Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aprender chino con un profesor particular

Publicado por Raquel, el 26/12/2018 Blog > Idiomas > Chino > Cómo Recibir Clases Particulares de Chino

Con más de 955 millones de hablantes nativos, el chino mandarín es la lengua más hablada del mundo. Se habla en China, en Taiwán y en Singapur, y el chino es una lengua muy seductora para los que quieran hacer carrera en el comercio internacional. Si te apetece aprenderlo, ¿por qué no empiezas ya? Las clases particulares te ayudarán a ir consiguiendo las competencias lingüísticas que te harán falta para hablar chino.

¿Dónde encontrar un profesor particular de chino?

Aprender chino no es algo muy habitual. El inglés, el alemán y el francés se ponen por delante de esta lengua en las estadísticas, porque los centros ofrecen principalmente idiomas europeos. No obstante, saber hablar chino es una ventaja para tu carrera profesional y también te vendrá bien para viajar y descubrir la cultura china.

Por eso, la solución de optar por asistir a clases particulares de chino te puede ir genial. Vale, hasta ahí todo bien, pero ¿por dónde empezamos? Lo más clásico es buscar entre los anuncios de las tiendas y en las farolas cerca de tu casa. Aunque ahora lo suyo es recurrir a Internet, hay mucha gente que sigue anunciándose como se hacía antes. Por ejemplo, muchos profesores de chino dejan su número de teléfono e información sobre las clases (clases individuales o grupales, distintos niveles, cursos intensivos, etc.).

Descubre el chino de la mano de un profesional privado. Los anuncios son una forma estupenda de encontrar un profe nuevo.

Otro aspecto que también funciona bastante bien es el boca a boca. Hablad con vuestros conocidos y seguramente puedan recomendaros a alguien. Por último, puedes buscar en Internet y mirar los anuncios que se publican en las redes sociales. Lo cierto es que esto es muy eficaz, porque los anuncios se comparten muy rápido en redes. Además, también podrás buscar directamente en las distintas páginas de clases particulares. Y en esa línea, seguramente acabarás llegando a plataformas como Superprof. Este tipo de páginas te permitirán ponerte en contacto con profesores de chino. Solo tienes que escoger el perfil que más te atrae y acordar cuándo empezar las clases.

¿Te apuntarías a una academia de chino?

¿Cómo escoger a buen profesor de chino?

Cuando empezamos a estudiar chino, tenemos que asegurarnos de que nuestro profesor es el correcto. Pero, ¿cómo podemos saber con certeza si el profesor es bueno? Pues bien, lo principal es que tengas un buen feeling con tu profesor, para que te motive a seguir aprendiendo incluso cuando te atasques.

Para ello, lo primero que tienes que saber es qué quieres aprender y de qué manera, para escoger el perfil de profesor correcto y tener claros tus objetivos desde el principio. Es posible que estos sean profesionales o personales (un viaje a China, la curiosidad de aprender un nuevo idioma, etc.), pero comunícaselos a tu profesor. Por ejemplo, ¿en qué quieres centrarte? ¿Prefieres descubrir la cultura china o trabajar los aspectos técnicos del idioma (gramática, pronombres, cifras, sustantivos, adjetivos, etc.)? Ten en cuenta que con el tiempo lo irás aprendiendo todo (presentarse, mantener una conversación, decir la localización en el espacio y en el tiempo, etc), así que lo que importa ahora es saber qué quieres aprender primero.

Los perfiles de profes son muy diversos y variados en el campo de las clases particulares. Puede que los profes sean, a su vez, estudiantes, profesores retirados o hablantes nativos de China. De hecho, si quieres trabajar tu acento, nosotros te recomendamos que optes por este último perfil. En cualquier caso, recuerda hablarlo todo con tu profesor en la primera clase, que, por cierto, la mayor parte de los profesores regalan a modo de clase gratuita. ¡Aprovéchalo!

No te agobies siguiendo las clases grupales de las academias. Un profesor particular se ajustará a tu ritmo.

Las ventajas de las clases particulares de chino

Las clases particulares, da igual de qué materia, te ofrecen una serie de ventajas, en contraposición a los centros de estudios o a las universidades. Aparte de que las clases particulares te proporcionan apoyo escolar (si estás cursando algún título oficial de chino), lo principal es que las clases particulares te permitirán avanzar a tu propio ritmo. Piensa que no tendrás la presión de seguir al resto del grupo, así que si necesitas más tiempo para comprender algo concreto, podrás repasarlo cuantas veces necesites.

Además, seréis tú y el profesor los que escogeréis la frecuencia y los horarios de las clases. Es decir, si tienes una semana ocupada, no habrá problema por cambiar una clase. También podrás aprovecharte de los consejos y correcciones personalizadas del profesor que has escogido, de forma que progresarás más rápido. Y si un tema te atrae más que el resto, puedes acordar un programa personalizado con tu profesor para dedicarle más tiempo.

Descubre la lengua de Confucio en una asociación.

¿Cuánto cuesta una clase de chino?

La cuestión de los precios de las clases particulares es, por supuesto, un factor importante en la toma de decisiones. Para empezar, ten en cuenta que aprender un idioma requiere una inversión económica que depende totalmente de ti: por ejemplo, la elección de un profesor o el material escolar para las clases.

También tienes que tener en cuenta que dar clases a domicilio le va a requerir un tiempo de preparación al profesor y eso repercute en la tarifa final. De la misma manera, los profesores, en muchos casos, son autónomos que se pagan por sí mismos las cotizaciones sociales. Es decir, que el precio que pagarás por una hora de clase no va a ser íntegro para el formador.

Disfruta aprendiendo con otros compañeros. Las clases particulares también se pueden hacer en grupo y ser de lo más enriquecedoras.

El precio de la clase también variará en función de la experiencia del profesor que escojas. Si quieres empezar a aprender chino, quizás sea bueno escoger a un estudiante de nivel intermedio para ir sentando las bases del idioma. De nuevo, optar por un estudiante de chino como profesor hará que la tarifa sea menos elevada que la de un profesor retirado con muchos años de experiencia o cuya lengua materna sea el chino. Hay un montón de criterios que influyen en el precio final: si el curso es intensivo, si es por la tarde, según el nivel, la localización, etc. Para que te hagas una idea, en Superprof encontrarás clases de chino en España por 15 euros, pero también profesores con mucha experiencia que pueden llegar a cobrar 50 euros.

Te animamos a que aprendas en centros reglamentados: las escuelas oficiales de idiomas son estupendas para aprender chino.

¿Cómo aprovechar las clases particulares?

Es posible que las clases particulares te parezcan caras para aprender la lengua de Confucio. Sin embargo, tienes que considerar que mejorarás mucho más rápido con ellas porque tendrás a un profesor de chino dedicado a ti, que responderá todas tus dudas y se adaptará a tus conocimientos y ritmo. Si aun así quieres aprovechar a tope tus clases para amortizar cada céntimo, échale un vistazo a los siguientes consejos:

Habla mucho con tu profesor

Tener un profesor particular para aprender a hablar chino es una ventaja fantástica que te permitirá progresar más rápido. No obstante, lo importante es que hables con tu profesor con sinceridad y le comuniques todas tus dudas y dificultades.

No estás en una clase grupal, así que aprovéchate de ello y pregúntale todo lo que se te pase por la cabeza. No hay preguntas tontas, y toda duda resuelta será un paso más hacia un mejor dominio del idioma.

Céntrate especialmente en aquello que te parezca difícil

No sirve de mucho que pierdas el tiempo con un tema que ya dominas. Si quieres aprovechar al máximo tus clases, emplea tu tiempo para profundizar en aquellos temas que te parecen más complejos y adaptad la programación didáctica en torno a eso.

Prepara las siguientes clases

Si quieres asegurarte de que mejoras rápidamente, es esencial que trabajes por tu cuenta y repases lo aprendido más allá de las clases. No esperes a la hora de clase para ponerte a ello. Repasa lo dado en las clases anteriores, haz más ejercicios o pídele deberes a tu profesor.

¡Habla chino!

Parece sencillo dicho así, ¿no? La realidad es que no hay milagro que valga a la hora de aprender a hablar un idioma. Si quieres hablar chino, tendrás que practicar.

¿Con quién? Pues con tu profesor de chino, claro está. Por ejemplo, podéis dedicar una parte de la clase a continuar con la lección pero en chino, en vez de en español. Aunque también puedes buscar grupos de tándem para tomar un café con alguien y practicar la comunicación oral.

¿Te has planteado ir a China? Se trata de una motivación genial y no hay mejor lugar para practicar tu dominio oral del chino.

Aprende chino en una experiencia de inmersión. Viajar a China es también una forma estupenda de aprender el idioma.

Empápate de la cultura china

Recuerda que puedes aprender chino divirtiéndote. ¿Has probado a ver películas y series chinas en versión original o a leer libros en chino? La música también es una forma fantástica de ir oyendo chino y de mejorar la comprensión oral.

¿Cuántas clases hacen falta para hablar bien chino?

Esta es la mítica pregunta y una de las más difíciles de contestar, porque la respuesta depende de cada profesor y de cada alumno. Como sucedía con el precio, hay un montón de factores en juego a la hora de estimar el tiempo y el progreso.

No obstante, en primer lugar, depende de tu motivación. Las personas más motivadas se pueden pasar horas y horas, esforzándose en retener los caracteres chinos o viendo películas y series en chino. Y todo ello de buen grado y con pasión.

Por otro lado, otras personas ven el aprendizaje del chino como una forma de adquirir nuevas competencias sin llegar a ser necesariamente bilingües. Lógicamente, si no estudias, repasas o practicas entre clase y clase, avanzarás más lentamente.

También hay que tener en cuenta el tiempo disponible que tienes para dedicarle a las clases, después de tu vida profesional, de la familia, etc. En el idioma chino hay un montón de elementos que requieren mucho esfuerzo y tiempo, como los sinogramas, la transcripción fonética, el vocabulario o los ideogramas. Por último, hay gente que tiene facilidad para aprender lenguas extranjeras y, por eso, irán más rápido.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar