Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Por qué aprender a tocar la batería en un conservatorio

Publicado por Marisol, el 13/08/2018 Blog > Música > Batería > Cómo Aprender a Tocar la Batería en un Conservatorio

«Si amamos tanto la música, es porque es la palabra más profunda del alma, el grito armonioso de su alegría y su dolor» – Romain Rolland

La batería es ese instrumento musical que escuchamos mucho, pero del que es probable que no hablemos lo suficiente. Y, sin embargo, es una parte integral de la música más actual, y da un nuevo aire al tempo, al ritmo y a la musicalidad contemporánea.

Hay diferentes maneras de aprender a tocar este instrumento, como en un conservatorio de música, cuyo carácter oficial y reconocido ha demostrado ser eficaz.

Sin embargo, puede ser interesante mirar más de cerca este modo de formación cuando se trata de aprender a tocar la batería, o simplemente aprender cualquier instrumento.

¿Qué es un conservatorio de música?

Clases de batería en un conservatorio El conservatorio, ese lugar tan valorado, a menudo majestuoso, que acoge los talentos potenciales del mañana.

El conservatorio tiene la ventaja de beneficiarse de una imagen bastante prestigiosa. Es ese tipo de lugares del que se piensa que entran (y, por lo tanto, salen) solo grandes talentos, independientemente de la disciplina impartida: violonchelo, trompeta, solfeo, trombón y todas las prácticas artísticas en sí mismas.

Es ese lugar, similar a una escuela de música, donde la formación musical tradicional está en sintonía con la música contemporánea, y donde el ritmo es bastante formal. Esta es su característica principal: implica un gran compromiso; es una formación que ofrece un título y que requiere trabajo y rigor por parte del alumno.

Accesible desde una edad muy temprana, el conservatorio ofrece clases de formación instrumental más o menos cortas, incluyendo las clases de batería. Integrar una orquesta sinfónica, tocar en un recital de música de cámara… Todo esto es posible en el conservatorio, según el instrumento musical que se practique.

Por otro lado, es esencial que un niño sepa conciliar su horario escolar con las clases de batería. De hecho, si te embarcas en el aprendizaje de este instrumento en un conservatorio, aprender la batería es muy interesante, pero puede ser que te quite mucho tiempo.

Esto es algo que no se debe ignorar de este tipo de formaciones: el conservatorio requiere mucho trabajo, por lo que algunas personas se dan por vencidas en el camino. Hay conservatorios en toda España, especialmente en las grandes ciudades, donde son conocidos a nivel nacional por los instrumentistas y por el Ministerio de Cultura.

Así, el conservatorio es un lugar donde el esfuerzo rima con el resultado de tu trabajo, y donde no solo se estudia la música clásica a lo largo de todo el año, ya sea que se aprenda la guitarra clásica, el oboe o el canto lírico. Se trata de una auténtica orientación profesional de cara al futuro, ¡que hay que pensar bien!

Es la formación y el prestigio lo que hacen brillar la profesión de baterista, reconciliando las artes y la profesión. A la luz de la flauta, el arpa o el clarinete, la batería es una formación totalmente independiente de cultura musical en el conservatorio.

Descubre también cómo aprender a tocar la batería en una escuela de música.

Las clases de batería en el conservatorio

«En mi opinión, la música se comparte; de lo contrario no es divertida» – Maurane

Aprender batería en un conservatorio En algunas partituras, la batería se aprende y puede dar sentido a la música.

Al integrar un conservatorio, independientemente de la ciudad en la que te encuentres, es esencial que te apasione tu instrumento musical. La batería no es una excepción a la regla, y requiere aprender solfeo, el ritmo y el tempo, ya tengas 5 o 12 años.

Aunque se puede aprender teatro, canto coral o danza contemporánea, la batería es el instrumento que te interesa del conservatorio. Para entrar, hay que pasar una prueba de acceso, a menudo bastante selectiva, que nos asegura una plaza en este tipo de formación musical.

La formación se lleva a cabo durante varios años y permite al alumno obtener un diploma, que le servirá para ser reconocido entre sus compañeros, tras haber aprendido las bases (¡y mucho más!) de la batería, el solfeo rítmico y la percusión. Es una auténtica educación artística, ¡que deja poco espacio para la improvisación!

