Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son los platos mas populares de españa?

Publicado por Elvira, el 21/08/2019 Blog > Arte y ocio > Cocina > ¿Cómo Aprender a Cocinar los Platos Preferidos de los Españoles?

«La cocina es multisensorial. En el instante en el que pruebas un plato, la información que llega al cerebro es impresionante». – Ferran Adrià

La gastronomía española tiene una fama mundial y algunos de sus platos son tan populares que se han extendido por todo el mundo.

Hay platos que son típicos de determinadas regiones (Andalucía, Cataluña, Galicia…), pero hay otros que se comen en todo el país, como la tortilla de patatas o las croquetas, aunque la manera de hacerlas o los ingredientes, puedan variar.

El plato más popular de España es la paella, con una popularidad de más del 35 %.

Rabo de toro, cocido, fabada, gazpacho, pulpo a la gallega… ¿Cuáles son los platos típicos de los españoles y cómo cocinarlos?

Y a ti, ¿cuál es el plato de la gastronomía española que más te gusta?

Aprender a cocinar la paella

paella de marisco Sin duda, la paella es uno de los platos tradicionales de nuestra cocina. || Créditos: VisualHunt.

Sin duda, la paella es uno de los platos típicos de la cocina valenciana y de la cocina española en general. En un principio, el término «paella» se utilizaba para designar la sartén, pero ya se ha utilizado para referirse al contenido, cuyo base, a pesar de las distintas variedades, no deja de ser el arroz.

La paella tradicional valenciana era una mezcla de arroz con aquellos productos que los labradores tenían a mano: pollo, conejo, hortalizas típicas… pero con el paso del tiempo, la receta ha ido evolucionando y en la actualidad encontramos una gran variedad de elaboraciones.

Para 4-5 personas, necesitarás 2 vasos de arroz, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 1 tomate grande maduro, el zumo de 1 limón, guisantes congelados, pimientos morrones, pollo deshuesado (400 g), gambas crudas (200 g), 10-12 mejillones, chipirones (o calamares o chocos; 200 g), colorante alimentario, perejil, aceite y sal, 1 litro de caldo de pescado.

Lo primero será abrir el marisco al vapor, desechar las conchas y reservar el caldo que hayan soltado para posteriormente utilizarlo.

En la paella, añadiremos aceite y prepararemos el sofrito con las hortalizas picadas. Añadiremos una hoja de laurel y perejil. Pasados unos minutos, añadimos la carne y los calamares (o choco), mareamos removiendo hasta que se dore la carne. Entonces se incorporan los guisantes y el arroz y lo rehogamos hasta que el arroz se empape.

Se puede añadir el zumo de un limón, colorante y caldo y removemos hasta que empiece la cocción. A media cocción, añadiremos las gambas y cuando esté acabando y quede poco caldo, añadiremos el pimiento morrón y los mejillones.

Lo dejamos cocer durante 20 minutos y luego reposar durante un cuarto de hora al menos (lo que es imprescindible 😉 ).

Por supuesto, estos ingredientes admiten variaciones a gusto del consumidor. Además, existen distintos tipos de paellas: al horno, arroz negro, arroz caldoso, arroz socarrat…

¿Te atreves?

Por cierto, ¿quieres aprender otras recetas de paella con los programas de cocina españoles?

Uno de los platos preferidos de los españoles: el cocido madrileño

Un buen cocido madrileño, plato por excelencia de Madrid, sirve para recuperar el cuerpo en cualquier momento, pero ante todo durante el invierno. Es uno de los platos más completos de la cocina mediterránea ya que en él se combinan todo tipo de ingredientes: garbanzos, carne de pollo o gallina, chorizo, morcilla, col, cebolla, repollo, judías verdes, arroz, tocino, jamón, etc.

Tras una preparación y cocción de prácticamente 3 horas, el resultado será un puchero que hará que te jactes de esta delicia.

Tras haber dejado los garbanzos en remojo la noche anterior, los sacamos y los escurrimos. En una olla grande, colocamos la carne, el tocino, huesos de jamón, el jamón y los cubrimos con agua. Ponemos la cazuela al fuego y cuando rompa a hervir, empezará a salir espuma, que habrá que ir limpiando y agregar los garbanzos. Al segundo hervor, habrá que añadir las verduras. Dejaremos cocer durante unas tres horas o más hasta que los garbanzos queden tiernos. Justo veinte minutos antes de que acabe la cocción, habrá que añadir las patatas peladas y cortadas por la mitad. Coceremos el chorizo y la morcilla aparte para no teñir el caldo.

A la hora de presentarlo, se presentará:

  • Por un lado, la sopa con fideos.
  • Los garbanzos con las verduras.
  • Las carnes, las chacinas y el tocino y el jamón.

Este tipo de guisos son reconstituyentes para el invierno.

Aprender cocina: preparar fabada asturiana

Este plato es un plato que tiene su origen en Asturias, pero que se ha extendido por todo el territorio español. Grosso modo, se trata de un guiso de judías con chorizo, morcilla, tocino y demás.

Para 4 personas, necesitarás:

  • 400 g de habichuelas/alubias
  • 200 g de chorizo
  • 200 g de morcilla
  • 200 g de lacón
  • 100 g de tocino/panceta
  • 6 hebras de azafrán
  • sal

La noche anterior, tendrás que haber puesto las fabes (alubias) a remojo en agua fría, así como el lacón y el tocino, pero en agua templada.

Al día siguiente, lavarás las morcillas y el chorizo. Colocarás las alubias en una cacerola y deja solo que queden cubiertas con dos dedos de agua. Ponlas a hervir a fuego alto con la olla destapada, quitando la espuma. Añade el lacón y el tocino y deja hervir a fuego lento con tapadera durante dos horas, moviendo de vez en cuando. Sazona y añade el azafrán, el chorizo y la morcilla, dejando que todo se cueza junto en torno a un cuarto de hora. Prueba que estén tiernas las fabes y deja reposar media hora antes de servir.

Platos consistentes, ¿verdad?

Los platos favoritos de los españoles: el gazpacho

Menus de verano Sin duda, el gazpacho es uno de los platos estrella del verano. || Créditos: VisualHunt.

Con las altas temperaturas del sur de España, es imposible no imaginar platos fríos, entre los que encontramos el gazpacho, cuyos principales ingredientes son el tomate, el pepino, el aceite de oliva, el ajo y un poco de pan.

Se trata de una especie de sopa fría que te ayudará a sobrellevar los días más calurosos del verano.

Pelamos los tomates y los troceamos junto con el resto de las verduras (pepino, ajo e incluso pimiento) y le incorporamos el pan. Lo trituramos todo bien con la batidora hasta que adquiera un color anaranjado. Lo pasamos por el pasapurés para eliminar las pepitas del tomate y el pepino, así como la piel del pimiento. Añadimos agua fría al gusto para regular el nivel de espesor. Lo dejamos enfriar y lo degustaremos siempre frío.

Quizá hayas probado otra variedad, recuerda que hay tantos gazpachos como cocineros ;-).

Por cierto, el gazpacho es similar al salmorejo, aunque este último es más consistente.

La tortilla de patatas, una delicia para los españoles

Es difícil no ir a un bar o a un restaurante español y no encontrar un pincho de tortilla de patatas, ya que es uno de nuestros platos estrella. Su origen se remonta al siglo XVI, cuando los españoles trajeron este tubérculo del Nuevo Mundo.

¡Qué rica que está!

Su elaboración es de lo más sencilla, así que no necesitarás ser un chef profesional, aunque hay que cumplir algunas reglas básicas, como que la patata no sea harinosa, no se rompa, y que los huevos sean lo más frescos posibles.

Para 4 personas, necesitarás 5 huevos, 500 g de patatas, aceite de oliva y sal.

Cortamos las patatas en láminas pequeñas (o en cubos, ya depende de cada uno). Las freímos despacio en la sartén con un chorrito de aceite hasta que las cubra y las movemos de vez en cuando para que no se peguen al fondo. La patata debe quedar blanda en el interior pero dorada y crujiente en el exterior. Las dejaremos escurrir, para eliminar el aceite y las sazonaremos con sal fina. Las incorporamos en un bol, donde ya habremos batido los huevos. Vertimos la mezcla en una sartén (antiadherente) honda, en la que habremos echado un poco de aceite. Movemos el aceite por el fondo y las paredes de la sartén para que no se pegue. Cuando veamos que está cuajada la tortilla, le damos la vuelta a la sartén con la ayuda de un vuelvetortillas o un plato y pasamos la tortilla de nuevo a la sartén para que se cuaje el otro lado.

Hay quien le gusta añadirle cebolla, leche…

Experimenta tú mismo cuál es la variedad que más te gusta.

Pulpo a feira: un plato de la cocina gallega

Pulpo a feira. Una de las especialidades gallegas más internacionales. || Créditos: VisualHunt.

El famoso pulpo a la gallega es un plato muy sencillo de preparar y que demuestra que con productos de calidad se pueden hacer manjares.

Lo primero de todo será cocer el pulpo (si lo congelas antes, se pondrá más tierno), introduciéndolo durante segundos en una olla con agua hirviendo, y tendrás que repetirlo hasta tres veces, de este modo el pulpo conserva la piel, mientras se queda con una textura blanda.

Lo escurrimos y lo partimos en rodajas sobre una tabla de madera y añade unas patatitas cocidas, aceite de oliva, sal y pimentón dulce y picante. Se suele servir templado.

Está de rechupete.

Croquetas: aperitivos para todos

Las croquetas son el plato típico que cada español suele decir que su abuela es la que mejor las prepara. Su receta es super sencilla y gusta tanto a los más pequeños como a los grandes de la casa. Se pueden comer frías o calientes, al gusto.

Se pueden preparar con tantos ingredientes como cocineros, así que hay incluso quien utiliza ingredientes dulces.

Para su preparación, deberás hacer una bechamel (con caldo de pescado, verduras o carne, según proceda, y harina). A la bechamel añadiremos el jamón, pescado, queso, verduras… espolvoreamos un poco de perejil y salteamos. Cuando todo esté bien ligado, dejaremos enfriar y las liaremos (con huevo y pan rallado). Les daremos la forma que más nos guste y posteriormente las freímos en aceite o incluso las horneamos, si no queremos engordar.

Se trata de un entrante muy común y que está delicioso.

¿Sabes cuáles son los cocineros más influyentes de nuestra historia española?

Tarta de Santiago, un capricho dulce

Tarta de Santiago Uno de los postres más deliciosos y dulces de la gastronomía española. || Créditos: VisualHunt.

La tarta de Santiago es uno de esos postres fáciles de hacer y que salen de rechupete. Para prepararlo, necesitarás:

  • 250 g de almendras crudas peladas
  • 5 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 chupito de licor (licor de hierbas, por ejemplo)
  • Azúcar glass para decorar

Para la masa, primero tuesta las almendras en una sartén a fuego suave, con cuidado de que no se quemen. Mientras se enfría, bate los huevos con el azúcar y añade la ralladura de limón, el licor y la canela. Tritura las almendras (la mitad con textura de harina y la otra mitad, menos picada para que quede más gruesa). Añade la almendra a la mezcla. Vierte la mezcla en un molde que puedas introducir en el horno. Hornea durante unos 30-45 minutos a 180 ºC.

Cuando esté fría, espolvorea con azúcar glass y con un molde que tenga la cruz de Santiago (hay descargables en internet).

Pruébala.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar