Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Por qué apuntarse a clases colectivas: pros y contras

Publicado por Raquel, el 14/03/2019 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > Las Ventajas de Recibir Clases de Apoyo en Grupo

«Las personas a las que les gusta aprender están más cerca del saber» – Confucio.

El éxito académico suele estar plagado de cientos de desigualdades relacionadas con el medio social o las dificultades escolares: fracaso académico, malos resultados, problemas de aprendizaje (dislexia, dispraxia, discalcudia…), etc; pero parece ser que las clases de apoyo escolar están ayudando a acabar con estas diferencias.

Según un estudio publicado por la OCDE en 2016, los alumnos procedentes de familias con pocos recursos tienen más probabilidades de caer en una situación de fracaso escolar. Así que, ¿qué podemos hacer para evitarlo?

Una opción clara son las clases particulares, pero ¿mejor individuales o en grupo? En este artículo reflexionamos sobre las ventajas y los inconvenientes de las clases colectivas.

Razones a favor de las clases colectivas

Al igual que en las clases particulares individuales impartidas a domicilio, las clases en grupo deben empezar por definir las necesidades y expectativas de seguimiento que los alumnos requieren.

¿Podemos de verdad aprender en aulas sobrecargadas con más de 30 alumnos?

¿Necesitas una puesta a punto? ¿Buscas unos cursos intensivos durante las vacaciones de verano? ¿Quieres unas clases de apoyo por las tardes, al salir del colegio o instituto? ¿Te gustaría recibir explicaciones personalizadas con una metodología diferente? ¿Te hace falta un seguimiento cercano para mantener el ritmo de las clases de matemáticas, geografía, inglés, etc.? ¿Tienes problemas de aprendizaje, como dislexia?

Si tu respuesta a cualquiera de estas preguntas es «sí», una de tus soluciones ideales serán las clases en grupo.

Clases cargadas con estudiantes. ¿Podemos aprender bien en una clase de 30 alumnos?

Recuerda que la labor de los profesores particulares no se enfoca únicamente en los alumnos con dificultades o al borde del abandono escolar.

De hecho, este tipo de clases pueden resultar de lo más beneficiosas para todos los alumnos, hasta para los que sacan buenas notas y no tienen problemas de estudios, ya que pueden aprovechar estas sesiones para ampliar sus conocimientos, mejorar con ejercicios y actividades, etc.

También pueden ser una buena solución para los estudiantes que necesitan un seguimiento regular para progresar en una materia en concreta y conseguir mejorar sus notas, especialmente de cara a los últimos cursos de Bachillerato y Selectividad.

Vamos, que las clases particulares también nos pueden servir para perfeccionar nuestros resultados, no solo para salir adelante cuando una asignatura se nos atraganta.

En cierto modo, la misión universal de las clases de apoyo escolar parece que está sesgada por los determinantes sociológicos de la sociedad. ¿Los precios de las sesiones individuales hacen que no te puedas permitir unas clases particulares? Pues quizás te vengan bien unas clases grupales.

Las clases para pequeños grupos (de entre 5 y 8 alumnos) que comparten un mismo profesor suelen tener unas tarifas más reducidas. Así que si perteneces a una familia grande o con pocos recursos, esta opción te vendrá de perlas..

Además de ahorrar dinero, ¡puedes hacer amigos en tus clases grupales!

Otra de las grandes ventajas de las clases colectivas es que, al compartir nuestro conocimiento, estamos ahorrando dinero.

Además, algunas asignaturas se aprenden mejor en grupo que otras. Las clases de idiomas son un buen ejemplo. Durante las clases de inglés (o de francés o alemán), los niños o adolescentes pueden hablar con sus compañeros y mantener conversaciones en lengua extranjera.

Los trabajos en grupos (de dos o de tres) también favorecen el intercambio intelectual y nos permiten recalcar la importancia de la comprensión y la expresión, tanto escritas como orales, mediante el uso de ejercicios interactivos (debates, comparación de resultados, etc.).

Cuáles son los beneficios de las clases en pequeños grupos

Las clases colectivas de apoyo escolar a domicilio nos permiten recibir un seguimiento metodológico más lúdico que el que conseguimos en el colegio o instituto.

De hecho, el aprendizaje en pequeños grupos nos ayuda a conseguir un enfoque menos coercitivo que el que tenemos en las clases de 30 alumnos, donde los profesores apenas tienen tiempo para cada uno de sus estudiantes.

Las clases en grupo favorecen el desarrollo del sentido crítico y el trabajo colaborativo.

El profesor particular tampoco tiene los límites impuestos por los programas escolares. Los utilizará igualmente a modo de referencia a la hora de preparar las clases, pero tendrá un mayor margen de maniobra a la hora de adaptar los contenidos a su grupo de alumnos.

Conoce gente en tus clases colectivas. Las clases grupales son también un buen lugar para hacer amigos.

Una vez dicho todo esto, ¿cuáles diríamos que son los beneficios de las clases en grupo?

Para empezar, se trata de clases más informales y colaborativas, en comparación con las individuales. Los alumnos pueden ayudarse mutuamente, lo que les permite crear un vínculo social y un sistema de solidaridad colectiva sin que nadie les juzgue, les evalúe o se mofe de ellos.

En consecuencia, los alumnos más tímidos se sentirán más cómodos a la hora de hablar en público o hacer preguntas, con lo que también ganarán confianza en ellos mismos.

Podemos decir que las clases grupales sirven para crear un entorno ideal para «aprender a aprender».

Estas clases se desarrollan en un aula especializada (puede ser una sala de estudio en una biblioteca, un aula en un local educativo o en la casa del profesor, etc.) donde se genera un clima de confianza y cercanía entre profesores y alumnos.

El profesor se adaptará al nivel de cada uno de los alumnos dentro del grupo y probablemente eche mano de recursos pedagógicos propios de centros formativos, como pizarras, diccionarios, libros de texto, etc., aunque los use con un enfoque distinto.

Otra ventaja es que las clases particulares en pequeños grupos permiten crear una pedagogía invertida, en la que los alumnos se implican por completo en el proceso de aprendizaje.

Los alumnos aprenden a hacer preguntas, sabiendo que el profesor está ahí para responderles.

En los grupos pequeños, los alumnos se ven obligados a estar más activos y concentrados, de modo que también hacen un mayor esfuerzo de memorización. Esto también quiere decir que, frente a un problema, ellos mismos tienen que saber cómo buscar las soluciones.

Por eso, las clases de apoyo escolar en grupo están más indicadas para alumnos de secundaria, que tienen una mayor autonomía, que saben trabajar en grupo y que son capaces de revisarse unos a otros.

Las clases grupales también contribuirán a su motivación, ya que verán que pueden hacer preguntas sin miedo a que nadie se meta con ellos o que sus notas se vean afectadas negativamente.

La última ventaja de esta modalidad docente es la seguridad. El hecho de que las clases no se desarrollen en el domicilio del alumno puede tranquilizar a las familias, que a veces no se sienten cómodas trayendo a un desconocido a la casa de un estudiante menor. Las clases grupales suelen desarrollarse en aulas especializadas y, en ellas, los alumnos no están solos.

Trabajar en grupo es esencial. Las clases grupales favorecen el desarrollo crítico y el espíritu colaborativo.

Apoyo escolar: ¿son más baratas las clases colectivas?

Si tenemos en cuenta todas las asignaturas, lo cierto es que las clases en grupo tienden a ser más económicas que las clases individuales.

¿Por qué? Pues principalmente porque los profesores suelen aplicar descuentos a sus tarifas.

Imagínate que un profesor tiene 5 alumnos de tercero de la ESO que necesitan clases de apoyo escolar, pero todos ellos las solicitan de manera individual. Este profesor tendrá que dedicar tiempo a preparar de manera separada cada una de esas clases, por no hablar de los gastos y el tiempo de desplazamiento añadido (metro, autobús, coche y gasolina, etc.).

Imagínate ahora que este mismo profesor consigue juntar a esos 5 alumnos en una sola clase. En consecuencia, el tiempo de preparación y de desplazamiento se verá considerablemente reducido, ¿no crees?

Paga menos por un servicio docente. ¿Buscas la manera de ahorrar con tus clases?

Un profesor particular que ofrece clases de apoyo escolar a domicilio puede facturar unos 15€ por cada hora de clase. Debemos tener en cuenta que los profesores particulares pueden ser autónomos (por lo que tendrán que declarar sus ingresos y pagar una tasa mensual además de los impuestos trimestrales y anuales) o trabajar para una agencia que los contrata de manera asalariada.

¿Qué diferencia hay entre estos dos ejemplos? Pues que en el primero nos encontramos con docentes que establecen sus propias tarifas en función del tiempo que deban dedicar a cada sesión (preparación + desplazamiento + clase); mientras que en el segundo caso hablamos de profesores que perciben solamente un porcentaje del total que las agencias cobran a los alumnos.

Siguiendo esta lógica, no es de extrañar que las clases particulares grupales ofrecidas por autónomos acaben resultando más económicas a largo plazo.

Como ves, desde el punto de vista económico, las clases colectivas son beneficiosas tanto para las familias (que ahorran dinero), como para los profesores (que obtienen más beneficios por menos tiempo de trabajo). Es el «win-win» perfecto, ¿no crees?

¿Quieres saber el precio aproximado de las clases grupales?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…
avatar