«Todos los niños deben tener un adulto que los cuide en su vida. No siempre es un padre o un familiar biológico. Puede ser un amigo o un vecino. A menudo es un profesor» - Joe Manchin

Para un alumno, un año escolar puede, dependiendo de su nivel, convertirse en una carrera de obstáculos. Ejercicios matemáticos de difícil comprensión, nociones difíciles de asimilar, métodos de trabajo ineficaces… En fin, muchas pequeñas cosas que, juntas, hacen que el alumno no consiga sus objetivos.

Teniendo esto en cuenta, ¿has pensado en impartir clases de apoyo escolar? El 44 % de los alumnos españoles recurre a clases particulares para reforzar la educación que reciben en colegios, institutos y universidades.

Y si tanta gente ha recurrido a ellas, ¡es porque recibir unas pocas horas más de clase funciona! Funciona e incluso tiene una gran demanda. ¡Las clases particulares tienen la ventaja de poder solicitarse cuando y donde queramos!

Como una ayuda escolar, el profesor particular actúa como apoyo para un estudiante. Le permite organizar sus sesiones de estudio, así como mantener el nivel durante las vacaciones.

Pero puede que te preguntes más concretamente cómo se organiza una clase de apoyo escolar, ¡sobre todo si quieres impartir clases particulares! ¿Te interesa? Aquí te indicamos cómo organizar tus clases de apoyo escolar, ¡ya sean clases particulares a domicilio u online!

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

La primera clase de apoyo escolar

partes clases de apoyo
Para ser un buen profesor, ¡es importante que primero evalúes a tus alumnos antes de empezar con las clases particulares!

Una clase particular, ya sea una clase de matemáticas o de inglés, es la oportunidad ideal para que el alumno haga todas las preguntas que no siempre se atreve a hacer en el aula. También es el momento, para un profesor, de poner en práctica su pedagogía, además de sus métodos de trabajo.

Pero para eso, ¡es importante tener una primera reunión! Porque, como toda relación, si la comunicación no es buena entre el alumno y su profesor, las clases particulares no surtirán efecto.

Una primera clase (a veces incluso gratis, ¡piénsalo!), te permite ver si tus métodos se corresponden con las expectativas del alumno, si puedes adaptar tus habilidades al programa escolar y si las clases escolares se realizan de tal manera que el apoyo escolar sea posible. Porque a pesar de la experiencia de los profesores de los centros educativos, ¡a veces no todo sale según lo planeado!

Por su parte, el alumno debe sentirse lo mejor posible contigo para mejorar lo máximo posible y cuanto antes. Para ello debes aumentar la confianza en sí mismo y las ganas de hacer los deberes y estudiar.

Si las cosas van viento en popa y el trabajo realizado juntos parece estar dando sus frutos, ya solo queda que añadas al alumno a tu horario y seguir mejorando con el tiempo.

La organización de una clase clásica de apoyo escolar

clases ayuda con los deberes
El apoyo escolar y las clases particulares son muy solicitadas por los estudiantes de la ESO con dificultades, ¡al igual que los alumnos de primaria o de bachillerato!

«Un profesor es una brújula que activa imanes de curiosidad, conocimiento y sabiduría en los estudiantes» - Ever Garrison

Dar clases particulares implica, por tanto, saber cómo aprovechar el tiempo de la clase, con el fin de darle el máximo de elementos a tu alumno para que progrese lo mejor posible. Afortunadamente, las clases de apoyo escolar siempre se dividen en varias partes, lo cual debes tener en cuenta antes de empezar.

¿El reto? Hacer que el alumno termine la clase con la mayor cantidad de información posible.

Evaluación

En primer lugar, una clase de apoyo escolar no puede comenzar con ejercicios desde el primer minuto, ¡ni mucho menos! Es fundamental evaluar la semana, el día, según la regularidad de las clases.

En la primera parte de la clase, que puede durar tanto 5 como 15 minutos, debes comprobar los conocimientos del alumno e intentar ver y comprender lo que el alumno ha aprendido en clase recientemente. En esta perspectiva, hay que indagar los puntos que parece imprescindible que haya que volver a ver, los conceptos que ha asimilado mal, etc.

En definitiva, intentamos ver en qué consistirá la lección o, mejor dicho, ¡la práctica!

La práctica

Esto es lo que la mayoría de las veces llamamos la clase «real». Si bien el enfoque inicial es fundamental, es en este momento (que constituye la parte más larga) cuando haremos el coaching escolar propiamente dicho. Desde ejercicios de matemáticas hasta el seguimiento escolar en química, pasando por lecciones de inglés, ¡aquí es donde empieza la práctica!

Desde una perspectiva de apoyo a domicilio, el paso anterior nos habrá permitido identificar los puntos sobre los que hay que incidir, para que el tiempo lectivo sea lo más provechoso posible para el alumno. Estos puntos pueden mejorarse tanto con clases particulares durante las vacaciones escolares como con clases una vez a la semana durante el período lectivo. Eso lo decide el alumno (o sus padres), ¡basándose en tus consejos!

Lo importante, al final, es poder poner en práctica tu método de trabajo para que el alumno aprenda de la mejor manera posible, recuperar su confianza e, incluso, enseñarle el gusto por las matemáticas, por ejemplo. Si es así, ¡el reto está superado!

También puedes considerar proponerle otros ejercicios además de los que tu alumno tiene que hacer en clase. Es una buena idea si crees que todavía no ha entendido bien los conceptos. ¡Nunca olvides que la clave es aportar pedagogía!

Las preguntas

ser profesor de apoyo escolar
Dar clases a domicilio o en el aula es la garantía de ver el progreso de su alumno según su nivel escolar.

Finalmente, el apoyo escolar a domicilio (u online) a menudo termina con una serie de preguntas. Durante unos minutos (según el alumno), tienes que preguntar sobre lo que se acaba de ver y averiguar si el alumno ha comprendido los conceptos.

Todo esto tiene lugar con el simple objetivo de saber trabajar mejor en la próxima clase, además de saber si seguir centrándonos en tal o cual tema, en tal o cual noción.

Esta última parte de la clase es también el momento ideal para que el profesor haga un balance de su enseñanza. Al observar cómo ha progresado el alumno, el profesor puede adaptar sus clases de apoyo escolar para ser lo más relevante posible.

¡Porque no olvidemos que la relación entre profesor particular y alumno es una calle de doble sentido! Si el alumno está contento, ¡significa que el trabajo del profesor está bien hecho!

La duración de una clase de apoyo escolar

duracion clases particulares
Un profesor de apoyo escolar ayuda a su alumno con los deberes. Pero cuidado, sigue siendo un trabajo y, a veces, ¡el tiempo se acaba!

Antes de considerar cuánto dura una clase de ayuda con los deberes, sería interesante preguntar cuántas horas pasa un alumno haciendo los deberes. Varía, según el nivel, la edad y la forma de trabajar que tengan los profesores del centro educativo.

De media, podríamos estimar que el tiempo que dedican los alumnos españoles a hacer los deberes cada tarde es de unos 50 minutos. ¡De media!

Y cuando se trata de las clases particulares, se entiende perfectamente que duren de media... ¡una hora! Es una buena forma de profundizar en los conocimientos del alumno.

El papel del profesor particular es más que el simple hecho de ayudar con los deberes; es un guía, un apoyo, por lo que puede hacer incluso que las matemáticas se conviertan en la asignatura favorita de un alumno que antes las odiaba.

Desde primaria hasta bachillerato, las clases de ayuda con los deberes son, por lo tanto, la oportunidad ideal para primero evaluar el nivel de un estudiante y después ayudarlo a acceder a nuevos conocimientos y nuevas reflexiones.

Y si el profesor particular es la piedra angular de esta enseñanza, la clase debe dividirse lo mejor posible para que el alumno tenga éxito en los estudios. El sistema educativo está configurado de tal manera que a veces algunos estudiantes de secundaria pueden, por ejemplo, sentirse perdidos frente al programa. Por lo tanto, es esencial saber cómo organizar su clase de apoyo a domicilio para generar confianza.

En Superprof o en otras organizaciones de clases particulares, lo principal para ser profesor particular es ser un apasionado de lo que haces y hacerlo lo mejor que puedas.

Entonces, ¿estás listo para dar una clase de apoyo escolar y ayuda con los deberes? ¡Tus alumnos te están esperando!

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

4,00 (2 nota(s))
Cargando...

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.