«La pintura es una poesía silenciosa y la poesía una pintura que habla». - Marie-Philippe Commetti, cantante de Québec.

Según las cifras registradas por el Museo del Prado de Madrid en 2017, el Museo se convierte en uno de los más visitados del mundo con nada más ni nada menos que 2.700.000 visitantes anuales. Una cifra que muestra una vez más el interés de los españoles por la pintura.

Pintar un árbol, aprender a dibujar, desarrollar la creatividad, ¿por qué no convertirse en un artista? ¿Te gusta pintar? ¿Quieres aprender?

La técnica de la acuarela, clases de acuarela, aprender a pintar, material de pintura... A continuación, te dejamos la información básica que deberás conocer antes de empezar a trabajar como acuarelista.

¿En qué consiste la pintura con acuarelas?

La acuarela es una técnica de pintura que no utilizan muchos artistas. Es definida como una técnica fácil de emplear, aunque exige cierta comprensión sobre su funcionamiento y aplicación.

¿Qué es la acuarela?

La acuarela es una pintura compuesta por pigmentos molidos finamente y mezclados con agua engomada que posteriormente actúa como aglutinante. Se trata de una pintura que se basa en el uso del agua.

Las obras, a menudo hechas sobre papel, también se denominan «acuarelas».

Los colores suelen ser muy claros en el papel porque el agua aclara de manera considerable el color. No obstante, eso también varía según el estilo de cada artista. Algunos pintores optan por poner poca agua en su mezcla para dar un aspecto más pigmentado.

Características de la pintura con acuarelas.
La pintura con agua es más clara y luminosa.

La acuarela es una de las técnicas más antiguas en soporte flexible. A menudo se opone a la aguada, que necesita menos agua.

Esta técnica ha existido casi desde siempre puesto que muchas civilizaciones han utilizado pigmentos de agua para pintar elementos de su cultura.

De hecho, se cree que la pintura a la acuarela nació tras la invención del papel en China en el siglo II d.C. Seguramente habrás oído alguna vez hablar del fresco (un tipo de pintura mural en la que se utilizan pigmentos en un medio acuoso sobre mortero de cal húmeda), pues bien este es el antecesor de la acuarela en Europa. De hecho, el pintor renacentista Rafael Sanzio fue el primero que pintó con acuarela (que se sepa). A este pintor italiano le siguieron otros como Alberto Durero, Van Dyck o Alberto Manrique, entre otros.

Sin embargo, la acuarela ha sido considerada como una técnica de estudio, una técnica que permite reflexionar sobre las primeras etapas del trabajo. No obstante, no fue hasta el siglo XVII cuando la acuarela fue reconocida como una verdadera técnica, utilizada en particular en las iluminaciones.

La pintura de acuarela es una pintura que es fácil de moldear. De hecho, incluso una vez seca, la pintura se puede retocar aplicando un poco de agua.

Asimismo, ahí es donde yace toda su complejidad, ya que es necesario saber cómo dosificar el agua para no eliminar las primeras capas.

Cómo pintar a la acuarela.
La acuarela se basa en la combinación del agua con unos pigmentos.

El secado se realiza de forma relativamente rápida. Basta con esperar a que el agua se evapore.

¿Quieres tomar clases de dibujo en línea?

¿Cómo se utilizan las acuarelas?

¿Quieres adentrarte en el mundo del dibujo y de las acuarelas?

Desde luego, no hay nada como una buena clase de dibujo o de pintura, pero a continuación te dejamos algunos conceptos básicos para entender realmente esta técnica pictórica.

En primer lugar, debemos saber que la pintura de acuarela se utiliza sobre un soporte de papel. No tiene sentido hacer una acuarela sobre un lienzo porque la tela de lino o algodón absorbe la pintura directamente sin haber tenido tiempo de usarla.

Por eso, es necesario adquirir un papel adecuado. Hay todo tipo de grosores. Dependerá adquirir uno u otro en función de tus preferencias. El papel de acuarela a menudo es grueso para evitar que la hoja se rasgue por la abundancia de agua.

Para empezar, el pintor tiene dos opciones. Puede pintar directamente sobre la hoja seca de papel Canson o empapar la hoja de agua con su pincel antes de aplicar la pintura.

Usos de la técnica de acuarelas.
Es posible preparar la pintura antes de ponerla en papel.

Esta última forma de hacerlo permite mezclar directamente los colores en el papel. No obstante, si no estás seguro del resultado, es mejor mezclar en una paleta.

La pintura de acuarela, a diferencia de la pintura al óleo, se realiza en muy pocas capas porque cuantas más capas, más oscura se hace la obra. Así que siempre comienza con los colores más claros y luego ve oscureciendo.

El porcentaje de agua debe disminuir a medida que avanzas por las capas en caso de que quieras acentuar un área sombreada. El color es en ese caso menos pálido.

Se suele recomendar el papel blanco para pintar con acuarela, ya que permite revelar todos los colores, algo imposible en un papel azul claro, por ejemplo.

Además, el blanco permite dejar algunos espacios para jugar con la luz.

Una vez que hayas terminado tu trabajo, debes saber cómo conservarlo.

De hecho, las obras pintadas en un soporte de papel son bastante frágiles. Cuando salgas de la clase de pintura, utiliza una carpeta de dibujo para protegerlos. Si llueve y tu acuarela no está protegida, los colores pueden perder color y desaparecer.

Si quieres exponer tu pintura, coloca tu obra maestra debajo de un cristal.

También existen productos para fijar pinturas en acuarela o aguada. Así se puede agregar una seguridad extra.

Piensa, además, que la acuarela se puede mezclar con otras técnicas (incluso hasta con la tinta china).

Pintar improvisando con acuarelas

Hay muchas personas que utilizan las acuarelas.

De hecho, constituyen una parte integral de las clases de dibujo entre muchas técnicas (aguada, pintura acrílica, grafito, tinta china, pasteles secos, carboncillo, lapices de color, pintura al óleo, etc.).

Pero ¿por qué preferir esta técnica más que otra?

La técnica de los viajeros

La acuarela es conocida por ser la técnica preferida de los viajeros. Los diarios de viaje son también el soporte n.° 1 de la acuarela.

Los viajeros utilizan sobre todo esta técnica para pintar retratos o paisajes y para transmitir el ambiente.

Acuarelas por el mundo.
Stéphanie Ledoux es una de las viajeras-acuarelistas más famosas del mundo.

Esta pintura también destaca por el poco material que se necesita. A diferencia de la pintura al óleo, donde es necesario llevar una amplia gama de materiales, la acuarela requiere solo una hoja, pintura y un pincel.

Además, hoy existen pinceles especialmente diseñados para acuarela. Tienen un tanque de agua para practicar la acuarela incluso en el desierto.

Naturalistas, viajeros, científicos, muchos aventureros llevan en su mochila una pequeña paleta de acuarelas para tomarse el tiempo de observar el mundo.

Una técnica al aire libre

No obstante, no solo los viajeros se benefician de esta facilidad de transporte de material. No es raro ver en jardines o parques y, en general, en la naturaleza, artistas que copian el paisaje que tienen ante sus ojos.

La acuarela, aunque también se puede practicar para hacer un bodegón en un estudio de arte, requiere que se use al aire libre (cuando no llueva, por supuesto). Los maestros de pintura a menudo llevan a sus alumnos al aire libre para hacer bocetos, paisajes u otros ejercicios.

Un trabajo de estudio

Acuarela también se utiliza a menudo por primera vez para trabajar una obra. Los artistas dibujan lo que tienen en mente y luego pintan con acuarelas para hacerse una idea de los colores.

También se puede utilizar para reproducciones de grandes artistas en museos. Los estudiantes no siempre pueden pasar horas frente al cuadro. Por lo tanto, en estos casos, la acuarela es una solución adecuada.

Rembrandt, Braque, Van Gogh, Picasso, Monet, Courbet, Delacroix, Da Vinci, ya no guardarán más secretos para ti.

¿Sabes lo que puedes aprender en un curso de pintura?

El material necesario para pintar con acuarelas

Caballete, pintura, pinceles, goma arábiga, portaminas, lápices de acuarela, aerosoles, tela... aprender a pintar y convertirse en un acuarelista requieren algunos accesorios.

No obstante, ten por seguro que la acuarela apenas necesita material en comparación, por ejemplo, con la pintura al óleo. No necesitarás ciertos accesorios como el caballete o el lienzo.

Sin embargo, necesitarás el equipo necesario para proteger tus creaciones.

Materiales para la pintura en acuarela
La técnica en acuarelas en cubos es más práctica que en la de los tubos.

Elegir el papel ideal

El papel de acuarela es especial. Debe ser lo suficientemente grueso como para no rasgarse. ¿Pero cómo saber qué papel elegir?

Las hojas destacan por su grosor. Las hojas para pintar en acuarela deben ser de aproximadamente de 300 gramos de grosor para asegurarte de que no se arrugarán por el efecto del agua. Además, es el ideal para principiantes.

Este tipo de hojas se encuentran en la mayoría de las tiendas especializadas de arte. Se venden por unidades aunque también los hay en formato cuadernillo.

Algunos ejemplos de marcas son: Canson, Hahnemühle, Winsor & Newton, Arches, Strathmore...

También tendrás que prestar atención al tipo de grano de papel. Algunos papeles son más suaves y otros son más ásperos. Tú mandas.

  • Grano satinado. Se caracteriza por ofrecer una superficie bastante lisa que se adapta muy bien a los trazos finos y a los detalles.
  • Grano fino. Es la textura que más se emplea y la que te recomendamos si estás empezando porque es la más fácil de utilizar.
  • Grano grueso. Gracias a su textura tan marcada, permite atenuar los detalles, por eso requiere cierto dominio de la técnica. Es el ideal para los efectos de los colores y/o relieves.

¿Estás pensando en apuntarte a clases de arte en Madrid? Descubre información que te resultará muy útil en el siguiente enlace: escuela de arte madrid

Comprar los pinceles adecuados

Utilizar buenos pinceles es importante para aprender a pintar adecuadamente. Al comprar cepillos de baja gama, solo se puede ver que se les va cayendo el pelo.

No podemos estar pintando y que de repente se empiecen a caer pelos del pincel...

Es mejor invertir en material de buena calidad desde el principio.

Los pinceles para acuarelas deben ser de mango corto para manejar el pincel lo más fácilmente posible. La acuarela es una técnica que requiere meticulosidad, cuanto más corto sea el pincel, más fácil será dirigirlo para los pequeños detalles.

Por otro lado, te recomendamos pinceles redondos, con la punta afilada, de diferentes tamaños: grande (número 10-12), mediano (número 6-8) y pequeño, para los detalles.

Entre las marcas de pinceles, destacan Escoda, Artify, Zen Art o Da Vinci.

pintar con acuarelas.
Aprender a pintar con acuarelas es muy sencillo. Solo tienes que copiar el modelo y practicar.

También deberás recordar conservarlos bien para no tener que estar comprando cada cuatro días. Límpialos bien después de cada sesión de pintura y colócalos en una caja.

¿Alguna vez has probado los pasteles secos?

La pintura de acuarela

La acuarela se vende en tubos, líquida, en barra o pocillos. Los pocillos son cubos pequeños de pintura endurecida que se licuan al contacto con el agua. Las cajas de acuarelas transportables se utilizan para almacenar estos pocillos para un mejor transporte. Los artistas también utilizan las cajas como paleta.

Los cuatro formatos de acuarela que hemos mencionado son estupendos para empezar. No obstante, las acuarelas en pocitos  son las más cómodas porque son muy fáciles de transportar como hemos comentado y además, es más fácil de controlar el pigmento que queremos para nuestra pintura.

Si estás empezando, lo mejor es adquirir una paleta básica de acuarelas. Suele estar compuesta de 12 pocitos que te permitirán obtener el resto de colores gracias a las combinaciones que podrás hacer.

Al igual que con la pintura al óleo, la pintura de acuarela extrafina es más rica en pigmentos que la fina. Por lo tanto, es de calidad superior.

Busca para encontrar la mejor relación calidad-precio. Por ejemplo las cajas de las marcas como Van Gogh o Winsor and Newton ofrecen una buena relación calidad-precio. No obstante, si te quieres dar un capricho también puedes optar por otras marcas como Schmincke, Sennelier o Holbein.

Finalmente, existen acuarelas metálicas si lo que te gusta es dar brillo a tus dibujos. Dan un toque especial a los dibujos. No obstante, para empezar, no son recomendables ya que hay que dominar ciertamente la técnica de la acuarela.

Carpeta de dibujo

Esencial para proteger tus obras en acuarela, la carpeta de dibujo se encuentra en todas las buenas tiendas de arte. Las hay disponibles en diferentes tamaños y colores. No dudes en comprarte una, no suelen ser muy caras (entre 5 € y 20 €).

Descubre también qué puede aportarte un curso de dibujo a lapiz.

¿Qué técnicas de pintura a la acuarela existen?

acuarela para principiantes
En función de la técnica que utilices podrás aplicar unos colores u otros. Descubre la gama cromática.

Como en todo, en la pintura con acuarela también existen diferentes técnicas como las que mencionamos a continuación:

Húmedo sobre húmedo

Este tipo de técnica (mojado sobre mojado) consiste en humedecer el papel con agua antes de empezar a utilizar la acuarela. Después de humedecer el papel, moja el pincel en la acuarela y comienza a dar pequeños trazos. Verás como tu dibujo cobra vida. En lugar de mojar el pincel en la acuarela, también puedes colocar directamente el pigmento en el papel ya humedecido y moverlo para que se vayan creando diferentes surcos.

Húmedo sobre seco

Esta técnica consiste en pintar la base con acuarela y después dejarla secar. Una vez seco nuestro dibujo, pasaremos a realizar pinceladas muy aguadas. De este modo, superpondremos capas de color que dejarás secar. Lo importante de esta técnica es dejar secar bien para que no se mezclen los colores.

Quizá para empezar esta técnica puede resultar un tanto complicada.

Seco sobre seco

En esta técnica, primero se aplica el pigmento sobre el papel (seco). De este modo, podrás conseguir diferentes texturas o añadir detalles.

Textura

Sin duda, la textura es una de las cosas que buscamos cuando pintamos con acuarelas. Puedes utilizar diferentes materiales como sal, film de alimentos o papel aluminio para obtener diferentes resultados.

Experimenta con las diferentes técnicas para encontrar aquella con la que estés más cómodo.

¿Por dónde empezar a pintar con acuarelas?

Si ya tienes tus materiales y una idea de lo que quieres hacer (un paisaje, un bodegón o un retrato), seguramente te estarás preguntando que por dónde debes empezar.

En primer lugar, deberás plantearte un tema sencillo, sin muchos detalles para no perderte. De hecho, si quieres, puedes tener una referencia como una fotografía para que puedas tenerla como referencia en todo momento. Si quieres usar un modelo vivo, también puedes, pero ten en cuenta que puede cambiar.

Busca un lugar donde estés cómodo, ya sea en tu casa o en un parque.

Observa el tema que quieres dibujar y plantéate en qué te quieres centrar, qué quieres plasmar en tu dibujo y que quieres hacer sentir. Busca el equilibrio de la obra y el mejor formato en el papel.

Empieza trazando todo en un papel antes de lanzarte directamente con las acuarelas. Eso sí, haz trazos ligeros. Después de tener el borrador, comienza a darle color con la técnica que más te guste.

Finalmente, añade algún que otro detalle para reforzar la presencia de determinados elementos y para darle más cuerpo a tu pintura.

pintar con acuarelas paso a paso
Reúne tus materiales y a pintar...

Algunos consejos para pintar con acuarelas

Por supuesto, la técnica y conocer qué materiales necesitas para pintar es imprescindible para la pintura con acuarelas. Sin embargo, también te hace falta motivación y perseverancia. Por ello, te damos algunos consejos que creemos que te vendrán muy bien si estás iniciándote en el mundo de la pintura a la acuarela.

  • La práctica es fundamental en cualquier asignatura y en esta también. Es imprescindible coger un hábito y dedicarlo tiempo. Si no practicas, no podrás aprender tanto ni ir adquiriendo las diferentes técnicas y destrezas que necesitarás a la hora de pintar.
  • Disfruta cada ratito que le dediques a la pintura. Tómalo como una motivación y no como una tarea o una obligación. Aprovecha incluso para desconectar de los quehaceres diarios y de la rutina.
  • Ya hemos hablado del material, pero no lo olvides, a veces menos es más. No hace falta que tengas muchos pinceles, con tener el material necesario pero de cierta calidad podrás ir probando. Por supuesto, hay muchas marcas y calidades, así que en la práctica podrás encontrar las que más te convengan.
  • De los errores también se aprende. No tengas miedo a que algo pueda salir feo. Disfruta de la acuarela y supera tus errores y miedos.
  • La organización en la pintura, como en otras facetas de la vida, nos ayudará a hacerlo con gusto. Si siempre tienes todo en el mismo lugar, te será muy cómodo trabajar y lo harás de una manera rápida.
  • No quieras empezar la casa por el tejado. Los ingredientes para tener una bonita acuarela son seguridad, cierta destreza y velocidad. Cuantas menos pinceladas tenga tu dibujo, más fresca será la acuarela. Tenlo en cuenta.

Como ves, el mundo de la acuarela puede llegar a ser apasionante. No lo olvides, con motivación y práctica, podrás conseguir ser todo un pintor de acuarelas.

¿Necesitas un profesor de Dibujo?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 5 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».