Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Superprof, una comunidad de
1.421.871
profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Inglés
Dibujo
Programación
Euskera
Inglés
Relajación
Economía
Español para extranjeros
Matemáticas
Español para extranjeros
Matemáticas
Canto
Lenguaje musical
Dibujo
Violín
Inglés
Superprof, una comunidad de profesores particulares independientes
TOP 10 profesores
Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Qué ejercicios alivian la ciática?

Por Coral, publicado el 26/05/2017 Blog > Deporte > Yoga > ¿Se Puede Hacer Yoga con una Ciática?

Para las personas que sufren de ciática, no hay necesidad de precisar hasta qué punto el dolor puede ser agudo en caso de crisis… Hasta llegar a hacer imposible cualquier movimiento.

Los dolores ciáticos no son siempre tan violentos, pero hay gente que sufre de ciática crónica.

  • ¿Cómo aliviarla?
  • El yoga es una buena solución para reducir el dolor o prevenir los problemas vinculados al nervio isquiático.

No se trata de posturas de yoga complicadas, de yoga dinámico, de kripalu yoga, de hatha yoga, de vinyasa yoga… Sino más bien de hacer yoga de forma suave para gestionar mejor nuestros cuerpo.

Jose miguel

¡Nuestros profesores son tan felices!

”Con Superprof he encontrado alumnos serios, motivados y que están deseando aprender. ¡Os recomiendo Superprof!”

¿Qué es la ciática?

Antes que nada, veamos cuáles son los problemas ligados al nervio ciático.

Yoga terapéutico. Los ejercicios pasivos de yoga permiten aportar un verdadero bienestar cuando se sufre de ciática.

El nervio ciático (o más bien, los nervios ciáticos, ya que son dos) es el nervio más largo y el más grueso del cuerpo humano. Baja de las lumbares hasta los pies. Es un nervio mixto: vehicula informaciones sensoriales y motrices.

Cuando se sufre de ciática, se siente un dolor intenso. Puede sentirse desde los glúteos hasta los pies, siguiendo el recorrido del nervio. Entre los síntomas, también podemos añadir dolor de espalda y rigidez de la columna.

Este dolor está causado por la compresión de una de las cinco raíces del nervio. Puede ser debido a una hernia discal, a la artrosis, una falta de elasticidad de las caderas, pero no únicamente. Un falso movimiento también puede conducir a un dolor agudo que afecta a toda la pierna. El dolor aparece brutalmente, como una descarga eléctrica.

Más vale llevar cuidado cuando se levantan grandes cajas durante una mudanza, por ejemplo.

El tratamiento médico calma el dolor, favorece la distensión muscular y reduce la inflamación. Si los dolores persisten varios meses y están ligados a una hernia discal, se puede considerar una intervención quirúrgica.

El yoga puede aliviar el dolor de la ciática

¿Cómo puede ayudarte a aliviar el dolor de la ciática una sesión de yoga?

Para empezar, en el caso de la ciática, se desaconseja dejar de tener una actividad física durante demasiado tiempo, a riesgo de perder masa muscular.

Si estamos activos, podemos ayudar al músculo más fácilmente a descargar las tensiones. Está demostrado que las personas que están activas se recuperan más rápido.

Por supuesto, cuando hablamos de actividad, ¡no nos referimos a correr un maratón!

La idea es dejar que el cuerpo descanse entre 24 y 48 horas antes de retomar poco a poco las actividades cotidianas habituales, como andar, principalmente. Luego, se puede aumentar progresivamente la intensidad de dichas actividades. Deportes como la natación pueden resultar muy beneficiosos. La actividad física, incluso moderada, aumenta la producción de endorfinas y reduce el dolor.

Es también el caso del yoga.

Esta disciplina te ayudará a recuperar elasticidad y a tomar consciencia de tu cuerpo de otro modo. La mente, que se trabaja en clase de yoga a través de la concentración, la relajación y la meditación, es igualmente importante en la gestión del dolor.

Algunos ejercicios de yoga pueden ayudar a reducir la presión sobre el nervio isquiático y a reducir los dolores. Evidentemente, es importante que pidas la opinión de tu médico antes de retomar el yoga. También es conveniente estar bajo control para evitar todo riesgo de lesión. Tu profesor de yoga sabrá guiarte para que aprendas las bases de esta disciplina.

Los ejercicios de respiración te ayudarán a relajarte y recuperar una cierta serenidad.

El yoga aumenta la musculatura de la parte inferior de la espalda y estira los de las piernas para aliviar el dolor, al tiempo que aprendes a respirar mejor.

Tratamiento de la ciática con yoga. Algunas posturas ayudan a aliviar el dolor y la presión sobre el nervio de forma eficaz.

Se trata de centrarse en los movimientos suaves, sobre todo en los giros pasivos.

Según las posibilidades y las necesidades, podremos hacer giros sentados o de pie. Algunos ejercicios pueden incluso hacerse tumbados. Estos son algunos ejemplos:

  • El giro sentado, de pie o tumbado: estas posturas permiten estirar el músculo periforme, que cuando está demasiado contraído sobre el nervio isquiático provoca dolores,
  • Estiramientos de isquiones-piernas: cuando estos músculos están demasiado contraídos, favorecen por lo general los dolores ciáticos. Coloca la pierna extendida sobre un soporte. El pie debe estar al nivel de las caderas o debajo. Simplemente manteniendo la posición o inclinándote suavemente hacia la pierna se estiran los músculos, lo que reduce el dolor,
  • El estiramiento de los músculos flexores: en posición tumbada, pierna estirada, basta con doblar una piernas sobre el pecho. Luego es conveniente colocar la mano detrás de la rodilla derecha para llevarla hacia el hombro izquierdo con suavidad y mantener la posición. Al estirar los músculos de la parte inferior de la espalda y haciendo trabajar los músculos de las caderas, te aliviará el dolor ciático.

El yoga terapéutico puede ser una gran ayuda.

Antes de lanzarte, hay que identificar exactamente la causa, para así adoptar las mejores posturas. Una vez que terminan las crisis, practicar yoga en casa de forma habitual se convierte en una manera de prevenir nuevas crisis y recuperar el equilibrio y la armonía corporal.

No dudes en apuntarte a un taller de yoga, precisando tus problemas. El aprendizaje de las bases del yoga supone una verdadera ayuda. Sentirás rápidamente los beneficios y mejorarás tu condición física.

 

 

 

 

Compartir

A nuestros lectores les ha gustado este artículo
¿Este artículo te ha proporcionado la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Loading...

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz