«Soy irlandés, por el amor de Dios. Soy romántico.» - Pierce Brosnan

Los pubs, la catedral, los castillos, el whisky, el gaélico, ¡no hay duda de que hablamos de Dublín! Esta ciudad llena de vida, tan cosmopolita, es un destino de viaje ideal.

Entre las compras, la naturaleza y las entradas y salidas, la ciudad denominada «de las mil y una puertas coloridas» guarda más de un as en la manga para hacerte disfrutar de tu estancia en Irlanda.

Sin embargo, la verdadera pregunta que te debes plantear a la hora de organizar tu viaje, si quieres ir a la capital de Irlanda, es: ¿cuántos días necesitas para visitar Dublín? Se estima que la duración media de los viajes que realizan los turistas a la capital se sitúa entre los 5 y 7 días.

Entre el arte callejero o street art, el Trinity College, la cerveza Guinness y otras paradas obligadas, te ayudamos a planificar la duración de tu viaje en la República de Irlanda.

Visitar Dublín: hacer un planning para calcular qué tiempo necesitas

Viaje a Dublín
Cuando vas de viaje a Dublín, ya sea solo o con otras personas, ¡la organización es la base de todo! Es lo que te permitirá definir la duración de tu viaje, ¡pero también el número de noches que debes reservar en la ciudad!

Viajar a una ciudad extranjera implica cambiar de escenario. Y en Dublín, no hace falta que digamos que cambiarás y mucho. Música tradicional, cultura celta, el Libro de Kells, tantas palabras clave que suenan a una escapada increíble, tan solo a unas horas de avión de España.

Sin embargo, para planificar con éxito tu viaje, ¡no debes omitir este paso! Por ello, saber qué te deparará en Dublín es una buena forma de anticiparse, y no «perder» demasiado tiempo (o no pasar lo suficiente) en la capital irlandesa.

Dublín ofrece muchas actividades, por lo que el desafío será no volver a casa sin haber visto lo que realmente querías. La ciudad tiene la ventaja de que se adapta a muchos perfiles, desde viajeros solitarios hasta parejas de enamorados, pasando por grupos de amigos que vienen de fiesta a Temple Bar. Por todos estos motivos, planificar qué quieres hacer y cuándo es lo mejor.

Desde Trinity College hasta los grandes parques de la ciudad, pasando por la fábrica de cerveza Guinness, encontrarás algo para cada uno, pero es importante elegir qué queremos hacer. Con el fin de evitar discusiones y frustraciones in situ, al planificar con cierto tiempo ahorrarás tiempo y podrás saber cuánto tiempo necesitas para tu viaje.

Por supuesto, no hay nada que impida la improvisación una vez allí.

Visitar Dublín: establecer prioridades para calcular la duración de la estancia

No hace falta decir que al visitar una ciudad extranjera, o un país como Irlanda del Sur, no hay que hacerlo todo simplemente por el hecho de viajar. Por eso es muy importante, además de planificar, estar debidamente informados para priorizar determinadas actividades que nos gustan más o que se adaptan más a nosotros.

Para ello se pueden tener en cuenta varios criterios:

  • El interés por determinadas actividades.
  • El clima exterior, el tiempo, que puede orientar la estancia hacia actividades de interior o exterior.
  • El presupuesto, porque algunas actividades son gratuitas y otras bastante caras.
  • El número de personas que participan en este viaje.

Por lo tanto, una lista de prioridades puede ayudar a saber cuánto tiempo permanecer en una ciudad como Dublín. Porque sí, la riqueza y el dinamismo que ofrece a todos los turistas no debe hacernos perder la cabeza ante la multiplicidad de cosas. ¡Ahora te toca a ti!

Visitar Dublín: el momento de planificar con la familia

Descubre Dublín
Si realizas tu viaje con la familia, la ciudad de Dublín representa la quinta esencia de Irlanda: calles adoquinadas, tranquilidad, espacios verdes y una buena dosis de irlandeses. ¡Depende de ti definir el tiempo que quieres pasar en la ciudad!

En familia, las cosas no siempre salen como queremos, pero sobre todo: como esperamos. Muchas veces, y dependiendo de la edad de los niños, el tiempo pasa mucho más rápido y el viaje a Irlanda puede volverse incluso decepcionante.

Un niño quiere hacer esto, otro no quiere hacer aquello, el rompecabezas de las vacaciones puede volverte loco rápidamente. Además, no todas las atracciones y actividades en Dublín, como en otros lugares, están hechas para los más pequeños de la casa.

Por ejemplo, la visita a la prisión Kilmainham Gaol quizá no es la mejor idea para que luego no tengan pesadillas. Por el contrario, algunas visitas (especialmente al zoológico de Dublín) pueden prolongarse un poco más de lo esperado. Porque eso es lo principal: las vacaciones familiares están teñidas de imprevistos.

Sin embargo, ¿cómo no recordar después esos recuerdos comunes y las anécdotas que compartiréis con vuestros seres queridos tras el viaje? Porque  viajar a Dublín con la familia es también sinónimo de pasar unas buenas vacaciones.

No obstante, por todas estas razones, parece bastante justo planificar un viaje de entre 3 y 4 días, dependiendo de las actividades que quieras realizar y las salidas fuera de la ciudad. ¡El turismo irlandés te espera!

Visitar Dublín: el clima para planificar en pareja

Cuánto se necesita para visitar Dublín
Con sus espacios verdes y sus callejuelas, la ciudad de Dublín es un destino muy popular entre las parejas. ¿Un fin de semana o más tiempo?

«Crees que los galeses son simpáticos, pero los irlandeses son fabulosos». - Bonnie Tyler

¡El ambiente acogedor de Dublín también tiene algo reservado para las parejas! La capital irlandesa también puede, de alguna manera, definirse como una ciudad romántica, por todos los atractivos que tiene que ofrecer.

El parque de St Stephen's Green y sus lagos son una llamada a la calma, las típicas calles empedradas de Temple Bar durante el día para recargar pilas... hay tantas cosas que hacer que si viajas en pareja, os permitirá conoceros mejor, pero también disfrutar al máximo del viaje de la manera más bonita posible.

Dublín es, por lo tanto, una ciudad donde se vive bien y donde cada tipo de viajero encontrará algo para él. Cuando viajas en pareja, es bueno planificar un fin de semana de al menos 3 días (puente) para visitar Dublín mientras creáis bonitos recuerdos juntos.

Una vez más, todo es cuestión de gustos, ¡y el tuyo puede definir una duración más larga, en función de tus prioridades!

Visitar Dublín: el tiempo para planificar con amigos

Dublín se suele relacionar con la cerveza Guinness en el distrito de Temple Bar. Cuando eres joven, esta imagen no pasa desapercibida. Una estancia en la capital irlandesa garantiza que podrás disfrutar del ambiente festivo de la ciudad, mientras descubres un nuevo destino.

Entre las visitas turísticas y la cultura, Dublín parece ser la ciudad ideal para los grupos de amigos. Estudiantes o no, ¡todos encontrarán lo que buscan!

Después de visitar la biblioteca del Trinity College, ¿por qué no dirigirse a la destilería Guinness y realizar la visita guiada que termina con una degustación? Después de eso, ¡puedes darle rienda suelta a la noche! Dublín es una ciudad joven, dinámica y cosmopolita que te enamorará.

Por todo esto, al igual que si viajas en pareja, una estancia de entre 2 y 3 noches parece perfecta para descubrir la ciudad y sus habitantes. Además, nada te impide ir al Castillo de Dublín para familiarizarte con la historia irlandesa antes de ir de fiesta por Temple Bar. ¡Hay que encontrar el punto medio ideal cuando estás con amigos!

Visitar Dublín: el tiempo para planificar un viaje solo

Visitar solo Dublín
Un recorrido en solitario por Dublín es una gran alternativa para ahorrar tiempo de viaje. Entre lo que no quieres hacer y el tiempo que ahorras en ver cosas que no quieres ver, ¡la estancia se puede acortar con bastante facilidad!

Algunas personas nacen como lobos solitarios y son viajeros que no necesitan compañero, mochileros solitarios, cuyo simple objetivo es descubrir un destino y compartir momentos con los lugareños. Una forma de viajar que se adapta bastante bien a un recorrido por Irlanda, conociendo más sobre los vikingos, visitando los acantilados de Moher o Connemara.

Esta forma de viajar también está presente en ciudades como Dublín, cuya mentalidad abierta lo convierte en un terreno fértil para los viajeros solitarios. Una cata de whisky en solitario nunca ha hecho mal a nadie, ¡ni mucho menos!

Todo está listo para ser descubierto. No obstante, otra ventaja de viajar solo en Dublín es, por supuesto, que es fácil hacer lo que quieras sin restricciones externas.

La desventaja, para algunas personas, es no tener que hacer cosas que no quieres, irte con tu única mochila es sinónimo de poder realizar la estancia como mejor te parezca.

Por lo tanto, visitar Dublín solo se puede hacer en dos o tres noches, según lo que desees hacer y el camino que quieras darle a tu viaje. Sea lo que sea, bienvenido al oeste de Irlanda, ¡no te arrepentirás de tu excursión!

Como ves, visitar Dublín es una muy buena idea. Sin embargo, a la hora de calcular el tiempo que pasar en la ciudad, entran en juego varios factores.

Sin embargo, de manera más general, aunque un fin de semana largo puede bastar para conocer las principales actividades de la ciudad, parece relevante decir que 3 o 4 días bastan para hacerse una idea general de la capital.

Entre el parque nacional, las colinas y el centro histórico, ¡los tesoros de Dublín te aguardan! ¡Feliz estancia en Irlanda!

¿Necesitas un profesor de Inglés?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».