«Mens sana in corpore sano» (una mente sana en un cuerpo sano). - Juvenal

Cuando pensamos en el método pilates y la forma en que lo practicamos, nos suelen venir diferentes ideas a la mente, como la relajación, los estiramientos o el fortalecimiento muscular; todos relacionados con esta disciplina. Sin embargo, hay elementos más concretos y menos agradables en los que no tenemos por qué caer de manera instintiva.

Las clases de pilates, si decidimos no aprender solo a través de vídeos en internet, suelen tener un coste, que en ocasiones puede influir en nuestro comportamiento, y en nuestra visión de las cosas, del deporte y de la práctica habitual de un ejercicio físico.

Una idea que surge tras la explosión en España de diferentes actividades deportivas como el yoga, la sofrología o la gimnasia suave. Una conciencia corporal que se explica mediante la dosis diaria de estrés que recibimos cada día, entre el trabajo, las preocupaciones cotidianas o el dolor de espalda. Entonces, ¿cuánto cuesta exactamente una sesión de pilates?

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
5
5 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Andrea
5
5 (10 opiniones)
Andrea
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
5
5 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Andrea
5
5 (10 opiniones)
Andrea
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Por qué pagar para hacer pilates?

clases de pilates
En dos pasos y tres movimientos, te podrás convertir en un verdadero as del pilates, pero ¿a qué precio?

Esta es una pregunta que debemos plantearnos y cuya respuesta puede ser muy diversa. De hecho, implica numerosas cuestiones que debemos considerar a la hora de practicar pilates o yoga. De hecho, hoy en día existe una herramienta excelente, rica y llena de recursos, llamada Internet.

En esta enorme plataforma, encontramos otra plataforma de vídeos llamada YouTube, que ofrece contenido de vídeo gratuito para todos. Este contenido gratuito incluye vídeos de pilates, gimnasia suave e incluso ejercicios de ballet para aprender a mejorar la condición física a través de profesores en línea.

Por lo tanto, este método de aprendizaje tiene el mérito de ser gratuito, pero la libertad tiene sus límites. Como el profesor solo aparece en vídeo, y por lo tanto, todo es virtual, no nos permite realizar las posturas hasta el final. Además, no puede, de hecho, corregirnos y, de este modo, hacernos progresar. Además, los ejercicios que hagamos por nuestra cuenta a lo largo de las semanas podemos estar realizándolos mal, con el riesgo de lesionarnos la columna vertebral.

De hecho, una mala postura puede acarrear posibles complicaciones musculares y corporales, como dolores de espalda, que ni siquiera con estiramientos o una serie de ejercicios respiratorios podrías aliviar. Como principio básico del método pilates, hay que conseguir combinarlo todo para ser lo más eficaz posible, sin tener la ayuda de un profesor. Es ahí donde nos damos cuenta del interés que tiene esta figura.

Los beneficios de contratar a un profesor de pilates

tarifa pilates
Cuando el precio influye mucho en la decisión de tomar clases de pilates, es importante planteárselo dos veces antes de nada.

De hecho, esta es la razón principal por la que podríamos tener la tentación de tener que pagar por las lecciones de pilates: es más efectivo, es en directo y hay un contacto humano que nos ayuda a progresar. De hecho, ¿qué mejor que un verdadero instructor para decirnos que un determinado movimiento está mal ejecutado, que no estás trabajando bien el abdomen o que los glúteos no están en su sitio aún?

Nada nos predispone a ser unos cracks como Joseph Pilates, profesionales de los estiramientos y del pilates. Esta es la razón por la que el profesor se convierte en un pilar por el que debemos pagar. Tanto en las clases individuales como en las grupales, cada ejercicio es importante para nuestra posición postural, nuestra columna o incluso nuestra respiración. ¡Esta disciplina rebosa riqueza!

El segundo interés de pagar por las clases de pilates es asistir a clases grupales, con otras personas, y conocer a otros practicantes de la disciplina, con quienes podamos motivarnos, ayudarnos, desarrollar juntos nuestras capacidades en pilates, relajar juntos nuestros músculos y conseguir ese deseado vientre plano.

Si optamos por una sesión individual, el principio estará más enfocado en la eficiencia, solo en nosotros. El instructor solo estará interesado en nuestros esfuerzos, nuestro progreso, nuestros grupos musculares, nuestros abdominales glúteos y sabrá, con el tiempo, cómo aconsejarnos mejor para progresar.

Si tienes la posibilidad de tomar clases presenciales, será lo mejor, ya que en persona es más fácil explicar la complejidad de la disciplina. Son muchos los factores y efectos que intervienen en la práctica de este deporte y que pueden suponer más de un quebradero de cabeza.

¿Tienes claro que quieres pagar por una clase de pilates? Pero ¿cuánto cuesta?

El precio de una sesión grupal de pilates

clases pilates precio
Independientemente de las posturas que adoptes, el yoga, la gimnasia o el pilates son disciplinas que cuestan dinero.

En grupo, como en todas las disciplinas, el precio es menor si lo comparamos con una clase individual, en la que tengamos un profesor particular para nosotros solos. El método pilates no es una excepción a la regla, y muestra una disciplina deportiva, que combina cuerpo, mente y espíritu, por un precio bastante competitivo, para que la mayoría pueda tener acceso a un entrenamiento físico de manera regular en su vida diaria.

De hecho, aunque una clase de pilates en grupo puede costar entre 10 y 15 €, es necesario saber evaluar su contenido, así como al profesor, y si este sabe adaptarse a todos los niveles o no. De hecho, los precios pueden pasar a duplicarse, y este detalle no es una nimiedad, sobre todo cuando se trata de sacar la tarjeta bancaria del monedero; eso sí, con el objetivo de tonificar, adelgazar o ganar en flexibilidad.

Según la ciudad, el gimnasio y los horarios, el precio puede variar mucho. No te olvides de nada para ser lo más eficientes posible a la hora de invertir en tu salud.

Sea como fuere, las clases grupales son siempre sinónimo de buen humor, progreso y ahorro, en comparación con una clase particular o un entrenamiento deportivo individual. Un ambiente que moviliza a las masas, que hace posible, en cada lección, en grupos reducidos o no, llevar a cabo tus objetivos.

Sin embargo, no hace falta decir que las clases individuales son una forma de progresar mucho más rápido que una sesión de grupos reducidos, porque la atención se centra en el propio alumno, en su progreso y en su enfoque de la disciplina. Pero, ¿a qué precio?

El precio de una sesión individual de pilates

precio clases pilates
Cualquiera que quiera empezar a pilates en un club puede hacerlo, siempre que sepa a dónde va económicamente.

Es de cajón que una clase de pilates, donde se enseña a una única persona, será más cara que si se enseña a un grupo de personas. Para una sesión individual, podemos esperar gastar hasta 30 euros por sesión, lo que representa un presupuesto importante, que en cualquier momento puede hacer tirar la toalla a la hora de cumplir con tus objetivos.

Por lo tanto, resulta fundamental estudiar, una vez más, los entresijos de las sesiones propuestas. El docente es aquí el eje central de la calidad del curso, y conocer su carrera, sus ambiciones, sus intenciones y sus estudios puede ser la garantía de una cierta eficacia.

Por otra parte, si partimos del principio de que queremos darlo todo en esta hermosa disciplina que es el pilates, a medio camino entre la gimnasia suave y el yoga dinámico, queremos hacer de esta práctica una práctica regular, donde los esfuerzos dan sus frutos y donde se puede ver la evolución de la flexibilidad o los abdominales, ¿no sería este el momento de considerar pagar cualquier precio? El éxito a veces tiene un precio y las clases particulares pueden formar parte de él.

No existe una alternativa real a una clase de pago, si realmente quieres progresar. Los vídeos de internet pueden ayudar, por supuesto, y constituyen una herramienta de aprendizaje, pero probablemente sean más bien un apoyo adicional, que permitirá, siguiendo los consejos del profesor, realizar las posturas correctamente sin correr el riesgo de lesionarse.

Por lo tanto, las clases particulares siguen siendo la solución más eficaz y enriquecedora a la hora de progresar de una manera fácil y eficiente, pero, por supuesto, son la más costosa. Al ser más costosas, también implicarán un cierto compromiso por parte del profesor, pero también por parte del alumno, que harán que la «práctica deportiva» y la «regularidad» cobren todo su significado.

En cualquier caso, independientemente de que decidas pagar por sesiones individuales, o con dos, tres o más personas, lo fundamental es tener la oportunidad de poder descubrir esta disciplina deportiva que es el pilates, que combina cuerpo, mente y espíritu, y que se basa en la tonificación muscular un tanto más compleja y profunda de lo que harías con una simple gimnasia. ¿Por qué no le das una oportunidad?

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (1 nota(s))
Cargando...

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».