Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio

¡Encuentra tu superprof de batería ya!

Nuestros profesores de batería han preparado muchos artículos para ayudarle a progresar. Descubre el mundo de los mejores baterías y la práctica de este instrumento. Superprof es la referencia para los profesores de batería, 800 profesores confían en nuestro servicio. ¡Encuentra tus clases de bateria ya!

Por qué tocar la batería

La música es una actividad de lo más relajante, tanto para principiantes como para profesionales. Ukelele, piano, flauta travesera, batería, guitarra eléctrica, violín, trompeta, violonchelo, acordeón, saxofón… Cada instrumento es único y tiene una magia especial.

Y nos hacemos una pregunta, ¿por qué elegir unas clases de batería, en concreto?

Si quieres tocar en un grupo de rock (o de cualquier otro estilo), sabrás que la batería es, sin lugar a dudas, un instrumento esencial. Caja, platillos, bombo…: conocer cada una de las partes de la batería como la palma de tu mano te permitirá dominar el instrumento a la perfección, sea cual sea tu estilo (jazz, rock, pop, blues, etc.).

Tocar la batería también puede ser una técnica estupenda para descargar energía tras una larga jornada laboral. Una pequeña sesión de improvisación para perfeccionar y dejar volar tu creatividad es ideal para desconectar por completo. En vez de soltar tu ira en una persona, suéltala a través de las baquetas.

Desarrollarás tanto tu creatividad musical como tu ritmo (para lo que te recomendamos también que te hagas con un metrónomo). Puede que hasta te hagas profesor de batería una vez que ganes experiencia y domines el instrumento. Si te apasiona la música, conoces bien la guitarra y te fascina la enseñanza, serás un profe de música estupendo.

Aprender a tocar la batería con un profesor particular

Las clases de batería pueden ser tan diferentes como los perfiles de los profesores de música que las imparten. Escuela de música, clases particulares, clases personalizadas, sesiones a domicilio, clases de batería, aprendizaje autodidacta… Cada batería en potencia debe buscar la forma más cómoda y adecuada de aprender.

Las clases particulares de batería son una elección magnífica para los que quieren tener a alguien que les haga un seguimiento personalizado para su progresión.

Aprender a tocar la batería con un profesor particular de música te permitirá que hagas tu propio programa de aprendizaje (uso de tablaturas, tempo, formación musical, uso de pedales, lectura de partituras, musicalidad, técnica instrumental, etc.). Solo tienes que ponerte de acuerdo con el profesor para organizar las clases de batería.

Puedes elegir un profesor entre cientos de perfiles distintos. Unos tienen más experiencia, otros ofrecen precios más económicos, otros trabajan más lejos, otros se centran en estilos específicos.

Cada alumno debe encontrar el perfil que más le convenga, igual que a la hora de comprar un instrumento (por ejemplo: ¿versión eléctrica o acústica?).

Para ayudarte a tomar la decisión correcta, puedes optar a una clase de prueba con el profesor que elijas para presentarle tus objetivos y que te enseñe posibles metodologías o planes de trabajo. También podéis aprovechar esa sesión para acordar la frecuencia y el horario de las clases de batería, u otros detalles: ¿te interesaría quizás aprender otros instrumentos (piano, guitarra, bajo, contrabajo, etc.) o incluso aprender a cantar?

Cómo progresar con la batería

Para ser músico profesional, tienes que trabajar. Y no solo con clases. Para progresar con la música, debes practicar con frecuencia para no perder todo lo que vas aprendiendo.

Repitiendo los gestos, por ejemplo, conseguirás automatizarlos y avanzar mejor.

Para no perder motivación, practica con canciones que te gusten. Reggae, hard rock, heavy metal, jazz, música actual, funk… Sácale el máximo provecho a tus gustos musicales. Intenta hacerte con tablaturas o tocar de oído. Desarrollarás más rápidamente tu oído musical.

Aprovecha cada ratito que tengas para practicar y tocar, sobre todo entre clase y clase, y pídele a tu profesor ejercicios para practicar. Las clases de música (ya sean de percusión o de otro instrumento) te permitirán aprender todas las competencias y rudimentos de un batería profesional (coordinación de manos, uso de baquetas, etc.).

¡Pero cuidado con el ruido! ¡No molestes a los vecinos!