«Los sonidos deben ser atrapados en vuelo para que no caigan en oídos sordos». - Eugène Ionesco

Un micrófono, una mesa de mezclas, altavoces... ya tienes todo lo que necesitas para grabarte cantando tus éxitos favoritos. No obstante, ¿echas en falta algo? Por supuesto, ¡la tarjeta de sonido! Ya que esta herramienta es lo que te permitirá grabar la voz para tenerla en un ordenador o portátil.

Aunque los inicios de la digitalización del sonido fueran en el año 1981 (la creación del CD), la tarjeta de sonido es, en el contexto de la informática, lo que te permitirá que la idea de tener un home study en casa sea totalmente factible, así como resaltar la voz de una manera sencilla y creativa.

Sin embargo, ¿cómo saber cómo escoger una tarjeta de sonido para grabarte? ¿Cómo cantar con un buen equipo de sonido? A continuación, te dejamos un resumen rápido para que sepas cómo elegir una tarjeta de sonido.

¿Qué interés puede tener una tarjeta de sonido a la hora de cantar?

Cantar: tarjeta de sonido
Cuando se canta, ¡la tarjeta de sonido resulta realmente interesante a la hora de la grabación!

¿Una tarjeta de sonido? Pero ¿para qué? En concreto, una tarjeta de sonido es un componente de un ordenador que también puede ser externo. Procesa elementos de sonido, sin excepción, en entrada o salida. Por lo tanto, una tarjeta de sonido transforma una señal analógica (una voz, por ejemplo) en una señal digital.

Puede presentarse de tres formas diferentes:

  • Un chip integrado en la placa base.
  • Una tarjeta interna.
  • Una tarjeta externa.

Depende de ti decidir qué tipo de tarjeta se adapta mejor al uso que quieras darle, sobre todo si la buscas para cantar. Por ejemplo, para componer música, la tarjeta de sonido externa parece ser la más adecuada, mientras que el firewire se adapta más bien a proyectos muy pesados. ¡Ahora aprende a conectar tu nueva interface de audio!

Aspectos que tener en cuenta para escoger una tarjeta de sonido

Necesidad de la tarjeta de sonido.
Sí, para cantar y grabar, no nos basta con un micrófono, ¡una tarjeta de sonido resulta esencial!

Conexión de una tarjeta de sonido para cantar

La conexión es muy importante a la hora de elegir una tarjeta de sonido para cantar, ya que esto es lo que permitirá conectar dos polos. Hay dos formas principales de conectar la tarjeta de sonido:

  • Conexión USB o USB3 con un PC o un Mac.
  • FireWire, una tecnología más rápida, para la que necesitarás tener un puerto FireWire en el ordenador.

Ten en cuenta que los ordenadores Mac tienen el privilegio de contar también con un puerto Thunderbolt para conectar la tarjeta de sonido.

Entradas y salidas requeridas para una tarjeta de sonido

En el caso del canto, vinculado a la elección de la tarjeta de sonido, la grabación se suele realizar desde un micrófono, utilizando una interface de audio USB o no. De este modo, necesitarás una o más entradas XLR en la tarjeta de sonido.

En concreto, ¿qué es una entrada XLR? Al igual que el conector Jack, se trata de un tipo de conector utilizado principalmente en el mundo del espectáculo, que suele tener tres puntas, aunque los hay de hasta 7. ¡Para una calidad de audio optimizada!

Entradas de una tarjeta de sonido

Al cantar, hay que pensar en la cantidad de entradas, que luego definirán la elección de la tarjeta de sonido para grabar. Quizá pensemos que basta con una sola entrada, pero suele ocurrir que la voz no va sola, sino acompañada de instrumentos.

Por lo tanto, hay que pensar con antelación y considerar la cantidad de actores de sonido que podrían participar; por ejemplo, una guitarra y una voz, ya tenemos dos. Sin embargo, algunos instrumentos, como la batería, son un poco especiales, ya que son muy pesados ​​(un bombo, una caja, etc., por lo que naturalmente cambia el número de entradas). Volveremos a esto con más detalle más adelante.

Ya lo hemos comentado, pero existen varios tipos de entradas: Jack y XLR. A veces, incluso una entrada digital, dependiendo del tipo de dispositivo que tengas.

También es aconsejable, a nivel de las salidas, verificar que haya una salida para auriculares. Así, se establecerá como la base para escuchar cantar y, por lo tanto, para grabar. Sí, ¡las tarjetas de sonido son todo un mundo!

Salida del monitor de estudio

Criterios para escoger una tarjeta de sonido.
¡Cualquiera sea la calidad de su tarjeta de sonido, su papel es crucial para grabar el canto!

Para la salida, las necesidades de sonido también son esenciales, en función de las necesidades y la entrada de los altavoces (siempre hay adaptadores). Los formatos más profesionales son XLR o Jack TRS.

Por lo general, es mejor elegir una salida con un botón de control giratorio spdif, para que puedas cambiar el volumen de forma más natural y sencilla. Porque con un ratón, las cosas son mucho más complicadas.

Con respecto al monitoreo, a menudo se recomienda tener un monitoreo directo sin latencia.

Si te hubieran dicho que escoger una tarjeta de sonido suponía tanto quebradero de cabeza, no lo hubieras creído, ¿verdad? Sin embargo, ¡cantar y grabar no es solo una cuestión de voz, sino de material!

El convertidor AD/DA para una tarjeta de sonido

El convertidor AD/DA (Analógico a Digital, Digital a Analógico) es una parte sumergida del iceberg que es la tarjeta de sonido. Sin embargo, su función es esencial, ya que convertirá la señal analógica (en este caso, la voz) en digital.

Por lo tanto, la calidad del sonido debe ser la mejor y más clara, y el convertidor intentará reproducirla de la forma más fiel posible. Podemos decir que se parece a un sensor digital en una cámara de fotos ya que habrá que elegir el sonido con la resolución más nítida. Para ello, hay dos parámetros principales:

  • La frecuencia de muestreo, que corresponde al número de muestras por segundo. Generalmente, una frecuencia de 44,1 Khz es suficiente para cantar con una buena calidad de sonido.
  • El número de bits, que, cuanto más grande sea, más cercano será el valor numérico de la amplitud al valor original, y, por lo tanto, a la voz. Así que ten cuidado de no saturar el sonido cuando grabes. A menudo, se recomienda un formato de 16 bits (formato de CD), de 24 bits o de 32 bits, según los usos específicos.

La latencia de la tarjeta de sonido para cantar

En una tarjeta de sonido, y en el contexto del canto, la latencia hace referencia al tiempo que la tarjeta de sonido (acompañada del ordenador) tardará en reproducir el sonido emitido.

Como es lógico, cuanto más baja sea la latencia, más cómoda nos resultará. No obstante, se puede ajustar, gracias al software de la tarjeta de sonido, solo hay que ajustar el tamaño de los buffers.

Ten en cuenta que por debajo de 10 ms, la latencia es casi imperceptible, ¡lo cual es una pena para cantar!

Hoy en día, la mayoría de las tarjetas son externas, ya que resultan fáciles de transportar y aptas para varios sistemas.

El uso de la tarjeta de sonido

Escoger una buena tarjeta
En algunas ocasiones, hay algunos auriculares que son mejores para cantar que otros; solo tienes que saber por qué.

Una tarjeta de sonido permite ofrece diferentes opciones de conexión, por lo que será interesante saber qué uso se le va a dar.

Por ejemplo, si te grabas solo, o si quieres grabar solo la voz, independientemente de los instrumentos musicales, te bastará con una tarjeta de sonido con 2 entradas. Las dos entradas se utilizarán para grabar a través de 2 entradas mono o un solo instrumento en estéreo.

Sin embargo, si tu objetivo es cantar varias personas, conectar varios micrófonos, conectar un conjunto completo o capturar un sonido de fondo además de la voz, necesitarás que la tarjeta de sonido tenga más de dos entradas. El número exacto se definirá naturalmente con un uso específico o el número de cantantes.

Ten en cuenta que el software (que suele traer la tarjeta de sonido) debe ser compatible con la grabación simultánea. ¡Asegúrate antes de invertir en ella!

Sí, invertir es la palabra, ya que cuantas más entradas haya en una tarjeta de sonido, mayor será el precio. Una tarjeta de sonido puede costar desde 30 € hasta 1.500 €.

Tendrás que definir qué uso le vas a dar, qué quieres grabar, etc.

Ejemplos de tarjetas de sonido para grabar

Debido a que el mundo del sonido resulta en ocasiones un poco complejo, aquí te dejamos algunas tarjetas de sonido más o menos costosas, más o menos eficientes. Se trata de una pequeña lista (poco exhaustiva), que te permitirá encontrar la mejor tarjeta de sonido y elegir el producto a conciencia:

  • Tarjeta Behringer UMC22 U-Phoria Interface de audio USB 2.0: 2 entradas/2 salidas.
  • Native Instruments Komplete Audio 6.
  • Tarjeta de sonido externa Focusrite - Scarlett 2i2 (2.a generación): compatible con Mac y PC.
  • Tarjeta de sonido Creative Sound Blaster X-Fi HD - Tarjeta de sonido Audiophile USB - SBX ProStudio.
  • Focusrite Scarlett 2i2.
  • PreSonus AudioBox iTwo.
  • entre otras muchas más.

A través de este artículo, esperamos que hayas comprendido que la elección de una tarjeta de sonido es difícil pero resulta a la vez fascinante. Teniendo en cuenta los diversos criterios, hasta el precio general, la grabación adquirirá un aire más profesional, especialmente en términos de interpretación.

Entonces, entre la salida de audio, los conectores y el puerto USB, ¿está listo para ponerte frente al micrófono y empezar a cantar?

¿Necesitas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».