Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Publicado por Elvira, el 08/10/2019 Blog > Idiomas > Árabe > Los Lugares que Debes Visitar en Marrakech

Los 16 lugares que deberás visitar durante tu viaje a Marrakech

«El verdadero viaje de descubrimiento no significa buscar nuevos paisajes, sino verlos con nuevos ojos». – Marcel Proust

En 2019, Marruecos cuenta con nueve lugares inscritos en la lista del Patrimonio cultural de la UNESCO, hecho que atrae a muchos turistas al país. Y Marrakech ha sido durante mucho tiempo uno de los principales destinos en Marruecos.

Visitar un monumento, pasear por un callejón, hacer un viaje al desierto, probar el té de menta, dormir en un riad, contemplar las palmeras o mezquitas son actividades exóticas que tendrás que hacer a la hora de visitar Marrakech.

A continuación, te dejamos algunos de los lugares a donde ir para una estancia ideal en Marrakech. ¡Así que prepara tus dirhams y ponte en camino!

El Jardín Majorelle

Visita obligada en Marrakech, el Jardín Majorelle es un jardín botánico cuyo edificio principal está pintado en un azul muy llamativo, lo que le da un innegable encanto a este pequeño parque. No obstante, el Jardín Majorelle también es conocido por haber pertenecido al gran modisto Yves Saint Laurent y a su pareja Pierre Berger. La pareja compró este jardín en 1980 para hacer un proyecto de hotel en su lugar. Posteriormente pusieron en marcha unas obras para crear estos magníficos jardines.

Jardines marroquíes Uno de los lugares más bonitos de la ciudad de Marrakech.

En el jardín se esparcieron las cenizas de esta gran figura de la moda.

Para caminar por este remanso de paz, tendrás que pagar 7 €. Una entrada que merece la pena descubrir las hermosas plantas y la belleza del lugar. Calcula aproximadamente una hora para la visita.

La Mezquita Koutoubia

La mezquita Koutoubia es una joya arquitectónica de la ciudad de Marrakech. Se trata de una mezquita sunita del siglo XII, testigo del arte de los almohades. Es imposible no verla con su gran minarete en la parte superior, desde el cual los creyentes están invitados a rezar.

No obstante, ten cuidado porque los visitantes no musulmanes tienen prohibido entrar al edificio. Es decir, te tendrás que contentar con admirar esta obra arquitectónica desde el exterior y con el debido respeto a los fieles que vienen a orar. Así que evita estar demasiado cerca del edificio en el momento de la oración, ya que muchos musulmanes quieren pasar y entrar a la mezquita sin tener que cruzar una multitud de turistas.

La mezquita se encuentra cerca de la Plaza Jemaa-el-Fna. Así que puedes matar dos pájaros de un tiro.

El Palacio de la Bahia

Merece la pena visitar el Palacio de Marrakech, pero el Palacio de Bahia (que significa «Palacio de lo Hermoso o Brillante») es uno de los palacios más bonitos de la ciudad. Se remonta al siglo XIX y se extiende por no menos de ocho hectáreas. Es una de las principales atracciones turísticas de Marrakech. De estilo árabe e islámico, te encantará por su arquitectura y jardines.

El Desierto de Agafay

A unos treinta kilómetros de Marrakech, se encuentra el desierto de Agafay. Sobre cientos de hectáreas, el desierto es un viaje un poco cliché a Marruecos, ¡pero imprescindible! Para disfrutar de la hermosa postal, no olvides darte una vuelta para admirar el desierto hecho de rocas y dunas de arena, para verte en el desierto del Sahara a tan solo unos minutos de Marrakech.

El oasis encantado, en el corazón del desierto de Agafay, te permite admirar un poco la vegetación y los animales, ¡un verdadero tesoro escondido en medio del desierto! Las tortugas y las ranas también se relajan en los bordes de las fuentes de agua, un espectáculo inolvidable en un ambiente totalmente árido. También tendrás la oportunidad de ver algunas tiendas bereberes en el camino.

La Plaza Jemaa-el-fna

En el corazón de Marrakech, la plaza Jemaa-el-fna (que significa «lugar de los muertos») es el punto más emblemático de la ciudad. Este lugar adquiere la apariencia de un gran mercado callejero. La plaza se añadió a la lista de monumentos Patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO en 2008 y es monumento Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1985. Es imposible perderse este lugar donde encontrarás encantadores de serpientes y otras curiosidades.

Sin embargo, ten cuidado con el efecto perverso del turismo en este lugar. Muchos encantadores de serpientes te piden dinero después de que saques una foto.

Sin embargo, pasear y sentir la atmósfera del lugar al atardecer es una de las experiencias inolvidables de cualquier visita a Marrakech.

El Palmeral de Marrakech

Excursión por el desierto. Una pequeña excursión en camello, ¿te apetece?

Un poco lejos del centro, el Palmeral es una gran área natural de casi 15.000 hectáreas donde se pueden admirar miles de árboles de todo tipo. El árbol más representado es, por supuesto, la palmera, de ahí el nombre del parque, pero también puedes disfrutar de un huerto.

Para visitar este espacio, hay varias opciones disponibles para los visitantes: caminar por el parque a pie, en camello o en quad. Calcula entre media hora y dos horas, ya que el paseo para descubrir el Palmeral puede ser más o menos largo. Por supuesto, no descubrirás todo el parque en un día.

No obstante, el Palmeral de Marrakech no es solo un lugar natural. También es un espacio urbanizado por algunas casas y grandes complejos. Aquí es donde se encuentra el «Centro de la Tierra», un centro dedicado a la formación y sensibilización de las construcciones de tierra típicas de las regiones áridas de Marruecos. ¡Una oportunidad ideal para descubrir estas construcciones ecológicas y pintorescas!

Las Tumbas saadies

En este lugar, descubierto en 1917, los turistas pueden descubrir un gran mausoleo que alberga los cuerpos de saadianos, una dinastía árabe cuyo reinado se remonta a más de 350 años en Marruecos. La decoración del mausoleo es extraordinaria e increíblemente bien conservada. Deleitará a los amantes de la historia y la arqueología.

El Jardín de Menara

Lejos del centro de Marrakech, el Jardín de Menara ofrece descanso y relajación lejos del ajetreo y el bullicio del centro de la ciudad. Un destino perfecto para terminar el día y disfrutar de la tranquilidad del jardín. Rodeado de vegetación, un estanque de agua refleja el paisaje, incluidas las montañas del Atlas.

Para llegar allí, deberás saber que el jardín está a tres cuartos de hora a pie de la plaza principal Jemaa el-fna. También puedes optar por ir en taxi, un transporte barato en Marrakech.

El Palacio El Badi

También destaca otro gran palacio de Marrakech: el Palacio El Badi, impresionante por su tamaño. Construido a finales del siglo XVI, fue comisionado por el sultán saadí Ahmed al-Mansur Dhahbi para celebrar su victoria sobre el ejército portugués en una batalla llamada «La batalla de los Reyes Magos».

Palacios marroquíes. Palacios impresionantes al otro lado del Mediterráneo.

La Medersa Ben Youssef

Esta antigua escuela coránica construida en el siglo XVI por los saadíes, es un buen ejemplo de la arquitectura morisca. Hoy admirada por muchos visitantes, acogió durante más de cuatro siglos a estudiantes extranjeros y teólogos marroquíes. El conjunto podría alojar hasta 900 estudiantes. El edificio fue restaurado a mediados del siglo XX para recuperar su esplendor.

El Museo de Marrakech

Ubicado en el Palacio Dar Mnebhi que data del siglo XIX, el Museo de Marrakech permite visitar una obra arquitectónica de estilo andaluz y comprender la historia de Marrakech. Una visita que no debes perderte ya que este museo está ubicado en el centro de Marrakech.

La Medina

La Medina es el nombre del barrio histórico de Marrakech. Esta zona es el hogar de muchos de los sitios turísticos mencionados en este artículo. No obstante, aparte de los muchos edificios extraordinarios del centro de Marrakech, es igualmente agradable perderse por las callejuelas del barrio para descubrir la vida y la cultura marroquí. El barrio es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Las Cascadas de Ouzoud

Para admirar estas hermosas cascadas tendrás que darte un buen paseo, ya que se encuentran a 150 km de Marrakech. Aunque no están en la ciudad, las cascadas de Ouzoud se consideran uno de los lugares imprescindibles para visitar durante unas vacaciones en Marrakech. Destacan por ser las cascadas más altas del país. Los visitantes pueden admirar el paisaje y los pequeños monos mientras se bañan y disfrutan del sol.

Cascadas importantes en Marruecos. Date un chapuzón durante tus vacaciones.

Los zocos de Marrakech

¿Cómo visitar Marruecos sin pasar por sus famosos zocos? Los zocos son verdaderos mercados de artesanía real donde encontrarás en cada puesto productos locales: alfombras y telas marroquíes, cuero… ¡hay donde escoger para hacer buenos negocios!

Los turistas trabajan aquí el arte del regateo y la negociación para obtener el mejor precio. ¿Cómo? Comienza bajando el precio a la mitad y luego regateando con el vendedor.

El Jardín secreto

En un magnífico palacio construido en el siglo XIX, restaurado hace unos años, el Jardín Secreto revela a sus visitantes callejones de vegetación exótica para un verdadero cambio de escenario. ¡Una gran oportunidad para relajarse en el corazón de la ciudad de Marrakech!

El Museo Dar Si Saïd

Para descubrir más de cerca la artesanía marroquí, el museo Dar Si Saïd abre sus puertas a los más curiosos para dar testimonio de los conocimientos de Marruecos en términos de fabricación de alfombras. El establecimiento que lo alberga es tan suntuoso como las diversas alfombras en exhibición.

Entonces, ¿qué estás esperando para sacar el billete de avión?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar