Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Superprof, una comunidad de
1.421.871
profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Superprof, una comunidad de profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿En qué se parecen el francés y el español?

Por Raquel, publicado el 13/06/2017 Blog > Idiomas > Francés > Palabras del Francés que se Parecen Mucho al Español

A los españoles no les resulta especialmente complicado aprender francés porque ambos idiomas tienen un origen común: ambas son lenguas romances.

Está claro que aprender un idioma extranjero no es tarea fácil, pero los estudiantes españoles tienen la suerte de que el español y el francés tienen muchas similitudes, especialmente en lo que respecta al vocabulario (palabras, expresiones…) y la gramática (adverbios, sintaxis, etc.).

Si queréis aprender francés, ya seáis estudiantes o trabajadores, podéis estar tranquilos, porque seguro que os resulta más fácil de lo que os podíais imaginar en un principio porque podemos encontrar palabras francesas en el español, del mismo modo que encontramos palabras españolas en el francés.

Además de las similitudes lingüísticas entre ambos idiomas, Francia y España mantienen una estrecha relación tanto en el plano político como en el económico, el científico y el cultural.

En este artículo nos centraremos en algunas de las múltiples similitudes entre ambas lenguas

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

Una cultura latina común

Antes de empezar a aprender francés en línea o antes de poneros en contacto con un profesor particular de francés, es importante que tengáis claros los orígenes comunes de ambos idiomas.

El francés y el español son lenguas romances. Ambos idiomas provienen del latín; son lenguas romances.

¿Por qué el francés y el español comparten tantos rasgos comunes?

La respuesta es muy sencilla. Los dos idiomas (así como el italiano o el rumano) son parecidos porque tienen un origen común: el latín.

Hagamos un pequeño viaje en el tiempo. Tras la caída del Imperio Romano, empezaron a surgir muchas variantes del latín por toda Europa, especialmente entre los siglos VI y IX. Durante este tiempo, el francés y el español se fueron extendiendo por el mundo a causa de los movimientos colonizadores.

Dominar el francés también resulta más sencillo que dominar otro idioma más alejado porque el alfabeto que se usa es exactamente igual. Ambos idiomas comparten un abecedario de 26 letras, por lo que el sistema de escritura también es igual. Un factor que también contribuye a acelerar el aprendizaje de francés.

Por supuesto, también tienen algunas diferencias. Por ejemplo, en francés se utilizan cuatro tipos de acentos (ù, ú, û, ü), mientras que en español solo tenemos dos (ú, ü).

Imaginad si quisieseis aprender árabe, ruso, chino o japonés… En ese caso, tendríais que pasar una gran parte del tiempo aprendiendo únicamente sus grafías y su sistema de escritura. Si aprendéis francés, esa parte la tendréis cubierta casi por completo.

Por otro lado, en el plano léxico también se observan muchas similitudes entre ambas lenguas. Un parecido que se corresponde a la formación de grupos de palabras utilizados en las frases. Hablamos de la famosa estructura: sujeto-verbo-complemento.

También hay ciertas características gramaticales comunes a todas las lenguas romances, como:

  • El uso de distintas formas para conjugar el pasado.
  • Una conjugación que varía en función de las personas.
  • La concordancia entre género y número.

Estas similitudes permiten a los estudiantes españoles aprender francés con mayor facilidad. Gracias a unas clases de francés (sean individuales o colectivas) o una estancia lingüística en alguno de los muchos países donde se habla la lengua de Molière (Canadá, Bélgica, Marruecos, El Líbano…) y una buena dedicación, acabaréis siendo bilingües antes de daros cuenta.

Todos estos rasgos comunes harán que para los franceses sea más sencillo aprender español y que para los españoles no sea especialmente complicado tampoco aprender francés. Por eso hay tanta gente que dice que aprender francés es muy fácil

Palabras francesas que se usan en español

Sin darnos cuenta, muchas veces utilizamos palabras francesas (o de origen francés) en nuestro día a día. ¿No lo sabíais?

Empezar a aprender francés con las palabras francesas que utilizamos a diario

Si ya habéis estado en algún país francófono (haya sido en viaje de turismo, negocios o estudios), seguramente os hayáis dado cuenta de que, sin saber cómo, erais capaces de entender muchas de las palabras que utilizaban.

Pues bien, por motivos principalmente geográficos, en francés encontramos un gran número de palabras de origen hispánico, del mismo modo que en el español utilizamos muchos términos franceses.

Como ya sabéis más que de sobra España y Francia no solo comparten una frontera, sino que también comparten una región: el País Vasco. Una región donde ambas culturas e idiomas se funden.

Además, a ambos países los une la historia. A lo largo del siglo XX, cientos de miles de españoles emigraron a Francia en busca de mejores condiciones de vida (especialmente  a causa de la dictadura franquista) y de un trabajo. De ahí que este pasaje de nuestra historia común haya dejado huella en el plano lingüístico.

¿Es fácil para los españoles llegar a ser bilingües de francés?

Sí y no. Las palabras francesas presentes en nuestro idioma representan una parte ínfima de todo el vocabulario necesario para llegar a ser bilingües en la lengua de Molière; pro sí es verdad que para un español será más fácil aprender francés que chino o japonés.

He aquí algunos ejemplos de palabras españolas que se usan constantemente en francés:

  • Fiesta
  • Paella
  • Guacamole
  • Gazpacho
  • Chorizo
  • Churros
  • Flamenco
  • Tango
  • Patio
  • Cafetería
  • Embargo

Evidentemente, no se trata de una lista exhaustiva. Si queréis completarla, ¿por qué no os animáis a realizar una estancia lingüística en un país francófono y anotáis todas esas palabras de origen español?

Cuidado con los falsos amigos

Las palabras parecidas que se usan en ambos idiomas permiten a los alumnos aprender con mayor facilidad el francés. Aplicando la lógica y la deducción, podemos incluso entender algunas palabras que no hemos visto nunca:

  • Accident = accidente
  • Vendre = vender
  • Apprendre = aprender

Aprended francés para conocer una gastronomía diferente. Aprender francés os puede servir para descubrir toda una cultura.

No obstante, podemos sentirnos tentados de inventarnos algunas palabras francesas cambiando la manera en las que las pronunciamos en español, una idea que, por desgracia, no suele funcionar.

Del mismo modo, hay muchas palabras que, si bien se pueden parecer a las que usamos en nuestro idioma, su significado es completamente distinto y nos pueden ocasionar errores graves de comprensión. ¿A qué palabras nos referimos? Pues a palabras como «bonbon» (que no significa «bombón», sino «caramelo»), «figure» (que no significa «figura», sino «rostro»), «débile» (no es «débil», sino «tonto») o «cadenas» (que no son «cadenas», sino «candado»). Puede resultar un poco confuso, ¿no?

Expresiones y palabras españolas de origen francés

En el vocabulario español observamos una gran cantidad de términos de origen francés. Palabras y expresiones parecidas que funcionan en ambas lenguas. Así, seguro que durante vuestro aprendizaje os encontráis con un sinfín de palabras que ya conocíais.

Algunos de los ejemplos más claros los encontramos en palabras francesas que aparecen escritas exactamente igual: «peluche», «dossier» y «debut». También hay palabras francesas que han cogido un acento al pasar la frontera: «menú», «avión», «cliché», «camión».

Si queréis más ejemplos, echadle un ojo a estas palabras: «péage», «massage», «garage», «maquillage», «bricolage»… ¿No os suenan a nada? Si cambiáis una letra, seguro que encontráis el significado en español.

Todos estos ejemplos demuestran una vez más que aprender francés os permitirá encontrar muchos rasgos comunes entre nuestra lengua y la de Molière.

La cultura francesa en España

¿Se puede aprender francés en España sin sumergirse en la cultura de nuestro país vecino?

Hablar francés es una cosa, pero la cultura es un rasgo inseparable del aprendizaje de una lengua.

La cultura francesa está muy presente en nuestro país, tanto en el plano gastronómico, como en el literario o artístico. Dada su proximidad geográfica, ambos países comparten etapas muy importantes de la historia, de ahí que la mezcla de culturas se palpe en el ambiente.

Además, en los últimos años se han publicado un gran número de encuestas que demuestran que los franceses tienen una muy buena visión de España y los españoles, de ahí que muchos decidan viajar al sur para conocer ese país que tienen en tan alta estima. Según la Cámara de Comercio Franco-Española, los franceses representan más de un 2% del total de la población inmigrante en España, con un número que ascendía a (121 513 en 2012).

A ambos lados de los Pirineos, los estudiantes aprenden español y francés y las relaciones entre ambos países se refuerzan día a día. España acoge cada año a miles de estudiantes franceses gracias a becas y programas como el Erasmus, del mismo modo que miles de españoles traspasan la frontera para estudiar en Francia.

Francia acoge cada año a miles de estudiantes Erasmus. ¿No os gustaría vivir una experiencia Erasmus en Francia?

Los estudiantes españoles viajan a Francia para:

  • Aprender francés con mayor facilidad.
  • Progresar rápidamente y conseguir dominar el idioma a la perfección.
  • Practicar la lengua a diario y aprender a comunicarse con franceses de manera efectiva.
  • Descubrir un país nuevo.
  • Viajar y conocer una cultura diferente.

Sobre todo, para abrir la mente y enriquecer el espíritu.

Al fin y al cabo, lo que podamos aprender de Francia y el francés en España no se vive de la misma manera que si viajamos y vivimos en primera persona una experiencia de aprendizaje única.

Hay mucho que aprender acerca de la cultura francesa y de toda su riqueza, así que ¿por qué no os animáis a aprender francés y adquirir una base antes de realizar una estancia en el país vecino?

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz