Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aprende a diferenciar todas las variantes del yoga

Por Lara, publicado el 19/05/2017 Blog > Deporte > Yoga > Los Diferentes Tipos de Yoga

¿Te sientes estresado en tu día a día? Entre los niños, el trabajo, los quehaceres domésticos y los imprevistos con los que no contabas, te cuesta relajarte.

Hablando de esto con tu círculo, algunos te han aconsejado que salgas a correr. Problema: no tienes espacios verdes cerca de tu casa para que correr sea una buena práctica (correr por la ciudad con los gases que emanan los tubos de escape no es que sea lo más saludable)…

¡Otros te han hablado del yoga!

Pero ¿cómo escoger el curso que más te conviene?

¡Descubre todas las disciplinas para llegar a saberlo todo sobre el yoga!

Hatha Yoga

El Hatha Yoga es la variante del yoga más común en Occidente.

Se basa en una secuencia de posturas que hay que mantener (durante 3 minutos más o menos), que se combina con ejercicios de concentración y de respiración.

La sesión siempre termina con la parte de la relajación.

Consigue la paz interior con el yoga Sentirte en armonía con tu cuerpo y con tus emociones: el verdadero objetivo del yoga

Existen diferentes niveles a tu disposición: desde principiante hasta experto.

En cuanto a las tarifas, encontrarás clases en grupo entre 60€ y 100€ (en función de la ciudad, número de horas al mes…) o clases particulares (diferentes tarifas según el profesor)

Si lo practicas regularmente, notarás una mejoría en cuanto:

  • Flexibilidad;
  • Concentración;
  • Memoria;
  • Sueño;
  • Ansiedad y gestión del estrés.

¡Igualmente, descubre los orígenes del yoga!

Kripalu Yoga

El Kripalu Yoga toma las raíces del Hatha Yoga.

De hecho, esta forma de yoga se basa en la respiración, la meditación, la relajación, el mantenimiento de posturas y la consciencia del cuerpo.

La palabra kripalu significa «ser compasivo». De esta manera, practicando la secuencia de yoga, el acento se pondrá en la búsqueda de una sabiduría interior mientras se desarrolla un cuerpo sano acorde a una correcta salud tanto mental como emocional.

Si te interesa el desarrollo personal, te tienes que dirigir hacia este tipo de yoga.

Kundalini Yoga

El Kundalini Yoga se concentra en la armonía de los centros de energía y en el despertar de la energía vital.

Se compone de ejercicios llamados kriya («estar en movimiento» en sánscrito) basados en:

  • La relajación;
  • Series de movimientos progresivos (el objetivo es ir lo más lejos posible gradualmente);
  • La respiración;
  • La meditación.

Practicándolo de forma regular, tendrás herramientas para luchar contra el estrés. Y también para comunicarte de forma más natural con tus interlocutores.

Power Yoga

El Power Yoga es una variante reciente del yoga.

Como su nombre indica, es un yoga muy dinámico basado en el encadenamiento de posturas.

Lo que caracteriza a este tipo yoga es: el hecho de que se practica en una salada a una temperatura cálida.

Asimismo, se dirige sobre todo a personas con una buena condición física. En caso de problemas cardiovasculares y respiratorios, pide consejo a tu médico.

En cualquier caso, el Power Yoga te ofrece:

  • Mejorar tu resistencia;
  • Recuperar el tono muscular;
  • Mejorar la circulación;
  • Mejorar la gestión del estrés.

Iyengar Yoga

El Iyengar Yoga es otra forma moderna de yoga.

Como todos los demás tipos de yoga, se basa en la respiración y en las posturas que hay que practicar de forma regular.

Sin embargo, se utilizarán complementos para acompañar a las posturas de yoga (como cuerdas y sillas, por ejemplo).

Todo ello para facilitar la práctica del yoga y dar a conocer esta disciplina a los principiantes.

Sivananda Yoga

Nueva variante del yoga moderno: el Yoga Sivananda.

También está formada por antiguos tipos de yoga que durante la clase se centran en favorecer:

  • El pensamiento positivo;
  • La meditación;
  • La respiración;
  • La relajación.

El yoga es un estilo de vida El yoga: un arte de vida cotidian

De esta manera, esta forma de yoga descansa en 5 principios:

  1. Una práctica de posturas suaves para el cuerpo;
  2. Una respiración que hay que realizar a lo largo de toda la sesión;
  3. Una relajación de cuerpo y mente;
  4. La práctica de un pensamiento positivo a través de la meditación;
  5. Una manera de alimentarse que da preferencia al vegetarianismo.

Si te encanta la carne, no sigas esta vía. Si no, este tipo de yoga podría interesarte.

Sudarshan Kriya Yoga

Aquí tienes una forma de yoga totalmente basada en la respiración. Aquí, no hay secuencias de posiciones.

Tienes que adoptar una única posición durante toda la sesión de Sudarshan Kriya: la posición del rayo (o thunderbolt) que consiste en colocar los glúteos sobre los talones, las rodillas dobladas, la columna vertebral bien recta y las manos apoyadas en los muslos (con las palmas hacia abajo).

Después, te centrarás en tu ritmo natural de respiración.

El objetivo es crear un vínculo ente el cuerpo y la mente a través de la respiración con el fin de que todos tus ritmos biológicos se armonicen entre ellos.

Según aquellos que lo practican, este tipo de yoga ofrece una sensación de bienestar y de armonía mientras que eliminas las emociones negativas (ira, estrés, depresión, nerviosismo, ansiedad…).

¡Descubre también la historia del yoga!

Yoga prenatal

Si eres un experta en yoga y esperas un bebé, no te preocupes. Sabrás adaptar tus ejercicios diarios.

Sin embargo, como regla general, esta actividad no es aconsejable para aquellas mujeres embarazadas, principiantes en la disciplina.

Si a pesar de eso quieres empezar a practicarla, te recomendamos que pruebes el yoga prenatal (o yoga de la mujer embarazada).

El yoga prenatal es muy interesante durante el embarazo ya que te prepara también para el momento del parto.

Podrás aprender a:

  • Relajarte;
  • Permanecer en contacto con tu cuerpo y tu bebé;
  • Mejorar tu flexibilidad (o conservarla);
  • Respirar mejor el día D;
  • Luchar contra los cambios de humor;
  • Aprender, con total tranquilidad, qué hacer durante el parto y tu papel como madre;
  • Combatir los dolores del cuerpo relacionados con el desarrollo del bebé (sobre todo en cuanto a la espalda).

Lo que es interesante en cuanto a esta sesión es que el profesor está acostumbrado a preparar la clase dirigida a un público específico; mujeres embarazadas. Por lo tanto, podrá aconsejarte de forma eficaz.

Yoga Nidra

El otro nombre del Yoga Nidra es «Yoga del sueño». Por lo que rápidamente entenderás que este tipo de yoga va a ser muy relajante.

De hecho, se aproxima bastante a la sofrología.

Generalmente, se practica sentado o tumbado en el suelo, con la espalda recta y los pies ligeramente separados.

La sesión empieza con una relajación acompañada de una respiración profunda, regular y lenta. Para ayudarte a entrar en un estado cercano al del sueño.

Estarás totalmente relajado, pero seguirás siendo consciente de lo que pasa a tu alrededor.

Como regla general, el profesor dirigirá a su alumno para que visualice una escena apacible. Todo esto para ayudar a combatir las emociones negativas ancladas a él.

Tendrás recursos para:

  • Dormirte más fácilmente;
  • Ganar en calidad de sueño;
  • Gestionar mejor el estrés y tus emociones;
  • Concentrarte mejor.

Ashtanga Yoga — Raja Yoga

El Raja Yoga es el otro nombre que recibe el Asthanga (o Astanga) Yoga.

En sánscrito «raja» quiere decir «real» mientras que «asta» quiere decir «ocho» y «anga» «parte».

Entonces, podrás suponer que es una forma importante del yoga. Sus 8 partes o pasos (tal y como se describen en los Yogas Sutras de Pantajali) son:

  • Yama: restricción de uno mismo;
  • Niyama: observación;
  • Asana: postura del cuerpo;
  • Pranayama: respiración;
  • Pratyahara: trascendencia sensorial;
  • Dharana: concentración;
  • Dhyana: meditación;
  • Samadhi: realización de uno mismo.

Se le considera como uno de los más completos (se le conoce como el «Yoga de la culminación»).

Posturas típicas del yoga Un ejemplo de la secuencia de posturas del yoga es el saludo al sol

En él encontrarás todas las formas del yoga concentradas en una.

Vinyasa Yoga

El Yoga Vinyasa viene del Yoga Ashtanga. Sin embargo, a diferencia de este último que consiste en realizar siempre la misma secuencia, el Yoga Vinyasa es más libre y dinámico.

Siempre basándose en la respiración, te dejarás llevar para sincronizar los movimientos con la respiración. Todo parte de eso.

Si tienes la idea de un yoga estático, estirado en el suelo, te sorprenderás con este tipo de yoga muy rítmico e intenso.

Parecido a una coreografía, unirás posturas de forma fluida, una tras otra.

Muy apreciado por aquellos que buscan practicar deporte en el gimnasio y  se puede practicar a cualquier edad.

Además de esculpir el cuerpo sin muscularlo demasiado, eliminarás grasa y te ayudará a que te desprendas de la energía negativa.

Aunque según los especialistas, hay que estar algo en forma para apreciar plenamente una clase de Yoga Vinyasa.

Anusara Yoga

Otra forma de yoga que se ha creado recientemente: el Anusara Yoga. Se centra en el corazón y en la escucha de uno mismo, es un yoga accesible para todo el mundo.

Al igual que el Vinyasa Yoga, el Anusara Yoga te propone encadenar varios movimientos, con plena libertad.

El objetivo: recuperar la confianza en uno mismo y en sus capacidades consiguiendo posiciones que creíamos no poder llegar a realizar en un primer momento.

Practica el yoga asiduamente y verás resultados Tú también, con entrenamiento, un día llegarás a realizar este tipo de posición

Apoyándote en ejercicios de meditación, de concentración y de respiración, saldrás de la clase totalmente relajado.

Te hemos explicado las formas más comunes del yoga en Occidente. Si esta práctica te interesa, solo te podemos aconsejar que te informes en tu ciudad para conocer los diferentes centros que imparten yoga. Eso te permitirá iniciarte en una forma de yoga, que seguramente no hayas tenido en cuenta en un primer momento.

Sin embargo, si deseas practicar un estilo de yoga concreto, te invitamos a que consultes los perfiles de los profesores de yoga de nuestra web.

¿Quizá podrás encontrar al yogui que sea capaz de ofrecerte la tan ansiada serenidad?

En cualquier caso, en un mundo en el que todo evoluciona a gran velocidad y en donde cada vez es más difícil parar y centrarse en uno mismo y en sus emociones, el yoga es un oasis de felicidad que puede eliminar males modernos.

En primer lugar, el estrés y también el cansancio, la ira o el nerviosismo vinculados al futuro.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz