Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo tomar cursos de italiano in situ?

Publicado por Elvira, el 19/06/2019 Blog > Idiomas > Italiano > ¿Cómo Aprender Italiano Mediante la Inmersión?

«Un lenguaje que uno no aprende, es una lengua que uno mata. Matar un idioma es un crimen». – J. Jullian

El idioma italiano es una lengua que hace soñar a más de uno. Con 70 millones de hablantes nativos en todo el mundo, aprender italiano a través de un curso de idiomas parece ser una idea cada vez más popular. Un proyecto de vida que se puede llevar a cabo de distintas maneras mientras se desarrollan sus habilidades lingüísticas.

La cultura italiana, la gramática italiana… el aprendizaje de la lengua italiana tiene, por lo tanto, múltiples caras que gracias a una estancia en el extranjero podrás trabajar simultáneamente. De este modo, el desarrollo de la expresión oral y los intercambios lingüísticos pueden ser posibles a través de una inmersión completa en este nuevo idioma.

Seguramente te estés preguntando que cómo puedes descubrir el italiano mediante una inmersión total en la cultura del país. No te apures, esperamos despejar tus dudas en este artículo.

¿Cómo estudiar en Italia gracias al programa Erasmus?

Inmersión lingüística para aprender italiano. ¡Marcharse a Italia a estudiar italiano es una muy buena idea! Hay algunos programas de idiomas que harán que la cultura italiana sea aún más accesible, como el programa Erasmus.

Para aprender italiano, es posible marcharse a Italia a través del programa Erasmus. Esta especie de intercambio de idiomas facilita la vida de muchos estudiantes españoles, que pueden pasar un semestre o dos en el extranjero, mientras cursan asignaturas de su carrera, en combinación con una forma particular de vida.

Por lo tanto, estudiar en Italia gracias al programa Erasmus te permitirá ponerle un broche final a tu aprendizaje y aportar un gran activo a tu trayectoria académica. Como primer paso, solo tienes que buscar un programa de asignaturas que sean compatibles con las que estudias en tu carrera.

Unos nueve meses antes de la fecha del inicio del curso, necesitarás preparar un dossier de solicitud, compuesto de estos documentos:

  • Un duplicado de tu boletín de notas.
  • Una copia de tus diplomas y certificados de idiomas.
  • Una fotocopia de tu documento de identidad.
  • Una o más cartas de recomendación que demuestren tu formalidad; pueden escribirlas tanto tus antiguos profesores como algún empleador tuyo.

En función de la universidad o de la carrera, te pueden solicitar documentos adicionales, como su tarjeta europea o algún comprobante de tu situación financiera. Pequeñas cosas que se supone que debes tener, de todos modos.

En Italia, no te tendrás que preocupar demasiado por el sistema educativo universitario pues es similar al español: hay grados, másteres y doctorados. Una vez que sepas que te han aceptado, lo único que tienes que hacer es prepararte para buscar un alojamiento, hacerte la tarjeta europea sanitaria o sacarte algún seguro de salud europeo y, si lo necesitas, encontrar un trabajo.

Todos estos pasos suelen ser una fuente de estrés para los estudiantes españoles, ¡pero no te asustes! Tu universidad te podrá ayudar con los preparativos. Asimismo, también puedes recibir la ayuda de otros estudiantes extranjeros que hayan participado en el programa de erasmus o que tengan experiencia en los intercambios en el extranjero, lo que puede llegar a ser una verdadera fuente de información.

Ten en cuenta que un estudio en Roma puede rondar entre los 400 y los 600 euros, por lo que planifícate marcharte con un pequeño bote de ahorros. Porque sí, la vida en Italia, aunque a veces pueda ser más barata que en España, sigue siendo inaccesible para muchos. Además, la matrícula puede alcanzar hasta los 1.400 €. Asimismo, algunos gastos diarios también pueden disminuir tu cartera rápidamente (calcula unos 1.000 € al mes de los llamados gastos «básicos»).

Nuestros consejos para marcharte a estudiar a Italia

Aprendizaje eficaz del italiano en Italia. ¡Los estudios son una excelente manera de sumergirse en la cultura italiana y de lograr progresar con eficacia!

«Me gustaría vivir para estudiar, no estudiar para vivir». – Francis Bacon

Italia es un país muy acogedor e ir a estudiar allí es una muy buena idea. Sin embargo, deberás hacer una pequeña prueba de nivel antes de irte, de modo que te sientas listo y te acepten las distintas instituciones y universidades. Sí, para una inmersión total, se recomienda saber hablar el idioma.

Para evaluar tu nivel de italiano en España, puedes acudir a cualquier instituto de idiomas que esté capacitado para poder prepararte para un examen oficial, cualquier universidad asociada al examen de idiomas, como la UNED. En Italia, los cursos de idiomas se imparten en la Universidad y se entrega una certificación reconocida en una solicitud.

Entre ellos, encontramos el CILS y el CELI, dos diplomas conocidos y reconocidos por el Estado, que validan, en los distintos niveles, el nivel de italiano. Entre 100 y 160 euros, estos certificados constituyen una puerta de acceso a las universidades más prestigiosas para los extranjeros.

Aunque las universidades establezcan cuál es el procedimiento de acceso, las pruebas de acceso suelen ser entre septiembre y noviembre, por lo que es importante seguir nuestros consejos para estudiar en Italia y preparar tu estancia en el extranjero de la manera más relevante posible. Entre estas formalidades, está la cuestión del médico o el alojamiento

Para la vivienda, existen varias soluciones: ciudades universitarias, viviendas públicas, inmobiliarias o incluso alquiler. No dudes en consultar las páginas www.casa.it, www.studenti.it www.tecnocasa.it para más información.

Para el tema de la salud, es importante tener la tarjeta europea de seguro de salud, ya que te abrirá las puertas del sistema de salud italiano. Cabe señalar que el médico de cabecera y la atención dental son gratuitos en Italia. No tienes que preocuparte por tener que pagar, solo debes asegurarte de que tu médico de cabecera lo ha contratado la USL (Unità Sanitaria Locale).

¿Cuáles son los trámites para marcharte a estudiar a Italia?

Procedimientos para estudiar en Italia. Como en cualquier procedimiento administrativo, aprender italiano requiere algunos trámites que serán necesarios para aprender a aprender el idioma.

Aprender idiomas es maravilloso. Pero cuando uno no es nativo, la memorización y la comprensión oral suelen ser las tareas más complicadas. Ir directamente al país es lo mejor que se puede hacer para progresar. Italia, como otros países, sin embargo, requiere algunos procedimientos formales.

Al principio, si estás aprendiendo italiano y quieres aprender a hablar el idioma in situ, necesitarás un visado. Puede ser un visado de turismo o de estudios, lo que dependerá de la duración de tu estancia (90 días como máximo para el turismo). No obstante, para los europeos, no es preciso. Además sí que pueden pedirte alguno de los siguientes documentos:

  • Un pasaporte válido durante al menos 3 meses.
  • Un billete (o cualquier medio de transporte) de avión que demuestre que has viajado a Italia.
  • Una prueba de que tienes suficientes medios financieros para permanecer en Italia.
  • La confirmación de que te alojas en Italia.
  • El seguro de salud que tendrás.

Todo esto con el CILS (Certificazione di Italiano come Lingua Straniera) o el CELI(Certificato di conoscenza della Lingua Italiana) mencionados anteriormente, te facilitarán el acceso a la universidad y comprobar en qué punto están tus habilidades lingüísticas. ¡Una apuesta segura!

Estos dos primeros pasos te garantizarán una entrada óptima en el territorio italiano, pero eso no es todo, porque los trámites para estudiar en Italia no se resumen en un visado o en el nivel de italiano. Desde un punto de vista administrativo, deberás tener un número de seguridad social (codice fiscale).

Esto te permitirá el acceso a todas las instituciones, te ayudará a la hora de abrir una cuenta bancaria, encontrar un apartamento o conseguir un trabajo para estudiantes. Es gratuito y lo único que tienes que hacer es ir a la Agenzia delle Entrate de tu ciudad italiana con tu documento de identidad.

Otro paso esencial en cuanto al tema de la salud es contar con la tarjeta europea de salud, gratuita y válida por un año. Esta te permitirá, como estudiante europeo, beneficiarte de la atención gratuita, casi como un local.

Cuando hayas hecho todo esto, serás casi un italiano. Ya solo te faltará matricularte en la universidad. Para ello, estima que el precio de una matrícula ronda entre los 1.000 y los 1.400 euros de media, aparte del coste de la vida allí, independientemente de la ciudad donde te encuentre.

¿Sabías que también hay existen distintos programas de becas, cuyas solicitudes deben hacerse de antemano? Quizá se trate de otra formalidad, pero puede ser mucho más asequible para ti. Por ejemplo, existe la beca Erasmus.

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores también está facultado para emitir becas, como determinados servicios privados, prueba a preguntar, ¡nunca se sabe! Esta movilidad internacional ya es una verdadera lección de italiano antes de marcharte. Para más información sobre estos pasos administrativos, puede consultar:

  • La página del Ministerio de Asuntos Exteriores para los diversos trámites que uno debe hacer de cara a una estancia en el extranjero.
  • El Instituto Cultural Italiano de Madrid para obtener más información sobre los exámenes CELI y CILS, ya sea que te vayas de Erasmus o no.
  • Las páginas de las universidades que ofrecen este tipo de programas, entre otros.

¿Cómo escoger la universidad en Italia?

Estudiar en la universidad en Italia. Italia es un país rico en cultura a donde poder ir para mejorar, más allá del aprendizaje típico de idiomas.

Más allá del italiano en línea, aprender el idioma de Dante suele ser mucho más emocionante cuando uno lo estudia allí. Para ello, necesitarás saber a qué universidad ir, para impregnarte del vocabulario italiano y disfrutar de los cursos de italiano. Existen diferentes técnicas para saber qué universidad escoger.

La primero, y probablemente la más sencilla, es el programa Erasmus. Marcharse durante tres o seis meses de una universidad española para continuar los estudios en una Universidad italiana que tenga algún convenio con la española. Por lo tanto, a la hora de escoger la universidad, será más sencillo porque dependerá del programa de la universidad.

Es cierto que esta solución implica que en realidad no tienes que elegir tu universidad de acogida, pero gracias a la beca Erasmus y a otros pequeños complementos, podrás continuar tu formación con un programa similar al de tu universidad pero en Italia: ¡sencillo y efectivo!

Pequeño apunte: en Italia, los exámenes están más centrados en lo oral que en lo escrito. ¡Independientemente de la universidad que elijas, si eres tímido, irá en tu contra! También ten en cuenta que la lista de instituciones asociadas de tu universidad en Italia está disponible en el departamento de relaciones internacionales de tu universidad, ¡consúltala!

Otra solución, cuando se trata de elegir universidad para aprender italiano rápidamente, es irse solo. Para ello, Italia ofrece un abanico de posibilidades. Solo tienes que elegir la universidad en la que deseas estudiar y presentar una solicitud.

Esta misma solicitud se puede depositar justo después de haber terminado el bachillerato (diploma di istruzione secondaria di secondo grado) y debe ir acompañado de una carta de motivación y del título español traducido oficialmente.

Por otro lado, el sistema de créditos europeos ECTS facilita la movilidad entre España e Italia. Se te solicitarán los mismos documentos que si empezaras la carrera en Italia, aportando cartas de recomendación de tus antiguos maestros y/o empleadores.

Ten en cuenta que para algunos cursos, a menudo se aplica un numerus clausus, para no dejar entrar a todo el mundo. También es posible que desees elegir una universidad de Italia en función de su reputación. En este caso, no dudes en consultar las clasificaciones mundiales, como Shanghai o Times Higher Education.

Las universidades anglosajonas están a menudo a la cabeza, lo que no significa que el sistema italiano sea malo. También hay muchas ciudades agradables, que también pueden convertirse en un criterio en la elección de tu universidad en Italia. ¿Qué mejor que estudiar en un bello entorno?

Entre Roma, la capital, rica en cultura, Milán, universidades reconocidas en todo el mundo, o Bolonia o la bella Florencia, ¡las opciones son numerosas! Las lenguas extranjeras nos permiten descubrir nuevos horizontes, nuevas perspectivas, vinculadas a una visión gramatical de la vida. ¡Una escuela de idiomas al aire libre!

Como todos los idiomas procedentes del latín, el italiano encaja perfectamente en un marco europeo atractivo, donde el aprendizaje de un idioma extranjero es posible. Cuando hablar inglés se vuelve universal, hablar italiano sin Babbel, Assimil o Toefl pueden ser una idea perfecta. ¡Nos queda por descubrir el país, su cultura y su identidad! Avanti!

¿Y si haces un curso italiano antes de irte?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar