«Pintamos con el corazón y la cabeza más que con las manos». - Théophile Gautier (1811-1878), poeta, dramaturgo, novelista,  periodista, crítico literario y fotógrafo francés.

Según una encuesta del periódico 20 minutos, las salidas culturales son la segunda actividad favorita del 18 % de las personas mayores. ¿Por qué no empezar a pintar?

Pintura al óleo, acuarela, acrílico, hay diferentes formas de pintar. A continuación, te presentaremos cómo pintar en pastel y cómo dibujar con estas herramientas.

Pintar en pasteles: ¿de qué material se trata?

La pintura al pastel no es la técnica más común de las clases de arte. Cuando nos imaginamos el procedimiento para pintar una obra, a menudo pensamos en pintura al óleo, pintura acrílica o acuarelas.

Sin embargo, los pasteles pueden ser considerados como otro tipo de pintura.

Los pasteles son barras de pigmentos ensamblados por todo tipo de aglutinantes. Se consideran una técnica de pintura cuando tocan el papel para dar color a una obra.

Qué son los pasteles en pintura.
Los pasteles tienen forma de ceras.

Sin embargo, hay diferentes tipos de pasteles que deberás conocer antes de comenzar.

Los pasteles secos

Los pasteles secos en sí también se dividen en dos tipos de pasteles.

En primer lugar, encontramos pasteles blandos. Se trata de barras en forma de tiza que se caracterizan por presentar pocos aglutinantes. Esto los hace pasteles muy polvorientos con colores muy densos. Los pintores optan por estos para aportar colores brillantes y acentuar los trazos.

En la tienda de arte, también se pueden encontrar pasteles duros. A diferencia de los pasteles blandos, estos contienen más aglutinantes, lo que los hace muy resistentes. Se suelen utilizar para los detalles gracias a su forma cuadrada. Los bordes permiten dibujar líneas finas.

Los pasteles grasos

Al igual que antes, los pasteles grasos también se dividen en dos categorías.

Los pasteles grasos de aceite tienen forma cilíndrica, como los pasteles secos y blandos. Están constituidos por una mezcla de pigmentos y aceites y se parecen mucho a los pasteles de nuestra infancia.

Estos pasteles se pueden utilizar directamente o servir como base de pintura tomando color con un pincel húmedo. El pincel también puede empaparse en alcohol blanco o aguarrás.

Los pasteles de cera están hechos de cera en lugar de aceite. A diferencia de los anteriores, no están hechos para ser mezclados con agua. Por el contrario, estos pasteles a veces son utilizados por los acuarelistas para ocultar partes del dibujo que deben permanecer vírgenes.

Antes de comprar los pasteles, grasos o secos, pruébalos en la tienda o toma clases de dibujo donde puedas ponerlos en práctica. Los diferentes pasteles realmente tienen características muy distintas y no tienen el mismo efecto dependiendo de su uso.

Una vez determinado el tipo de pastel, puedes comprar una caja completa con una amplia gama de colores.

Los pasteles no se mezclan como la pintura gouache o acrílica. Tienes que tener una amplia gama de colores para pintar los matices.

No olvides comprar papel especial para pasteles y una carpeta de dibujo para proteger tus obras. Los pasteles manchan lo que tocan. Posteriormente, podrás colocar una hoja de borrador entre cada dibujo para evitar que los colores se mezclen.

Materiales necesarios para pintar con pastel

Pintar con pastel es una práctica muy agradable para familiarizarse en el mundo de la pintura tras conocer algo de dibujo, que combina el dibujo con la pintura. Es, por ejemplo, una técnica similar al carboncillo, solo que el pastel tiene mayor vivacidad por la amplia gama de colores que ofrece el pastel.

material pintura pastel
¡Pronto podrás hacer dibujos tan chulos como este!

Los materiales necesarios para pintar con pastel son:

  • Papel rugoso.
  • Pinturas pastel.
  • Trapo seco.
  • Fijador.

En cuanto al papel, en realidad para poner en práctica la técnica del pastel también se puede usar cartón o incluso madera, pero te recomendamos que al principio utilices papel, y cuanto más rugoso sea mejor. De hecho, existe un papel especial para la técnica del pastel, que es el más recomendable, ya que soporta muy bien la fricción de los dedos al trabajar con el pastel.

Actualmente, hay varias marcas que lo fabrican, como Canson, y hay muchísima variedad de colores. En función del tipo de imagen y el tono de tu obra, debes elegir un tono más frío, uno cálido u otro más oscuro.

Por otro lado, aunque el pastel no requiere tiempo de secado porque no hay ningún elemento húmedo, sí que es necesario fijar toda la obra al acabar con un fijador, ya que su textura es bastante frágil porque los pigmentos de los pasteles no se agarran al dibujo.

Las técnicas para pintar en pastel

No existe una técnica para pintar con pasteles sino muchas formas de hacerlo. Todo depende de lo que quieras representar.

Lo primero que debes saber es que los pasteles no se mezclan de antemano en una hoja en blanco o en una paleta. Los colores de los pasteles se superponen directamente en la hoja de papel de Canson para obtener colores intermedios.

Lo mejor es tener suficientes tonos en la caja de colores pastel para cubrir todos los tonos deseados.

Colores de pasteles.
Es recomendable tener una amplia gama cromática.

Para usarlos en papel, existen diferentes formas:

  • Utilizar un lado del pastel para crear un sólido en la hoja. Esto se utiliza para cubrir grandes áreas como la parte inferior del dibujo.
  • Usar el borde o la punta (si el pastel está cortado) para dibujar líneas precisas.
  • Utilizar el final del pastel para obtener un color más intenso.

Una vez que se pone el color, los artistas tienen muchas formas de trabajarlo.

¿Alguna vez has probado la pintura al óleo?

Técnica de la difuminación

La técnica de la difuminación consiste en extender suavemente el polvo de pastel con los dedos, las manos o un lápiz especial. Esta técnica se utiliza para dar un aspecto sólido al color.

Sin embargo, no abuses de esta técnica, de lo contrario la pintura puede quedar un poco sucia.

El toque

Muchos artistas se abstienen de utilizar la difuminación y prefieren superponer los colores entre ellos sin suavizarlos ni extenderlos. Esta forma de pintar permite dar una representación un poco más realista y detallada.

El pastel diluido

Como hemos dicho anteriormente, los pasteles también se pueden mezclar con agua. Los pasteles secos se pueden reducir a polvo y disolver en agua antes de usarlos con un pincel.

Este método también funciona con pasteles grasos a base de aceite. En este caso, no hay que triturar el pastel sino utilizarlo directamente con un pincel húmedo.

Empezar a pintar en pasteles

Como en muchas técnicas pictóricas, la primera fase de la pintura en pastel consiste en encargarse del fondo primero.

Con una técnica como el pastel, es muy fácil ir más allá de las líneas. El polvo se esparce por todas partes y luego hay que extenderlo. Al ocuparse primero del fondo, será más fácil ponerse después con las líneas.

Una vez que se pinta el fondo, debes colorear las otras partes, desde la más clara u oscura.

Los colores oscuros no impiden echar colores más claros, pero para darle consistencia a la pintura, es mejor comenzar con colores oscuros.

Iniciarse en la pintura con pasteles.
El carboncillo es un material muy útil para difuminar.

No abusar de la difuminación

Una vez que haya puesto los colores, puedes utilizar la técnica de la difuminación, explicada anteriormente. Sin embargo, ten cuidado de no utilizar esta técnica en todo el dibujo.

Demasiados roces le dan un pequeño efecto de principiante al dibujo.

Puedes usar esta técnica para ciertas partes como el fondo, por ejemplo, si hay un cielo. Sin embargo, no dudes en añadir algunos detalles.

¿Quizá también te interese tener información sobre un curso de pintura?

Reproducir obras o imágenes conocidas

Antes de comenzar con composiciones personales, puedes comenzar por trabajar con grandes pintores como Monet, Picasso, Rembrandt, Braque, Dalí, Van Gogh, Manet, Courbet u otros.

Así podrás ir captando sus ideas. Tus ojos se acostumbrarán a pintar lo que ves. Pero también es una oportunidad para entender cómo funciona la pintura al pastel.

Por supuesto, también puedes usar fotos u otras imágenes que encuentres en la web.

Probar y practicar regularmente

Para progresar en la técnica del pastel, lo importante es practicar con regularidad. Este es el mejor consejo que un artista puede darte. Al practicar, te darás cuenta de cómo se usa la difuminación y cómo reacciona el pastel en el papel.

Puedes practicar tomando clases de dibujo y pintura o de manera autodidacta.

Pasos a seguir para pintar pastel

Lo primero que hay que hacer es colocar el papel sobre una superficie lisa, y dejar a mano el trapo y las pinturas. Te aconsejamos partir las barritas de pastel en varios trozos para que sea más fácil manejarlas.

Debes empezar haciendo el esbozo del objeto que quieras representar con trazos muy finos. Te recomendamos que empieces estas líneas con colores cálidos, como el amarillo o el naranja, para así transmitir la calidez de la luz reflejada en el objeto. Es decir, aunque a simple vista no lo podamos ver, todos los objetos tienen en cierta medida un poco de esta gama. Por eso, usamos colores que no nos molestarán cuando empecemos a usar los colores reales de los objetos representados.

Una vez tengas todo el dibujo más o menos representado en el papel, lo que hay que hacer es empezar a llenarlo de color, ahora sí con los colores del tono que quieras que tenga el objeto. Lo ideal es usar el pastel de forma horizontal al papel. No te recomendamos que pongas mucho pigmento, sino solo un poco, porque siempre se puede añadir más pero no quitar. Cuanto más aprietes el pastel, más densa será la capa de pigmento que impregna.

En el siguiente paso, que suele ser el que más gusta, debes dejar las herramientas y empezar a usar la mano. Debes empezar a difuminar la mancha de color con las yemas de los dedos o el canto de la mano. Poco a poco, verás cómo se van uniendo unos colores con otros con texturas diferentes. Ten en cuenta que no es recomendable manosear mucho el dibujo porque la piel es grasa y al final el pastel perdería su brillo natural.

pintar en pastel paso a paso
Mira qué bonito ha quedado este atardecer. ¡Tú también puedes hacerlo!

¡Y aquí es donde entra en juego el trapo! Puedes utilizar un dedo para cada color, pero seguro que quieres utilizar más colores, por lo que lo ideal es tener un trapo seco y limpio cerca con el que limpiarte para cambiar de color. Debes recordar que es muy importante limpiarte bien los dedos para no contaminar un color con otro. El pastel suele venir en estuches que te ayudarán en la elección de colores.

Ahora se deben añadir los reflejos y las sombras con otros tonos. Para hacer las sombras, te recomendamos que uses la misma estrategia que antes y difumines el pastel con la mano, mientras que para hacer los reflejos es mejor que hagas trazos finos de pastel por encima de lo difuminado y dejarlos tal cual, sin alterarlos con los dedos.

Finalmente, al acabar, hay que fijar el pastel, ya que de lo contrario el más mínimo roce podría estropear todo el dibujo. No te recomendamos que utilices laca del pelo para fijar las obras, como hacen algunos, porque humedece demasiado el papel e incluso puede ondularlo. Utiliza mejor fijadores especializados para pastel.

El pastel es una técnica bastante sencilla de manejar, ¡así que a practicar! Puedes empezar representando bodegones o paisajes (en este enlace te dejo el videotutorial para hacer el atardecer de las fotos de arriba), que seguro que te salen bien con esta técnica, e ir subiendo el nivel hasta llegar, por ejemplo, a Las bailarinas de Degas. ¿Te atreves con sus cuadros impresionistas?

10 consejos para pintar con pastel

Si quieres empezar a practicar esta técnica, aquí te dejamos 10 consejos para pintar con pastel:

Usar una foto

Puedes ayudarte de fotos para refrescar la memoria y recordar los elementos que componen una escena, la belleza de la composición o los colores que la iluminan. No decimos que la uses para reproducir hasta el último detalle de la foto, sino que la uses para recordar lo que tus ojos ya vieron un día.

Planificar entes de empezar a pintar

Te recomendamos que, antes de empezar a pintar, planifiques la obra realizando unos pasos previos, como preparar los colores principales, pensar la composición del dibujo y preparar la base. Te aseguramos que es un buen sistema de trabajo para que disfrutes mucho más pintando, ya que todo fluirá con naturalidad.

No excedas el trabajo

Es un error pensar que por echar más horas seguidas a una obra vaya a salir mejor. Como acabamos de decir, lo importante es planificar con antelación el trabajo para que el proceso de pintura sea agradable y provechoso. ¿No crees que es mejor tomarse un descanso o dejarlo para el día siguiente, que pintar sin disfrutar por tener la mente espesa?

consejos pintar en pastel
Poco a poco, podrás ir experimentando para mejorar.

El color de fondo

El fondo del dibujo puede ser de cualquier color, pero, como hemos dicho, debes tener en cuenta que este afectará al resultado final. Así, hay que elegirlo en función del propósito que quieras conseguir: un color intenso consigue cierto contraste para resaltar la emoción y la energía, mientras que un color suave puede aportar armonía y equilibrio.

Combinar pasteles blandos y duros

Como hemos dicho, los pasteles pueden ser más blandos o más duros, para aportar un color más suave (blandos) o más denso (duros). ¿Y si usas barritas de las dos clases en un mismo dibujo? ¡Es una buena estrategia para conseguir el efecto deseado en cada trazo! Por lo tanto, no dudes en hacerte con al menos dos juegos de pasteles.

Humedecer el pastel para obtener resultados asombrosos

Cuando tengas un poco de práctica, podrás experimentar con los pasteles para obtener resultados sorprendentes. Como hemos dicho, puedes disolver los pasteles en agua machacándolos previamente en polvo o simplemente aplicando un pincel humedecido sobre el propio dibujo. Esta técnica se utiliza para reforzar un detalle o suavizar un trazo y también se usa para crear la base de este modo. ¡Experimenta para ver resultados inesperados!

Experimentar con miniaturas

Esta es una buena idea para experimentar, ¡algo imprescindible para adquirir experiencia y evolucionar! Puedes usar las miniaturas para practicar diferentes aspectos de la pintura con pastel, como desplazar la barrita en distintas posiciones, probar mezclas de colores, combinar fondos húmedos con dibujos secos ¡y todo lo que se te ocurra!

No te olvides de la goma de borrar

Con esta técnica, también puedes usar una goma de borrar para rectificar los trazos que no te lleguen a gustar demasiado o corregir algún error. Ten cuidado, porque la goma, al ser de plástico blanco, se ennegrece enseguida y puedes manchar el papel. Para que no te pase esto y eches a perder todo el dibujo, puedes limpiarla simplemente frotándola sobre otro papel para quitarle las partes negras.

Utilizar un visor de encuadre

Esta herramienta no solo es muy útil para los principiantes en dibujo, sino también para pintores más experimentados. Con él podrás visualizar muy fácilmente los elementos principales de una escena y ayudarte de una cuadrícula para trasladarlos a tu obra. Así podrás captar lo importante con detalle.

Reutilizar el soporte

Si quieres realizar trabajos experimentales o simplemente quieres ahorrar en tu material de dibujo, puedes volver a utilizar el soporte de dibujos que tengas sin acabar o que no te convenza cómo está quedando. Para ello, debes lijarlo y borrar lo máximo posible para después volver a pintar sobre él.

Tomar clases de pintura con la técnica del pastel

Cada persona aprende a pintar de manera diferente. Clases privadas, clases semanales, clases en casa, talleres de arte, no hay formas buenas o malas de aprender a pintar con pasteles.

Es importante que esta forma de aprendizaje esté en línea con lo que quieres, con tu horario y con tu estado de ánimo. No es necesario forzarte a dibujar o pintar si no quieres.

La práctica artística debe, ante todo, seguir siendo una pasión y un pasatiempo, aunque algunos decidan convertirlo en su trabajo.

Clases de pintura con pasteles.
Los pasteles contribuyen al desarrollo de la creatividad.

Si tu deseo es tomar clases para aprender a pintar con pasteles, puedes recurrir a escuelas de arte, asociaciones, talleres de arte o profesores particulares de pintura.

Puede tratarse de un curso especializado en pasteles, un curso intensivo o un curso general sobre técnicas de dibujo y pintura (lápiz de grafito, pasteles, tinta china, carboncillo, tiza negra, acrílico, acuarela, etc.).

Estos cursos también son una oportunidad para descubrir métodos para crear un bodegón, un retrato, un diario de viaje, un cuerpo humano, un modelo vivo en movimiento, un paisaje, etc.

¡También puedes disfrutar de la presencia de otros estudiantes para pedirles consejos para progresar y convertirte en un verdadero pintor!

Borrador, lápices de colores, marcadores, bocetos, pinceles, pintura, aerosoles, marcos, papel de acuarela, plantilla, imprimaciones, pasteles... Estas palabras ya no guardarán ningún secreto para ti.

¿Te apetece descubrir también en qué consiste un curso de dibujo a lapiz?

¿Necesitas un profesor de Dibujo?

¿Te gustó este artículo?

4,25/5, 8 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».