La vuelta al cole 2020, que se ha producido en las últimas semanas según la comunidad autónoma, ha sido muy distinta debido a las preocupaciones tanto de padres y profesores como de los alumnos en sí con respecto al cumplimiento de las medidas de seguridad impuestas por el COVID-19.

Y no solo eso, la mayor preocupación de las familias es que sus hijos se contagien y el procedimiento a seguir en caso de que presenten síntomas compatibles con el virus o hayan estado en contacto con un posible contagiado.

En este artículo, te contamos qué debes hacer si tu hijo presenta síntomas del COVID-19.

Síntomas que hay que vigilar

protocolo niños covid
Tómale la temperatura a tu hijo todas las mañanas.

Seguro que ya lo sabes, pero te recordamos los síntomas a los que debes prestar especial atención:

  • Fiebre. En cada comunidad autónoma hay una temperatura límite para no llevar al niño a clase. Por ejemplo, en Madrid es de 37,2 grados, en Extremadura y Galicia es de 37,5 grados y en País Vasco de los 37. Deberás consultar la temperatura máxima a la que puedes llevar a tu hijo al colegio.
  • Tos constante.
  • Congestión nasal.
  • Dolor de garganta.
  • Sensación de falta de aire.
  • Dolor torácico o abdominal.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos o diarrea.
  • Dolor muscular.
  • Malestar general.
  • Lesiones o manchas en la piel.
  • Disminución del olfato o el gusto.
  • Escalofríos.

Así, todas las mañanas los padres tendrán la responsabilidad de tomarles la temperatura a sus hijos antes de acudir al colegio para vigilar que no tenga fiebre y de comprobar que no tengan ningún otro síntoma de la lista anterior.

¿Y si mi hijo tiene fiebre u otro síntoma?

Si ves que tu hijo presenta alguno de esos síntomas, no puedes llevarlo al colegio y tendrás que ponerte en contacto con el equipo directivo del centro escolar y pedir cita con el médico o pediatra del niño para una valoración profesional.

Por otro lado, si ves que los síntomas son graves o que el niño presenta dificultad respiratoria, lo mejor es llamar al 112.

En caso de que el médico lo considere necesario según las directrices, instrucciones y criterios acordados al efecto, podrá solicitar una PCR para comprobar si se trata del virus, cuyo resultado tarda unas 48 horas. Durante ese tiempo, el niño y toda la familia deben permanecer confinados.

Si el resultado es negativo, la familia entera puede salir del aislamiento y, tras 24 horas sin fiebre ni otros síntomas, el niño podrá volver al cole.

procedimiento sintomas covid en niños
No olvides llamar al centro para informarles.

¿Qué hago si mi hijo da positivo en una PCR?

En caso de que el resultado sea positivo, deberás informar al centro escolar y el niño deberá hacer una cuarentena de 14 días. Las personas de su círculo más estrecho también deberán someterse a la PCR y, aunque den negativo, deberán aislarse durante 14 días igualmente porque podrían desarrollar algún síntoma a lo largo de las siguientes dos semanas.

Por otro lado, si tu hijo es asintomático, deberá hacer una cuarentena de 10 días desde la fecha del positivo de la PCR.

Los profesores y compañeros del niño que hayan estado en contacto con él también deberán confinarse y hacerse la prueba. Los contactos estrechos son:

  • Los miembros de su grupo de convivencia, en caso de que el niño estuviera en uno.
  • En caso de que el niño no forme parte de un grupo de convivencia, los compañeros o profesores que hayan estado a menos de 2 metros del niño durante más de 15 minutos sin mascarilla. Igualmente, los convivientes que hayan estado en la misma situación.
  • Los niños entre 6 y 11 años que hayan pasado más de 15 minutos a menos de 2 metros del niño, con o sin la mascarilla.

En caso de que alguna de estas personas cercanas dé positivo, hay que comprobar si las personas con las que han tenido contacto dan positivo y aislarlos también. Lo malo es que, aunque el resultado de la PCR sea negativo, deberán confinarse durante 14 días igualmente. Una vez pasados esos 14 días, si no presentan síntomas, podrán salir del confinamiento.

Si el niño convive con personas de riesgo, como sus abuelos o personas que tengan problemas de salud, no deberá tener contacto con ellas. Si es posible, lo ideal es que estas personas se aíslen en habitaciones separadas para que no tengan contacto con el niño. En caso de no ser posible, se deben adoptar las medidas de seguridad que todos conocemos tan bien, como la distancia, el uso de mascarilla, el lavado frecuente de manos y la desinfección de objetos y superficies.

que hacer si mi hijo tiene fiebre
El médico puede solicitar una PCR en caso sospechoso.

¿Y si mi hijo empieza a tener fiebre en el centro?

Si la fiebre comienza en el centro escolar, se deberán seguir los protocolos específicos de cada establecimiento educativo.

Normalmente, se aislará al niño del resto de sus compañeros en un espacio previamente acondicionado para esta circunstancia y, en caso de que tenga 5 años o más, se le proporcionará una mascarilla quirúrgica que deberá llevar puesta hasta que salga del colegio.

La familia deberá recoger al niño y seguir el mismo procedimiento que te explicamos más arriba: contactar con el pediatra para que haga una valoración, aislarse y someterse a una PCR en caso necesario.

¿Cómo diferenciar la gripe del COVID-19?

Seguro que tu hijo, durante la vuelta al cole en septiembre, todos los años se pone malo. Y es inevitable, ya que empiezan a circular muchos tipos distintos de virus que provocan más o menos los mismos síntomas: mocos, fiebre, tos, diarrea… Síntomas que pueden ser tanto de la gripe como del coronavirus.

¿Cómo se pueden distinguir entonces? Pues los síntomas son tan parecidos que es prácticamente imposible diferenciar si el niño tiene coronavirus, gripe o incluso un resfriado, sobre todo en los primeros momentos de la enfermedad. En caso de que la fiebre suba cada vez más, podría ser coronavirus, pero también una gripe.

Sin embargo, sí hay ligeras diferencias entre estas enfermedades, ya que, aunque las tres comparten algunos síntomas, normalmente la dificultad respiratoria ligada a la fiebre indica que se trata de coronavirus, ya que la primera no aparece en las otras dos enfermedades.

Además, podemos detectar otras diferencias como que la fiebre alta, como hemos dicho, es frecuente en la gripe y el coronavirus, pero no tanto en el resfriado. Mientras que la tos es más mucosa en la gripe y el resfriado, es más seca en el coronavirus. Y en cuanto al dolor muscular y de cabeza, son más frecuentes en la gripe y el resfriado.

sintomas coronavirus niños
Recuerda que la dificultad respiratoria es síntoma inequívoco de COVID.

¿Cómo cuido a mi hijo si tiene coronavirus?

Si tu hijo tiene coronavirus, debes cuidarlo igual que si tuviera un catarro o una gripe, por lo que lo más importante es que el niño esté bien hidratado y suministrarle antitérmicos en las dosis adecuadas para bajarle la fiebre: Apiretal en los más pequeñitos, Ibuprofeno en los mayores.

Además, se recomienda la vacuna contra la gripe, sobre todo en los niños que pertenecen al grupo de riesgo: los más pequeños, los lactantes menores de seis meses o de un año, en cuyo caso el entorno también es conveniente que se vacune: hermanos, padres...

De todas formas, no te preocupes porque, en la inmensa mayoría de los niños, en caso de dar positivo en coronavirus, no desarrollan síntomas y, si aparecen, van a ser muy leves, por lo que el niño se va a recuperar bastante bien.

¿Necesitas un profesor de Apoyo escolar?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.