«Poca gratitud se tiene por el maestro cuando se continúa siendo siempre alumno», Friedrich Nietzsche.

Estudiar y repasar lo que has dado en clase, volver a leer los textos y memorizar es el día a día de cualquier alumno, desde primaria hasta que finaliza sus estudios. Para sacarse la ESO, aprobar selectividad o acabar la carrera es fundamental saber cómo trabajar en casa. Hay a quién le funcionan los esquemas, los resúmenes, quién tiene memoria fotográfica... cada persona es diferente, pero lo cierto es que hay ciertos métodos que pueden ayudar a la gran mayoría de los estudiantes.

En este artículo te contamos algunos trucos.

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Hacer los deberes en el lugar adecuado

El entorno es el primer aspecto al que hay que atender a la hora de hacer los deberes y conseguir que el tiempo que le dedicas sea de provecho. Cuando estamos a gusto en nuestro lugar de trabajo es más sencillo concentrarse y encontrar la motivación para hacer los deberes. Incluso puede que te sientas tan a gusto que disfrutes de este momento. Aprender es apasionante.

El momento de ponerse a repasar y estudiar
Tener el escritorio ordenado es fundamental para tener las ideas ordenadas.

¿Dónde instalarse?

Por supuesto, en un lugar tranquilo. La cocina y el salón son lugares nada recomendables, ya que suele haber más gente y la pieza está destinada a otras funciones. El ruido y el ambiente distendido te darán ganas de hacer de todo menos estudiar.

Lo mejor es tener un escritorio en tu habitación. Y si puedes permitirte tener un cuarto de estudio, sería todo un lujo. En el escritorio deberás tener todo lo necesario para trabajar: un flexo para tener buena luz, folios, libretas, subrayadores, etc. Será el lugar en el que esté siempre tu material de trabajo.

Intenta mantener el escritorio ordenado y que la silla no sea tu segundo armario. Aunque bien es cierto que la silla con el montón de ropa es ya parte de nuestra cultura.

Para conseguir un ambiente de trabajo puedes también poner música. Pero no cualquier tipo de música vale, ya que te puede desconcentrar. En Spotify encontrarás decenas de listas de música para concentrarte.

Organizar el escritorio

Como ya hemos mencionado en el apartado anterior, el material escolar debe estar todo en el mismo lugar, evita andar dejando apuntes y libros por toda la casa.

Ordena los subrayadores, las carpetas y las libretas. Apila los libros de texto en un mismo lugar. Además, así tendrás a mano todo el material mientras estás estudiando y no perderás tiempo buscando por casa.

Esto te permitirá ser más eficiente y ganar tiempo. Pasar diez minutos buscando el libro de mates o la libreta de inglés por la casa está claro que no es una forma eficaz de gestionar el tiempo.

Desde primaria te habrán enseñando (e incluso exigido) tener una libreta, una carpeta o un compartimento en la clasificadora para cada asignatura. Sigue con esa costumbre. Nada de hojas sueltas que no sabemos de dónde han salido.

Tener un espacio de trabajo ordenado y una clasificadora organizada es la base para tener unos buenos hábitos de estudios.

Evitar las distracciones

Hacer los deberes después de todas las horas de clase exige un esfuerzo extra de concentración que algunos alumnos no consiguen. ¿Por qué? Porque aparte de estar cansados de su rutina diaria, tienen demasiadas distracciones a su alrededor.

Aprender de memoria el tema
¿Tienes ganas de ver qué hay de nuevo en Instagram? Antes tienes que acabar los deberes.

¿Has intentado hacer los deberes delante de la televisión? Una conversación interesante, una secuencia graciosa, un anuncio de un nuevo producto... cualquier excusa vale para levantar la vista de los apuntes y mirar la tele.

Lo mismo pasa con el móvil. ¿Has recibido una notificación? Coges el móvil, la miras, interactúas, después entras en Twitter y en Instagram a ver qué hay de nuevo... y, ¡pam! se ha pasado media hora.

Para los más pequeños, aunque no sea a través de las pantallas, las distracciones también están ahí: los juguetes que están tirados por la habitación atraerán indudablemente a los pequeños.

Todas estas tentaciones debe eliminarse a la hora de hacer los deberes. Con el móvil, la tele y los juguetes lejos, los estudiantes, ya sean de primaria, de secundaria o de estudios superiores, tendrán menos dificultades para concentrarse en los deberes de mates, lengua castellana, historia o geografía.

Para los más mayores el reto es aún mayor. Si trabajas desde el ordenador tienes la tentación continua de visitar otras páginas, mirar las redes sociales o ir navegando de una página a otra. Lo que te podemos recomendar es que no tengas WhatsApp Web ni Facebook abiertos mientras haces los trabajos o buscas información. También hay extensiones que permitan bloquear el acceso a ciertas páginas durante un período de tiempo determinado. Con un poco de fuerza de voluntad y activando esta extensión evitarás dispersarte cuando estás recabando información para un trabajo.

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Delimitar un horario para hacer los deberes

Establecer un rango horario definido para hacer los deberes es una forma de organizar la semana y saber el tiempo que vas a destinar a cada tarea. Además, al cuerpo y a la mente les gusta la rutina, por lo que el cerebro estará preparado para estudiar cuando «toca».

Lo mejor es elegir un horario en el que sabes que no estás excesivamente cansado. Justo después de comer a muchos les da la modorra. Quizás puedes descansar un rato y luego ponerte a ello.

Nuestro consejo es desconectar un poco después de comer, airearse y después ir para el escritorio. Que el descanso (o la siesta) no se te junte tampoco con la merienda, si no ya habrás perdido media tarde.

Lo que sí es aconsejable es parar a descansar a media tarde. La merienda no se perdona, ya seas niño o adulto. Así mismo, no atrases la hora de la cena por seguir haciendo deberes, y mucho menos se lo hagas a tus hijos.

No es recomendable que después de cenar los pequeños sigan con los deberes; además, lo más probable es que estén agotados. Del mismo modo, tampoco es lo mejor cuando eres adolescentes o adulto y al día siguiente tienes que madrugar, pero todos hemos de confesar que algunas (o muchas) veces lo hemos hecho.

Determinar un plan de trabajo para los deberes

Tareas de varias asignaturas
Empieza por la asignatura que te parezca más fácil.

Hacer los deberes requiere organización y no se trata solo de elegir el lugar y el momento ideal. Para que el momento de hacer los deberes sea de provecho es importante organizar las tareas.

Antes de empezar, comprueba los deberes que tienes que hacer para el siguiente día. Calcula de forma aproximada cuánto tardarás en hacer cada tarea. Esto te permite prepararte mentalmente.

A continuación, empieza por los deberes más fáciles. Antes, haz una lista con el orden en el que vas a hacer los deberes, desde los ejercicios más sencillos a los más difíciles. Comenzar por los ejercicios más fáciles es como una especie de calentamiento y cuando ya estás concentrado, te pones manos a la obra con los ejercicios más complicados. Además, sabes que ese ejercicio que se te resiste o que te lleve más tiempo será ya el último, por lo que tendrás una motivación extra para acabar.

Si ya has acabado los deberes más urgentes, tienes la posibilidad de adelantar algunos deberes para los próximos días. Cierto es que da pereza y pocos lo hacen por iniciativa propia, pero da sus frutos. Después estaremos más relajados.

Por lo tanto, ordena las actividades que tienes que hacer por su fecha de entrega y el nivel de dificultad. Si empiezas por los deberes que te parecen más interesantes, irás más rápido.

Por último, y no menos importante, haz descansos. Oxigena tu cerebro, estírate y desconecta un poco. Se recomienda hacer una pausa de 10 minutos cada 50 minutos estudiando.

Hacer los deberes en grupo

Repasar lo aprendido en clase, hacer los deberes y preparar los exámenes requiere concentración. ¿Qué hacer cuando no has entendido un tema y no logras entenderlo? ¿Has pensado en ir a clases particulares de apoyo escolar? ¿O en un profe que te ayude con los deberes?

Esta sería una de las opciones más recurrentes, pero también hay otra opción que puede ser igual de buena. Hacer los deberes en grupo, es decir, con otros compañeros de clase. Será una forma de estar motivado y mantener el ritmo. Y a veces los compañeros y amigos son capaces de explicarte la materia de tal forma que la entiendas. También es una buena oportunidad para hablar sobre lo que han entendido y aprendido y completar los apuntes y copiar algún ejercicio si a alguno de ellos se le ha escapado.

Al estudiar con otros compañeros también podéis preguntaros el tema unos a otros, para comprobar que os lo sabéis de memoria. Es una buena forma de entender y memorizar la materia.

Además, siempre es más divertido hacer los deberes y estudiar con amigos.

Recursos para aprender la lección
No te olvides el estuche en casa de tus amigos.

Profundizar algunos temas con material lúdico

Para adquirir conocimiento, es fundamental estar interesado en el tema. Y que mejor forma de aprender de forma lúdica, a través de vídeos y actividades interactivas. De hecho, hay cientos de recursos en línea que te explican los temas de todas las materias y para todos lo niveles. Te ayudarán a comprender mejor un concepto, la historia, el razonamiento, etcétera. Este material permite estudiar con un método diferente al utilizado en clase.

Lo más recurrente son los vídeos y los ejercicios interactivos. Es una excelente forma de profundizar en la materia. Este complemento puede ser útil cuando ya hemos terminado los deberes o si estamos atascados con algún ejercicio. Es otra forma de tantas de seguir aprendiendo y formándose; ya sea para clases de Matemáticas, Historia, Naturales, Lengua Castellana o cualquier otra materia.

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (1 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.