Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir
2

10 buenas razones por las que recibir clases particulares

Por Lara, publicado el 21/04/2016 Blog > Clases particulares > Recibir clases particulares > Razones por las que Recibir Clases Particulares

La enseñanza en el colegio, instituto o universidad está destinada a un grupo que tiene que adquirir conocimientos a la misma velocidad, sin tener en cuenta las características de cada uno.

Algunos alumnos pueden quedarse rezagados, con bajas notas, a pesar del trabajo realizado.

El profesor puede transmitir la asignatura de forma monótona sin despertar el interés del alumno, o de una manera que se corresponde más con aquellos que tienen mayor memoria visual, por ejemplo, a través de esquemas. La forma de funcionar del profesor, sin poner en entredicho sus competencias profesionales, puede desmotivar al alumno.

La clase particular es una manera de ayudar, paso a paso, a que el alumno triunfe. A distancia o presencial, el profesor particular va a retomar los puntos básicos que el alumno no ha entendido, proporcionarle un método de aprendizaje y acompañarle hacia un objetivo, que puede ser el de alcanzar una nota media, preparar un examen o aprender cosas nuevas.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

1º Ponerse al día

El objetivo número 1 es ponerse al día. Un alumno puede haberse quedado atrás en la adquisición de conocimientos por múltiples razones: falta de trabajo, cambio de colegio durante el curso escolar, repetidas ausencias del profesor…

Clases particulares y puesta al día Ponerse al día gracias a las clases particulares

Este último o su sustituto continúa avanzando en el programa y el alumno va a sentir que la brecha se hace más grande. La clase particular va a permitir dar un nuevo impulso al alumno para que retome el control. El profesor particular puede preguntarle sobre sus puntos débiles e incluso hacer una evaluación.

El proceso de ponerse al día es un proceso a medida. El alumno puede volver a ver puntos fuera del programa, como las bases en ortografía, en cálculo o en una lengua extranjera, que jamás serán revisadas en el colegio o instituto.

La evolución de clases particulares lo prueba: las clases ayudan a los alumnos a pasar de nivel.

2º Consolidar sus conocimientos

A menudo, en los boletines de notas, aparece marcado: «Fulanito tiene que subsanar sus lagunas para poder progresar ». Solo el trabajo personal debe dominar, pero, ¿por dónde comenzar?

Para lograr solucionar esta falta de conocimientos, hay que conocer los puntos débiles del alumno, y éstos pueden ser numerosos.

Ayuda personalizada Ayuda individualizada con un profe particular

Frecuentemente, un alumno no se atreve a hacer preguntas, por vergüenza, por la preocupación de la presión social o por miedo.

Se mantiene en su ignorancia, lo cual le impide progresar.

Además, un profesor delante de una clase, puede verse frenado en el avance de la clase, por preguntas no relacionadas o anteriores a la programación de la asignatura.

Durante una clase particular, la relación con el profesor es individual, esto cambia por completo la relación entre los individuos. El alumno puede soltarse y hacer preguntas que incluso le pueden parecer estúpidas.

El profesor responde a las interrogaciones, sin hacer juicios. El vínculo, ante todo, es humano, con una cooperación que hace avanzar al alumno de forma progresiva.

3º Prepararse para un examen

Antes de pasar por un examen, los profesores se reúnen para hacer un comentario sobre el expediente del alumno. Puede ser una opinión favorable, lo que es un plus en caso de repescas.

En función de la media, los profesores pueden dar una opinión más comedida como «Fulanito tiene que demostrarlo en el examen».

Clases particulares para preparar exámenes ¡Pon la suerte de tu lado!

El diploma de Educación Secundaria, el Bachillerato o un examen profesional son etapas importantes durante el periodo de escolaridad.

Las clases particulares pueden ser un apoyo en la preparación de las pruebas.

El profesor te va a ayudar en la redacción de fichas que resuman lo esencial que tienes que saber en cada asignatura y te dará modelos de exámenes para que practiques y estés preparado el día D.

4º Aspirar a la perfección

Las clases particulares pueden ser útiles para los alumnos que buscan obtener una mención o que necesitan preparar una prueba de acceso para una determinada universidad o grado. La enseñanza en el instituto, con algunos profesores, es básica y justa para conseguir la media en el examen.

Mejora los resultados con las clases particulares ¡Pon el listón más alto!

Sin embargo, cuando se necesita conseguir una beca o superar una prueba de acceso, hay que buscar ser el mejor, trabajando en autonomía con los libros. También es posible repasando los anales.

No obstante, el trabajo con un profesor particular estará más dirigido, con simulaciones de pruebas orales y de temas «trampa».

Efectivamente, las clases particulares son una inversión de futuro.

5º Alcanzar la media

A pesar de los esfuerzos realizados, repetir curso puede ser una amenaza que esté presente durante todo el año escolar, cuando un alumno tiene una media global inferior a 10.

¡Supérate! ¡Puedes hacerlo mejor 10/20!

Fuente de desmotivación, el alumno se siente fracasado y no se esfuerza más, ya que en su cabeza está pensando que repetirá el próximo curso.

Sin embargo, con clases particulares, es posible dar la vuelta a la situación. Es importante reaccionar rápido. Si el 1er trimestre fue catastrófico, con una media alrededor del 8, es importante actuar. Si el 1er y el 2º trimestre estuvieron dentro de la media, en general, con una nota global de 9 sobre 10, aún es posible reaccionar para el 3er trimestre.

¿Qué asignaturas escoger para recibir clases particulares?

Opta por asignaturas principales de fuerte coeficiente: lengua española, matemáticas e idiomas.

6º Adquirir una metodología

Las malas notas de algunos alumnos no provienen de sus capacidades para aprender, sino de su manera de aprender. Pueden escoger aprender de memoria, mientras que el profesor propone ejercicios de reflexión. Solamente pueden retener la idea general de la clase, cuando el control se basa en ejercicios precisos.

Incluso, pasando horas delante de los libros, es posible tener malas notas.

La metodología es importante El método

El profesor particular va a ayudar al alumno a revisar su método de trabajo para llegar a ser más eficaz. ¿Cómo? Puede enseñarle a hacer fichas de memoria, en lengua española o en geografía e historia, ejercicios de aplicación en matemáticas…

Igualmente, la metodología también puede estar ausente en el momento del examen. Un alumno puede no leer las instrucciones, ojear un texto en inglés o en francés sin llegar a entenderle. Las clases particulares tienen como objetivo practicar más.

El hecho de proponer ejercicios o prácticas de exámenes cada semana es una ventaja importante para corregir un método que falla.

7º Obligarse a realizar un trabajo regular

Un alumno que trabaja de forma regular va a llegar a conocer el contenido de las clases progresivamente.

Sin embargo, no es extraño que el estudiante repase únicamente antes de un examen o de una prueba escrita.

El aprendizaje se convierte en empollada, con importantes periodos de trabajo.

Después, el alumno puede estar varias semanas sin abrir un libro.

Trabajo continuo ¡Trabaja regularmente gracias a las clases particulares!

Las clases particulares obligan a la persona a ser disciplinada. El profesor particular explica durante su hora de clase los puntos a revisar, después da ejercicios para realizar durante la semana. La persona puede enviarlos por email y beneficiarse de una corrección rápida. La progresión del alumno es más rápida realizando un trabajo regular e incluso, diario.

Dedicando a una asignatura entre ½ hora y una hora al día, es posible ver cómo mejoran las notas entre 2 y 5 puntos.

En conclusión, la organización de las clases particulares te permitirá llevar a cabo un trabajo continuo.

8º Una enseñanza a medida

Un profesor de colegio, instituto o universidad trabaja con un único apoyo en la clase: libros, fotocopias, Power Point…Sin embargo, el método de aprendizaje propuesto no es adecuado para todo el mundo, por definición.

Clases personalizadas Clases particulares a medida

En cuanto a la memoria auditiva, el soporte escrito del profesor no será útil para el alumno que necesite escuchar las explicaciones.

A través de una webcam o a domicilio, un profesor particular puede volver a explicar todo varias veces de diferentes maneras, hasta la perfecta comprensión de un concepto.

Por el contrario, un alumno con una memoria visual se va a concentrar en los esquemas o en los mapas.

El profesor puede proporcionarle soportes adaptados o ayudarle a que los construya él mismo.

9º Desarrollar una pasión

¿Siempre soñaste con aprender a tocar el piano, la guitarra, practicar el yoga o incluso crear un vídeojuego?

De forma frecuente, las clases particulares se asocian al apoyo escolar. Sin embargo, es posible aprender un instrumento de música o una disciplina deportiva de forma individual y a tu ritmo.

Cuando se trabaja, no es fácil tener un horario compatible con actividades en grupo, sobre todo cuando se tienen horarios atípicos. No obstante, hay que dedicar tiempo a la nueva actividad.

Aapasiónate gracias a las clases particulares ¡Apasiónate!

Las clases particulares pueden adaptarse a tu disponibilidad. Puedes recibir clases durante el fin de semana o incluso a última hora de la tarde, a través de una webcam. El ritmo de las clases tiene que ser regular y con deberes para poder progresar. No debe ser inferior a una frecuencia bimensual.

10º Aprender cosas nuevas

Hay momentos en la vida en los que se tiene la impresión de estar estancado en el ámbito profesional, y a pesar de eso, no es posible cambiar de trabajo de un día para otro. El desarrollo personal puede pasar por la adquisición de nuevos conocimientos.

No hay barreras para aprender cosas nuevas El conocimiento no tiene límites

Concéntrate en tus aspiraciones actuales. Por ejemplo, el aprendizaje de una lengua puede permitirte preparar un viaje al extranjero.

¿Aún tienes ganas de aprender a tocar la guitarra?

No hay edad para recibir clases particulares, pasar de nivel y meterse de lleno en la música sin ninguna noción de solfeo.

Un profesor particular puede transmitirte sus conocimientos adecuándolos a tu ritmo.

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *