Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Enseñar a bailar de forma profesional

Publicado por Elvira, el 16/02/2018 Blog > Arte y ocio > Baile > ¿Cómo Enseñar el Baile de Manera Profesional?

«La danza es el arte de decir todo con gestos». Proverbio anónimo

Esta cita es totalmente cierta: la danza consiste en una secuencia de movimientos, específicos según el estilo, con los que se busca expresar algo.

Aprender a bailar, si tiene un carácter innato, también incluye una parte de docencia. Asimismo, forma parte de un mundo aparte, de un mundo que nos gusta.

¿Quién no ha soñado alguna vez con formar parte de un grupo de bailarines profesionales o incluso ser un coreógrafo profesional del Conservatorio de Danza nacional?

Este es un sueño compartido por muchos de los amantes del baile, estén empezando ahora o lleven ya muchos años en el mundo de la danza. En cualquier caso, existen muchas formas de expresar el arte, por ejemplo, podrás expresarlo convirtiéndote en un profesor de baile. Clases particulares, grupales o individuales: tienes muchas opciones disponibles.

No obstante, antes de comenzar, tendrás que contar con una certificación como profesor de baile reconocido, como la formación de la Asociación Española de Profesores de Bailes de Salón y Deportivo.

Superprof es una plataforma en la que podrás mostrar tus habilidades y tu pasión: encontrarás cientos de alumnos ansiosos por aprender a bailar.

Descubre todos nuestros consejos para convertirte en profesor de baile.

¿Cómo aprender a enseñar a bailar?

Vocación docente del baile. ¿Qué hay mejor que enseñar o teach? Transmite tu pasión a los demás.

Los profesores de baile deben contar con una certificación o con un diploma de que pueden ejercer tal actividad profesional porque cuentan con una formación con así lo avala. Existen tres formas de formarte para ser profesor de baile:

  • Cursar directamente tus estudios en este campo de conocimiento;
  • realizar una reconversión profesional tras una carrera como bailarín profesional;
  • beneficiarte de una formación profesional continua.

No obstante, sea cual sea tu caso, para poder convertirte en profesor de baile necesitarás una formación de especialización en danza.

Una de las rutas más recurrentes, por ejemplo, es cursar las Enseñanzas Artísticas Profesionales de  Danza para obtener el Título Profesional de Danza que te permitirá acceder a:

  • Ciclos Formativos de Grado Superior
  • Estudios Universitarios
  • Enseñanzas Superiores de Danza

En general, los apasionados de la música comienzan a practicar su estilo de baile favorito desde pequeños, cuando tan solo tienen 5 o 6 años. Por eso, cuando curses este tipo de especialización, ya contarás con una experiencia de varios años y podrás dar clases de baile.

También puede darse el caso de que te hagas profesor de baile tras una reconversión profesional: dejando atrás el escenario y tu carrera como bailarín.

Aunque tu experiencia y tus cualidades sean todo un plus en tu CV durante las entrevistas, también será preciso obtener algún tipo de certificación o de diploma que avale que tienes formación para enseñar a tus alumnos a aprender a bailar.

Finalmente, al ser profesor de baile, tendrás que formarte durante toda la vida: la formación profesional continua es importante para mantener el nivel más alto posible.

Después de aprender los conceptos básicos para un profesor o un coreógrafo dentro de tus estudios en el mundo de la danza, podrás también aprender más sobre la historia de la danza, las técnicas para una coreografía o para una secuencia escénica.

Conviértete en un profesor bien formado y resalta tu experiencia en el ámbito de la danza.

¿Cuál es el estatus para los profesores de baile?

La educación artística, la enseñanza del baile… Más que una pasión, se trata de una profesión también. Y quien dice «profesión», lo dice dentro del marco legal. Para convertirte en profesor de danza, tienes algunas opciones como las siguientes:

  • Ser empleado por cuenta ajena;
  • convertirte en todo un emprendedor;
  • trabajar dentro de las asociaciones y escuelas.

Ser trabajador por cuenta ajena es quizás la opción más segura, pero también la más restrictiva. Pocas instituciones ofrecen un puesto de trabajo a jornada completa dentro del mundo de la danza, por lo que tendrás que diversificar tus competencias (impartiendo quizás clases particulares de danza jazz, clásica o hip hop) o incluso hacer malabares entre varias ocupaciones, lo que quizá te resulte de menor interés.

La fórmula del empresario autónomo, que es más flexible, te permitirá tener varios trabajos en distintas instituciones, pero también ofrecer clases particulares de danza.

La única obligación que puedes tener es saber si se trata de un trabajo temporal o a largo plazo. Tú eres quien se fija el horario, los alumnos y tienes la capacidad de poder tomar tus propias decisiones.

En general, independientemente de tu estatus, todos presentan sus ventajas y sus inconvenientes. Por ejemplo, en el caso del autónomo, tienes más libertad, aunque la remuneración puede ser más volátil.

Por lo tanto, a la hora de contratarte, te pedirán un CV impecable y una gran versatilidad. Siéntete libre para completar tu formación con cursos de capacitación avanzada, que siempre se valoran mucho.

Estatus del profesor de danza. La belleza en blanco y negro: un profesor de danza que inspira emoción.

Los estilos de baile que se pueden enseñar

La danza es una disciplina muy diversa, que implica una multitud de movimientos y emociones. Se demuestra a nivel nacional a través de las distintas escuelas y conservatorios que organizan competiciones, reencuentros y eventos en torno a esta temática.

Como profesor, tendrás que tener una o dos especialidades en relación con tu experiencia y tus competencias, desde la danza contemporánea hasta la salsa cubana.

Los alumnos buscarán un profesor en función de distintos criterios. Puede tratarse del estilo del que más se habla, el que más fácil te parezca o el que esté más de moda en este momento. Por lo tanto, podrás disfrutar de enseñar mediante clases privadas cualquiera de los siguientes estilos de baile, divididos por categorías:

  • Los más populares: danza clásica, bailes de salón, jazz, danza moderna;
  • los más técnicos: ballet, danza oriental, tango argentino;
  • los más exóticos: salsa, bailes latinos, danza africana, kizomba, hip hop;
  • los más modernos: zumba, jazz moderno.

A través de la formación en uno de estos estilos, podrás disfrutar de practicar actividades que estén relacionadas con la danza. Por ejemplo, la zumba es algo más que un baile, se ha convertido en un deporte, una tendencia, todo un movimiento. Además, el baile es un verdadero espectáculo en directo, que necesita una buena puesta en escena coreográfica y estilística. Destaca tu talento.

Además, muchos profesores de baile también trabajan en actividades deportivas: puedes convertirte en profesor de yoga, boxeo o fitness, disciplinas que enriquecerán tus conocimientos sobre tu estilo de arte principal.

¿Qué estilos de danza se pueden enseñar? ¡Qué aguante! Esta profesora de yoga también es profesora de danza.

Dar clases de baile, pero: ¿dónde y como?

Como profesor de danza, podrás enseñar en diferentes lugares, según el estilo de baile que enseñes:

  • En un conservatorio nacional o local;
  • en un centro nacional de la danza;
  • en las escuelas nacionales de artes escénicas;
  • en una escuela de danza (privada o no);
  • en un centro de danza certificado;
  • en una escuela, instituto o universidad;
  • en una asociación de danza deportiva;
  • en una agencia privada de enseñanza de danza;
  • de manera independiente, dando clases de baile a domicilio.

Te contratarán según tu nivel técnico, tu experiencia (en la enseñanza, sobre todo), tus competencias añadidas, pero también el estilo de baile que más te guste.

Las oportunidades de enseñanza son múltiples y variadas:

  • Clases grupales en un estudio de baile;
  • clases individuales por la tarde;
  • clases privadas durante el día;
  • clases por correspondencia o por Skype (una práctica que cada vez se está imponiendo más);
  • un entrenador privado, para aprender a bailar en pareja, por ejemplo (muy popular a la hora de preparar el baile para la boda);
  • talleres de baile;
  • cursos intensivos de baile.

En Superprof, encontrarás todos estos tipos de cursos, según tus preferencias. Te aconsejamos que ofrezcas varias actividades o estilos de baile para atraer al máximo número de alumnos posible a tus clases.

En función de tu orientación profesional, podrás completar tu jornada de trabajo con la enseñanza de la musicología o con una introducción al baile para personas con movilidad reducida.

El baile y la docencia también son un proyecto de vida que puedes desarrollar a nivel personal. Siempre supondrá un plus presentar una formación en docencia de la danza en tu CV, pues te distinguirá de los demás profesores de baile.

Clases de baile: prepararse la primera clase

Tu primera clase de baile. ¡Qué sincronización! Mira el espectáculo que están realizando estos alumnos de baile, seguramente de baile moderno o de danza contemporánea.

Como has visto, es posible convertirse en profesor de baile gracias a un buen nivel técnico y a unas buenas cualidades para ejercer esta profesión tan complicada a lo largo de los años. Requiere rigor, disciplina, pero también un saber ser pedagogo.

Debes estar atento a tus alumnos para poder orientarlos en la buena dirección y darles las claves del éxito para que puedan tener éxito cuando perfeccionen sus movimientos.

«Transmitir tu pasión» y «Vivir para el baile» son dos de los credos más importantes que deberás tener en cuenta a la hora de tu andadura como profesor. Tus aprendices deberán sentir el deseo de aprender desde el primero momento de la primera clase.

Lo ideal es poder organizar algo especial durante la primera clase, que les dé las ganas a tus alumnos de volcarse al 100 %: define con ellos tus objetivos.

Puedes demostrarles tus habilidades, contarles un poco sobre tu pasado como bailarín profesional o explicarles qué es lo que más te gusta del baile. Apóyate en las herramientas educativas y en los recursos más útiles y prácticos para que puedan continuar con su formación.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar