Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte
Compartir

¿Por qué cocinar todo al wok?

Por Coral, publicado el 10/04/2017 Blog > Arte y ocio > Cocina > El Wok: la Sartén Mágica

Ya sea para cocinar comida japonesa, tailandesa, vietnamita o realizar una receta china, el wok es el utensilio OBLIGATORIO.

¿Quieres sorprender a tus amigos con un plato de tallarines salteados, con leche de coco, citronela o tofu? ¡Hazles un wok para conservar los nutrientes de todos los alimentos de las recetas asiáticas!

Después de leer nuestro artículo, te darán ganas de utilizar el wok todos los días y para hacer cualquier receta de cocina, ¡asiática u occidental!

Los beneficios de cocinar con el wok

Cocina rápida y económica. Aunque no sea habitual en la cocina asiática, da prioridad al aceite de oliva en pequeña cantidad. ¡Su calidad nutricional es mejor!

El wok es un recipiente asiático, y más concretamente, chino. La palabra « wok » significa simplemente « utensilio para cocer ». En China, lo utilizan desde hace más de 2000 años los campesinos, que en aquellos tiempos solo tenían uno.

La cocción al wok presenta 3 ventajas importantes, es:

  • rápida: los alimentos se cuecen de forma uniforme gracias a la forma redondeada del wok.
  • económica: si los alimentos se cuecen más rápido, ¡ahorras energía!
  • dietética: el wok necesita poca materia grasa, los alimentos cocidos de este modo contienen por tanto menos calorías. Además, los alimentos que se hacen a fuego vivo y se cuecen rápidamente conservan mejor sus cualidades nutricionales, su color y su sabor.

Un wok es igualmente fácil de mantener, basta simplemente con enjuagarlo con agua templada. Es la ventaja de no utilizar materia grasa, o utilizar muy poca.

Es evidentemente indispensable en la cocina asiática, pero también se puede utilizar para realizar todo tipo de recetas. ¡Vale la pena la inversión!

5 maneras de cocinar con el wok

Puedes utilizar el wok en la cocina española. Con la cocción al wok, podrás por ejemplo revisitar una receta tradicional.

La ventaja del wok, es que existen múltiples maneras de utilizarlo:

  • Para saltear: se trata de cocer rápidamente los alimentos cortados en pedazos durante uno o dos minutos, removiendo de forma constante con una espátula de madera. Cuida que el wok esté bien caliente antes de añadir los alimentos para que se cuezan rápido. Así podrás realizar rápidamente verduras asadas, así como ternera con cebollas, añadiendo salsa de soja o salsa agridulce al final.
  • Freir: por supuesto, olvida entonces el principio « sin materia grasa ». El wok también puede servir para freír los alimentos, ¡pero pierde entonces sus beneficios dietéticos! Tendrás que calentar el aceite llevando cuidado con llenar el wok solo hasta la mitad para evitar quemaduras. Introduce los alimentos, como los nems o los buñuelos de gambas, uno a uno para evitar que se peguen entre sí. Los alimentos tienen que estar bien secos para evitar que el aceite salpique. ¡Ya es tuya la cocina china y vietnamita!
  • Cocer a fuego lento: claro, es posible realizar platos en salsa como el pato laqueado y el cerdo caramelizado que piden más cocción. Para eso, dejar cocer a fuego lento con la tapadera, removiendo de cuando en cuando para evitar que se pegue el fondo.
  • Marinar: también puedes dejar marinar la carne cruda en un wok, durante dos horas o toda la noche, antes de cocinarla. La puedes marinar con salsa de soja, vinagre de arroz, aceite de sésamo y miel. No olvides dejarlo en la nevera.
  • Cocer al vapor: para cocer al vapor, necesitarás otros dos elementos: un cesto de bambú y una parrilla. Coloca los alimentos a cocer al vapor, como los raviolis, el marisco, carne o pescado en el cesto de bambú. Pon el cesto de bambú sobre la rejilla y todo en el wok, lleno de agua hirviendo (lleva cuidado que el agua no llegue al cesto). Cubre y deja cocer. Atención al retirar los alimentos, la cesta puede quemar.

Para preparar una receta ligera o un plato frito, ¡el wok te resultará muy útil!

Cocinar con wok es muy práctico. Prepara deliciosos platos asiáticos gracias a tu wok.

Calienta antes el wok

La razón por la que los platos se sirven tan rápidamente en un restaurante al wok es el calor elevado y constante del wok.

¿Cuánto tiempo hay que dejar que se caliente el wok vacío?

Hasta que pase la prueba de agua de Young. Ah, ¿no conoces la prueba del agua?

Echa un poco de agua en el wok. Si se evapora instantáneamente… ¡Tu wok está operacional!

Wok caliente, aceite frío

Cuando tu wok está bien caliente, añade aceite frío.

¿Qué tipo de aceite? Buena pregunta.

Necesitas un tipo de aceite que tenga un punto alto de calentamiento.

Tan alto, de hecho, que no deberías ver ningún humo del aceite.

El aceite de cacahuete, que humea a 210º C, es una excelente opción.

El aceite de oliva (160º C) y la mantequilla (180º C), que no soportan el calor elevado que requiere un wok, deben evitarse.

Tres receta al wok

Para iniciarte a la cocina al wok, ¡qué mejor que platos chinos! Esto no es más que una idea de lo que se puede hacer al wok. Podrás realizar un pollo al curry, arroz cantonés o sopa de pollo a medida que mejores tus competencias en platos asiáticos.

Para empezar, aquí tienes un primera receta fácil, gambas salteadas con anacardos.

Para 2 personas necesitas:

  • 200 gr de gambas crudas peladas
  • 40 gr de anacardos (con fama de ser muy buenos para los riñones en la medicina china, por su forma similar al riñón humano)
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 cebollino (tallo verde, con sabor entre la cebolla y la cebolleta)
  • 1 zanahoria
  • Para marinar:

1 cucharadita de vino amarillo (vino de sahoxing)

1 blanco de huevo

2 cucharaditas de puré de patatas

  • Para la salsa:

1 cucharadita de salsa de soja

1 cucharadita de vino amarillo

1/2 cucharadita de fécula de patata

1 pizca de sal

un poco de agua

Preparación:

  • Para el adobo: bate el blanco de huevo ligeramente sin montar a punto de nieve. Humedece el puré de patatas con agua. Añade el blanco de huevo. Añade el vino y sala, batir de nuevo. Añade las gambas a esta mezcla.
  • Para la salsa: mezcla todos los ingredientes con un poco de agua y remueve.
  • Para el resto de ingredientes de la cocción: corta la carlota y el cebollino en rodajas y el jengibre en dados. Echa un poco de aceite en el wok y añade los anacardos. Déjalos cocer a fuego suave y retíralos una vez dorados.

Añade un poco de aceite y pon las gambas, saltéalas uno o dos minutos sin mezclarlas pero removiendo el wok. Saca las gambas una vez hechas.

Añade el jengibre, la zanahoria y el cebollino durante dos minutos. Añade las gambas y cuécelas de nuevo dos minutos.

Añade la salsa y una vez que espese, añade por último los anacardos.

¡Sirve bien caliente este plato digno de los mejores restaurantes!

Cocina asiática fácil y rápida. Para preparar un bo bun vietnamita, ¡te harán falta crustáceos!

La segunda receta que te proponemos en la col china cocida con tofu.

Para dos personas, esta es la lista de ingredientes:

  • media col blanca
  • 250 gr de tofu
  • 1 cucharada sopera de aceite
  • 1 cucharada sopera de salsa de soja
  • 3-4 tiras de jengibre picado
  • 1 cebolla pequeña
  • sal y pimienta

Preparación:

  • Corta la col en gruesos pedazos separando bien el blanco del verde, la parte blanca necesita más cocción.
  • Corta el tofu en cubos.
  • Saltea la cebolla y el jengibre picado en un poco de aceite durante un minuto. Añade el blanco de la col y cuécelo 3-4 minutos, luego echa la salsa de soja.
  • Añade las hojas verdes de la col, remueve. Cuando las hojas estén tiernas, añade un vaso de agua y remueve bien.
  • Reparte los trozos de tofu sobre la col sin mezclar. Al cabo de 10 minutos, remueve delicadamente, salpimienta y deja cocer a fuego lento otros 10 minutos.
  • ¡Ya está listo!

La última receta no es para vegetarianos, son costillares de cerdo cocidos al vapor con pasta de arroz.

Estos son los ingredientes para 2 a 3 personas:

  • 300 gr de costillar de cerdo
  • un paquete de tortitas de arroz para nems
  • Para el adobo:

3-4 tiras de jengibre

2 dientes de ajo

1 cucharada sopera de soja fermentada negra (black bean)

1 cucharada sopera de vino amarillo

2 cucharaditas de salsa de soja

1 pizca de azúcar

  • Para la salsa:

1 cucharada sopera de salsa de soja

1 cucharadita de azúcar

1 cucharadita de aceite de sésamo tostado

Preparación:

  • Corta el costillar entre los huesos.
  • Pica finamente el jengibre, aplasta el ajo.
  • Mezcla todos los ingredientes para el adobo con el cerdo y déjalo reposar en la nevera durante al menos 20 minutos.
  • Pon el costillar de cerdo sobre las tortitas de arroz y todo en una cesta de bambú sobre una parrilla. Coloca las tortitas y el costillar en el interior del wok, llénalo hasta la mitad de agua y coloca la tapadera.
  • Haz cocer al vapor durante una hora a fuego medio.
  • Calienta la salsa y échala sobre el costillar de cerdo y las tortitas cocidas.

En resumen:

  • La cocina al wok es ideal para comer de forma equilibrada, sin demasiadas grasas.
  • Todos los ingredientes conservan su sabor y sus aportes nutricionales: pimientos, brotes de bambú, cilantro, pimiento, albahaca, brotes de soja y especias de todo tipo.
  • El wok permite cocinar de varias maneras: saltear, al fuego lento, marinar, freír o cocer al vapor. Así podrás realizar todas las recetas que quieras, desde la ternera salteada al plátano flambeado, más occidental.

Un wok de buena calidad cuesta entre 25 y 50 euros.

¿Qué wok comprar?

Un buen wok es una de las cacerolas más polivalentes de la cocina.

Además de ser la mejor opción para saltear, es también el utensilio ideal para la fritura, el vapor y ahumar en interior.

Es la cacerola que más se utiliza en la cocina asiática. Pero como en la mayoría de cosas, no todos los woks son iguales.

Existen en una gran gama de tamaños, formas, metales y diferentes asas.

Aquí tienes algunos elementos a considerar cuando compres un wok.

Los diferentes materiales del wok

Tendrás que elegir entre un:

  • wok en acero
  • wok de hierro fundido
  • wok en inox
  • y wok antiadherente

Informaciones útiles

Los woks tradicionales tienen forma de cubeta profunda concebida para introducirse en una apertura circular directamente sobre el fuego.

El mejor compromiso es un wok con una superficie plana al fondo y laterales en ligera pendiente.

Eso te dará mucho espacio con alta temperatura para las carnes y verduras, al tiempo que te ofrece un volumen suficiente y un buen margen de maniobra para poder removerlo todo.

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz