Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo utilizar el copywriting y la redacción web para convencer

Publicado por Raquel, el 12/03/2017 Blog > Apoyo escolar > Lengua > Copywriting: ¿Cómo Escribir Bien en la Web?

La era digital ha provocado la aparición de muchas profesiones relacionadas con la web; especialmente, las profesiones de copywriter y de redactor web.

¿No son trabajos parecidos? Pues sí y no. Es cierto que podemos encontrar algunas competencias y funciones comunes entre ambas profesiones, pero no debemos olvidar que son bien diferentes. Para que lo entendáis, su principal característica común es el buen dominio de la lengua española y su diversidad. Una competencia necesaria para jugar con los sinónimos, los dobles sentidos de las frases, la precisión léxica… una redacción que demuestre su capacidad de reflexionar y expresar claramente ideas y argumentos.

Nuestra lengua es esencial en el mundo de la escritura web, por eso la utilizan como herramienta de trabajo los profesionales de la redacción web, los conceptores-redactores, los redactores publicitarios y los periodistas. El dominio del español es una baza de lo más importante para expresar, vender y persuadir. ¿No lo creéis? Descubrid cómo las disciplinas de copywriting y redacción web pueden servir para convencer a una audiencia.

Descubre cómo tener éxito profesional gracias a un buen dominio del español.

¿Qué es el copywriting?

¿Qué esconde este término inglés? ¿Qué es un copywriter?

Un copywriter, también conocido como «redactor publicitario» es una persona que desarrolla una técnica de redacción de texto adaptada a la web; debe optimizar el texto para que tenga una buena visiblidad en internet».

Trabajo de creatividad Muchas veces los copywriters escriben cientos de páginas para conseguir un eslogan.

Puede que esta definición no nos diga gran cosa. De hecho, seguramente no veamos la diferencia entre un copywriter y un redactor web; así que vamos a analizar un poco más el papel de copywriter para entender todo mejor. Un copywriter es un profesional de la redacción publicitaria cuyo trabajo consiste en redactar textos de venta para animar a los clientes a que los compren. Más en concreto, el copywriting es el arte de convencer a los clientes para que pasen a la acción solo utilizando herramientas lingüísticas. Como ya hemos mencionado antes, un sinónimo en español de copywriter es «redactor publicitario», aunque también se utiliza últimamente el término «conceptor-redactor».

A los profesionales de esta profesión les gusta comparar su función con la de un fotógrafo. De hecho, según ellos, todo el mundo es capaz hoy en día de hacer una foto con su Smartphone, añadir algunos filtros y publicarla en las redes sociales. Sin embargo, solo los fotógrafos profesionales son capaces de utilizar una cámara en modo manual y jugar con la ISO, la velocidad, el obturador, la luz, la exposición, etc. Gracias a sus conocimientos, los fotógrafos pueden hacer verdaderas obras artísticas.

Al igual que ocurre con la fotografía, la mayoría de los españoles pueden redactar textos cortos, ¿pero cuántos son capaces de captar la atención de sus lectores y convencerles de algo? Para ello, hay que dominar perfectamente el idioma. Ahí es donde entra en juego el copywriter. Tras una gran cantidad de lecturas, relecturas, modificaciones, etc., es capaz de convencer a un grandísimo número de lectores con unas pocas palabras.

Sus puntos fuertes:

  • Creatividad,
  • Sentido crítico y sentido de la reflexión,
  • Espíritu de síntesis,
  • Ortografía impecable,
  • Gramática perfecta,
  • Vocabulario amplio,
  • Conocimiento de figuras estilísticas (metáforas, aliteraciones, hipérboles, etc.).

Estas son las normas básicas de la profesión de redactor publicitario. Como veis, podéis acabar convirtiendo vuestro espléndido dominio de la lengua materna en vuestro trabajo.

El copywriting como arma de persuasión de la lengua española

Ya lo habéis visto: la lengua española es la herramienta básica de un copywriter, ya que utilizan la lengua de Cervantes para conquistar el corazón de los lectores y de sus futuros clientes.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo un buen dominio de la lengua española nos puede ayudar a encontrar trabajo.

¿Quién utiliza el copywriting?

¿Sabíais que todos somos copywriters en cierto modo? No son solo los profesionales del marketing y los redactores publicitarios los que utilizan la técnica del copywriting. De hecho, todos nos hemos encontrado en más de una ocasión en la necesidad de utilizar nuestro idioma para convencer. ¿No lo creéis? Aquí tenéis unos ejemplos:

  • La redacción del CV y la carta de motivación para solicitar un puesto de trabajo.
  • La redacción de un anuncio para vender un coche, alquilar un apartamento, etc.
  • La redacción de un mensaje de texto para invitar a unos amigos a una fiesta.
  • La redacción de correos electrónicos profesionales.

¿Nunca os habéis visto en una situación así?

Utilizáis el copywriting sin saberlo. ¿Queréis redactar un anuncio? ¡Usaréis técnicas de copywriting sin daros cuenta!

Muchos métodos para convencer usando nuestra lengua materna

Los textos que escriben los copywriter profesionales no vienen de la nada. Tienen que hacer uso de distintas técnicas que quizás os recuerden a las clases de lengua. Los textos de los redactores profesionales respetan reglas muy exactas en función de sus clientes y sus objetivos.

Aquí os dejamos las 5 principales:

  • El método AIDA (Atención-Interés-Deseo-Acción)

Hay que redactar un artículo con el vocabulario adecuado. Vuestro discurso debe suscitar el interés del lector y que vuestra oferta le resulte irresistible.

  • El método QQDCCP (¿Quién, Qué, Dónde, Cuándo, Cómo, Por qué?)

Uno de los métodos más enseñados en clase de lengua, ya que es perfecto para recopilar el mayor número de información necesaria antes de redactar un texto. Un método imprescindible en la redacción periodística.

  • El método narrativo

Usado principalmente por novelistas y escritores, permite situar al lector directamente en el centro de la acción. El aprendizaje del español pasa por el dominio de este método que consiste en redactar un texto con la siguiente estructura: problemática-acción-intriga-resolución-conclusión.

  • El método de Henry Hoke (Describir-Prometer-Demostrar-Desarrollar)

Es una técnica parecida a la de AIDA y se utiliza sobre todo en campañas publicitarias visuales.

  • El método de Christian Godefroy

Este copywriter francés ha desarrollado su propio método de redacción tras años y años de experiencia. Sigue 9 fases:

  1. Incitar el curiosidad del lector
  2. Hablar con él
  3. Demostrar los beneficios del producto
  4. ¿Cómo?
  5. ¡Demuéstralos!
  6. Ofrece una garantía
  7. Expresa las ventajas
  8. Incítale a actuar con rapidez
  9. Ofrécele un regalo si actúa rápido

Los copywriters pueden darle las gracias a la Real Academia y a la lingüística de nuestro idioma por su gran riqueza.

¿Quieres saber cuáles son las ventajas de tener un buen dominio del español?

¿Qué es la redacción web?

La profesión de redactor web no se resume únicamente en la creación de contenidos escritos en Internet. Descubramos más detalles acerca de este empleo polivalente a mitad de camino entre el periodismo y la publicidad que no deja de evolucionar hoy en día.

Un redactor web debe, ante todo:

  • ser creativo,
  • curioso,
  • de mente abierta
  • y demostrar una amplia cultura general.

Los redactores deben dominar la lengua escrita (la gramática, la conjugación, la ortografía, la sintaxis, etc.), para ser breves y concisos. En el sector de la redacción web, podemos distinguir tres perfiles principales:

  • Los redactores: para ellos es más importante la redacción que el contenido.
  • Los expertos en posicionamiento: optimizan los contenidos con el objetivo de mejorar el posicionamiento de las páginas web en los motores de búsqueda.
  • Los conceptores-redactores: se centran en el ámbito publicitario y necesitan utilizar el lenguaje para persuadir a los lectores.

Los redactores web se encargan del posicionamiento de las páginas. El redactor web optimiza el posicionamiento de los contenidos web.

Los mejores redactores web tienen características de estas tres profesiones. Como no podemos aprender por ciencia infusa, los redactores web deben formarse día a día para adaptarse a cada proyecto. Su trabajo se basa en la demanda.

Antes de empezar y de respetar todos los códigos de redacción, los redactores deben recopilar la información necesaria sobre el tema que quieren tratar y, por supuesto, verificar sus fuentes. Estas profesiones de redacción web están al acceso de todos, no hay información especializada al respecto más allá del periodismo. Sin embargo, cualquier formación literaria o lingüística os servirán para lanzaros a la aventura.

Si el español no es vuestra lengua materna y queréis que la redacción web se convierta en vuestra profesión, podéis mejorar vuestros conocimientos en la lengua de Cervantes para redactar contenidos de calidad en español.

¿La lengua española utilizada en la redacción web es distinta a la utilizada en el periodismo tradicional?

¿Qué diferencia hay entre un redactor web y un periodista?

No podemos escribir en la web de la misma manera en que escribimos en un periódico y viceversa. La redacción web utiliza códigos particulares muy distintos a los propios de los periodistas. He aquí las principales diferencias:

  1. El soporte: puede parecer banal, pero el código de redacción entre la web y el papel son muy diferentes, por mucho que la profesión periodística se esté digitalizando año a año.
  2. La deontología: el principio fundamental de los periodistas es ser neutrales y objetivos. Los redactores web, por su parte, responden a una demanda. Sus contenidos van dirigidos a unos servicios o productos, así que la objetividad no es siempre una característica esencial.
  3. El estilo de escritura: la redacción web se adapta al comportamiento de los internautas que leen un 25% más rápido en Internet. El estilo debe ser conciso y contundente. El vocabulario debe ser sencillo y fácil de entender. Incluso mediante una lectura diagonal, el lector debe ser capaz de captar las ideas generales del texto.
  4. La referenciación: los contenidos redactados en la web tienen una óptica de referenciación que sirven para reforzar su visibilidad en la web. Para eso, los redactores web deben escoger palabras clave, cuidar los títulos, prestar atención a los hipervínculos, etc.
  5. Los destinatarios: con los cientos de millones de páginas web que hay, los lectores están sobreinformados. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con el periodismo , que se dirige (dependiendo del periódico, claro) a una población mucho más general, el objetivo del redactor web es mucho más concreto, por lo que el texto deberá responder a las expectativas de los internautas.

El periodismo y la redacción web son muy diferentes. El periodismo y la redacción web son profesiones muy distintas, tanto en forma como en contenido.

No obstante, hay un punto en común entre ambas profesiones: la ortografía. Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, el «lenguaje SMS», las faltas de ortografía han aumentado mucho en los últimos años. Los redactores y periodistas deben hacer todo lo que esté en su poder para combatir este problema. Un buen diccionario y un corrector ortográfico se pueden convertir en las herramientas esenciales de cualquier redactor web.

Podemos resumir la diferencia entre las dos profesiones de la siguiente manera: los redactores web comunican y los periodistas informan.

¿Te interesa dominar el español para ser periodista?

Para encontrar profesores de lengua y literatura cerca de ti, ¡sólo tienes que registrarte sobre nuestra plataforma!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar