Inicio
Dar clases particulares

Clase de canto a domicilio en Galicia

67 profes de canto en tu zona

¿Dónde buscas clases de canto?

Clases particulares - Superprof

Nuestra selección de profes particulares
de música en Galicia

Ver mas profesores-as

5.0 /5

Nuestr@s superprofes con una calificación media de 5.0 estrellas y más de 10 opiniones

10 €/h

Los mejores precios: 97% de profes dan su primera clase gratis y la hora cuesta de media 10€

18 h

Rápid@s como un rayo, nuestr@s profes contestan de media en 18h.

01

Encuentra
tu profe perfect@

Consulta libremente los perfiles y contacta un-a fantástico-a profe según tus criterios (tarifas, títulos, opiniones, clases a domicilio o vía webcam)

02

Organiza tus
clases

Habla con tu profe para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad.
Programa tus clases y págalas en toda seguridad desde vuestra mensajería.

03

Vive nuevas experiencias

El increíble Pase Alumno te da acceso ilimitado a tod@s l@s profesor@s, coaches y masterclass durante 1 año. Todo un año para descubrir las nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestr@s antigu@s alumn@s en Galicia
evalúan a sus profes de canto

Explora todos nuestras clases de canto disponibles

Déjate acompañar por l@s mejores profes de para tu clase de canto

Razones por las que recibir clases de canto

Por lo general, todo el mundo canta sin prestar atención a la entonación o afinación, cantamos sin más. ¿Te acuerdas de los festivales de Navidad o fin de curso del colegio en los que se cantaban canciones en grupo? ¿O aquella canción en solitario delante de los otros alumnos y familiares? La ventaja era que todos estábamos en el mismo barco, así que había pocas posibilidades de ser el blanco de bromas desagradables. Pero desafinar, al contrario de lo que mucha gente piensa, se puede corregir. No nacemos con una técnica vocal perfecta, y aunque algunas personas tienen más predisposición desde la infancia, los que no contamos con una voz melodiosa también podemos trabajar la técnica y mejorar. No es fácil y, como ocurre con cualquier aprendizaje, requiere una inversión de tiempo y trabajo personal para moldear las cuerdas vocales. Las cuerdas vocales son músculos y al igual que con el deporte, hay que trabajar estos músculos para relajarlos y fortalecerlos. Normalmente, el desafine se produce por no escuchar nuestra propia voz y por una carencia de oído musical: algunas personas ni tan siquiera saben que cantan como gatos. Pero se puede trabajar la voz para convertirse en un verdadero artista. ¿Quién no ha soñado alguna vez con pisar un escenario y cantar ante el público? También es posible cantar y vivir de su pasión en salas no tan abarrotadas, a menor escala. Interpretar canciones en bodas o en otro tipo de eventos es una buena manera de desarrollar la técnica vocal y, al mismo tiempo, ganar dinero. También puede ser que desees formar parte de un musical y cantar y bailar a la vez. Por supuesto, convertirse en una estrella es algo que solo experimentan unos pocos. Los demás tendremos que conformarnos con el canto como un placer o como un trabajo que aporta beneficios económicos en caso de poder dedicarse a ello profesionalmente. Ser un buen cantante es mucho más fácil cuando se cuenta con un oído y una sensibilidad musical desarrollados desde que se es pequeño. Cantar es un placer que puede disfrutarse con la familia o amigos, ya sea para celebrar una ocasión especial, o simplemente para divertirse en un karaoke. Las canciones forman parte de nuestra vida. La música y las canciones están presentes en los eventos deportivos, en las fiestas familiares como la Navidad o los cumpleaños, con ella expresamos nuestros sentimientos o rendimos homenajes… No se necesita ser un solista o cantar lírico para ello. Todos aquellos que aprenden a tocar la guitarra no tienen por qué tener el deseo de convertirse en Jimi Hendrix. Lo mismo ocurre con el canto.

¿Cómo se aprende a cantar?

Para cantar bien hay que empezar por adoptar una buena postura corporal, la cual ayuda a conseguir una buena colocación del diafragma y de la caja toráxica. Y es que para cantar hay que utilizar todo el cuerpo y, en especial, el abdomen: esternón, tórax, mandíbula, abdominales… El cuerpo desempeña la función de una caja de resonancia y los resonadores vocales intervienen en la afinación de la voz. De pie o sentado, hay que mantenerse derecho para poder abrir bien los pulmones. Es la mejor forma de trabajar la respiración. Gracias a ejercicios de respiración se podrá aumentar la capacidad pulmonar y tener más aliento. Ten en cuenta que la respiración es la base del canto. Cantar es un verdadero deporte y, por lo tanto, será necesario calentar la voz para no dañar las cuerdas vocales. Los ejercicios vocales no solo ayudan a calentar la voz, sino que también facilitan una mayor tesitura vocal. El bostezo también forma parte de los ejercicios de canto para conseguir que los músculos de la boca se relajen. Repetir gamas entre 15 y 20 minutos cada día ayuda a fortalecer los músculos vocales y a encontrar el registro de cada persona (tenor, barítono, soprano). Los registros de voz no se reservan exclusivamente a cantantes de ópera. Se puede estar más o menos cómodo cantando en un tono grave o agudo, a parte de aquellos que tienen una voz mixta. Tienes que encontrar el tono apropiado, tener un mejor conocimiento de tu propia voz y tener claro lo que ella es capaz de hacer y lo que es necesario trabajar. El trabajo y la constancia son esenciales para ganar confianza en uno mismo y llegar a descubrir cuál es tu estilo. Asimismo, para lograr impresionar al público con una tonalidad perfecta y una seguridad a prueba de bombas, es necesario ser consciente del trabajo que hay que realizar previamente. Un buen cantante también deberá perfeccionar la dicción (pronunciación y articulación, vocales, consonantes…), la respiración (control de la inspiración y de la expiración), el ritmo y las notas. Conocer bien el cuerpo y la manera de reaccionar es esencial para tener una bonita voz. Es del todo posible aprender a cantar sin ayuda. George Brassens, además de aprender la guitarra, aprendió a cantar de manera autodidacta. Más sorprendente, Luciano Pavarotti aprendió a cantar casi sin ayuda alguna, en los coros de la ópera de Módena. En otro estilo diferente, Prince también fue un aprendiz autodidacta. Aretha Franklin también aprendió por su cuenta y a los 14 años ya destacaba en el coro gospel de su iglesia. Un maestro de la improvisación es Eminem quien también aprendió rap gracias a las batallas en las que participaba. Como ves, estos ejemplos demuestran que es posible descubrir la voz por uno mismo. En cualquier caso, se trata de excepciones y lógicamente se aprende y se progresa mucho más si se asiste a clases de canto con un coach vocal. Aprender a cantar con un coach te permitirá evitar malos hábitos, los cuales son difíciles de eliminar posteriormente. Y es que cantar a pleno pulmón en la ducha nunca ha convertido a nadie en una estrella de la música.

Recibir clases particulares de canto

Es del todo posible dirigirse a una escuela de música para recibir clases grupales de canto, incluso formar parte de un coro. Puede ser suficiente para empezar, pero las clases grupales de canto no proporcionan un seguimiento individualizado para adquirir una buena técnica sin forzar la voz. Además, los más tímidos no se sentirán cómodos con la idea de cantar formando parte de un grupo por miedo a desafinar. Sin embargo, sí que es una buena manera para que los jóvenes aprendan música y se inicien en un estilo musical en concreto, como puede ser el jazz. La formación en música puede completarse con clases particulares de canto que contarán con un seguimiento individual y serán adaptadas al alumno en función de sus objetivos, fortalezas y debilidades. Las clases serán intensivas ya que el profesor solo se concentrará en su alumno. Además, las clases a domicilio proporcionan una mayor libertad en lo que a horarios se refiere. El profesor de canto se adaptará al horario del alumno y se desplazará a su casa. Dominar el arte del canto también puede pasar por algunas clases puntuales e intensivas, clases particulares o clases de técnica vocal para trabajar un punto concreto. Algunos elementos del canto son difíciles de asimilar de forma autodidacta y contar con el apoyo de un profesional es primordial para saber cómo de buena es la interpretación. Cuando se aprende solo, una opción es grabarse y escucharse para detectar los errores, pero nada comparable a la opinión de un experto. Se suele tener tendencia a ser demasiado exigente con uno mismo o, al contrario, pensar que somos geniales cuando no es el caso. El asesoramiento vocal permite adquirir una buena técnica de respiración abdominal, aprender a liberar tensiones y a articular, a cantar sin imitar a nadie, transmitiendo y, al mismo tiempo, gestionando los nervios. Un profesor particular estará ahí para corregir y ayudar al alumno a aprender a cantar de manera distendida en cualquier estilo musical. Para aprender a colocar la voz y a improvisar de manera lúdica, nada mejor que un coach vocal. Calentar la voz es una parte importante para relajar la faringe, la laringe y el velo del paladar. Un coach vocal es más que un profesor que manda ejercicios y que corrige. Está ahí para animar, ayudar a que el alumno se supere, a que se libere de sus miedos y para que pueda dar lo mejor de sí mismo. Le ayudará a pasar ese difícil de trago de cantar ante el publico por primera vez, si ese es su deseo. En nuestra plataforma, cientos de profesores particulares de canto están disponibles en toda España, para enseñar canto o incluso mejorar la presencia escénica. Son ellos los que fijan la tarifa según su experiencia, nivel del alumno, y zona geográfica. Enseñar a un alumno de conservatorio en Barcelona será más caro que enseñar a cantar a un niño por puro placer. Voz grave o aguda, ¿a qué esperas para recibir clases de canto en tu ciudad?

Nuestros mejores artículos sobre este tema