«¿Por qué filosofar cuando podemos cantar?» - Georges Brassens (1921-1981)

Los trastornos de la voz (afonía, ronquera, tos, dolor de garganta, irritación o inflamación de la laringe, faringitis, etc.) son la pesadilla de cualquier cantante.

Cada vez hay más artistas y cantantes que dedican su vida a la música, pero también es verdad que ganan cada vez menos dinero por su pasión. Al ser más numerosos, los artistas encadenan contratos de forma intermitente, lo que hace precaria su profesión.

Cuando se es cantante, cuidar las cuerdas vocales es muy importante: los otorrinolaringólogos y foniatras están ahí para evitar la pérdida de voz. Aquí tienes lo esencial que hay que saber sobre el foniatra y su utilidad en el canto.

Descubre con nosotros cómo cuidar tu voz.

Agustín
Agustín
Profe de Canto
5.00 5.00 (20) 20€/h
¡1a clase gratis!
Luis
Luis
Profe de Canto
5.00 5.00 (25) 25€/h
¡1a clase gratis!
Virginia
Virginia
Profe de Canto
4.89 4.89 (19) 25€/h
¡1a clase gratis!
Pilar
Pilar
Profe de Canto
5.00 5.00 (13) 30€/h
¡1a clase gratis!
Lupe
Lupe
Profe de Canto
4.92 4.92 (12) 25€/h
¡1a clase gratis!
Pilar
Pilar
Profe de Canto
4.89 4.89 (19) 30€/h
¡1a clase gratis!
Lluís
Lluís
Profe de Canto
4.96 4.96 (45) 40€/h
¡1a clase gratis!
Santiago
Santiago
Profe de Canto
4.78 4.78 (9) 25€/h
¡1a clase gratis!

¿Qué es un foniatra?

Un foniatra, ¿dices?

¿Qué es un foniatra?
Para rehabilitar la voz de mis pacientes, ¡tengo que observar sus cuerdas vocales!

Un foniatra es un médico especialista que trata los trastornos del habla, el lenguaje, la comunicación, el desarrollo y el movimiento. Como profesional de las patologías de la comunicación, se ocupa de los problemas de la voz, el habla, el lenguaje, la audición y la deglución.

Su título de médico le otorga las competencias necesarias para examinar a los pacientes, hacer diagnósticos, proponer tratamientos adaptados, como la rehabilitación vocal, y evaluar la efectividad del tratamiento propuesto.

Se diferencia de los logopedas en que estos últimos son profesionales que simplemente se han formado a nivel universitario, mientras que el foniatra es un médico que puede ejercer sin prescripción médica, solicitar exámenes complementarios e interpretarlos, emitir recetas y certificados médicos.

A menudo, el foniatra es un especialista que se especializa en otorrinolaringología, por lo que su calificación de otorrinolaringólogo le da la capacidad de tratar trastornos de la nariz, la garganta, los oídos, la cabeza y el cuello.

Por lo tanto, puede realizar intervenciones quirúrgicas, en particular para realizar una operación en las cuerdas vocales de su paciente. Como otorrinolaringólogo, es especialista en el estudio de la laringe y el funcionamiento de las cuerdas vocales.

El foniatra interviene en muchos síntomas:

  • Fatiga vocal;
  • Alergias;
  • Afonía y disfonía;
  • Ronquera de más de una semana;
  • Trastornos vocales;
  • Pérdida de la voz;
  • Dolor de garganta, cáncer de garganta, cáncer de laringe;
  • Alteración de las cuerdas vocales;
  • Tos crónica y voz ronca.

Dependiendo del grado de gravedad, puede prescribir sesiones de logopedia y recetar antibióticos, medicamentos antiinflamatorios y corticosteroides o tratamientos con cortisona.

Si la patología es benigna, puede aconsejar sobre la automedicación, incluido el cuidado homeopático o los productos naturales (caramelos, eucalipto, zumo de limón, infusiones, inhalación con aceite esencial, etc.).

Lee también nuestro artículo sobre los riesgos que hay para la voz.

¿Cuándo consultar a un foniatra?

Las personas que sufren de sobreesfuerzo vocal, problemas respiratorios y que, entre otras causas, usan sus voces en exceso, deben tener interés en consultar a un foniatra.

Cuándo consultar a un foniatra
«Después de un concierto, me quedo ronco; ¿tengo que ir al médico?»

Por ejemplo, es responsabilidad de un profesor de canto alentar a sus alumnos a consultar a este especialista, aunque solo sea para conocer el estado de sus cuerdas vocales.

No solemos pensar en ello, pero podemos sufrir una inflamación de las membranas mucosas o tener dolor de garganta recurrente sin imaginar que se puede resolver mediante sesiones de rehabilitación de la voz.

Muchas dolencias pueden alterar la fonación, por lo que un diagnóstico te ayudará a cantar mejor. Los problemas de salud no siempre se resuelven solos.

Entonces, ¿quién debería consultar a un foniatra? Pues cantantes, actores, maestros, profesores y cualquier persona que use su voz intensamente en el ejercicio de su actividad profesional. Estos profesionales ponen a prueba su voz, por lo que ver el estado de sus cuerdas vocales mediante una fibroscopia puede ayudar a explicar algunos problemas que no habían identificado previamente.

Por lo tanto, debemos consultar a un foniatra en los siguientes casos:

  • Fatiga vocal,
  • Pérdida de voz,
  • Dificultad para levantar la voz,
  • Dificultad para escalar en los agudos,
  • Dolor laríngeo o laringitis crónica.
  • Sensación de hinchazón en la garganta,
  • Hormigueo incómodo,
  • Ronquera,
  • Inflamación de la garganta o irritación de la garganta,
  • Alteración del timbre de voz.

Los fumadores, sobre todo si cantan, también deben tener interés en ver a un foniatra, ya que este les puede ayudar a dejar de fumar y recordarles los riesgos de fumar en el sistema respiratorio y la garganta.

Cualquier persona que sufra de afonía prolongada, durante al menos una semana o repetidamente, debe ir a ver un foniatra.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre 10 consejos para cuidar tu voz.

¿Qué síntomas requieren un tratamiento de foniatría?

En lo que respecta a las enfermedades de la garganta y la laringe o cualquier trastorno que obstruya los pulmones hacia la boca para cantar, hay una gran cantidad de síntomas que requieren un diagnóstico según el caso.

Síntomas para ir a un foniatra
A veces, las dolencias son mucho más serias que una simple ronquera...

Ya hemos dicho que, cuando la ronquera dura más de 7 días, es necesario consultar a un otorrinolaringólogo. La laringoscopia le permite al médico observar las cuerdas vocales del paciente, gracias una fuente de luz e introduciendo un laringoscopio en la parte posterior de la garganta.

Los mejores remedios para la posible disfonía son dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol. El paciente también puede reposar la voz.

Pero, ¿qué hacer cuando trabajas con tu voz, como es el caso de los cantantes y los profesores de canto? Aquí tienes algunos trucos revelados por los médicos:

  • Hacer ejercicios de respiración abdominal para controlar el estrés.
  • Humidificar el aire (con un humidificador) de tu casa para evitar que se seque la garganta.
  • No gritar.

Estos consejos se aplican en caso de sobreesfuerzo vocal, pero ¿qué hacer cuando se diagnostica una patología mucho más grave? Por ejemplo, un tumor benigno de las cuerdas vocales (nódulos, pólipos, granuloma), que conduce a la disfonía.

Los nódulos de las cuerdas vocales se tratan mediante rehabilitación logopeda, a veces suficiente para eliminar la lesión. En este caso, el foniatra también puede realizar la eliminación de los nódulos mediante microcirugía.

Otros pueden sufrir parálisis vocal. La rehabilitación en foniatría se puede utilizar para corregir la voz, inhalar y aumentar la eficacia de la tos (cuya función es proteger las vías respiratorias cuando se inhalan gases irritantes).

¿Quieres saber también cómo rehabilitar tu voz?

Consulta en el foniatra: ¿cómo funciona?

Para encontrar la causa del problema de su paciente, el foniatra utilizará una serie de herramientas y su mejor recurso, el oído, para estar atento a las dolencias de su paciente.

Cómo funciona una consulta con el foniatra
¿Un bisturí? ¿Pero estoy en buenas manos con un otorrinolaringólogo?

Las herramientas del foniatra

Entre su gama de instrumentos especializados, el foniatra utiliza:

  • El laringoscopio,
  • El endoscopio,
    • El nasofibroscopio flexible,
    • El epifaringoscopio,
  • Un ordenador.

El laringoscopio es un tipo de espejo inclinado que permite observar el fondo de la garganta a simple vista.

El endoscopio es una cámara que sirve para grabar el interior del cuerpo humano, incluida la garganta y la laringe.

El nasofibroscopio flexible es un hilo que el profesional empuja hacia la nariz y desciende hasta la laringe: ¡sensaciones desagradables garantizadas!

El epifaringoscopio graba, desde la boca, los movimientos de las cuerdas vocales.

La consulta del foniatra

Luego, el médico establece su diagnóstico mediante el examen clínico y visual de las cuerdas vocales y evalúa sus vibraciones. Una consulta es suficiente para recibir un diagnóstico.

Si necesitas, como cantante, rehabilitar tu voz, practicar ejercicios de respiración, relajación o postura para actuar sobre la voz cantada, sin duda tendrás que ir a un foniatra para tener un primer diagnóstico y luego recibir sesiones de rehabilitación vocal con un logopeda.

Ten en cuenta que, sin ir a ver a un foniatra, puedes pedirle consejo a tu profesor de canto, ya que hoy en día los profesores de canto conocen la anatomía de la laringe y la garganta. 

Para mejorar la técnica vocal de sus alumnos, deben saber qué grupos musculares se usan para cantar (el vientre y los abdominales, por ejemplo, promueven la respiración y el canto). Según la Dra. Elizabeth Fresnel (foniatra), los profesores de canto son, a este respecto, un poco logopedas.

Pregunta a nuestros profesores de canto de Superprof si pueden ayudarte con la rehabilitación vocal: además de aprender a cantar, ¡matarás dos pájaros de un tiro!

¿Necesitas un profesor de Canto?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 1 votes
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.