Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo aprender a utilizar Photoshop?

Publicado por Elvira, el 09/10/2019 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Nuestros Consejos para Iniciarte en Photoshop

«La creatividad es contagiosa, pásala». – Albert Einstein

En el mundo del procesamiento de imágenes, hay algunas técnicas que nos han facilitado gradualmente nuestras vidas. Estas técnicas, que, con una varita mágica, de repente, hacen que el tronco de un árbol sea de color rojo, mejoran la nitidez o eliminan un extremo de la acera, están directamente asociadas con Photoshop.

Este software de edición, que hace que una fotografía sea más bonita en tan solo un instante, ya ha cumplido nada más ni nada menos que 29 añitos. Aunque el 22 % de sus usuarios afirman que ha revolucionado la industria, resulta que Photoshop se ha convertido en una herramienta indispensable para muchos de nosotros.

La edición de fotos nunca ha sido tan fácil y asequible, pero lo importante es saber cómo funciona este tipo de herramientas. ¡Aquí te dejamos nuestros consejos para comenzar poco a poco con Photoshop!

Instalar Photoshop

Cómo iniciarse en Photoshop Para poder empezar a utilizar Photoshop, tendrás que tenerlo en tu ordenador.

Para cambiar el tamaño de una foto con Photoshop, el primer paso es, lógicamente, instalar el software. Aunque todos los ordenadores (tanto Mac como PC) no tienen necesariamente Adobe Photoshop, puede ser muy interesante obtenerlo de todos modos, de acuerdo con nuestras necesidades.

Pero recuerda, Photoshop cs es un software de pago. Para descargar el software solo, necesitarás aproximadamente 288 € al año. Recortar y encuadrar una foto tiene un precio. Sin embargo, al adquirir un paquete (Photoshop y Lightroom, por ejemplo), es posible reducir el precio.

Además, no olvides que, como todo software y otros servicios informáticos, ¡hay una versión de prueba de 30 días disponible y gratuita! Una buena manera de evaluar la utilidad de editar imágenes en Photoshop, según lo que busques.

Si estás convencid@ de que quieres adquirir los servicios ofrecidos por Photoshop, la instalación es relativamente simple e intuitiva. Se realiza visitando la página adobe.com, donde se explica todo, las tarifas y el contenido exacto de cada fórmula propuesta.

Una vez que elijas tu opción, simplemente descarga el software con unos pocos clics. Luego, en el catálogo de aplicaciones de Creative Cloud, busca Photoshop para poder instalarlo. Ten en cuenta que se requiere una cuenta de Adobe ID. Si no tienes una, no te preocupes, ¡en unos segundos, puedes crearte una!

Finalmente, siguiendo los pasos indicados a medida que avanzas, todo debería ser sencillo y, en unos minutos, ¡tendrás Photoshop instalado en el ordenador! Aunque la última versión es en la actualidad la versión CS6, es bastante probable acumular múltiples versiones en una misma estación de trabajo.

Comprender la interfaz de Photoshop

Cómo es Photoshop Con todas las posibilidades que ofrece Photoshop, es un programa de montaje y retoque de fotografías que puede parecer complicado incluso para los principiantes.

Cuando ya tengas el programa instalado, habrá llegado la hora de descubrir el software de edición de fotos y de familiarizarse con su interfaz. Sea cual sea tu necesidad, para muchos, Photoshop se convertirá en una herramienta muy útil para la vida cotidiana.

Por lo tanto, es muy importante comprender cómo se presenta Photshop cs6, para estar lo más cómodos posible.

Photoshop está formado por diferentes paneles, que se asemejan a las pestañas. Ya sea para cambiar el tamaño de una foto de familia o aumentar la saturación de una foto de vacaciones, ¡la interfaz es un poco como un espacio de trabajo!

Pero, ¿qué compone dicho espacio de trabajo?

En la parte superior de la pantalla, observamos la barra de menú, que consta de pequeñas pestañas básicas, que se encuentran en la mayoría de softwares: «archivo», «edición», pero también incluye «imagen», que te permitirá abordar más específicamente el contenido que queremos modificar.

Bajo esta misma barra de menú, encontramos la barra de opciones, que contiene todo lo que podemos hacer con la herramienta. Por ejemplo, si decidimos cambiar el tamaño de una foto, podremos elegir la forma de la redimensión o el tamaño ideal deseado. ¡A practicar!

A la izquierda de la pantalla se encuentra el panel «Herramientas», cuyo interés es agrupar varios elementos útiles para retocar fotos, pero también crear ilustraciones tú mism@.

Al mirar a la derecha, se pueden ver las pestañas de Color, Capas y Propiedades, ¡y que a menudo corresponden a lo que simplemente definen! Por ejemplo, «Capas» permite, como es lógico, crear una capa. Cuando te decimos que es simple, es que Photoshop no es tan complicado como te pueda parecer.

A la izquierda y a la derecha, encontraremos elementos que nos permitirán aprender a manejar Photoshop intuitivamente, pero en el centro, también encontramos ciertas herramientas. El centro de la pantalla corresponde a la «ventana del documento». Es simplemente la imagen, la foto, el archivo, sobre el que estás trabajando.

Recortar, cambiar el tamaño, unir dos archivos o cambiar el color, es algo que podrás hacer de manera intuitiva en Photoshop. Ya solo te quedará dominar los términos y conceptos básicos. ¡Para eso, no dudes en ayudarte con un pequeño manual, o el asistente, disponible en Internet!

La mayoría de las personas conoce (y a menudo domina) este software de edición de fotos porque Photoshop se ha hecho mundialmente famoso. Por ello, se creó el verbo «Photoshopear», para que veas hasta qué punto se ha extendido su uso. ¡No dudes en pedir ayuda si tienes algún problema!

Abrir una imagen para modificarla en Photoshop

Retocar imágenes con Photoshop Photoshop es una herramienta muy útil cuando uno sabe manejarla, pero hace falta conocerla.

Dominar las herramientas básicas que nos servirán para retocar una imagen está genial, pero lo importante es ponerlas en práctica. El primer paso es cuál será el trabajo de creación y saber abrir una imagen y modificar algunos elementos.

Primero, para abrir una foto, haz clic en el menú «Archivo» y después en «Abrir». Se abrirá una ventana que te permitirá seleccionar la imagen en cuestión. Ten en cuenta que también es posible arrastrar la foto directamente desde la ventana al plano de trabajo, soltando el archivo con el ratón.

Entonces se mostrará la imagen en el centro de la pantalla, en lo que hemos llamado la «ventana del documento». No obstante, esta misma ventana puede albergar una creación original, no una imagen ya existente que queremos modificar. Los diseñadores gráficos usan este software para producir su contenido.

Sin embargo, abrir un documento en blanco no se crea de la misma manera que abrir una foto. Para ello, haz clic en «Archivo» y luego en «Nuevo». Ahí se abrirá una pequeña ventana que nos permitirá elegir la configuración del documento en blanco que se está creando.

Ya sea una foto o un documento creado desde cero, tendremos que aprender a seguir adelante, para poder cambiar nuestra creación como mejor nos parezca.

Redimensionar una imagen en Photoshop

Cuando uno se inicia en Photoshop, suele sentir la tentación de querer llevar a cabo proyectos específicos o de explorar todas las características del área de trabajo de Photoshop. Cambiar el tamaño de una imagen es la base de cualquier usuario, ya que algunos medios solo cargarán un cierto tamaño de contenido gráfico.

Cambiar el tamaño de una imagen también puede tener como objetivo hacer que una foto no pese tanto, adaptarla a un formato específico o mejorar su nitidez. ¡Una técnica muy útil!

Para ello, la medida más utilizada no son los centímetros, sino el píxel. Esta unidad es común en imágenes, vídeos, pero también en gráficos. Entonces, independientemente de que sea una foto de las vacaciones o una imagen creada por ti, podrás cambiar su tamaño sin problemas.

Para documentos en blanco, el cambio de tamaño se realiza cuando se crea el archivo (como se explica en el párrafo anterior). Con respecto a las fotos ya existentes, caben dos alternativas:

  • Si sabes exactamente qué tamaño quieres para tu imagen, dirígete al menú «Editar» y luego a «Transformación manual». ¡Solo tendrás que introducir las medidas que quieres y ya está!
  • Para la segunda alternativa, un poco más larga, haz clic en «Imagen» y luego en «Tamaño de imagen». Se abrirá una ventana. En el primer cuadrado, las medidas del ancho y la altura deberán modificarse. Si no estás seguro acerca de la representación, escribe solo una medida y haz clic en «mantener proporciones». Photoshop calculará automáticamente cuál es la medida más adecuada para la resolución de su imagen, no está mal, ¿verdad?

Algunos principios básicos para modificar una imagen en Photoshop

Básicos de Photoshop Para un principiante, Photoshop es un programa informático que puede parecer hostil, pero que solo hay que aprehender.

Opacidad, duplicación, difuminación, todos estos términos quizá te suenen pero no puede ser que no los controles. Cuando empezamos a tocar, Photoshop cc puede hacer milagros, mucho más allá de las configuraciones predefinidas. Aquí te dejamos algunas técnicas que debes conocer para comenzar:

Zoom

Primero, aunque muchos elementos sean de precisión, es importante saber cómo acercar una imagen. Si tu ratón tiene rueda, simplemente mantén presionada la tecla «Ctrl» y luego gira la rueda central para acercarte o alejarte.

La segunda opción es ir al menú «Herramientas» y hacer clic en «Zoom». Luego, coloca el ratón sobre la imagen, haz clic y muévelo hacia la derecha para hacer zoom y hacia la izquierda para alejarlo.

Finalmente, la opción más sencilla, pero la menos práctica, es introducir el porcentaje de zoom en la pequeña ventana, ubicada en la parte inferior izquierda de la pantalla. Por lo tanto, toda la imagen se ampliará, y podrás trabajar en dicha escala.

Poner una imagen en blanco y negro

«¿Cómo fotografiar la vida en blanco y negro si no aprendes a soñar en color?» – Rémy Donnadieu

Poner una foto o un vídeo en blanco y negro suele ser bastante útil para muchas personas. En realidad, en Photoshop, llamaremos a esta técnica desaturación, ya que es simplemente poner los colores en neutro.

En el menú «propiedades», luego «parámetros predefinidos», haz clic en «blanco y negro», ¡et voilà! Otra técnica, un poco más avanzada, permite cambiar también una escala de tonos gris.

En el panel «configuración», elige «blanco y negro». Entre todos los comandos propuestos, haz clic en «capa», «nueva capa de ajuste» y luego «blanco y negro». Puedes cambiar el nombre de esta capa y luego validarla. De esta manera, el software guardará en un modelo estándar para blanco y negro.

Cancelar una operación

Si has cometido un error, no entres en pánico, ¡solo arréglalo! Photoshop ha implementado varias técnicas para permitirnos rechazar cualquier modificación.

  • Para cancelar el último clic, dirígete a «editar», «cancelar» o presiona simultáneamente «Ctrl + Z» (en Windows) o «Cmd + Z» (en Mac).
  • Para restaurar el último clic, haz clic en «editar» y luego en «restaurar».
  • Para cancelar muchos de los clics anteriores, haz clic en «editar» y luego «retrocede» tantas veces como desees.

Guardar tu trabajo

Por supuesto, todo esto tendría mucho menos sentido si tus creaciones no se quedaran guardadas, ya sea una foto retocada o un gráfico. Este paso es muy sencillo, ya que basta con hacer clic en «archivo», «guardar» o «guardar como».

Al elegir el formato «.psd», te aseguras de mantener los elementos específicos del software, mientras que formatos como «.jpg» o «.png» son formatos adaptados a la mayoría de las plataformas auxiliares.

Dale rienda suelta a tu curiosidad con Photoshop

Como sabemos, Photoshop es una mina de oro, a veces muy compleja para cualquier edición y montaje de fotos. Sin embargo, y aún más cuando das tus primeros pasos en la plataforma, ser curioso es el mejor consejo.

Entre el brillo, el contraste, la saturación, pero también los vectores, son un montón de herramientas las que esperan ser descubiertas en tus incursiones. No puedes saberlo todo, no puedes controlarlo todo, pero dejarse llevar por los distintos menús y pestañas es la garantía para aprender a utilizar Photoshop bien.

No lo olvides, en Photoshop, ¡la creatividad es tu motor!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar