Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Empezar a tocar la guitarra y subirse al escenario con otros músicos

Publicado por Raquel, el 13/12/2018 Blog > Música > Guitarra > Aprender Guitarra para Unirse a un Grupo de Música

«Una guitarra levanta pasiones» – Adrien Collet, lutier de París.

Empezar a tocar la guitarra directamente en un grupo de música no siempre es lo más indicado, pero también es cierto que no hace falta saber tocar como un auténtico profesional para unirse a una banda.

Tras unos pocos meses de práctica regular con la guitarra podrás sentirte en tu salsa con otros músicos. La práctica grupal te permitirá progresar y perseverar en tu aprendizaje.

Así que, ya toques la guitarra acústica o eléctrica, no dudes en lanzarte a la aventura de tocar con otros músicos. ¿Quién sabe? ¡Quizás seáis los próximos en dominar el panorama musical!

Por qué unirse a un grupo de música para tocar la guitarra

La música está hecha, ante todo, para compartir y trasmitir sentimientos y emociones. Por tanto, es natural que quieras aprender a tocar la guitarra con el objetivo de montar tu propio grupo de música y/o dar algún que otro concierto público.

Por supuesto, la música puede servirte para expresar emociones, pero tras unos meses de aprendizaje te darás cuenta de que la guitarra puede llegar a resultarte aburrida.

Aprovecha tu tiempo para tocar las cuerdas. Utiliza tus ratitos libres para improvisar.

Por tanto, la clave de tu aprendizaje de guitarra estará en que seas capaz de mantener la motivación, una tarea especialmente difícil si eres autodidacta y no tienes un profesor que te guíe a cada paso. Ante esto, montar un grupo de música puede ser la mejor forma de evitar caer en ese estado de «soledad musical».

Cuando seas capaz de tocar algunas canciones y te sientas lo suficientemente a gusto con la guitarra en la mano, te aconsejamos que busques otros músicos con los que compartir sesiones de improvisación o composición, ideales para seguir aprendiendo y desarrollar un estilo propio. Recuerda que el intercambio es esencial en el mundo de la música para avanzar y mejorar.

Tocar en grupo también es una forma magnífica de mantener la motivación: verás cómo la implicación personal es más fuerte cuando otras personas también dependen de ti.

De hecho, sin uno de los miembros del grupo no practica y progresa, todo el conjunto se resiente.

Está claro que tocar en un grupo supone un compromiso que te permite redescubrir las ganas de superarte y ofrecer canciones originales que tocar todos juntos.

Tocar en grupo también te ayudará a mejorar tu técnica o quizás descubrir algún estilo musical. Es una forma excelente de conocer a más gente con quienes compartas una serie de intereses comunes.

La guitarra también te puede servir para fomentar tu creatividad.

Dónde encontrar músicos

Cuando estamos empezando se nos suele aconsejar que nos unamos a un grupo ya formado. De hecho, resulta más fácil ponerse a tocar la guitarra con personas que ya tienen experiencia en la gestión de ensayos, de búsqueda de conciertos, etc.

¿Pero dónde se esconden los músicos?

Pues puede que los encuentres en escuelas de música o conservatorios.

Si vas a clases de guitarra con un profesor de guitarra en una escuela, probablemente lo tengas más fácil para encontrar otros músicos.

Toca en grupo para aprender. Para seguir avanzando, no dudes en unirte a otros músicos.

En la mayoría de escuelas y conservatorios hay tablones en los que algunos grupos se anuncian o anuncian que necesitan algún nuevo miembro. Aunque suele haber muchas personas que toquen la guitarra (más que la batería o el bajo, por ejemplo), te animamos a que les eches un ojo de vez en cuando o que incluso coloques tu propio anuncio para ofrecerte como guitarrista.

Y si estás aprendiendo a tocar la guitarra de manera autodidacta, también puedes acercarte a las escuelas y conservatorios para echar un vistazo.

También puedes encontrar personas con las que formar un grupo en tiendas de música, donde a veces también encontrarás tablones o secciones de anuncios. Y si ese no es el caso de tu tienda de confianza, lo que puedes hacer es charlar con los que te encuentres allí comprando unas baquetas o unas cuerdas de guitarra Fender, por ejemplo.

Los locales de ensayo también son sitios estupendos en los que te puedes encontrar con músicos. No dudes en acercarte a echar un vistazo y preguntar.

Por último, pero no por ello menos importante, puedes optar por hacer una búsqueda en Internet. Muchos grupos se anuncian en redes sociales, como Facebook o Instagram, otros prefieren dejar publicaciones en foros de música.

Sea como sea, en los anuncios deberías poder ver el nivel del músico que buscan y el estilo musical que tocan, así como el lugar y las fechas de algunos de sus conciertos o de su local de ensayo.

Superar una audición para tocar la guitarra en un grupo

Aunque el grupo al que te quieras unir también esté empezando, lo más probable es que tengas que competir con otros candidatos en una audición. Es una especie de entrevista laboral, pero con la guitarra, por lo que tendrás que prepararte.

Los grupos de música ya formados que buscan un guitarrista Nuevo suelen ser muy selectivos. Por lo general, tienen una idea muy concreta de lo que quieren y, como suelen tener muchos candidatos, tienen el lujo de poder escoger. Así que más te vale prepararte bien antes de ir a la audición.

Y probablemente te surja la siguiente pregunta: ¿cómo se prepara un audición?

En primer lugar, tienes que preguntarle al grupo si hacen canciones propias o si se dedican a hacer covers de canciones ya conocidas. Si son de los primeros, pregúntales si te podrían dar algunas partituras o grabaciones para que las puedas preparar y trabajar sobre ellas. Si lo que hacen son covers, pregúntales hacia qué estilo se inclinan y practica varias canciones.

Aunque el grupo te diga que vengas «sin preparación», te recomendamos que les preguntes por su repertorio musical y por algunas canciones concretas. No vayas nunca sin haber preparado absolutamente nada.

Recuerda que la comunicación es esencial en un grupo. Practica siempre las canciones de tu grupo y disfruta en el escenario.

La audición les permitirá evaluar tus competencias técnicas, por supuesto, pero el factor humano es, a fin de cuentas, el más importante. En la mayoría de ocasiones de este estilo te encontrarás con músicos que ya se conocen entre sí y que tienen unos objetivos comunes como grupo. Sé amable, sonriente y, sobre todo, relájate y disfruta.

Y si no te escogen, no pienses que es porque la guitarra no es lo tuyo. Probablemente solo sea porque no habéis tenido un buen feeling.

Si, por el contrario, se quedan contigo, hazles algunas preguntas para empezar con las ideas claras; por ejemplo:

  • ¿Qué objetivo u objetivos tiene el grupo?
  • ¿Qué nivel te van a exigir?

Cómo tocar la guitarra en un grupo

Formar parte de un grupo es como ir a clases de guitarra en cada ensayo. Y si quieres seguir progresando y disfrutar de las sesiones, te damos algunos consejos.

La afinación

Los bajistas y guitarristas de los grupos deben afinar bien sus cuerdas; si no, la cacofonía de las canciones será terrible.

Te aconsejamos que utilices un afinador electrónico para afinar tu guitarra. Si tocas con un piano eléctrico, también lo puedes utilizar como referencia para tu afinación.

Respeta el tempo

Una de las cosas más difíciles a la hora de tocar en grupo es mantener el tempo adecuado durante toda la canción. Algunas personas tienden a acelerarse, mientras que otras se ralentizan, por lo que a veces es muy complicado que todo el mundo vaya a la par.

La persona a cargo de la batería suele ser quien marca el tempo, pero también puedes servirte de un metrónomo, sobre todo si a la batería también le cuesta mantener el tempo. Como guitarrista, tendrás que prestar atención para no caer también.

Ten en cuenta también que el tempo puede variar para unas personas y otras, lo que hace que el trabajo en grupo sea muy interesante. Escuchándoos unos a otros podréis adaptaros y quizás ofrecer una nueva forma de interpretar las canciones.

Mantén tu papel

Cuando tocamos la guitarra por nuestra cuenta podemos utilizar todos nuestros sentidos, tocar más fuerte o más suave según nos apetezca o dependiendo de cuándo «nos lo pida la canción». No obstante, cuando tocamos en un grupo, cada uno debe mantener su papel.

Únete a otros músicos que toquen el mismo estilo que tú. Busca un grupo que coincida contigo en gustos musicales.

La batería se encarga de marcar el ritmo. El bajo aporta rotundidad a las notas y aporta la base. La guitarra, por tanto, tiene que dejar las líneas de bajo de lado, ya que su papel consiste en reproducir las melodías.

Todo esto puede parecer evidente, pero créenos cuando te decimos que todo el mundo debe tenerlo en cuenta para que el grupo vaya en sintonía.

¿Quieres perfeccionar tu sentido del ritmo?

Presta atención al volumen

¡No intentes sonar demasiado alto! No solo te arriesgas a dañarte los oídos, sino que además el sonido en conjunto será una auténtica cacofonía y acabaréis totalmente agotados.

Tienes que adaptarte al resto de instrumentos. Todos los músicos deben regular su volumen en función del resto.

Una vez que hayáis encontrado vuestro sonido, te aconsejamos que anotes las posiciones de los amplificadores y de los demás ajustes para próximos ensayos.

No menosprecies la importancia de escucharte

Bajar el volumen te permitirá también escucharte con más facilidad y, sobre todo, escuchar a los demás. Uno de los principales inconvenientes de no escuchar al resto es que acabarás centrándote únicamente en lo que hagas.

Sin embargo, es muy importante que puedas seguir al resto de instrumentos, sobre todo a la batería, para que el conjunto sea coherente.

¡Comunícate!

Recuerda que la clave para que un grupo de música funcione correctamente es la comunicación. Al igual que en una pareja, tendréis que hablar para exponer puntos de vista e ideas y os tocará ceder a unos y a otros en determinadas ocasiones.

Ante esto, lo mejor que puedes hacer es mostrarte humilde y no intentar llevar la voz cantante a toda costa. Acepta las críticas porque probablemente tengas que mejorar y seguir aprendiendo, así que tómatelas como una oportunidad para progresar. Del mismo modo, presta atención a tus compañeros y ayúdales con comentarios constructivos. Para ello, presta atención a la manera en la que expones tus desacuerdos; hazlo de manera tranquila y con el objetivo de encontrar una solución común.

Tener un grupo de música es toda una aventura que te permitirá crear un sinfín de recuerdos. Lo esencial es que elijas bien un grupo que te guste, que te comuniques y que hagas lo posible para que todos evolucionéis en la misma dirección.

¡Así que prepara tu metrónomo, que ha llegado el momento de buscar un grupo!

¿Todavía no te han quedado claras todas las ventajas de tocar la guitarra?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar