Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El interés de las clases particulares y el apoyo escolar

Publicado por Coral, el 06/03/2017 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > ¿Por Qué Asistir a Clases de Apoyo Escolar?

¿Quién no se ha planteado que vengan a darle clases particulares a domicilio (para uno mismo o un miembro de la familia), o bien darlas?

Ayuda con los deberes, acompañamiento, tutorías… Las clases particulares representan un mercado económico importante, en constante crecimiento.

Culminan con la enseñanza secundaria, pero también es algo generalizado durante la escuela primaria e incluso -en ciertos casos-, se continúan durante los estudios superiores.

Son numerosas las razones de este éxito, aunque la que más peso tiene son las deficiencias del sistema educativo. Entonces, ¿Cómo elegir un apoyo escolar adaptado para tu hijo?

Los casos en los que es necesario

Muchos alumnos tienen dificultades escolares.

Por su temperamento, por un hándicap o por sus aspiraciones personales, no se adaptan al programa académico. No corresponde ni a sus necesidades ni a sus aspiraciones.

La ayuda con los deberes que facilitan sus padres se ve muy pronto confrontada con obstáculos, dificultades y bloqueos.

Para no empeorar la situación ni deteriorar las relaciones familiares, acudir a un profesor particular con el que haya un buen entendimiento puede hacer que un estudiante de ESO se desbloquee.

Un profesor profesional podrá aportar todos sus conocimientos, sobre todo cara a problemáticas específicas.

 

 

Estudiar y concentrarse en un lugar amplio y luminoso. La biblioteca, con todos sus libros, es un lugar ideal para hacer los deberes, solo o acompañado | fuente: stocksnap.io (Clem Onojeghuo)

Los casos en los que resulta necesario pueden concernir a diferentes tipos de niños. Están por ejemplo aquellos a los que en el lenguaje popular denominamos “superdotados”, que se aburren fácilmente en clase y manifiestan una curiosidad o un vigor intelectual que deberán alimentarse debidamente.

Como muchos otros, necesitan ganar confianza en sí mismos.

También hay niños que experimentan dificultades para concentrarse o sufren dislexia. Las horas en clase no les permiten estudiar a su ritmo: necesitan tiempo suplementario.

También puede ocurrir que un problema de aprendizaje sea pasajero y afecte a una corta fase del desarrollo del joven. Resulta muy recomendable poner remedio cuanto antes con la ayuda de clases particulares a domicilio.

Paliar las carencias del sistema educativo

Es el motivo número uno del gran éxito de las clases particulares. Lo oímos constantemente y es algo que salta a la vista: el sistema educativo español está en declive.

Demasiados alumnos en las clases, profesores con bajas que no siempre son remplazados, los programas que cambian con cada legislatura… Son muchos los factores que conducen al desánimo, la decepción y a posteriori, el fracaso escolar. Las clases de apoyo, cuando sea posible, son un recurso para poner remedio a este riesgo.

Saber detectar las necesidades

Es por lo general cuando llega la festividad de Todos los Santos, las primeras vacaciones del año escolar, cuando se plantea la cuestión del apoyo escolar.

Paliar las carencias mediante clases particulares de apoyo escolar. ¿Disfrutas de un ayuda con los deberes a tu medida?

Efectivamente, después de algunas semanas de escuela, pueden darse las primeras carencias o dificultades en ciertas disciplinas. El reto está en saber identificarlas, para responder a las auténticas necesidades del niño -y no, como sucede en ocasiones, a los deseos de los padres, que quieren que su hijo/a que ya tiene buenas notas en mates saque todo el tiempo dieces.

Las plataformas de clases particulares autorizadas (como Acadomia, que siguen en torno a 100 000 alumnos al año) y los anuarios especializados que ponen a disposición los datos de profesores a domicilio, te dan la posibilidad de elegir un profesor en función de las necesidades del niño, de la asignatura, de su cualificación (¿acudir a un estudiante en ingeniería o a un profesor diplomado?), de las competencias y del coste -dadas la diferencias de precio. La posibilidad de probar sin compromiso resulta de gran ayuda.

En cualquier caso, para que el apoyo escolar sea realmente provechoso, hace falta que el niño se implique. Si lo ve como una obligación, las horas pasarán sin dar los resultados esperados.

La comunicación es por tanto esencial para que la solución de las clases particulares la adopten de forma conjunta tanto el niño como su familia, con un diagnóstico claramente establecido y con objetivos definidos (no se puede pedir a un alumno que tiene dificultades en ciencias que se lleve el premio en un campeonato de matemáticas). Es nuestro consejo para los padres.

Mejorar sus resultados en la escuela

Las clases de apoyo dan muy buenos resultados cuando se trata de una preparación antes de los exámenes. La revisión para superar los exámenes de la ESO es la primera prueba significativa con la que se enfrentan los adolescentes.

Pero, sobre todo, está el Bachiller que viene a coronar los años de instituto: apoyo escolar en lengua para los estudiantes de primer año, clases particulares de matemáticas para la modalidad de Ciencias, clases de redacción en inglés…

Son los grandes clásicos del apoyo escolar.

Apoyo escolar y clases particulares a largo plazo. Pinturas: aunque relajarse es esencial en primaria, no debemos olvidarnos del reposo para estudiantes de ESO y de Bachiller | fuente: stocksnap.io

Por supuesto, la adquisición de estos reflejos para asegurar el éxito de los jóvenes estudiantes, no es algo que se deje para el último momento.

El apoyo escolar adquiere todo su significado y eficacia a largo plazo.

Permite así que la memoria asimile de manera perenne los conocimientos, al intelecto comprender de forma definitiva ciertas nociones, mientras que es el medio ideal de dar o devolver la confianza en uno mismo.

Es la clave del éxito en la vida.

Una tutoría a medida es una herramienta excelente para adquirir métodos de trabajo eficaces. La metodología supone, por lo general, una de las mayores dificultades a la que se enfrentan los preadolescentes. Saber planificarse, hacer un resumen, tener un comportamiento pertinente ante una página en blanco o una ecuación en apariencia imposible de resolver… Las estrategias existen y son numerosas. Existen varias formas diferentes de apoyo escolar.

Para terminar, un buen profesor sabe cómo hacer que a los estudiantes les guste su asignatura. El apoyo escolar es también la ocasión para reconciliarse con la filosofía, las matemáticas, etc. ¡No hay nada mejor para tomarle gusto a aprender con éxito!

Los límites de las clases a domicilio

Sin embargo, hay que saber mantener la razón. En cuanto a las notas, no hay recetas mágicas -o si las hay, por favor dínoslas.

Después de haber pagado una clase de apoyo, no te vas a encontrar con un boletín excepcional. Además, una nota no quiere decir nada: hay que compararla con la media de la clase, pero también con el contexto (después de una ausencia debida a una neumonía u otra enfermedad, es comprensible ir con cierto retraso y que la nota del control refleje esta circunstancia…).

En lo que respecta al boletín, los padres no deben dejarse obnubilar por las notas: los comentarios y apreciaciones de los profesores son muy importantes y dan indicaciones respecto a la pertinencia o no de clases particulares. Permiten enfocar los problemas, que ha menudo podrán ser resueltos a largo plazo, incluso a lo largo de varios años escolares.

El progreso escolar es un trabajo de largo recorrido, lo cual no dispensa al alumno de mantener un esfuerzo continuo. Sin su buena voluntad, no se podrá evitar que repita ni que se quede sin diploma.

Alumnos con dificultades y refuerzo escolar. Material informático: a algunos profesores les gusta utilizar suportes numéricos y digitales | fuente: stocksnap.io (Oliver Klein)

El apoyo escolar es, la mayor parte del tiempo, una auténtica necesidad para responder a las dificultades permanentes o puntuales. Es más eficaz, sobre todo, a partir de secundaria, cuando lo ofrece un profesional de la enseñanza a domicilio, más que cuando lo realizan los padres. Por otra parte, estos últimos deberán estar atentos para no imponer una carga sobrehumana a su progenitura, lo que no conseguiría otra cosa que precipitar el fracaso o agravar su malestar.

En algunos casos, es posible recurrir a clases por correspondencia (existen para clases de apoyo durante las vacaciones, por ejemplo). Pensamos por ejemplo en el caso de un distanciamiento geográfico de la familia que haga difícil encontrar un docente de calidad.

Una vez superadas todas las dificultades, podemos plantearnos las clases particulares para darse el gusto de aprender ruso, griego o latín…
Si deseas encontrar un buen profesor de apoyo escolar, no dudes en consultar nuestro artículo relacionado con este tema.

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar