«En una película, no filmamos la realidad, intentamos filmar imágenes que reflejen la realidad» - Stanley Kubrick

Quentin Tarantino y Steven Spielberg se sitúan en lo más alto del ranking de los directores favoritos de los españoles. Estas dos grandes figuras del cine han demostrado su talento durante mucho tiempo. Películas como Pulp Fiction, Kill Bill, ET o Tiburón han marcado notablemente la historia del cine.

Pero ¿conoces su secreto para hacer grandes películas? Lo primero es saber cómo grabar bien con una cámara. Estabilización, sensor de gran tamaño, objetivo, enfoque automático… Descubre todos los elementos a tener en cuenta para hacer buenos videos.

Grabar videos: escribir un guión

La realización de un video no es algo que se pueda improvisar, o no siempre. Aunque no es obligatorio escribir un guion cada vez que quieras rodar, poner por escrito las ideas que quieres grabar te ayudará a centrarte más adelante en los aspectos más técnicos del video a la hora de rodar.

grabar videos consejos
Dividir la historia con antelación te permite centrarte en los aspectos técnicos a la hora de grabar.

Porque no grabamos de la misma forma con una videocámara que con una cámara. La cámara requiere hacer planos fijos, a diferencia de la videocámara.

Además, si quieres cambiar los objetivos para las diferentes tomas, deberás realizar los cambios de manera eficiente. Graba todas las escenas con un objetivo específico y luego cambia a otro objetivo cuando se hayan grabado todas esas escenas.

Elegir los objetivos para grabar con la cámara

La calidad de imagen de una película o video depende casi por completo de la calidad del objetivo. Es precisamente el objetivo el que determinará si hacer un plano amplio o un zoom, por lo que es importante pensar detenidamente en esta característica antes de grabar o comprar una cámara.

Teleobjetivo, distancia focal fija, gran angular… El tipo de cámara influirá en la elección de los objetivos. Porque no todas las cámaras pueden cambiar de objetivo (como las compactas o las bridge).

Si puedes cambiar los objetivos, elige uno con bastante diámetro que te permita hacer más o menos zoom para poder grabar varios tipos de plano.

Por tanto, la elección del objetivo también depende de la cámara: réflex, sin espejo, bridge, compactas… Debes elegir la cámara de acuerdo con el uso que le vayas a dar. ¿Necesitas un visor? ¿Quieres un sensor de fotograma completo? ¿Una pantalla inclinable? ¿Y una pantalla táctil? ¿Objetivos intercambiables? Las cámaras básicas pueden ser excelentes herramientas para los novatos.

Si eliges una réflex o una mirrorless, podrás hacer fotografías de muy buena calidad además de poder beneficiarte de una amplia gama de objetivos para grabar buenos videos.

Hacer cortes de las escenas

La cámara no graba continuamente. Según el modelo de cámara, la grabación puede detenerse tras 30 minutos o tras 5 minutos. Estos límites de tiempo se suelen poder ajustar en la configuración, pero no podrás grabar más del tiempo máximo.

Así, es muy importante organizar las tomas de modo que el video no se corte por la mitad, por lo que debes organizar pequeñas escenas. Estos cortes también harán que la edición audiovisual sea mucho más fácil.

Además, no te olvides de llevar varias tarjetas SD u otras tarjetas de grabación. No es raro que los directores novatos se olviden de que el espacio que ocupan las fotografías es mucho menor que el de los videos. Las cámaras no están hechas para almacenar docenas de videos largos. Por lo tanto, es mejor tener a mano algunas tarjetas de memoria para evitar quedarse sin espacio.

La tarjeta de memoria siempre es una buena inversión, ya que también te permitirá hacer fotos con tranquilidad.

Aprender a estabilizar tu cámara para grabar

La gran dificultad a la hora de grabar es la poca estabilidad. Si alguna vez has intentado grabar con tu cámara, seguro que has notado que la imagen se mueve un poco y, a veces, incluso mucho.

accesorios grabar videos
El trípode es un elemento imprescindible de cualquier fotógrafo.

Algunas cámaras tienen un estabilizador incorporado, que reduce en gran medida la trepidación al sostener la cámara en las manos. Pero esto no siempre es suficiente. Lo mejor es invertir en un buen trípode de cámara para no preocuparte de este tema, uno de los accesorios esenciales para grabar videos.

Para las compactas, existen los SteadyCam, unos brazos que aportan una muy buena estabilidad al dispositivo al poder moverlo. Estas herramientas se utilizan en particular para las GoPro pero pueden ser muy adecuadas para la cámara.

Modo video: saber cómo configurarlo correctamente

No es fácil saber qué ajustes elegir cuando empiezas en este ámbito y descubres tu cámara poco a poco. Pero el modo video a veces requiere tantos ajustes como para una foto, si no más.

Antes o después de que actives el modo video de tu dispositivo, debes elegir algunas opciones. El dispositivo puede preguntarte, por ejemplo, si quieres grabar en 4K, en Full HD o en una calidad inferior. Pero en ocasiones también tendrás que elegir el tamaño y la relación de aspecto de la imagen (16/9, 4/3, etc.).

Otro ajuste importante: el número de fotogramas por segundo. Por lo general, puedes elegir entre 24 o 25p, pero a veces puede ser más si quieres grabar a cámara lenta (50 o 60 fotogramas por segundo).

Por último, también deberás ajustar los parámetros habituales utilizados para las fotos: balance de blancos, brillo, contrastes, etc.

Elegir la luz adecuada para grabar

Sin luz, es imposible hacer una foto o grabar un video. Este es el concepto mismo de la fotografía: captar y capturar luces y sombras para transcribir las formas al papel.

Como habrás comprendido, saber usar la luz significa saber hacer buenas fotos y buenos videos.

trucos grabar videeos
Todo es cuestión de luces y sombras.

Cuando decidas grabar, ten cuidado de no estar a contraluz (de cara al sol) o de no estar en un lugar demasiado oscuro. Algunos dispositivos te permiten grabar fácilmente con poca luz (gracias al ISO y los sensores de fotograma completo), pero aun así es un ejercicio complicado, especialmente para sensores pequeños tipo APS o APN. Debes encontrar el equilibrio adecuado para jugar con la luz y obtener bellas imágenes.

Grabar con la cámara: optar por los planos fijos

Como ya hemos dicho, la cámara es una herramienta que permite hacer planos fijos, pero que se vuelve mucho menos eficiente cuando se trata de grabar en movimiento (hacer un travelling, por ejemplo). ¿La causa? La falta de un enfoque automático adecuado para el modo video.

Aunque el enfoque automático esté disponible en el dispositivo, es solamente para las imágenes fijas: las fotografías. Cuando la cámara se está moviendo, la cámara no puede hacer el enfoque automáticamente y por lo tanto será necesario ajustar la nitidez manualmente. Créenos: este ejercicio puede hacer que te vuelvas loco más de una vez.

Por lo tanto, lo mejor es grabar el video con planos fijos y así poder ajustar la nitidez de la imagen mucho más fácilmente. Puedes aprovechar la ventaja de poder jugar con la profundidad de campo, cosa que es difícil de conseguir con una videocámara.

Mejorar el sonido de la cámara

¡Es difícil encontrar sonido de calidad en una cámara! Para grabar una película de forma profesional, te recomendamos encarecidamente que inviertas en un micrófono externo.

En los dispositivos más eficientes, el micrófono se puede conectar directamente al dispositivo. En el caso de las cámaras compactas, por ejemplo, tendrás que utilizar el micrófono por separado y luego unir los dos elementos durante el montaje.

Un consejo: asegúrate de dar una palmada al principio de la grabación. Esto servirá como punto de referencia para fijar la imagen con el sonido, algo parecido a las claquetas de las películas.

Hacer varias tomas para la misma escena

Comenzar a grabar con una cámara no siempre es fácil si no estás familiarizado con la configuración, los conceptos básicos de la gestión de la luz u otros. Haciendo varias tomas de la misma escena, tendrás la seguridad de que al menos una toma será buena.

Esto no significa que tengas que hacer 50 tomas de la misma escena. Pero dos o tres tomas te pueden ayudar a evitarte sorpresas desagradables al editar.

Eso sí, si se trata de grabar tus vacaciones o un documental, realizar varias tomas será complicado, ya que corres el riesgo de estropear la espontaneidad. Pero en el caso de un video con guion, ¡no olvides este consejo!

Cambiar los ángulos de la toma con regularidad

como hacer buenos videos
Grabar desde diferentes lugares.

Variar las tomas es un excelente consejo cuando se graba con una videocámara, pero también y especialmente con una cámara fotográfica. De hecho, cambiar el ángulo de visión aporta renovación y ritmo a un video. Con una cámara, es muy complicado hacer fotografías en movimiento, pero grabar desde diferentes puntos de vista permite subsanar esta falta de dinamismo. Así podrás mantener la atención del espectador.

Sin embargo, presta atención a la coherencia entre los puntos de vista. El espectador debe entender dónde está cuando mira la escena. Evita mover los elementos de la escena entre dos grabaciones.

¡Ahora ya tienes todos los secretos para convertirte en el mejor director!

¿Necesitas un profesor de Fotografía?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.