El joven músico se embarca en un universo que, aunque supone un cierto gasto, es una gran ventaja para su educación artística. Este mismo universo le permitirá, una vez salga del conservatorio, dar rienda suelta a su creatividad, ¡hasta, por qué no, llegar a fundar un cuarteto de rock!

Tipo de clases de batería en el conservatorio ¡Anímate a aprender a tocar la batería en un conservatorio!

Este tipo de centro cultural acoge a un cierto nivel de iniciación musical, y la formación la proporcionan profesores eméritos, con estudios excelentes y salidos de grandes conservatorios. Este equipo de enseñanza será el que le enseñará la cultura y la técnica al alumno durante el año escolar, entre clases individuales y proyectos educativos.

Porque sí, tendemos a olvidarlo con demasiada frecuencia, pero el profesor de música es el que va llevar a cabo la formación de batería, el plan de estudios y la educación musical. Por lo tanto, es esencial saber cómo seguir sus consejos, desde el formulario de inscripción hasta las master classes.

Una clase cultural es larga y corta al mismo tiempo, y la formación de la batería también debe permitirle al alumno sumergirse en lo que le ofrece su entorno cultural, especialmente en su ciudad. El plan de estudios en el conservatorio proporciona toda la información necesaria, para que el alumno pueda cultivarse y perfeccionarse durante el aprendizaje.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo aprender a tocar la batería por tu cuenta.

Detalles que hay que saber para aprender a tocar la batería en el conservatorio

«La vida es como la música: tienes que aprender solfeo para no desafinar y realizar obras complejas» – Anna Ostrovskaya

Aprender a tocar la batería en un conservatorio Para dar conciertos, los músicos suelen hacer formaciones, ¡como el conservatorio!

¿Es necesario comprar una batería para aprender a tocarla? ¿Puedo entrar en un conservatorio a los 35? ¿Quiénes van a ser mis profesores exactamente? Puede que te hagas muchas preguntas antes de entrar en el conservatorio, ya quieras tomar clases de violín, piano de jazz o viola da gamba.

Una vez pasados los 30 años, e incluso antes, hacer una formación de batería en un conservatorio resulta bastante complicado. En tales casos, es necesario solicitar una excepción, que puede que no acepten, especialmente si tu nivel no se considera lo suficientemente bueno para la práctica de la batería.

Si bien este tipo de formación se paga anualmente, dependiendo del ciclo, dura entre 1 y 8 años para los más jóvenes y más avanzados. Es un gran compromiso a largo plazo que atestigua la pasión por la batería, desde la audición hasta lograr un desarrollo personal y artístico por parte del alumno.

De todos modos, ya sea el 1er ciclo o no, según las plazas disponibles, lo más interesante es tener pasión y saber que el trabajo será la clave del aprendizaje. Ya sea para aprender canto, el clavicémbalo o la tuba, un conservatorio no perdonará a las personas perezosas y no motivadas.

Porque obviamente también es una pequeña competición, que más bien debería verse como una emulación, donde todos los alumnos intentan superarse para avanzar mutuamente y lograr este despertar musical.

Los jóvenes músicos, aunque cuentan con el apoyo de profesores cualificados, también deben saber cómo adaptarse a sus conocimientos, y viceversa. Un buen profesor es aquel que sabe entender las dificultades de su alumno para hacerlo progresar. Este suele ser el caso de los profesores de conservatorio.

Porque el cuerpo docente es el núcleo central de una formación de batería, que nos enseñará a manejar las baquetas con tanta destreza como sea posible, a entender el significado del tempo en la música actual, y nos iniciarán en la sensibilidad musical, ¡y, por qué no, incluso teatral!

Una clase de música reúne todo esto y mucho más, para brindar una creación musical lo más técnica y artística posible a la salida, más profesional que las asociaciones culturales.

Sea como sea, el hecho es que la batería, si se aprende en el conservatorio, es un instrumento musical que tiene el mérito de interesarse por ella por una buena razón. De hecho, a menudo es quien rige el ritmo y el tempo y da un sentido adicional a la música tradicional, aparentemente bastante neutral.

Enseñar y aprender a tocar la batería en un conservatorio es saber que todos los elementos se reúnen para, un día, por qué no, convertirte en un gran baterista profesional de una banda de rock, o simplemente por tu cuenta.

¿Quieres saber también cómo encontrar un profesor particular de batería?

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar