal ¡es casi obligatorio!

Este primer trabajo, por lo general, es a tiempo parcial y suele estar relacionado con la restauración, la venta a puerta fría o la entrega a domicilio. Pero los estudiantes también dan clases particulares para ganar un dinero extra, siendo incluso uno de los más populares entre ellos.

Profesor particular ¡Los estudiantes también eligen dar clases particulares para ganar un dinero extra!

Unas condiciones ideales de trabajo, un horario flexible y también el hecho de repasar conocimientos mientras dan clases son algunas de las muchas ventajas de las que pueden beneficiarse los jóvenes profesores.

El salario también es un aspecto importante. Mientras que la mayoría de las empresas que contrata a jóvenes les pagan el salario mínimo por hora (es decir, unos 5 €), las clases particulares se pueden cobrar mucho más caras. En Superprof, por ejemplo, el precio medio de una hora de clase de matemáticas en Madrid es de 13 € y de guitarra es de 17 €.

Si estás pensando en no declarar tus ingresos cobrando en negro, recuerda que es un delito castigado por la ley. Como hemos mencionado antes, es mucho mejor trabajar de forma legal para no tener ningún problema con la justicia.

Si crees que no te compensa darte de alta en la Seguridad Social porque tus ingresos no serán muy abundantes, ten en cuenta que en 2007 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que establecía que no era necesario darse de alta como autónomo si los ingresos eran inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (9080,40 € al año), lo cual solo te exime de darte de alta en la Seguridad Social, pero no en Hacienda, con lo que igualmente deberás declarar tus impuestos (IVA, IRPF, Renta).

Los perfiles de los profesores particulares

Ver a un alumno progresar gracias a su enseñanza, ya sea en biología, en violín o en alemán, es muy gratificante para todos los profesores. Se establece una auténtica relación de confianza entre el alumno y el profesor, que también puede convertirse en un asesor pedagógico para alguien que está luchando por encontrar su camino.

Pero ¿quién puede convertirse en profesor particular? ¿Está al alcance de todos? Los perfiles de los profesores son muy variados según las materias que imparten.

Entre los profesores que imparten asignaturas de primaria, secundaria y bachiller (como clases de idiomas, filosofía o biología), nos encontramos tanto con profesores titulados o que imparten en centros públicos como a profesores-investigadores universitarios.

Los estudiantes de educación superior, como acabamos de mencionar, también suelen impartir clases a alumnos de primaria o secundaria. Los nativos están demostrando ser unos excelentes profesores particulares de idiomas. Para las clases de música, de arte o de informática, encontramos tanto a autodidactas como a profesionales experimentados. Por último, los entrenadores personales suelen contar con algún título relacionado con el deporte.

Sean cuales sean tus estudios, tus calificaciones y tu formación, si te apasiona lo que enseñas, serás capaz de ofrecer clases particulares de calidad a tus alumnos.

El siguiente paso que tienes que seguir, ahora que ya lo sabes todo acerca de las clases particulares es encontrar alumnos… ¡y mantenerlos! Y no dudes en inscribirte gratuitamente en Superprof para tener más visibilidad.

La pasión: ¿es suficiente para dar clases particulares?

La diversidad de contextos y las razones para compartir conocimientos demuestran el interés de dar clases particulares. El uso de la teoría del intercambio ofrece una nueva manera de ver la capacidad, la situación y las emociones en el proceso de intercambio.

Es increíblemente aburrido aprender de alguien que ni siquiera parece importarle lo que dice. Por el contrario, es increíblemente inspirador intercambiar conocimientos con un profesor apasionado.

Si te gusta algo, muéstralo; es contagioso. Demuestra que eres un apasionado de lo que enseñas y díselo a tus alumnos. Sé un ejemplo para ellos. Si se te ocurre algo, trabajando en un proyecto o simplemente caminando por la calle, y encuentras algo interesante para la clase, díselo a los alumnos. Los conocimientos no solo se pueden impartir en clase; es mejor que vean cómo se aplica lo que enseñas en el mundo, fuera del aula.

¡La pasión es la principal razón de lo que te tiene que empujar hacia la enseñanza!

A nuestros lectores les ha gustado este artículo

¿Has encontrado la información que buscabas gracias a este artículo?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...
Marisol
Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz