«¿Quién es capaz de estar solo un momento en Italia? Cada piedra tiene una voz, cada mota de polvo parece que tiene el instinto de un espíritu del pasado, cada paso nos recuerda una línea, una leyenda de una tradición tras mucho tiempo de abandono» – Margaret Fuller.

Cuando hablamos de los Dolomitas, de la costa Amalfitana, de las preciosas playas de Sicilia, de la gastronomía italiana o de la Plaza de San Marcos, solemos hacerlo con una serie de ideas en mente, ¿verdad? Italia se impone ante nosotros como un destino perfecto, sobre todo por su proximidad, pero también por su estilo de vida (la dolce vita, como nos gusta llamarle).

Según la Enciclopedia Larousse, en 1932, los visitantes extranjeros en Italia eran dos millones. En 1950, este número ascendió a cinco millones, para luego subir a ocho millones en la década de los 70, y a 47 millones en 2011. No está nada mal, ¿no crees?

Este crecimiento boyante es el ejemplo perfecto de lo que representa el país del Lago Mayor, Apulia, la Capilla Sixtina y la cultura italiana. Pero para descubrir la bota de Europa, es importante que tengas claro qué quieres ver y cómo vas a organizar tu viaje.

¿Quieres saber qué tipo de alojamiento es el más indicado para tu estancia en Italia? ¡Intentaremos responder a tus preguntas en este artículo!

Define el objetivo de tu estancia en Italia

Ya vayas a visitar el lago de Como, Venecia, el casco histórico de Roma o Cerdeña, lo claro es que Italia es el destino ideal, por toda su riqueza y diversificación. Y toda esta riqueza puede llegar a abrumarnos, sobre todo a la hora de decidir una ruta de viaje y un tipo de alojamiento.

¿Para qué viajas a Italia?
Tu alojamiento dependerá del contexto de tu viaje.

De hecho, si decides preparar una larga estancia familiar en el campo de la zona sur de Italia, probablemente no escogerás el mismo tipo de alojamiento que si haces una escapada romántica a Nápoles. A fin de cuentas, el tipo de viaje no será igual por lo que tendrás que adaptar tus necesidades en función a:

  • El número de personas que viajéis.
  • El presupuesto del que dispongas.
  • Las expectativas de cada uno.
  • El objetivo general del viaje: cultural, de relajación, etc.
  • El tiempo que quieras pasar en tu alojamiento.
  • Las ganas que tengas de entremezclarte con la población local.
  • La disponibilidad de alojamientos
  • Las fechas en las que viajes, que también afectará a la disponibilidad.
  • ¡Y un largo etcétera!

Como ves, el tipo de viaje determina en gran medida el tipo de alojamiento. Por tanto, tendrás que pensar bien qué quieres hacer antes de reservar una habitación o un apartamento.

Tendemos a subestimar la importancia del alojamiento cuando vamos de viaje, pero es el lugar en el que dormiremos y descansaremos, por lo que debemos buscar algo que nos permita disfrutar bien de nuestra estancia.

Cuando preparamos un viaje a Italia, encontramos distintos tipos de alojamientos, desde los más sencillos a los más lujosos.

De Campania al lago de Garda, pasando por la bahía de Nápoles y la Riviera italiana… Italia es un destino turístico único. Si el presupuesto es lo que determina para ti la comodidad a la hora de elegir alojamiento, he aquí unas pequeñas opciones para viajar tranquilamente a la bota de Europa.

Antes de ir, prepárate en clases de italiano.

Angelica
Angelica
Profesor de Italiano
4.85 4.85 (26) 20€/h
¡1a clase gratis!
María josé
María josé
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (8) 15€/h
¡1a clase gratis!
Nicholas
Nicholas
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (15) 14€/h
¡1a clase gratis!
Sheila
Sheila
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (14) 20€/h
¡1a clase gratis!
Gianmarco
Gianmarco
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Cristina
Cristina
Profesor de Italiano
4.50 4.50 (4) 15€/h
¡1a clase gratis!
Daniele
Daniele
Profesor de Italiano
5.00 5.00 (4) 14€/h
¡1a clase gratis!
Andrea
Andrea
Profesor de Italiano
4.88 4.88 (8) 12€/h
¡1a clase gratis!

Alojarse en Italia con un presupuesto limitado

Sea cual sea tu presupuesto, puedes visitar Italia. Entre el Vesubio, la fontana de Trevi y Venecia, hasta los bolsillos más estrechos pueden disfrutar de una estancia maravillosa en Italia. Por suerte, los tipos de alojamientos son casi tan variados como los monumentos del país, así que seguro que encuentras algo que se ajusta a tus expectativas.

No debemos olvidarnos de que el presupuesto no lo determina todo, y que el tipo de viaje también tiene que ver. Un fin de semana en Apulia no requerirá el mismo tipo de estancia que dos días de romance en Roma.

¿Prefieres un hotel o un hostal?
Encontrarás alojamiento en Italia independientemente de tu presupuesto.

Ante esto, la primera opción de alojamiento en Italia es el camping. Por supuesto, este tipo de alojamiento está pensado principalmente para los viajes al campo o a zonas más rurales, a Cerdeña, o a las preciosas playas de la costa siciliana, pero lo más probable es que en estas zonas sea más caro. Aquí disfrutarás de un clima cálido y soleado, perfecto para unas vacaciones en grupo o familia para relajarse junto al mar.

No hay ni que decir que, independiente del tipo de alojamiento que más te guste, las tarifas siempre serán más económicas si reservas con antelación. ¡Y el camping no es una excepción!

Con un pico en julio y agosto, algunos establecimientos ofrecen paquetes de todo incluido, mientras que otros ofrecen precios fijos por persona, que oscilan entre los 10 y los 20 euros por día en temporada alta, y entre 5 y 25 euros para una plaza.

Por supuesto, la mayoría de los campings están acondicionados para vehículos ya que suelen estar situados en el campo o en las afueras de ciudades grandes. En las librerías puedes encontrar un anuario que lista todos los campings den país, del más caro al más económico, editado por el Touring Club Italiano. Las oficinas de turismo también te vendrán de perlas para pedir información, aunque también puedes usar la web Camping.it.

Otra opción es buscar una cabaña que, en esta misma línea, está pensada para estancias en la montaña, como en el Valle de Aosta, por ejemplo. Aquí, por unos pocos euros, puedes disfrutar de una comodidad estupenda, pero el propósito final de este alojamiento será únicamente ofrecerte un lugar en el que dormir. Tras muchas horas de paseo por la montaña, disfrutarás descansando en una cabaña. La mayoría están gestionadas por el Club Alpino Italiano.

Si buscas alternativas totalmente gratuitas, también puedes optar por el couchsurfing, que te permite alojarte en la casa de alguien a cambio de un pequeño pago, un regalo, o puede que nada, todo depende. ¿No te parece una forma muy interesante de descubrir Italia sin gastar un dineral en alojamiento?

En esta misma línea existe el intercambio de apartamientos, que depende de la confianza mutua. La idea de esto es que tú te animes a prestarle tu casa en España a un italiano y que él a cambio te ofrezca su casa en Italia cuando tú vayas de viaje.

Por último, para los presupuestos reducidos existe otra solución: los albergues para jóvenes. Estos suelen ofrecer servicios de calidad y cómodos por precios reducidos que compiten claramente con los de las grandes cadenas hoteleras. Se trata de una alternativa magnífica para los que quieren, por ejemplo, descubrir el Vaticano, la Torre de Pisa o el Duomo de Milán.

Estos albergues juveniles, conocidos como Ostelli per la Gioventù, suelen estar gestionados por la Associazone Italiana Alberghi per la Gioventù, que es una afiliación de Hostelling International. Para beneficiarte de los servicios de uno de los albergues, tendrás que ser miembro y descargar una tarjeta HI antes de ir, o una vez que llegues, en uno de los albergues.

¿Y si haces un curso italiano online antes de irte?

Alojarse en Italia con un presupuesto medio

Si tienes la suerte de haber podido ahorrar un poquillo, probablemente destines un presupuesto algo mayor a buscar un alojamiento más cómodo. En ese caso te aconsejamos que recurras a un hotel sencillo o a algún Airbnb, que puedes compartir con italianos o que puedes alquilar por completo. Se trata de soluciones relativamente económicas que te garantizarán una experiencia estupenda en cualquier parte de Italia.

Los alquileres son una opción ideal para viajeros.
¿Alquilarías un apartamento?

También puedes alojarte en una pensión, una opción sencilla y eficaz muy extendida en Italia para presupuestos medios. De hecho, si viajas con amigos o familia, puedes decantarte por esta alternativa y te saldrá más barato que un hotel, pero con una comodidad y una libertad muy similar.

Eso sí, debes tener en cuenta que existen distintos tipos de pensiones. De hecho, puedes llegar a confundirlas con hoteles. Para que entiendas la diferencia, la pensione es un alojamiento que puede tener de una a tres estrellas, mientras que el albergo (hotel) puede tener hasta cinco estrellas.

Debes tener en cuenta también que las pensiones no suelen disponer de un cuarto de baño privado y su tarifa suele ser de menos de 30€ para una habitación individual y algo menos de 50€ para habitaciones dobles.

Por supuesto, todo esto depende de la región de Italia en la que te encuentres. En webs como Alberghi in Italia u Hotels web.it podrás encontrar un montón de información.

Algo similar ocurre con las casas rurales, una opción sencilla y magnífica para sumergirse en las maravillas de rincones como Verona, Olbia o Pisa. La mejor alternativa para los interesados en el agroturismo en el sur de Italia.

Y si tu presupuesto es algo mayor, y no te importa invertir un poco más en un buen alojamiento, no te pierdas el siguiente apartado.

¿Sabes qué otros gastos tendrás en Italia?

Alojarse en Italia con un presupuesto elevado

Si resulta que tienes un presupuesto ilimitado (o elevado) puedes aprovechar para disfrutar cómodamente de Italia. ¿Qué puede ser mejor que viajar a Italia sin preocuparse por los gastos de alojamiento? Entre los lagos italianos, las copas de chianti, la diversión del carnaval de Venecia… ¡No te vas a aburrir!

La primera opción, la más cara, es un buen hotel. Todas las ciudades italianas tienen una gran oferta de hoteles con precios de lo más variados, en los que conseguirás un alojamiento de máxima comodidad que te permitirá disfrutar como nadie de todas tus rutas turísticas. ¿Te imaginas pasar el día caminando por Venecia y relajarte por la noche en el spa de tu hotel?

Entre 250 y 500 euros, dependiendo de la ciudad en la que te encuentres, puedes disfrutar de una buena ropa de cama, masajes, baños termales…

Sumérgete en el arte italiano.
Disfruta como nunca del arte Italiano.

Eso sí, que tengas un presupuesto elevado no implica que necesariamente quieras un alojamiento caro. Hay hoteles muy cómodos a precios más económicos, ya sea en ciudades o en el campo; una manera de conseguir un alojamiento de calidad sin arruinarse.

Algo similar ocurre con los Airbnb. Encontrarás apartamentos muy lujosos que se alquilan en su totalidad a precios asequibles: desde apartamentos en Sicilia a estudios sencillos en Nápoles.

Por 50€ por noche de media puedes conseguir un pequeño estudio en el centro de Roma, mientras que por 30€ por persona (entre cuatro), tendrás acceso a un apartamento en Venecia. En Italia, como en todas partes, cuantas más personas alquilemos, menos pagaremos.

Después de todo esto te habrás dado cuenta de que Italia es un destino ideal para pasar tiempo en familia, entre amigos o con pareja. Los paisajes son siempre diferentes, así que tómate tu tiempo para disfrutar de cada rincón: Sicilia, Cerdeña, Roma, Milán, Venecia… Hay tantas alternativas de alojamiento como sitios que visitar. Como siempre, todo dependerá de tus expectativas, objetivos, el tiempo de tu estancia, etc. ¿Te animas a descubrir Italia?

Si vives en la capital, no dudes en buscar cursos de italiano madrid en Superprof.

¿Necesitás un profesor de Italiano?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Cargando…

Raquel

Traductora de inglés, francés y español. Profesora entusiasta, devoradora compulsiva de series de televisión y apasionada del mundo Disney. "Aprende a enseñar y enseñando aprenderás".