«El maestro que intenta enseñar sin inspirar en el alumno el deseo de aprender está tratando de forjar un hierro frío», Benjamin Franklin.

El tema de hacer los deberes en casa es controvertido. Algunas familias afirman que es innecesario cargar todos los días a los estudiantes con tareas para realizar en casa y otras piensan que es fundamental para el correcto seguimiento de las clases y la asimilación de los contenidos. ¿Qué opinión te merece este tema?

Sea como fuere, lo cierto es que la mayoría de profesores siguen poniendo deberes, por lo que es necesario buscar la forma de que los estudiantes cumplan con las tareas. Numerosas familias deciden recurrir a un profesor particular para que ayuden con los deberes a sus hijos. ¿Cómo buscar un profesor? ¿Quieres ofrecerte tú como profesor? ¡Sigue leyendo!

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Para qué sirven las clases de ayuda con los deberes?

Profesores particulares de refuerzo escolar
Un profesor que le ayude a hacer los deberes a tu hijo puede ser una buena opción cuando tiene dificultades.

La ayuda con los deberes es un concepto diferente al de apoyo escolar. Bien es cierto que en las clases de apoyo escolar también se puede ayudar al estudiante a hacer los deberes, pero no es el objetivo principal de la actividad. En las clases de ayuda con los deberes el objetivo es que el estudiante esté acompañado por un profesional cuando hace los deberes que le han puesto los profesores. Los alumnos no tienen por qué tener dificultades.

Las clases de ayuda con los deberes pueden recibirse frecuentemente, todas las tardes o de forma más puntual, 1 o 2 veces por semana. O quizás solo llames el profesor para que ayude a tu hijo a hacer un tipo de tarea en específico, como una redacción o una exposición.

Está claro que los resultados no serán los mismos si el profesor va todos los días solo un par de días a la semana. Una opción no es mejor que otra, ya que depende de las necesidades y de la autonomía del niño.

Las clases de ayuda con los deberes pueden ser una solución para los progenitores que trabajan todo el día y no tienen tiempo de ayudar a sus hijos con los deberes. Además hay días en los que los niños tienen una cierta cantidad de deberes y no basta con ponerse un cuarto de hora al final de la tarde.

La ayuda con los deberes es también un buen recurso para los alumnos con dificultades. Como ya hemos explicado en este artículo sobre ayuda con los deberes, estas clases y las clases de apoyo escolar no son lo mismo; aunque el profesor puede intentar combinar las necesidades del alumno y así ayudarle con los deberes a la vez que le acompaña para que supere las dificultades.

¿Cómo encontrar un profesor de ayuda con los deberes?

¿Estás buscando un profesor que ayude con los deberes a tu hijo? No hay problema, hay un montón de docentes deseando dar clases.

Basta con hacer una breve búsqueda en Internet y verás que hay decenas de anuncios de personas ofreciendo clases: profesores, estudiantes, especialistas... hay muchos perfiles.

Así es que puedes encontrar a un buen profesor en Internet, aunque sí que hay que tomarse el tiempo de separar la paja del trigo. Te invitamos a que utilices plataformas especializadas en poner en contacto profesores y alumnos, como es el caso de Superprof, en la que puedes buscar profesores de la materia que necesitas en tu zona. Basta con que escribas «ayuda con los deberes» en la barra de búsqueda y verás decenas de perfiles de profes.

Por otro lado, no dudes en preguntar a los padres y madres de los compañeros de clase de tu hijo u otros familiares y amigos para que te recomienden profesores o academias de refuerzo escolar.

El boca a boca es un método que aún funciona. Verás que cuando comiences a hablar a tu entorno de que estás buscando un profesor, alguno aparecerá. Y lo más seguro es que algún familiar o amigo haya contratado alguno en un momento dado.

Y, por qué no, echa un vistazo a los anuncios de clases particulares que hay en el tablón de anuncios del centro educativo al que acude tu niño. Incluso puedes preguntarle al tutor de tu hijo si te recomienda algún profesor de ayuda con los deberes en particular.

¿Cómo organizar las clases de ayuda con los deberes?

Encontrar un profe para realizar las tareas
El profesor particular acompaña y guía al alumno.

Una vez que hayas encontrado a tu profesor ideal, solo queda concertar las clases de ayuda con los deberes.

Tendrás que hablar con el profesor para establecer cuál es el ritmo ideal en función de las necesidades del alumno. ¿Todas las tardes? ¿Una vez a la semana? Tú decides. Nunca olvides preguntar a tu hijo antes de contratar a un profesor y cargar su horario de más horas de clase. Si va a ir obligado, no dará resultados.

La primera clase suele destinarse a que profesor y alumno se conozcan. El profesor indaga sobre las necesidades del estudiante y estudiará su perfil, intentará saber lo que le gusta y sus motivaciones. Conocer los gustos del alumno permite al profesor utilizar estos intereses para diseñar ejercicios más atractivos.

Una vez que la primera clase se haya terminado y todo se haya pasado correctamente, podréis establecer las siguientes sesiones.

La clase de ayuda con los deberes se desarrolla en distintas fases. Al principio de la clase el alumno le muestra al profesor los deberes que tiene (deberes de Matemáticas, de Física y Química, de Inglés...) y cuales son los más urgentes. El alumno comienza a hacer los ejercicios y el profesor va mirando que las respuestas sean correctas. Si el alumno hace una pregunta en concreto, el profesor le ofrece una explicación para resolver la duda. El profesor está atento a cómo el estudiante resuelve cada ejercicio y puede proponerle ejercicios complementarios para comprobar que ha afianzado los conocimientos.

Una vez que haya acabado con los deberes del día siguiente o de pasado mañana, al alumno puede ir haciendo los demás deberes.

Impartir clases de ayuda con los deberes

Quizás no estás leyendo este artículo porque buscas clases de ayuda con los deberes, sino que eres la persona que quiere impartirlas. ¡Estás en el lugar adecuado!

No hay un título específico de profesor de ayuda con los deberes, pero sí es muy recomendable tener formación en este ámbito (grado en Educación Infantil, en Educación Primaria, en Pedagogía, Filología Hispánica, Filología Inglesa...). Del mismo modo, hay muchos estudiantes de grado que empiezan su carrera en la educación impartiendo clases particulares.

Así mismo, hay muchos antiguos alumnos que piensan que por haberse sacado el bachiller están capacitados para ayudar a alumnos que lo están cursando. ¡Grave error! No todo el mundo es capaz de enseñar, aunque conozca la materia.

De todos modos, en Internet verás que hay perfiles muy diversos que ofrecen clases particulares. Nosotras solo te señalamos que no es algo que pueda hacer cualquiera, por lo que cuenta con que tendrás que preparar las clases, disponer de los recursos y capacidades necesarias, gusto para enseñar y saber gestionar a niños y adolescentes.

Encuentra un profe de ayuda con los deberes
¿Quieres ser quien acompaña a los estudiantes en su aprendizaje?

¿Dónde colgar tu anuncio?

Lo mejor para darte a conocer es publicar un anuncio en Internet. En tu anuncio debe figurar qué materia impartes (ayuda con los deberes), a qué nivel (primaria, secundaria), horario (de tarde, de mañana, todo el día) y si las clases pueden ser presenciales y online.

Así mismo, especifica la forma de contacto. Si no quieres poner tu número de teléfono, con el correo electrónico puede bastar. Aunque ahora la gente es más de contactar por WhatsApp.

Haz un anuncio claro y legible, sin demasiadas florituras. A continuación hazlo rodar por la red, ¡y por la calle! No dudes en colgar tu anuncio en el tablón del colegio, en supermercados y comercios de tu zona. Envíale el anuncio a tus contactos y anuncia tus servicios en tus redes sociales.

Y, por supuesto, crea un perfil y publica un anuncio en las plataformas de búsqueda de clases particulares como Superprof. En nuestra plataforma te pediremos que nos acredites tu formación.

Definir los objetivos de las clases

Una vez que te hayan contactado algunos alumnos, debes organizar las clases. Intenta que cada alumno tenga la hora de clases cuando mejor le venga, aunque cuantos más alumnos tengas más difícil será.

Por otro lado, antes de empezar las clases especifica con los padres cual es para ellos el objetivo de las clases. Así sabrás por dónde tirar y hacia dónde orientar los resultados. Si ves que el estudiante va de mala gana a las clases, es importante que te tomes tiempo para establecer una relación de confianza. Aunque no avances tan rápido como tenías planeado.

Conocer las lagunas del alumno

La labor de un profesor también es identificar los problemas que el alumno pueda estar sufriendo durante su escolaridad. ¿Le cuesta concentrarse? ¿Le fallan las bases de matemáticas? ¿Tiene dificultades para leer en castellano? ¿Es un problema de atención?

Conocer las lagunas del estudiante te permitirá adaptar la ayuda que le brindas a sus necesidades y así ser más eficaz. Dependiendo de los deberes que tenga y de las dificultades que presenta, tendrás que explicarle temas de las clases de mates, inglés o naturales. Serás un profesor polivalente.

Proponer clases de ayuda con los deberes interesantes

Profesores de apoyo escolar
Es fundamental hacer que el estudiante se interese por la materia.

El momento de hacer los deberes puede ser angustioso, aburrido o emocionante, dependiendo del alumno. Y tener un profesor que le ayude a hacer los deberes puede ser, del mismo modo, fuente de angustia o de alivio. El profesor debe saber cómo es percibido por el estudiante e intentar mostrarse seguro de sí mismo y llevar a cabo un acompañamiento dinámico y lúdico para despertar el interés del alumno.

Si el estudiante está al límite del abandono escolar, tu trabajo será mostrarle que vale la pena seguir adelante.

Y si tienes la suerte de que tienes a un buen alumno sin ninguna dificultad, deja que el alumno aprenda y te pregunte tanto como quiera.

Para cualquier caso, utilizar gustos como hilo conductor de la clase es un recurso que siempre funciona.

Escuchar al alumno

Último consejo: estate siempre atento a lo que te cuenta tu alumno cuando vayas a ayudarlo con los deberes. Además de crear un vínculo de confianza, podrás saber cómo se siente realmente el estudiante, tanto a nivel académico como a nivel vital. Esto es muy importante porque, aunque el profesor de la escuela tenga también este papel, con clases de 30 alumnos o más es imposible conocer el estado de cada alumno constantemente. Muy seguramente tu alumno te pregunte cosas que no se atreve o que no ha podido preguntar en clase.

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (2 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.