«No hay maestro que no pueda ser discípulo», Baltasar Gracian.

A estas sabias palabras de Baltasar Gracian, podríamos sumar también que «no hay profesor que no haya sido alumno».

En España un porcentaje elevado de estudiantes ha acudido alguna vez a clases particulares. Ya sea porque se nos atraganta alguna asignatura, queremos reforzar alguna materia o, simplemente, necesitamos acompañamiento a la hora de hacer los deberes. Además de ayuda cuando la necesitamos, es fundamental otro factor para conseguir superar el curso: la motivación.

Para muchos jóvenes el momento de hacer los deberes es odioso. Ya les ha llegado con las horas de clase y no quieren saber nada más de libros y libretas. No obstante, hacer los deberes no es una opción. Por lo que, niños, jóvenes y adultos tienen que intentar enfrentarse al momento de hacer los deberes con interés por aprender. Es obvio que habrá días que no nos apetezca nada, pero lo importante es encontrar la motivación a nivel general.

En este artículo te damos algunos consejos para que el momento de hacer los deberes sea más llevadero.

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Deberes: tener un lugar de estudio a tu gusto

El primer consejo para que hacer los deberes sea un momento más ameno es tener un lugar para realizar esta actividad cómodamente. Tener un escritorio a tu disposición para poder hacer los deberes es muy importante, aunque bien es cierto que no en todas las casas es posible. Un escritorio adecuado sería tener, en una pieza poco ruidosa, es decir, ni la cocina ni el salón, una mesa, una silla y un flexo. Y visto que ahora es casi obligatorio el uso de un ordenador, un enchufe para cargarlo. Algunos niños cuentan con la suerte de tener un escritorio en su habitación y otros incluso disfrutan de la posibilidad de tener un cuarto de estudio, especialmente concebido para hacer los deberes y estudiar.

Un escritorio para hacer las tareas
Un lugar tranquilo es esencial para concentrarse.

Una vez que tengas un escritorio, intenta hacer los deberes siempre en él. Así ese será tu lugar de referencia para estudiar y no se mezclará con tu zona de descanso. Además así tendrás todo el material en el mismo lugar, nada de andar dejando folios y bolígrafos por toda la casa.

Se recomienda que el espacio esté bien ordenado para poder estar cómodo y hacer los deberes correctamente. Si hay más gente en casa que te puede molestar, no dudes en arrimar la puerta para concentrarte mejor.

Si tus padres te dejan decorar a tu gusto el escritorio o el cuarto de estudio, ¡aprovéchalo! De pequeños los padre elijen todo en tu habitación: la cama, los armarios, el edredón, el color de las paredes... y quizás cuando el niño ya es un poco más mayor no está a gusto con el entorno que le habían creado. Si tienes hijos, escúchalos, y si eres el hijo, habla con tus padres.

Hay personas a las que les gusta escuchar música para concentrarse. Pero cuidado, la música también te puede desconcentrar y acabas centrándote más en la letra de las canciones que en los deberes. Empieza por escuchar música clásica.

Pensar en tus aficiones al hacer los deberes

Así como es muy positivo decorar el espacio en el que estudias a tu gusto, también puedes utilizar tus temas preferidos y tus pasatiempos para que te motiven a trabajar.

¿Tienes que exponer en clase sobre un tema? Intenta elegir un tema que te guste o del que ya sepas algo. No solo ampliarás tus conocimientos, sino que abordarás el tema con más ganas. Esto te ayuda a tener más interés por aprender. Investigar sobre un tema que te apasiona hará que las horas se te pasen volando.

Además, lo que aprendes en las clases puede aplicarse en el día a día. ¿Las mates? ¡Están en todos los lados! Diseñar una casita para perro, calcular tus progresos cuando sales a correr, aplicar los porcentajes en las rebajas... podrás poner a prueba lo aprendido.

Dividir y organizar los deberes

Los deberes en casa
¿Cómo organizar los deberes?

¿Te han puesto un montón de deberes para las próximas semanas y nos sabes como abordarlo? ¿Tienes que hacer un trabajo de cinco páginas y una exposición para dentro de un mes? El primer consejo está claro: no dejes todo para el último minuto. Tener tanto que hacer y que el proceso sea largo nos puede dar una cierta pereza, sobre todo de empezar. En su lugar nos ponemos a hacer tareas más sencillas o más cortas, andamos a vueltas o no hacemos realmente nada. Lo que viene siendo procrastinar.

Para evitarlo, hay que dividir y organizar el trabajo.

Si tienes una semana para hacer una redacción de 1000 palabras y hacer 10 actividades de repaso de mates, empieza ya y haz un poco cada día. Aquí nosotras no podemos darte un consejo universal, ya que hay personas que prefieren alternar las tareas y otras que prefieren primero hacer todo de una asignatura y después pasar a otra. Lo que puedes hacer es marcarte objetivos diarios: pues un día hago 3 ejercicios de mates y al otro día otros tres; o hoy pienso los temas principales y los temas secundarios de los que voy a hablar en la redacción y mañana redacto el primer punto.

Dividir las tareas que tienes que hacer es aplicable a todas las asignaturas desde el momento en el que el trabajo te parece muy largo.

Sin embargo, no te pongas a dividir deberes que son rápidos de hacer. Si un problema de matemáticas tiene varias preguntas, intenta resolverlas todas el mismo día, ya que tu concentración está en ese problema.

Organizar los deberes del más fácil al más difícil

Todos los trucos que te vamos dando puedes aplicarlos a la vez, por si tenías dudas. Otro truco consiste en organizar las tareas en función de la dificultas: de la más fácil a la más difícil.

Da mucha pereza ponerse de primeras con algo que sabemos que nos va a costar. Empezar por lo más fácil nos permite ponernos a trabajar poco a poco. Arrancamos con un ejercicio de mates facilito y cuando ya estamos concentrados, vamos con el problema más complejo.

Además, al empezar por lo más fácil habrás eliminado de forma rápida una cantidad importante de tareas desde el principio y aunque lo más difícil te lleve más tiempo, después ya habrás acabado. Tendrás más ganas de acabar con ese ejercicio tedioso porque sabes que al acabar, estarás libre.

Para organizarte, no solo basta con tenerlo en mente, escribe en una hoja aparte o en la agenda el orden en el que vas a hacer los deberes.

Los/las mejores profesores/as de Apoyo escolar que están disponibles
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José arturo
4,9
4,9 (18 opiniones)
José arturo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Enrique
4,9
4,9 (29 opiniones)
Enrique
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
José angel
4,9
4,9 (46 opiniones)
José angel
5€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Asier
5
5 (34 opiniones)
Asier
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guillem
4,9
4,9 (6 opiniones)
Guillem
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pedro
4,9
4,9 (8 opiniones)
Pedro
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (41 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sara
5
5 (12 opiniones)
Sara
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Adelantar deberes siempre que puedas

En los días en los que estás más libre igual te da pereza adelantar algunos trabajos, pero más que adelantar, estarás ayudando a tu yo del futuro a no tener que pasar la noche en vela. Si necesitas un día de descanso, concédetelo, pero eso no quita que repartas la carga de trabajo a lo largo de los días.

Profes de apoyo escolar
Con la ayuda de los padres, los más pequeños pueden aprender a organizarse.

No es plato de buen gusto tener que pasarse toda la tarde hasta la hora de dormir haciendo deberes y menos pasarse el fin de semana o las vacaciones con trabajos mientras los demás están libres. Una vez más, la organización lo es todo. Hacer un poco cada día y tener visión de futuro es lo mejor. No se trata de agobiarse durante todo el curso porque hay mucho que hacer, sino hacer un poco cada día.

Adelantar deberes no es algo que apetezca ya que tendemos a pensar que ya tendremos tiempo. Muy pocos son los que de buena gana se ponen a adelantar deberes si tienen otros planes o pueden disfrutar de la tarde libre. No obstante, te aseguramos que esto puede salvarte el curso.

Deberes: utilizar recursos interactivos

Hacer los deberes por la tarde no es el momento favorito del día para algunos niños. Sin embargo, no hay opción. ¿Qué niño no quiere acabar los deberes para sentarse a tomar la merienda mientras ve Detective Conan? Hay formas de hacer que este momento sea más ameno para los estudiantes con la ayuda de recursos interactivos y lúdicos.

Utilizar contenido interactivo como vídeos, aplicaciones y ejercicios lúdicos es un excelente medio para que los niños estén más atentos mientras hacen los deberes. Este contenido pedagógico se encuentra fácilmente en Internet. Puedes encontrar material educativo en EduClan, CIDEAD o AulaPlaneta. Durante el confinamiento las webs con recursos educativos se han visto en auge.

Aprender matemáticas no es solo saber calcular y aplicar teoremas, sino conocer su historia. Para ello encontrarás vídeos muy interesantes en YouTube. Así mismo, las clases de historia nunca han sido tan apasionantes desde que hemos descubierto los excelentes vídeos de Memorias de Pez. Y es que el éxito académico no es solo pasar de curso y aprenderse los temas de memoria.

Cuanto más interesado esté el estudiante en lo que estudia, mejor retiene la información y la memoriza. Al elegir contenido interactivo, se facilita el aprendizaje y el repaso de la materia se hace más ameno.

Descansar durante los deberes

Es inútil estar con el culo pegado a la silla horas y horas y prohibir a tu hijo que se levante hasta que haya terminado todo. No es bueno ni para la mente ni para el cuerpo. Al final, es contraproducente. Hay que alternar los periodos de trabajo con los de descanso.

Las pausas permiten que el cerebro se oxigene. Cuando vuelves a sentarte delante de ese problema de mates, tienes las ideas más claras. El estudiante será más eficiente después de haber descansado.

Cada persona es diferente y debe encontrar su ritmo. Se recomienda que por cada 50 minutos de estudio descansemos 10. Obviamente no vale tampoco hacer un descanso cada cuarto de hora. Tienes que pasar el suficiente tiempo trabajando como para estar concentrado y no descansar tanto tiempo como para perder la concentración.

Busca ayuda y motivación
¿Sabes cuando necesitas descansar?

Planear un actividad divertida para después de hacer los deberes

No es que sea un planazo acabar los deberes y que para lo único que te quede tiempo sea para cenar e ir para la cama. Lo mejor es hacer los deberes al principio de la tarde para poder disfrutar después. Cuanto antes los niños hayan acabado los deberes, antes podrán ir a jugar.

Así los niños tienen esa motivación de terminar los deberes para poder hacer algo después. La única condición es realizar las tareas correctamente. No vale hacerlo rápido pero mal. Es como cuando nosotros estamos trabajando pensando en la comida rica que nos espera al acabar. ¡Cada uno se motiva con lo que quiere!

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (1 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.